Cómo Cuidar de Cachorros y Nuevos Perros en Casa: Una Guía Completa

El perro es el mejor amigo del hombre, durante años han acompañado nuestros pasos siendo fieles y, a decir verdad, ¿quién puede resistirse a esos adorables ojos, patitas y narices frías?

Para quienes aman a los animales, cuidar de un nuevo perro o cachorro en casa no será ningún problema, pero, esto puede ser confuso cuando sois primerizos y no tenéis ni idea de lo más básico al momento de recibir a vuestro canino, desde qué golosinas podéis darles, hasta cuál camita es la mejor, todo tiene una respuesta y os las daremos en esta guía.

 

Buscando al nuevo perro de manos del criador

Sea porque habéis comprado o adoptado un nuevo compañero peludo, al momento de recogerlo es necesario que sigáis ciertos pasos para garantizar su comodidad, seguridad y un traslado adecuado, después de todo este será vuestro primer encuentro, así que debéis tratar de hacerlo amigable para ambos.

Aseguraos de contar con un buen kennel, un arnés y una correa extensible, de ser posible es conveniente haber elegido el nombre del perro y contar con una placa con su nombre, además de un número de contacto.

 

Si se trata de un viaje largo

Digamos que debéis viajar algunas horas para encontraros con el cachorro o nuevo perro, en este caso será mejor ir lo suficientemente preparados, es decir, debéis contar con la comida apropiada para su edad, un recogedor de heces por si debéis hacer algunas paradas en el camino y una fuente para mascotas donde podáis darle agua al can.

 

Para evitar nervios en el perro

Evitad los ruidos fuertes, al igual que el contacto con demasiadas personas, debéis mantener al perrito en un lugar con buena ventilación, siempre tenerle agua a disposición y un lugar donde se pueda sentir cómodo, en el que podéis hacer uso de diferentes juguetes o mantas. No olvidéis hacer paradas frecuentes durante el viaje.

 

Qué productos serán necesarios para tu nuevo perro

Llevar un nuevo perro a casa también implica la compra de diferentes productos totalmente fundamentales para su cuidado, donde lo primero será definir la edad del perro y las necesidades en base a esta.

 

Para cachorros

Si se trata de un cachorro con pocos meses de edad, necesitaréis de una comida apropiada, de cuencos para el agua y comida, preferiblemente de acero inoxidable ya que es el material con menor tendencia a crear bacterias, las camas para mascotas son una necesidad, ya que es donde el perro dormirá y se sentirá seguro.

No olvidéis champús, juguetes interactivos, un buen paseador, un cepillo que vaya acorde a su tipo de pelaje y por supuesto su placa identificadora.

 

Para perros grandes

Si por otro lado llevaréis a casa a un perro adulto, los cuidados no cambiarán demasiado en relación a un cachorro, solo debéis elegir productos que vayan con la edad del canino, esto incluye la comida, las correas, los productos de limpieza, cortaúñas, juguetes como pelotas y huesos, su cama o una casa, dependiendo de vuestros gustos para vuestra nueva mascota.




Encontrar un buen veterinario

La salud de vuestro nuevo perro es algo primordial y una de las primeras cosas que debéis hacer, incluso antes de llevarlo a casa, es conseguir un veterinario cerca de vuestro hogar, al que podáis llevarlo no solo para aplicar sus vacunas de rutina y por cortes de pelo, también en el caso de cualquier emergencia.

 

Aprovechar al máximo su primera visita al veterinario

Llega el momento de vuestra primera visita al vet, este es el momento perfecto de preguntar cuál es la comida más recomendada, cuál es la porción que debéis darle, cómo podéis educarlo de la mejor manera y aseguraos de aplicar sus primeras vacunas, además de planificar la fecha de las próximas.

Es buena idea el consultar por síntomas de enfermedades para conocerlos en caso de que sucedan.

 

Comprar comida de calidad

Si se trata de un cachorro debéis saber que estos requieren de proteínas, vitaminas y minerales esenciales para su crecimiento que encontraréis en comidas especialmente diseñadas para ellos, estas contienen mayores niveles de nutrientes y de grasas, ya que están destinadas a hacerlos crecer.

Dependiendo de la edad del perro tendréis que alimentarlo varias veces al día, por ejemplo, si se trata de un cachorro de tres a seis meses, deberá tener tres comidas.

 

Para perros mayores y con sobrepeso

Si habéis adoptado a un perro mayor o con problemas de peso, también es necesario conseguir un alimento que sea apropiado. Encontraréis opciones con menor contenido de grasas que ayudarán a mantener a vuestra mascota muy saludable. Un comedor automático puede ser una gran opción para perros más grandes.




La obediencia es fundamental

Los primeros meses de vida de un cachorro son fundamentales en su adiestramiento, ya que es el mejor momento para enseñarle las normas más básicas y que se convierta en un perrito bien educado.

Los comandos en el aprendizaje son una parte clave, debéis hacer uso de palabras cortas que indiquen ordenes fáciles, como sentarse, acostarse, ladrar y echarse, con esto, además de tener un perro obediente, impresionaréis a todo el que lo conozca.

Podéis hacer uso de una alfombra educadora o de soportes de almohadillas para entrenamiento para que el aprendizaje sea más sencillo.

 

Ser sociable

Desde muy pequeños debéis acostumbrar a vuestros cachorros a estar cerca de otros perros, esto, junto al adiestramiento correcto, harán que el nuevo integrante se adapte mejor a cualquier entorno y sea amigable con otras personas y mascotas.

Es importante que el perrito no entre en contacto con otros perros durante las primeras semanas e incluso mes de vida, o hasta que tenga todas sus vacunas, de esta forma podréis prevenir la aparición de enfermedades y el contagio de diferentes parásitos como garrapatas o pulgas.

 

Cuidados de salud del perro

Debéis darle a vuestra mascota ciertos cuidados para mantener en ella una buena salud, entre lo que se encuentra:

 

Vacunación

La vacunación es el primer paso que debéis seguir para cuidar la salud del perro, sus primeras vacunas tienen lugar entre la semana seis y la semana ocho de vida, teniendo que agregar otra a la lista cuando cumpla las 10 semanas.

No olvidéis que estas vacunas deben aplicarse de por vida de forma anual.

 

Esterilización

Este es un tema un poco controversial, ya que hay quienes no consideran necesario el castrar o esterilizar a un animal, pero realmente esto lleva consigo un montón de beneficios, empezando porque evitaréis la llegada de cachorros indeseados, reducen el instinto de pelear con otros perros y también las probabilidades de padecer diferentes tipos de cáncer.

 

Cuidado dental

Los perros requieren de cuidado dental, mucho de este es proporcionado por los mismos alimentos, pero también debéis agregar un buen cepillo de dientes a la lista de cosas necesarias para el perro y planificar visitas frecuentes al veterinario para evaluar su salud bucal.

El consumo de masticables dentales puede ayudar a mejorar y fortificar la salud de los dientes de cachorros y perros adultos.

 

Gusano del corazón

La enfermedad del gusano del corazón o dirofilariasis, es un problema bastante serio que puede prevenirse desde temprana edad del cachorro, esta es una bacteria que aloja gusanos en la zona del corazón y se alimentan de sangre, pudiendo se transmitidos por las picaduras de mosquitos.

Para evitarlo podéis hacer uso de diferentes productos, al igual que de vacunas anuales en el perro.

 

Control de plagas

Al tener un perro os daréis cuenta que estos están expuestos a diferentes plagas como pulgas y garrapatas, para impedir su aparición debéis tener prevención, desde fumigar vuestro entorno y casa, hasta hacer uso de productos para la higiene de la mascota que lo protejan contra estos parásitos.

 

Desparasitación

El cuidado contra los parásitos es vital durante los primeros meses de vida del cachorro, teniendo que hacerlo cada dos semanas en las primeras 12 semanas del perro, luego pasará a ser mensual cada seis meses y luego cada tres meses de forma rutinaria por el resto de su vida.

Es importante que no os descuidéis en la desparasitación del perro, ya que podréis evitaros enfermedades que pueden ser bastante perjudiciales para su salud.

 

Cuidado del pelaje

El pelaje del perro es una parte importante dentro del cuidado de su salud, es importante que lo cepilléis con frecuencia, sobre todo si es un perro cuyo pelo tiende a caerse y mudarlo con frecuencia, un ejemplo de estas razas son los Golden Retrievers y los Husky Siberiano.

Si es un perro al que podéis hacerle grooming o mantenimiento en casa, es una buena idea comprar un cortapelos que se adapte al pelaje de la mascota, sea rizado o liso.

 

Orejas

Las orejas siempre deben ser revisadas, si os encontráis con olores extraños, secreciones, irritaciones o un color que no es normal, lo mejor es llevar al perro al veterinario.

 

Medicación

Al igual que los humanos, los perros no deben tomar medicinas que no hayan sido recetadas por un profesional, ya que podrían terminar afectando su salud.




Los dolores de cabeza de criar a un cachorro

Tener un nuevo cachorro en casa puede ser muy divertido, pero también debéis considerar que antes de adiestrarlo y enseñarle comandos básicos, tendréis un perrito bastante revoltoso que solo querrá jugar y morder todo a su paso.

Es importante que el perro tenga suficiente actividad física, de esta manera impediréis que pueda terminar destruyendo desde zapatos hasta muebles.

Sea un cachorro o un perrito mayor que habéis adoptado, recordad darle la atención, cuidado y amor necesario para que puedan estar siempre felices y sanos.