Las 6 Mejores Barreras de Seguridad con la que Mantendréis Ilesos y Seguros a Vuestros Niños

Si tenéis bebés podéis quitaros de encima una preocupación y un enorme dolor de cabeza si os lleváis a casa la mejor barrera de seguridad infantil.

Estos accesorios son muy útiles para puertas y escaleras porque, o bien restringen el paso de los niños a un área, lo protegen de lesiones y caídas, o bien lo mantienen en un espacio determinado sin que pueda salirse de ese perímetro.

Para nadie es un secreto que requiere paciencia y energía seguirle el ritmo a un niño pequeño, y si os descuidáis cinco minutos, cualquier cosa puede pasar, más aún si vuestra casa es grande y tenéis áreas donde el niño pueda correr peligro de lastimarse.

Es por esta razón que una barrera de seguridad infantil puede ser vuestro boleto a la tranquilidad, eso sí, antes de comprar debéis evaluar qué es exactamente lo que necesitáis para que podáis llevaros a casa algo de buena calidad, que se adapte a vuestro bolsillo.

Os encontraréis con diversos tipos de barreras, hay unas que son especialmente para viajes, muy plegables. Al escoger necesitáis hacer una comparativa entre los modelos que están en el mercado, evaluar cual tipo os viene mejor, incluso revisar la marca y, después de eso, tomar una decisión sobre lo que es más adecuado para vosotros.




Las mejores barreras de seguridad

¿Cuál es la mejor barrera de seguridad?

Existen, en la oferta comercial una extensa variedad de barreras. Para ayudaros hemos hecho un test con las principales cualidades de las barreras y con ellas elaboramos esta breve lista de sugerencias donde están las que, consideramos, son 6 las mejores:

 

Barrera de puerta enrollable Summer Infant

Con palanca de bloqueo

Summer Infant - Barrera de puerta enrollable
2 Reviews
Summer Infant - Barrera de puerta enrollable
  • Instalación con herramientas
  • Tejido de malla resistente con estampado decorativo
  • Cuenta con palanca de bloqueo fácil y simple (hacia abajo para bloquear y hacia...

La barrera enrollable de seguridad infantil se instala a la pared con el uso de herramientas y es ideal para la cocina o escaleras.

Viene con maya resistente casi invisible y palanca de bloqueo que se opera de manera sencilla para que no hagáis maromas al intentar atravesarla. Es un producto retráctil.

No es barata, pero quienes la tienen aseguran que es sólida y estable.

 

Barrera de seguridad Babyfield

Fácil de instalar

REBAJA
Todeco - Barrera de Seguridad para Bebés, Barrera...
8 Reviews
Todeco - Barrera de Seguridad para Bebés, Barrera...
  • Material: Acero inoxidable * Accesorios: Todos los tornillos están incluidos
  • Función: Separe la cocina y la sala de estar, o evite que su bebé suba las...
  • puerta extensible puede adaptarse a una amplia gama de aberturas * Conveniente...

Este modelo es el menos costoso de nuestra lista, es alta y contiene incluso a niños de más de un año. Es de fácil instalación y tiene sistema de bloqueo con doble protección.

La barrera de metal lacado en blanco se adapta perfectamente a marcos de puertas, pasillos y escaleras. Abre en ambas direcciones y quienes ya la tienen afirman que es sólida y resistente.

 

Barrera de seguridad con cierre Hauck 597125

Doble mecanismo de apertura

REBAJA
Hauck Squeeze Handle - Barrera de seguridad para...
130 Reviews
Hauck Squeeze Handle - Barrera de seguridad para...
  • Se puede abrir en ambos lados
  • Tiene un mecanismo de cierre con doble protección
  • Con extensión disponible por separado

Fabricada en materiales metálicos, la barrera de puerta de Huack se instala a presión y sin tornillos necesarios. Es ideal para puertas y escaleras.

Se trata de un producto asequible, que viene con extensión disponible y cumple con las normas de seguridad para estos aparatos.

Tiene mecanismo de cierre manual y apertura con una mano. Quienes ya la han comprado alaban su robustez y calidad.

 

Rejilla protectora para bebés BabyDan

Universal y multiusos

BabyDan - Configure, Medio 90-146 cm, Negro
22 Reviews
BabyDan - Configure, Medio 90-146 cm, Negro
  • Se adapta a aberturas de 90 - 146 cm
  • Multiusos: para puertas, escaleras, calentadores o chimeneas
  • Todas las secciones se pueden colocar libremente

Con dimensiones que superan los 70 cm y materiales fuertes, esta barrera modulable es apta para que la uséis en escaleras, pasillos, buhardillas, puertas y chimeneas.

Es una barrera pesada, de gran calidad, duradera y viene por secciones. Podéis usarlas juntas o por separado.

No tiene precio bajo, pero en opinión de quienes ya la compraron es firme y segura. Vale la pena el gasto.

 

Barrera de seguridad de madera Munchkin

Sobria y ajustable

REBAJA
Munchkin Extending Wooden Gate - Barrera de...
4 Reviews
Munchkin Extending Wooden Gate - Barrera de...
  • Se ajusta directamente en la pared
  • Se extiende para ajustarse en huecos de entre 63.5 y 106 cm
  • Incline y suba para abrir fácilmente con una sola mano de un adulto

Hecha en madera de abedul, esta valla para proteger a los niños de las escaleras es extensible, tiene sistema de apertura con una sola mano y se ajusta directamente a la pared.

Es un producto económico, viene con cierre flexible pero muy fiable y no está dotada con barra para que paséis por encima, es más segura en caso de que llevéis las manos ocupadas.

 

Dreambaby

Con doble cierre

Dreambaby - Barrera de seguridad para pasillos,...
3 Reviews
Dreambaby - Barrera de seguridad para pasillos,...
  • Montaje a presión. Fácil ajuste de anchura de 97cm - 108cm
  • Adecuado para puertas, pasillos y escaleras
  • Cierre automático, muy sencilla de abrir con una sola mano

Dotada con cierre automático, esta barrera se ajusta con presión, es decir que la podéis colocar sin taladrar o atornillar. Es adecuada para la entrada de la cocina, pasillos y habitaciones. Viene con doble cierre para mayor seguridad y es de montaje muy fácil.

Su precio está acorde a sus cualidades y características, no es una ganga, pero valdrá cada Euro que deis por ella.




Tipos de puertas para bebés

Si echáis un vistazo a la oferta disponible, notaréis que existen dos tipos básicos de barreras de seguridad para bebé: Los que son a presión y los que van atornillados. Aquí os los explicaremos los dos.

 

Montado con tornillos

Como el nombre os lo indica, el bastidor va atornillado dentro de las paredes de vuestra casa. Suelen usarse con regularidad en espacios peligrosos donde los niños corren serios riesgos de caer y lastimarse como es el caso de las escaleras.

 

Montado a presión

Funcionan metiendo los bastidores a presión entre las paredes del sitio que pretendéis cerrar. Es un tipo de cercado más sencillo y es conveniente que lo uséis en esos casos en los que el o los niños no corren riesgo alguno de caídas y lesiones. Puede ser útil entre dos habitaciones, para bloquear la subida de las escaleras y si no queréis a los más pequeños de casa dentro de la cocina.

 

Cosas a tener en cuenta al comprar puertas para bebés

Comprar una barrera de seguridad para vuestros niños no es sólo cosa de buscar algo que bloquee puertas y escaleras. Es necesario, en esos casos, que tengáis en cuenta varios aspectos y que evaluéis cada situación de manera cuidadosa para que vuestra compra sea lo más adecuado.

Debéis recordar que la seguridad de vuestro pequeñín es siempre lo principal y debéis tener el control de todos los posibles riesgos que os afrontéis, es por eso que debéis prestar especial atención a los siguientes aspectos:

 

Diseño de su casa

Antes de hacer vuestra compra, es esencial que evaluéis primero toda vuestra residencia para identificar cuáles son las áreas más susceptibles y de mayor riesgo. En esta revisión  deberéis decidir cuál área bloquearéis y cuál no necesita de esta previsión.

Con este análisis sabréis con mayor certeza cuántas barreras necesitaréis en casa. Es importante que echéis un vistazo en la parte superior e inferior de las escaleras, los pasillos y las habitaciones para bebé. Cualquier área que esté fuera de vuestra vista es un potencial peligro.

 

Cómo usará su puerta

Si colocaréis barreras en diferentes áreas de casa, lo más seguro es que necesitaréis de diversos tipos y funciones. Tal vez podéis encontrar alguna universal que os sirva para todos los casos. También es necesario que os preguntéis mogollón de cosas, por ejemplo, si necesitaréis una barra de bloqueo o una con puerta para paso, en esos casos, debéis además tener claro la frecuencia de entrada y salida a la habitación.

También debéis preguntaros si restringiréis el acceso a un área en particular o si el niño quedará encerrado en esa área.

De igual forma, es oportuno que sepáis si, por vuestra rutina de actividades, deberéis caminar frecuentemente por esa zona , si tenéis que estar moviendo la barrera cada dos por tres y si usualmente transitáis por esa parte de la casa con las manos llenas. Con conocimiento de estos detalles, deberéis saber qué cual exactamente os viene mejor.

 

Importancia de la medición

Nada lográis si lleváis a casa la más competitiva barrera si, al final del día, no os calza con la medida de las áreas donde deseáis colocarla, de manera que medir cada espacio antes de comprar es una tarea ineludible porque con esta información sabréis cuáles son las opciones más convenientes.

Seleccionar una barrera a ciegas, sin tener claras las dimensiones del lugar donde la colocaréis es un gasto inútil.

 

Material

Si ya sabéis las medidas y las áreas a bloquear, lo siguiente son las consideraciones sobre el material adecuado para las barreras. Lo ideal es que el estilo combine con vuestro hogar, no desentone ni cause daños

  • Metal: Este es el material por excelencia preferido por las madres, no se doble ni flexiona con los empujones. Suelen ser de acero o aluminio, van con casi todos los estilos y son livianos, aunque, en ocasiones, el de acero tal vez os resulte difícil de abrir por el peso, lo cual también puede hacerlo difícil de transportar. La desventaja con los niños es que pueden golpearse o lesionarse si intentan subirle.
  • De madera: Esta es una de las opciones más populares. Tiene buen peso, aunque no es inamovible, pero sí lo suficientemente resistente como para que los niños no intenten subirla o derribarla. Algunos usuarios consideran, además, que la madera va mejor con las decoraciones, vienen en variedad de estilos y son bastante sólidas. Su desventaja es que si tenéis mascota es probable que a vuestro perro o gato le guste masticarla o arañarla, lo que puede causar molestias a los niños e incluso heridas. Si no tenéis mascotas, esta opción os vendrá muy bien.
  • Plástico: Este es quizá la opción más estándar de todas, es ligera pero robusta y muy buscada. Viene en variedad de colores que bien puede servir para combinar con la casa o bien para hacer escenarios divertidos para vuestros niños. Son silenciosos y portátiles, aunque no se aconsejan en exteriores porque el sol acabaría por dañarlas.
  • Malla o tejido: Suelen ser casi siempre montadas a presión, son fáciles de lavar y, por su estructura, los niños no buscan subirse para salir, sin embargo son fáciles de derribar y no se aconsejan en situaciones donde aplique un restricción real. Además, si no se instala correctamente, el niño igual podría salirse. Con estas es necesario una medida acertada que garantice ajustes seguros

 

Espaciado pequeño del listón

Idealmente, vuestra puerta deberá estar dotada con listones  de unos 6cm. Esto asegurará que vuestro niño no quede atrapado entre las barras.

 

Fácil de abrir

Si estaréis pasando constantemente con niños cargando y las manos ocupadas necesitaréis algo que no sea engorroso de abrir, pero lo suficientemente seguro para que vuestros niños no sean capaces de abrirlo. Aquí os encontraréis con dos modalidades.

Las que abren con una sola mano, éstas o se empujan o tienen pequeñas cerraduras que os permitirán abrir con facilidad pero que no es sencillo para los niños. Por otro lado, también encontraréis los modelos de operación a pedal, ideales si tenéis las manos llenas pero pueden ser peligrosos para vuestros niños.

 

De paso ancho

Lo ideal es que os decidáis por una puerta por la que podáis pasar sin incomodidades y podáis desplazaros a vuestras anchas porque deberéis atravesarla a menudo, en estos casos vuestra mejor opción no sólo es que abra fácil y rápido, sino que, además podáis entrar sin problemas.

Si lleváis, por ejemplo, un bebé en un brazo y una carga de ropa en la otra deberéis tener una puerta que os facilite el trabajo y os evite dolores de espalda y cabeza.

 

Puerta de cierre automático

Son ideales si tenéis mascotas y también os ahorrarán más de un dolor de cabeza cuando debéis entrar rápido a chequear a vuestros niños o por cualquier otra emergencia.

Además, si estáis entrando y saliendo constantemente del área lo mejor es que dispongáis de un sistema en el que no tengáis que preocuparos por que el niño os siga detrás porque la puerta ha quedado abierta.

 

Ligero

Una barrera pesada no necesariamente es la más efectiva. Podéis tener una ligera, sólida y resistente que cumpla su función a cabalidad. De hecho, si viajáis constantemente o entre vuestros planes está mover la puerta a otra área, una opción muy pesada no os resultará conveniente.

 

Plegable

Si solo pensáis usar esta opción durante los primeros años de vuestros niños, es oportuno que consideréis un modelo plegable que luego, al  crecer un poco los niños, podáis abatirlo fácilmente y almacenarlo en algún armario.

Esta cualidad os indicará si vuestra barrera no es segura o cuando ha dejado de serlo. Funciona de dos maneras: con una pantalla que os indica cuando está bloqueado el acceso y con una alarma que os avisará si no está bien cerrado. Ambas son buenas, pero la de los ruidos puede molestar a los niños, en especial si están dormidos.

 

Altura

Una puerta segura para un niño inquieto debe medir, como mínimo, tres cuatros más de la altura del niño. Algunas pueden llegar a medir hasta un metro. Sin embargo, si un niño es más pesado de los 15 kilos o más alto de los  90 centímetros, estas barreras ya no son tan confiables para restringir su acceso a otras áreas de la casa.



DEJA UNA RESPUESTA