Las 6 Mejores Vaporeras Eléctricas para Preparar Deliciosos Platos Saludables




Incorporar a tu vida hábitos saludables de alimentación implica generalmente una serie de cambios en la forma como preparas tu comida. Un paso sería eliminar las grasas y frituras y, para ello, nada mejor que la comida al vapor, en ese caso contar con la mejor vaporera eléctrica puede ser la solución.

Cocinar con vapor de agua es extremadamente sencillo, y lo mejor es que mejora tu salud, mantiene las propiedades de los alimentos y te ayuda a llevar una mejor alimentación.

Estos aparatos son muy útiles en la cocina para preparar diversos platos y vienen de diversos tipos: los hay de bambú, de vidrio, plástico y otros materiales.

Las vaporeras están dotadas de una serie de características que facilitan tu vida y tu estadía en la cocina; de cada una de ellas depende el precio del dispositivo, pero es una inversión que vale la pena.

Al momento de comprar debes considerar las cualidades que realmente esperas que tenga tu vaporera y elegir en consecuencia, debes hacer comparativas entre los modelos disponibles y seleccionar según tu presupuesto y conveniencia.

 

¿Cuál es la mejor vaporera eléctrica?

Nosotros revisamos la oferta disponible, hicimos un test de cualidades y elaboramos esta pequeña guía que seguramente te resultará de utilidad al momento de elegir tu vaporera. Aquí te dejamos las que, consideramos, son las 6 mejores:

 

1. Russell Hobbs 19270-56

Triple recipiente con temporizador

Elaborada con base de acero inoxidable cepillado esta vaporera tiene entradas de agua laterales para ir agregando agua mientras cocinas.

Se trata de un producto liviano, compacto, robusto, hecho de materiales resistentes que funciona con potencia de 800 vatios, capaz de cocinar grandes platos en poco tiempo.

Viene con tres recipientes apilables con capacidad para 9 litros, tiene bandeja para recoger el agua sobrante y temporizador de 60 minutos con desconexión automática para evitar que se te cocinen demasiado los alimentos.

Tiene precio bajo y está disponible en negro con tonos metálicos. Quienes ya la tienen afirman que es una verdadera aliada para las comidas sanas.

 

2. Sistema de cocción al vapor Tefal VS 4003

Mantiene caliente al final de la cocción     

Diseñada con una elegante estructura, la vaporera del fabricante Tefal te ofrece la posibilidad de cocinar tres platos simultáneamente sin mezclar olores ni sabores.

El aparato está dotado con un temporizador de 60 minutos y, en su pantalla LCD, puedes colocar la función Vitamin que cocina más rápido, conserva las vitaminas y ayuda a preservar la humedad de los alimentos.

Viene con lujosos accesorios, entre ellos bandeja para salsas, cuatro vasos de cristal para porciones individuales y un libro de recetas. Tiene capacidad para 9 litros y trabaja con potencia de 1800 vatios, este modelo capaz de conservar el calor de los alimentos.

Su precio es el más elevado de nuestra selección, pero la buena calidad del producto bien vale el esfuerzo. Si el dinero no es problema para ti, esta puede ser tu opción.

 

3. Philips HD9140/91

Elegante y functional

La vaporera del fabricante Philips trae temporizador de apagado automático y sistema de desconexión de seguridad para que deje de funcionar en un tiempo específico si no se apaga manualmente. Trabaja con potencia de 900 vatios

Está dotada con un sencillo panel de control muy fácil de usar desde el que puedes monitorear las funciones casi de manera automática.

Viene con una sopera de plástico para preparar salsas, arroz y hasta legumbres al vapor. Con sus tres niveles de cocción, es prácticamente multiuso.

No es barata, pero en opinión de quienes ya la tienen es un producto con una excelente relación de calidad si se tiene en cuenta el costo que tiene.

 

4. Bomann DG 2286 CB

Está protegida contra sobrecalentamiento

Bomann pone a tu disposición este aparato con temporizador digital programable, pantalla LCD retroiluminada y función de protección contra sobre calentamiento.

Viene con tres recipientes para cocinar y otro más para cocer el arroz, es compacta, fácil de limpiar y tiene incorporadas dos tapaderas: una intermedia y otra superior.

Tiene recipiente para recoger los jugos, indicador de agua y depósitos laterales que permiten añadir más agua durante la cocción. Trabaja con 700 vatios de potencia.

Es asequible y versátil y la consigues en un sobrio color negro con tonos metalizados. Sus usuarios insisten en que es un gran producto, como suele ocurrir con esta marca.

 

5. Jata CV200

Tiene indicador luminoso

El pequeño dispositivo de Jata es un horno de vapor con temporizador que tiene función de desconexión automática, soportes de rejilla y una potencia de 400 vatios.

Tiene un indicador luminoso que te avisa el transcurso del tiempo adecuado para la cocción y está fabricado con capacidad para 3.5 litros.

Es un dispositivo ligero, robusto, sencillo, fácil de usar y de limpiar que conserva las propiedades y vitaminas a la par que mantiene el sabor de los alimentos.

Es económico y está disponible en color blanco. Viene con una tapa transparente y un recipiente para arroz o salsas.

 

6. Aigostar Fitfoodie 30CFO

Potente y ecológica

El modelo 30CFO de vaporera perteneciente al fabricante Aigostar es el menos costoso de nuestra selección y tiene aperturas laterales para colocar más agua mientras cocina.

Viene con diferentes niveles para cocinar varios alimentos a la vez, proporciona calentamiento uniforme y trabaja con temporizador.

Es liviano, fácil de usar y lavar y trabaja con potencia de 800 vatios que vaporiza la comida en pocos minutos proporcionándote un método más saludable al cocinar.

Está elaborada en plástico de alta calidad, es ecológica, libre de BPA y respetuosa con el medio ambiente. La consigues en color blanco.




¿Por qué alimentos al vapor?

Cocinar al vapor no sólo es delicioso y nutritivo, sino que, además, es muy sencillo si tienes a mano la herramienta adecuada, es decir, una vaporera. Cocinar al vapor es un método suave que mantiene el sabor y la humedad natural de tus alimentos. Es también una manera increíble de cocinar cuando estás tratando de no añadir grasa extra a tu comida, simplemente porque si estás cocinando al vapor no hay necesidad de aceites o mantequilla.

Algunos estudios revelan que la ebullición de los alimentos es capaz de eliminar hasta el 15% de sus nutrientes, mientras que con la cocción al vapor éstos se mantienen y, además, las verduras adquieren firmeza y textura.

 

Beneficios clave de la cocción al vapor

Cocer al vapor te reporta una serie de beneficios que redundan en una mejor salud. Como punto principal podemos reiterar que conserva los nutrientes manteniendo las vitaminas en los alimentos, de los cuales también conserva intacta la textura. Otra ventaja es que es ideal para jarabes y purés de gran calidad y, finalmente si colocas especias en el agua dará a tus alimentos todo el aroma y el sabor que poseen. Lo mejor de todo esto es que ahorras energía porque las vaporeras modernas vienen por niveles y cocinas todo de una sola vez y en el mismo aparato.

 

Tipos de Vaporeras

Con el paso de los años los fabricantes se han diversificado en la creación de vaporeras para que prepares tus alimentos, entre las más populares están:

  • Cestas de Vapor: Esta es, tal vez, la menos sofisticada. Generalmente es una cesta de acero inoxidable donde colocas los alimentos y, abajo, tiene un recipiente separado de la cesta donde se hierve agua, la cesta se tapa y los alimentos se vaporizan. Requiere vigilancia para que no exceda en cocción.
  • De bambú: Es la forma de cocción al vapor tradicional de Asia. Las vaporeras de bambú suelen estar en niveles para acomodar al vapor más de un plato al mismo tiempo. Funciona parecido a una cesta de vapor y utiliza poca agua.
  • Eléctricas: Son las más novedosas y prácticamente hacen solas todo el trabajo. Colocas los alimentos en los niveles, llenas de agua el depósito según la cantidad requerida, conectas y el vapor hace su trabajo.
  • De Microondas: Como todo lo de microondas funciona rápidamente y están hechos de plástico. Parecen una cacerola, se regula fácilmente su sincronización y vienen con su tapa para vaporizar.




Limpieza de lavaporera de alimentos

El principal secreto de que una vaporera te dure por años es que la limpies correctamente después de cada uso. Te recomendamos estos pasos:

  • Vacía el vapor y deja que se enfríe completamente de forma natural.
  • Retira las bandejas y empápalas en agua tibia con jabón durante al menos 30 minutos.
  • Después de empapadas, utiliza una esponja no abrasiva para fregar las bandejas y para quitar cualquier resto de partículas del alimento.
  • Si tus bandejas son adecuadas para lavavajillas es aconsejable que las metas también al ciclo de limpieza y te asegures de que están impecables y desinfectados.
  • Mientras que tus bandejas se están remojando o en el lava vajillas, utilizar una esponja húmeda no abrasiva para limpiar suavemente abajo de la base de la vaporera.
  • Si utilizas agua de pozo, usa una mezcla de vinagre y agua ambos a media medida para limpiar el elemento de calefacción del vapor al menos una vez al mes. Al llenar la unidad con esta mezcla y ejecutarlo durante veinte minutos, puedes eliminar y evitar la acumulación de partículas en el elemento de calefacción. Sólo asegúrate de limpiar el depósito con agua pura después.

 

Consejos para una efectiva preparación al vapor

Todo lo que tienes que hacer es poner tus ingredientes crudos, llenar el depósito de agua y encender el aparato. Pero si quieres sacar el máximo provecho de su vaporizador eléctrico, hay una serie prácticas que debes seguir.

  • Al cocinar carnes, asegúrate de usar cortes magros o quitar los excesos de grasa antes del vapor.
  • Asegúrate de que tu vaporera está bien sellada para que no escape vapor.
  • Utiliza sólo frutas y verduras de alta calidad. Ya que los alimentos conservan su estructura, usando ingredientes dañados o envejecidos les hará retener (o incluso acentuar) sus imperfecciones.
  • Si estás tratando de preparar varios elementos juntos, asegúrate de que cada uno de ellos no estará más del tiempo indicado.
  • Con la comida que colocas justo encima del depósito de agua, asegúrate de ponerlo por encima de la línea de agua para evitar la ebullición en lugar del vapor.
  • Cuando utilices un vaporizador de varias bandejas, asegúrate de disponer el alimento para que el vapor pueda fluir correctamente entre los insumos ya través de los diferentes niveles de la unidad.
  • Siempre coloca las carnes y otros alimentos “jugosos” en la bandeja inferior. Esto evitará que goteen en tus otros platos.
  • Durante la preparación de la comida, los artículos que tienen los tiempos de vapor más cortos deben colocarse en la bandeja superior.




Consideraciones al comprar una vaporera

A la hora de comprar una vaporera es útil que tengas en cuenta una serie de factores que te serán de utilidad para hacer la elección adecuada.

  • Frecuencia: Si planeas cocinar verduras diariamente, entonces definitivamente debes encontrar una vaporera de calidad que pueda soportar el tiempo y el uso. Invertir en una máquina que se construye a partir de los materiales más duraderos es una buena opción. Si vaporizarás sólo en raras ocasiones, entonces puedes ir por una opción menos costosa, como una canasta simple. Sin embargo, un vapor eléctrico o de microondas te libera hasta tener más espacio de la estufa.
  • Tamaño: Si estás comprando una cesta de vapor simple, encontrarás que éstas están diseñadas para expandirse y adaptarse a varios tamaños de olla. Las de bambú, por otro lado, vienen en tamaños diferentes y tienen múltiples niveles que les permite vaporizar más de un tipo de comida a la vez. Los vapores eléctricos y de microondas son de tamaño fijo y tienden a ocupar el mayor espacio de almacenamiento.
  • Almacenamiento: Si tienes un espacio de almacenamiento limitado probablemente quieras ir con una canasta plegable de vapor. También hay algunas vaporeras eléctricas que se desarman de varias maneras, por lo que son fáciles de almacenar.
  • Tipo de material: Cualquier cesta de vapor que está destinado a encajar en una olla de cocción es de acero inoxidable o de bambú. Estos son materiales increíblemente duraderos que han demostrado ser eficaces. La diferencia principal entre estos dos materiales es que una cesta de bambú comenzará a cambiar de color con el tiempo, mientras que una de acero inoxidable parecerá ser la misma. Las vaporeras de la microonda se hacen siempre de plástico, y las eléctricas se hacen en una gran variedad de materiales, comúnmente con las inserciones plásticas.
  • Proceso de vapor: Considera el tipo de proceso de vapor que más te interesa. Por ejemplo, los tiempos de cocción y las cantidades de agua serán diferentes según el tamaño, la cantidad y el tipo de alimento que vayas a cocinar y el método que estás usando para cocinarlos. Los horarios varían dependiendo de si estás usando una vaporera eléctrica o de cesta, y darte cuenta de cuál es el mejor método para ti depende de cuánto tiempo puedes dedicar a preparar tus alimentos.
  • Actuación: Una buena vaporera debe ser capaz de vaporizar de manera óptima los alimentos. Sabemos que algunas cocinan mejor unos alimentos que otros, pero, en definitiva, un buen producto debe hacer el mejor trabajo posible en todos. Hay alimentos que son más difíciles de cocer bien al vapor que otros, aunque parezca contradictorio el pollo es uno de ellos. Las vaporeras deben ser capaces, como mínimo, de cocinar arroz, carnes y verduras con buenos resultados. Otra cualidad que no falta en una buena vaporera es que los sabores no se mezclan y cada plato sabe a lo que es, con todo y condimentos.

El tiempo de cocción es otro punto de interés en el desempeño de una vaporera, dependiendo del tamaño, los alimentos, según sus características, se pueden cocer en no menos de 20 minutos, aquí juega un rol fundamental la potencia ya que dependiendo de ésta se calienta más o menos rápido el dispositivo.

  • Mantenimiento: La limpieza de una vaporera podría ser tan fácil como poner las piezas en un lavavajillas, salvo la base debido a sus componentes eléctricos. La base de cada unidad necesita ser limpiada, pero es aconsejable nunca sumergirla en agua, en cambio puedes limpiarla con un paño húmedo o una toalla de papel.