Los 9 Sorprendentes Beneficios del Té para la Salud




Además del café, el té es una solución refrescante, que puede llenarte de energía sólo con compuestos naturales.

Ya sea frío o caliente, con limón o con leche, el té es una bebida con la que puedes acompañar un desayuno o un postre, o simplemente refrescarte después de una larga caminata. No importa como lo tomes, pero no dejes de conocer los 9 sorprendentes beneficios del té.

El descubrimiento del té, de acuerdo con la leyenda china, una de las más populares, se remonta al año 2737 A.C, y  la historia se atribuye al emperador chino Shen Nung, quien dormía bajo la sombra de un arbusto, mientras a su lado hervía agua en un recipiente, y fue cuando algunas hojas de la planta, cayeron al agua, y Nung encontró una infusión deliciosa y vigorizante.




¿Qué es el té?

El té es la infusión que se obtiene después de sumergir las hojas de hierbas aromáticas en agua en punto de ebullición, sin embargo, este término también alude a las hojas de la planta Camellia Sinensis.

Camellia Sinensis es una plantación que mide de 1 a 2 metros de altura, pero que extrañamente puede llegar a los 12 metros. Sus hojas son siempre verdes y ovaladas, y sus flores blancas e inclinadas hacia abajo.

Asimismo, el vocablo té también se refiere a infusiones de frutas o hierbas que no incluyen a la planta de té, tales como el mate, la manzanilla, y la tila, entre otros.

Esta bebida es agradable para muchos, y se puede acompañar con cualquier comida, ya que se puede beber con hielo o caliente como un café. Tiene un gusto fresco, ligeramente amargo y astringente, sin embargo, contiene propiedades anti-inflamatorias y neuroprotectoras.

 

Tipos de té

En el mercado existen diversos tipos de té. Todos naturales, de infusiones de hojas y que contienen múltiples beneficios para la salud de las personas.

 

Té blanco

Cuando se habla de este tipo de bebida, el termino de té blanco sólo puede usarse cuando las hierbas con las que es elaborado, son cultivadas en Fujian (China), donde durante la estación de primavera se cosecha esta clase de té, el cual se compone de hojas jóvenes y brotes de la planta Camellia Sinensis.

Los cultivos del arbusto con el que se prepara este refresco, se recogen entre los meses marzo y abril.

 

Té verde

Las hojas de Camellia Sinensis son la esencia de este y tés de índoles distintas, las cuales para la preparación del té verde, se recogen ligeramente secas y de inmediato se ponen en agua para hervirlas, para que de esta forma conserven su calidad y no se oxiden. Este tipo de proceso ayuda a que la infusión mantenga una concentración alta de clorofila, polifenoles y antioxidantes.

Para obtener esta clase de bebida verdosa, los cultivos de Camellia Sinensis se cosechan tres veces al año en condiciones de sol o sombra.

El té verde también se conoce como té no oxidado.

 

Té negro

En China, este té se conoce también como té rojo porque se describe por ser rojizo y tener una rica infusión, la cual está compuesta por dos versiones distintas de la planta con la que se prepara esta bebida, las cuales son Camellia Sinensis y Camelia Sinensis Assamica.

La Camelia Sinensis es de hojas cortas y es utilizada fundamentalmente en la República de China y otros países del continente asiático, mientras que la Camelia Sinensis Assamica se caracteriza por tener hojas más grandes.

Para el procesamiento del té negro, los pasos más importantes son la oxidación y el secado.

 

Té Oolong

Con el carbón y la madera son procesadas las hierbas secas para que el consumo del té Oolong, un refresco originado en China, el cual está compuesto por hojas semi-oxidadas por el sol, que al final del proceso de calentamiento, se curvean y terminan con forma de dragones negros.

El té Oolong ayuda a la no aparición de arrugas, manchas, y otros signos del envejecimiento.

 

Té Pu-erh

El té Pu-erh nace a partir de una cepa de una hoja más grande la Camellia Sinensis, que lleva por nombre Dayeh, la cual para preparar este tipo de bebida deben pasar por un proceso de fermentación microbiana, luego de haberse secado, y dicho método hace que las hojas se oscurezcan y cambien su sabor.

Una peculiaridad de esta clase de té es que se puede mantener fresco hasta luego del transcurrir de cincuenta años, similar a lo que ocurre con los vinos.

 

¿Cómo preparar té?

Preparar la segunda bebida más popular del mundo, después del café, es muy fácil. Para elaborar una taza de té para acompañar una porción de torta o simplemente para aligerar el estrés o la fátiga, sigue estas instrucciones:

  1. Vierta la cantidad necesaria para una taza de té en una olla, póngala en el fuego y espere que hierva
  2. Luego que el agua se haya evaporado, viértala en una taza.
  3. En la taza con el agua caliente, coloque té en el fondo, agregando una o dos bolsas de té
  4. Deje que el té haga su infusión.
  5. Por último, sírvalo. Puede agregar azúcar, leche, miel o limón. Nunca lo tome con té y limón, pues se cortará. Si utiliza leche, agréguela a la taza primero, y luego vierta el té.

 

El té contiene cafeína

Una información con la que muchos se sorprenderán, es que el té seco contiene cafeína, sin embargo, una taza de té contiene menos cafeína que una taza de café. En datos proporcionales, ocho onzas de infusión natural pueden tener de 40 miligramos a 120, mientras que la misma cantidad de onzas de café poseen de 80 a 200 miligramos de cafeína. Así que los amantes del té pero que obvian al café, pueden estar tranquilos, ya que este refresco de hierbas  sólo contiene la mitad de la propiedad revitalizante por excelencia que se cosecha en Colombia.

Muchos lectores se preguntarán cómo el té puede contener niveles de cafeína, y es que este compuesto en el té es diferente, puesto que las hojas de esta sustancia natural tienen un aminoácido llamado teanina, el cual trabaja similar a la cafeína, ya que que genera efectos estimulantes en el cuerpo humano, los que aumentan y revitalizan la energía de las personas. Un factor distinto al del café, con el cual se siente una ola energía de manera repentina.




9 Sorprendentes Beneficios del Té

Siempre se dice que lo natural concierne ventajas para la salud de las personas. Y una bebida proveniente de la naturaleza, que no contiene químicos, y más bien es pura del ambiente, es el té, un refresco muy popular en el mundo y sobretodo en China, el cual guarda una larga lista de beneficios. En esta oportunidad sólo te hablaremos de 9 de ellos.

 

1. Contiene antioxidantes

Los antioxidantes que contiene el té son de gran ayuda para las personas, pues fortalecen la revitalización, manteniéndonos más jóvenes y nos protegen de daños de la contaminación.

Las sustancias antioxidantes, además sirven de protección de las células sanas de nuestro cuerpo, los cuales son atacados por radicales libres que se producen después de la descomposición de alimentos en nuestro sistema digestivo.

 

2. Tiene menos dosis de cafeína que el café

De 40 a 120 miligramos es la que cafeína que puede contener una taza de 8 onzas de té, mientras que de 80 a 200 es la dosis de café de un recipiente similar de la segunda bebida más famosa del mundo, esto quiere decir, que el refresco de hierbas tan sólo contiene una mitad de café con respecto a una pequeña porción del mismo, equivalente a una taza.

 

3. Puedes perder peso

Una de las maravillosas ventajas del té, es que tomándolo a cualquier hora y con cualquier comida, puede ayudarte a la pérdida de peso corporal.

Si el té está incorporado a tu dieta diaria, podrás preocuparte menos por esos rollitos de más. El secreto está en el té verde, el cual se compone de flavonoides, que ayudan a cambiar la forma en que el cuerpo humano utiliza la hormona noradrenalina, la cual acelera la grasa que se quema. La infusión verdosa, de acuerdo a investigaciones, puede acelerar la quema hasta de calorías grasas.

 

4. Aumento del sistema inmunológico

Si eres de los que por una simple lluvia ya en una hora estás estornudando y estornudando, beber té te ayuda a solucionar parte de estas molestas afecciones respiratorias.

Las propiedades del té como los antioxidantes, polifenoles y flavonoides así como sus cantidades de vitamina C, fortalecen el sistema inmune, haciéndolo más saludable y alejándote de contraer resfriados y cuadros gripales.

 

5. Calma el sistema digestivo

Las manzanillas resultan siendo buenas para desinflamar el intestino irritado, porque es un antiespasmódico. Asimismo, el té de jengibre ayuda a calmar las náuseas.

 

6. Reducción de riesgos de sufrir del corazón

La ingesta de té negro evita que la sangre se aglutine y forme coágulos, factor que reduce el riesgo de contraer enfermedades del corazón.

Existe un estudio investigativo, el cual reseña una disminución alrededor del 20% en los riesgos de ataques al corazón así como de una menor posibilidad de tener accidentes cerebrovasculares, equivalente a 35%. Esto se denotó en las personas que bebían tres tazas de té al día.

 

7. Previene el cáncer

De acuerdo con el director oncológico del Centro de Prevención del Cáncer de Nueva York, Mitchell Gaynor, una de las mejores formas de luchar contra el cáncer, es bebiendo té, ya sea verde o negro.

Específicamente, las propiedades de polifenoles presentes en el té verde bloquean las células cancerígenas y la luz ultravioleta, algo que previene el cáncer de piel.

 

8. Mantiene tu piel saludable

Hay estudios que han revelado que con el consumo de té verde, las personas pueden lograr una piel saludable. Este tipo de infusión contiene elementos naturales que  mantienen la piel con brillo, además protege contra el daño solar.

 

9. Promueve la salud dental

En Japón han comprobado que disminuye la pérdida de los dientes. También se ha señalado que puede prevenir las caries. Su atractivo principal en cuanto a la salud bucal, es que no erosiona el esmalte dental.

Logra una sonrisa brillante con la infusión natural por excelencia.