Los 9 Sorprendentes Beneficios del Yoga para la Salud




Relajación, concentración, liberación de estrés y ejercicio físico son posibles de alcanzar sin mucho esfuerzo, sólo con la práctica de yoga, una disciplina en la que empleamos todo nuestro cuerpo y logramos fantásticos resultados.

El yoga es una antigua ciencia que originó hace miles de años en La India, se dice que era practicada en civilizaciones antes de Jesucristo, porque significa la unión de mente, cuerpo y espíritu, por ellos aprende sobre los sorprendentes beneficios del yoga para la salud.

 

¿Quién puede hace yoga?

El yoga no requiere preparación previa para ser practicado, ya que uno de los aspectos que busca es lograr una sintonía con mente y cuerpo. Los especialistas señalan que la idea es explorar límites y no trabajar en base a la perfección. Por ello si eres un deportista de mucha resistencia y flexibilidad física, o si más bien eres una persona a la que le parece interesante este pasatiempo pero jamás ha entrenado algún deporte, puedes practicar esta disciplina. Cualquier persona independientemente de su edad, puede hacer yoga.

 

Tipos de yoga

No sólo hay una forma de practicar yoga, en el mundo existen más de 100 maneras distintas de entrenar con el cuerpo, mente y espíritu, y es que claro este ejercicio tiene una historia de miles de años, en los que se ha regado por diversas partes del mundo, donde en algunas se ejecuta con ritmos rápidos e intensos y en otras con suaves y relajantes.

A continuación, recopilamos algunos de los tipos de yoga que existen:

    • Hatha: El hatha es el área que combina algunos movimientos básicos con la respiración. Este es el tipo de yoga que practican frecuentemente sus amantes.
    • Vinyasa: Consiste en un conjunto de poses que van fluyendo de manera suave mientras se pasa de una a otra.
    • Poder: El poder es la práctica más rápida y de más intensidad.
    • Ashtanga: Constituye una serie de movimientos que a su vez integran una técnica de respiración.
    • Bikram: Esta clase de ejercicio se conoce también como ‘yoga caliente’, y se basa en una lista de 26 posturas que se realizan en una habitación de temperatura alta.
    • Iyengar: Para ésta yoga se utilizan ciertos implementos como bloques, correas, sillas, para que sea más fácil mover el cuerpo y así lograr una alineación ideal.

 

Áreas que se trabajan

    • Piernas: Esta disciplina física apunta todas las áreas de las piernas, como cuádriceps, caderas y muslos.
    • Brazo: El yoga con diversos ejercicios como la plancha, grúa y recta, ejercen un peso sobre los brazos.
    • Glúteos: Se pueden esculpir los glúteos con posturas como puente y guerrero, los cuales involucran profundidad al doblarse la rodilla.
    • Espalda: Hay estudios que confirman que el yoga alivia el dolor de espalda.
    • Núcleo: La práctica de yoga ayuda a relajar los músculos abdominales y el núcleo, para así soltar la tensión acumulada.

 

¿Qué más deberías saber del yoga?

  • Existen vídeos y clases en internet que no cuestan nada, por lo que se puede hacer yoga de manera gratuita.
  • El yoga se puede trabajar tanto dentro de casa como en cualquier otro lugar adecuado para practicarlo; por ejemplo un parquet.
  • Este ejercicio de flexibilidad no exige equipos, sin embargo, se recomienda utilizar una colchoneta para evitar lastimarse por si llega a resbalarse con algunos de los movimientos. Asimismo es aconsejable usar una bolsa de yoga para mantener el equilibrio, además de una correa que le ayudará a alcanzar sus pies.




Los 9 sorprendentes beneficios del yoga para la salud

El yoga además de ser una conexión de espíritu, cuerpo y mente, que nos ayuda a relajarnos, decirle adiós al estrés generado por la rutina, y a tener una vida sana, es increíblemente beneficioso para nuestra salud, pues a través de su práctica, se pueden curar dolores, enfermedades y hasta fortalecer huesos.

 

Entrenamiento de fuerza y flexibilidad

Una de las ganancias del yoga, es un cuerpo más largo y delgado, puesto que los músculos se alargan por los estiramientos requeridos por las distintas posiciones, las cuales están ideadas con la premisa de fortalecer de adentro hacia afuera. Hay movimientos que ayudan a reforzar los músculos de la columna vertebral, la que forma el núcleo, que cuando trabaja de forma correcta, se mejora la postura, lo que por consiguiente, reduce los dolores de espalda, hombros, cuello y espina dorsal.

 

Pérdida de peso

Los ejercicios utilizados en el yoga tonifican músculos y mejoran la postura, algo que puede ayudarnos a mejorar la apariencia.

 

Promueve la salud y el bienestar en general

Hacer yoga es darle la bienvenida a un estilo de vida saludable. La respiración y meditación de esta categoría ayudan a liberar el estrés y eliminan los rollos mentales, factor que ayuda a tener más salud y bienestar. Adicionalmente, mejora el funcionamiento del sistema inmune liberando más cantidad de anticuerpos cuando se requiere.

También, ayuda a evitar úlceras, síndromes del intestino irritable, así como estreñimiento, problemas que afectan al sistema digestivo.

 

Mejor equilibrio

Menor equilibrio son menos caídas. Se comprobó que el entrenamiento del yoga ayuda a prevenir la caída en las mujeres mayores de 65 años. Además, aumenta la capacidad de sentir lo que el cuerpo hace y dónde se encuentra, lo que se conoce como propiocepción.

 

Beneficios mentales

El estrés es algo ya común en la sociedad, y entre los alcances del yoga, está el manejo del estrés, el cual es perjudicial tanto para nuestra mente como cuerpo.

Con la respiración y meditación del yoga se puede lograr claridad mental y calma, lo que conlleva a la relajación de la mente, más atención, aumento de la concentración y hasta para el control de la ansiedad.

 

Salud cardiocirculatoria

Hacer yoga nos ayuda a reducir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, causados por hipertensión arterial, colesterol y azúcar en la sangre. Hay investigaciones que han demostrado que el yoga merma la frecuencia cardíaca en reposo e incrementa la resistencia. Este pasatiempo es ideal para tener una enfermedad cardíaca inferior.

 

Mejora de la función sexual

Una investigación de la Universidad de Harvard en el año 2009, demostró que el yoga podría aumentar la excitación, deseo, orgasmo y satisfacción sexual para las mujeres, además que también hace posible que las féminas se familiaricen con su cuerpo y esto mejore la función sexual.

 

Mejor respiración y energía

El yoga es un ejercicio relajante que nos ayuda a respirar mejor, porque es uno de los principales elementos con el que se trabaja. De igual forma, nos ayuda a tener más energía, ya que con ella es posible liberar el estrés, además puede ser ventajosa para lograr dormir con más tranquilidad y, colabora con el incremento nuestra autoestima.

 

Protección contra lesiones

Entre los múltiples beneficios, el practicar yoga permite sanar y fortalecer contusiones, lesiones serias y contracturas por mala postura o estrés; el yoga se convierte en un restaurador para ayudar a la sanación.