Las 5 Mejores Pistolas De Clavos Para Poder Realizar Cualquier Proyecto A La Perfección

Una buena pistola de clavos puede serviros para todo, desde remodelaciones en el hogar y proyectos pequeños y sencillos, hasta trabajos más pesados y hasta de construcción e industriales. Con la mejor clavadora neumática podréis realizar todos estos trabajos y más de la manera más conveniente, rápida y eficiente posible. Se trata de aparatos rápidos, versátiles, duraderos y útiles para muchos propósitos.

Por si no lo sabíais, los podréis encontrar en varias versiones, con diferentes mecanismos de disparo y fuentes de energía. Así podréis ver pistolas neumáticas, eléctricas, para trabajar con madera, gabinetes, molduras de corona y mucho más. La variedad puede ser abrumadora, pero lo bueno es que nosotros os ayudaremos a conseguir el modelo perfecto para vuestras necesidades y proyectos.




¿Cuál es la mejor pistola de clavos?

Para empezar, os ofrecemos la siguiente lista comparativa con las mejores 5 pistolas de clavos del mercado. En ella podréis encontrar los productos más populares y buscados por los usuarios para que sepáis escoger entre modelos cableados, sin cables, de gran potencia, con ajustes avanzados y mucho más. A su vez, también os mostraremos los precios más convenientes para que ahorréis más.

 

Clavadora Makita DPT351Z

Excelente calidad y poder

Se trata de un modelo de clavadora de pin con batería recargable de 18 voltios de ion de litio y una excelente capacidad de trabajo. Utiliza clavos de 0.6 sin cabeza de hasta 3 cm.

Una de sus grandes ventajas es que es inalámbrica, por lo que podréis sacarla a la calle sin cables ni accesorios aparatosos y además la batería es realmente duradera, con consumo eficiente. También es ligera con un peso de 1.8 kg.

 

Clavadora Coil 3539 Reich

Modelo con bobina y protector

Esta clavadora usa clavos de 45 a 90 mm con diámetro de 2.5 a 3.4 mm y tiene un peso de 3.9 kg, el cual no es el más bajo de nuestra lista, pero tampoco es excesivamente alto. Es un modelo de buena calidad y excelente para madera.

Su cargador puede llevar hasta 330 clavos, viene con ajuste de profundidad y la bobina viene con una inclinación de 16 grados. Es la más costosa de la lista.

 

Clavadora brad de acabado DeWalt DPN1850PP-XJ

El precio más conveniente

La menos costosa de la lista es de tipo brad y usa clavos calibre 18, aunque tiene la ventaja de que no requiere de aceitado para mantenerla en buenas condiciones.

La marca DeWalt se ha encargado de incluir un maletín para proteger el aparato y de dotarlo de selector de profundidad de tres niveles. A su vez, ofrece excelentes acabados, buen rendimiento y un peso de apenas 2.6 kg. Requiere de llave Allen para ajustes.

 

Clavadora neumática de bobina Tacwise HCN83P

Excelente relación precio-valor con gran potencia

Este modelo emplea clavos de cabeza plana, es de tipo neumático y además utiliza bobina para cargar los clavos, los cuales pueden ser de 2.5 a 3.3 mm de diámetro y de un máximo de 83 mm de largo.

Con esta clavadora podréis colocar de 200 a 300 unidades sin tener que recargar, tiene una cómoda empuñadura de goma, un cargador de alta capacidad y además viene con un buen motor y escape ajustable.

 

Clavadora neumática SSKPB08 Salki

Uno de los más asequibles

Llegamos a un muy asequible producto que funciona como pistola de tipo pin 0.8 de 21 a 40 mm o brad 0.8, también de 21 a 44 mm. Tiene un peso de tan solo 2 kg, uno de los mejores de toda nuestra lista.

Se trata de un modelo neumático que además trata muy bien a sus usuarios, ya que viene con la documentación necesaria para pedir las piezas de repuesto necesarias para cualquier reparación o mantenimiento.




Los tipos de pistolas de clavos

Vais a tener que escoger vuestra pistola de clavos dependiendo del trabajo que realizaréis. Existen muchos modelos diferentes que funcionan de distintas maneras y que además manejan clavos de varios calibres, lo cual hace que cada una de estas variantes sea ideal para cierto tipo de trabajo.

Si todavía no sabéis cuál puede ser el tipo de clavadora ideal para el proyecto que tenéis en mente, bien sea para carpintería, decoraciones, remodelaciones o hasta especial para tapetes, os conviene revisar por completo esta sección del artículo.

 

Para marcos

Si vais a realizar trabajos pesados, necesitaréis una pistola de este estilo, ya que tienen un gran poder y además funcionan con clavos de 2.8 mm, que funcionan para cualquier tipo de madera, postes, vigas y más. Así que ya sabéis cuál debe ser vuestra elección si tenéis un trabajo complicado.

A su vez, también os podemos hablar de dos variantes dentro de esta categoría, los que sirven para clavos con cabezales redondeados y los de cabezales cortados. Cabe destacar que los redondeados se han vuelto más utilizados en la construcción.

Os recomendamos este estilo de clavadora para terrazas, agregar habitaciones, hacer la marquetería de las casas, revestimientos de madera, cercas y más.

 

Pistolas tipo “brad”

Estos modelos son un poco más especializados y se utilizan en su mayoría para trabajos de madera bastante delicados.

Usan clavos de alto calibre, entre 18 o 23, los cuales son muy difíciles de colocar sin una buena pistola. Si pensáis llevar a cabo pequeños proyectos como hacer una casa de muñecas, o incluso renovar el hogar o arreglar muebles, entonces este modelo es el indicado.

 

Para acabados

Al igual que la variante anterior, estas pistolas solamente usan clavos de alto calibre, aunque sí son un poco más grandes. En este sentido, nos referimos a clavos de calibre 16 y hasta de 15, que son los dos que puede manejar este tipo de clavadora.

A su vez, es un tipo de herramienta indispensable para poder llevar a cabo proyectos de remodelación del hogar con parquet, por ejemplo, tablas base, o hasta de amoblado o carpintería blanca. Es que tienen la robustez y el tamaño necesarios para manejar grandes piezas de madera, pero de igual manera son clavos que pueden ser escondidos con facilidad al terminar el trabajo.

 

De palma

Son tan compactos y pequeños que caben en la palma de vuestra mano, como su nombre hace referencia. Los modelos más ligeros pueden manejar clavos de 1.5 a 3.5 pulgadas, mientras que los más poderosos manejan de 2 a 6 pulgadas desde la palma de la mano.

Su popularidad ha crecido mucho porque caben en lugares poco convencionales donde es muy difícil llegar con un martillo común y corriente. Por eso son ideales para techos, tiras conectoras de metal y remodelación en general. A su vez, pueden usar clavos convencionales, aunque debes cargarlos uno por vez.

 

De pin

Este es el tipo de clavadora menos usado, que utiliza clavos muy ligeros con cabezales casi imperceptibles o incluso sin ellos. Por esto es que son muy buenos para trabajos delicados donde no queréis que se note la presencia de los clavos.

 

Para pisos

Como podréis inferir, esta variedad se usa para instalar pisos de parquet de manera eficiente y vienen en modo manual o neumático. Con el primer modelo, es necesario que el usuario haga la acción de empujar el clavo de forma manual, mientras que los neumáticos utilizan aire a presión.

No está de más aclararos que las pistolas neumáticas son más populares y que con ellas podréis gozar de mayor fuerza para clavar. Por eso son excelentes hasta para maderas gruesas y duras.

Recordad que son diferentes a las grapadoras para pisos.

 

Para revestimientos

Este tipo de clavadora emplea clavos de 1.25 pulgadas a 2.5, y hasta pueden ser usadas con clavos de aluminio o para revestimientos de aluminio, aunque debéis tener un modelo especialmente diseñado para ello.

Como recomendación general, es mejor utilizarlas para conectar pequeñas piezas de madera o de otros materiales a superficies de madera.

 

Para techos

Si vuestro proyecto involucra la instalación de tejas, entonces este es el tipo de pistola de clavos que necesitaréis. Sin embargo, debéis saber que es un modelo muy especializado, por lo que no lo necesitaréis si vuestros proyectos no tienen que ver con tejas. Son capaces de trabajar con fibra de vidrio y hasta asfalto.

 

Lo que debéis buscar en el mejor modelo

Ya conocéis los diferentes tipos de pistolas de clavos. Ahora os ha llegado la hora de saber qué es lo que hace que cada modelo sea más o menos conveniente dependiendo de sus características, sus funciones y diseño.

Recordad que, a pesar de que escojáis el tipo de pistola que os hace falta para el proyecto que tenéis por delante, no todos los productos son igual de convenientes y eficientes, así que os toca hacer un poco de investigación teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

 

Fuente de energía

La fuente de energía es esencial, ya que de ella dependerá gran parte de la conveniencia del producto dentro del tipo de trabajo que realizaréis.

  • Con combustible: estos modelos vienen sin cables, ya que usan la combustión para clavar. Por esto es que necesitan de cartuchos reemplazables de gas y baterías que le den la chispa necesaria al combustible.

Claramente, son unos de los modelos más poderosos y potentes, por lo que son buenos y hasta necesarios para trabajos pesados. A su vez, tienen excelente movilidad por ser inalámbricos, pero recordad siempre que debéis tener ambos cartuchos llenos para que el producto funcione correctamente.

  • A batería: estos modelos, también sin cables, son geniales y vienen con baterías recargables de litio de 18 o hasta 20 voltios. Incluso existen modelos que vienen con cilindros a presión que generan una fuerza similar a los modelos neumáticos.

Son bastante silenciosos, no necesitan más que un cargador y clavos, son inalámbricos y convenientes para espacios pequeños, aunque pueden no tener la potencia necesaria para trabajos pesados.

  • Neumático: las clavadoras neumáticas usan aire comprimido, así que, como podréis haber inferido, requieren de un compresor de aire. Si bien se trata de uno de los modelos más económicos, también es cierto que debéis considerar el precio del compresor. Sin embargo, es un producto multiusos que luego podréis usar con otras herramientas que tengáis en casa, como limpiadoras de polvo, aspiradoras y más.

A su vez, el mantenimiento de estos modelos es mayor, ya que necesitan aceite, son ruidosos y, aunque necesitan estar conectados al compresor con una manguera, es cierto que si está totalmente cargado no necesitaréis más cables ni nada por el estilo.

Son modelos muy duraderos, poderosos y convenientes.

 

Configuraciones y estilos de carga

  • De alambre: con este tipo de pistola de clavos vais a necesitar de clavos especiales unidos entre sí por una tira de alambre. Estos se enrollan en una especie de cartucho y pueden llevar mayor cantidad de clavos que los modelos de tira. También pueden llegar a sitios a los que aquellos no logran acceder.
  • De tira: se trata de modelos que emplean largas tiras de clavos unidos por papel, platico o hasta cable. Estos se deslizan dentro de un cartucho alargado hasta que se disparan. Lo bueno de estos modelos es que son un poco más fáciles de manejar, puesto que mantienen los clavos bien balanceados.

 

Método de clavado

Cualquier clavadora viene con dos controles básicos: el gatillo y una punta de seguridad de contacto que va sobre la nariz del producto.

Los mecanismos de gatillo varían según un par de aspectos de la pistola, los cuales tienen que ver con el hecho de si se puede mantener el gatillo pulsado para disparar varios clavos a la vez o si es necesario pulsarlo cada vez. También hay que considerar la forma en que se activan los controles.

Con esto en mente, vais a poder encontraros con varias modalidades:

  • Gatillo de contacto: estos modelos lanzan los clavos cuando se aprieta el gatillo y el contacto de seguridad se activa sin un orden específico. Si mantenéis el gatillo pulsado, la pistola disparará clavos siempre y cuando el contacto esté activado.

Si soltáis el gatillo, no pasará nada aunque el contacto se activase.

  • Gatillo secuencial: con este modelo tendréis que activar cada control en un orden determinado para que funcione. Básicamente, tendréis que activar la superficie de contacto antes de pulsar el gatillo. Una vez que lo hagáis, la pistola sólo disparará un clavo. Luego tendréis que soltar el gatillo, despegar el contacto de seguridad y volver a repetir el proceso.

Está de más decir que se trata del mecanismo más seguro de todos.

  • Gatillo de actuación simple: se parece al modelo de contacto, pero en este caso no importa el orden de activación de los controles. La diferencia es que con este mecanismo tendréis que mover el producto para poder disparar más clavos.
  • Gatillo secuencial simple: se parecen mucho a los modelos secuenciales completos, pero solo disparan cuando el contacto de seguridad se activa y luego se aprieta el gatillo. Para disparar otro clavo solo tendréis que reactivar el gatillo, pero el contacto puede mantenerse en el sitio.

 

Eliminar fácilmente los atascos

Como cualquier otra pistola o casi todas las herramientas eléctricas, estas pistolas se pueden trabar, así que os recomendamos comprar un modelo con sistema para eliminar los atascos con facilidad.

Así podréis tener vuestra pistola bien cuidada y en buenas condiciones por más tiempo.

 

Ajuste de la profundidad

Con esto podréis decidir la profundidad con que el clavo penetrará la pared o cualquier material que estéis clavando.

Algunos modelos requieren de alguna herramienta para poder ajustar la profundidad, pero os recomendamos que os busquéis un producto cuya profundidad pueda ser ajustada manualmente.

 

Ajuste del tamaño del clavo

Si al leer los apartados anteriores sentíais que tendríais que comprar una pistola para cada uno de vuestros proyectos, no os preocupéis tanto, ya que hay modelos que pueden usar varios tamaños de clavos, lo cual les da mucha versatilidad. Así tendréis un solo modelo que funcione para muchos propósitos diferentes.

 

Funda para transporte

Vais a necesitar un buen maletín si planeáis sacar el producto de vuestra casa, ya que vais a querer proteger vuestra inversión y evitar cualquier golpe o caída accidental que pueda dañarla. También puede ser útil aunque la dejéis en casa, ya que la protegerá del polvo y cualquier otro elemento del ambiente.

 

Protectores reemplazables

Los protectores se colocan en las pistolas para evitar que pedazos de madera o cualquier otro material salten hacia vuestros ojos o cara. Sin embargo, es mejor que sean reemplazables, ya que se pueden dañar con facilidad.

 

Conectores de aire móviles

Esto aplica nada más para las pistolas neumáticas y se utiliza para que la manguera de aire no se enrede. Así tendréis un producto más fácil de mover y llevar a cualquier parte.

 

Escape direccional

Con esta función podréis colocar el escape de vuestra pistola en una dirección que no os afecte ni os resulte incómoda. Para algunos modelos vais a requerir una herramienta para ajustar el escape, mientras que otros son manuales.




DEJA UNA RESPUESTA