Los 31 Sorprendentes Usos y Remedios del Bicarbonato de Sodio




Si eres como la mayoría de las personas, probablemente tengas un poco de bicarbonato de sodio para cocinar, otro poquito en tu nevera para atacar los malos olores y seguramente otro poco en la cocina para la limpieza. Es que los beneficios del bicarbonato de sodio son muchísimos y en este artículo te vamos a explicar uno por uno de qué se tratan.

Por si no lo sabías, el bicarbonato de sodio es excelente para el cuidado personal, para mantenernos saludables, como agente para limpiar ropa e incluso para la actividad física o para nuestra salud bucal. Es por eso que en este artículo nos dedicaremos a contarte todo sobre el bicarbonato de sodio, incluyendo la gran cantidad de fantásticos usos que no conocías.

 

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

El bicarbonato de sodio es una sal mejor conocida por sus cualidades de fermentación que permiten hornear masas haciendo que queden esponjosas y levantadas. Esto sucede porque, al mezclarse con un ácido, reacciona haciendo burbujas y expulsando dióxido de carbono. Es por esto que en inglés se le conoce como “baking soda” o sodio para hornear.

En su forma natural, el bicarbonato de sodio se conoce como nahcolita, que es parte de un mineral llamado Soda, el cual contiene grandes cantidades de bicarbonato. Este compuesto ha sido utilizado durante muchos años y desde tiempos antiguos. De hecho, antes de 1846, fecha en que se comenzó a comercializar como lo conocemos actualmente, los egipcios lo usaban como jabón. Para 1860 ya era recomendado ampliamente en libros de cocina y a partir de 1930 se lo ha conocido como un agente medicinal natural comprobado.

 

¿Cuánto bicarbonato de sodio puedes consumir?

El bicarbonato de sodio tiene muchos beneficios y usos naturales, pero esto no quiere decir que pueda ser utilizado o consumido indiscriminadamente. Las recomendaciones varían según el uso que se le quiere dar y la edad del consumidor:

  • Para la acidez se recomienda mezclar ½ cucharada de té de bicarbonato de sodio con ½ vaso de agua.
  • Las personas con edades comprendidas entre 5 y 60 años pueden consumir un máximo 7 dosis en 24 horas. Además, debe haber un mínimo de 2 horas de diferencia entre cada una.
  • Para personas mayores de 60 años la dosis recomendada es de un máximo de 3 en un periodo de 24 horas.
  • Es importante evitar consumir la dosis máxima de bicarbonato de sodio durante dos semanas seguidas. En caso de realizarlo y notar inconvenientes, es recomendable visitar a un doctor.

 

Usos del bicarbonato de sodio

Es bien sabido que el bicarbonato de sodio es una excelente herramienta para eliminar manchas y sucio. Sin embargo, también hay una buena cantidad de beneficios y usos relacionados con la salud e higiene personal.

  • Para la piel es altamente provechoso, ya que puede ser usado como desodorante, permite calmar picaduras de insectos o irritaciones, suavizar las manos o los pies, exfoliar, y aliviar la piel luego de una insolación.
  • A su vez, ayuda mucho a la salud bucal, ya que puede limpiar y blanquear los dientes y sirve como pasta dental. También puede ser usado para limpiar el cabello y tus peines.
  • Como remedio natural, el bicarbonato de sodio puede ser usado de varias maneras. Es una forma barata de reducir la indigestión y la acidez estomacal, reducir el dolor de úlceras, mejorar la función de los riñones y hasta mejorar el rendimiento de atletas como nadadores y corredores, ya que evita que te fatigues rápidamente mientras haces ejercicios de alto impacto.

También puede incrementar el pH de tumores ácidos sin afectar el tejido sano, por lo que algunos doctores lo utilizan como soporte en el tratamiento contra el cáncer.

  • Por si fuera poco, en la casa también se le pueden conseguir muchos usos al bicarbonato de sodio: para limpiar y restregar una gran variedad de cosas como cocinas, ollas, alfombras, ropa de bebé, cafeteras y teteras, cortinas de baño, frutas y vegetales, el microondas y hasta el lavabo. A su vez, puede ayudar a la acción de detergentes para lavar platos; extinguir fuegos pequeños; servir como desodorante de zapatos o para la caja de arena de tus gatos; y hasta refrescar tu closet.

Posibles efectos secundarios

Usar bicarbonato de sodio en la piel o el cuerpo es seguro y no es tóxico. También puede ser consumido vía oral de manera segura pero sólo en las dosis recomendadas. Su uso en exceso puede causar molestas complicaciones como náuseas y diarrea, que devienen del cambio del balance natural entre ácidos y alcalinos del cuerpo por exceso de bicarbonato de sodio.

Debido a que contiene grandes cantidades de sal, las dosis altas pueden elevar la presión sanguínea y originar complicaciones de circulación y del corazón. De igual forma, puede ser perjudicial para personas que sufren de edema, alta presión sanguínea o enfermedades del hígado o los riñones. Las mujeres embarazadas o en etapa de amamantamiento y los niños menores de 5 años tampoco deben consumir bicarbonato de sodio.

A su vez, si estás en una dieta baja en sodio o ingieres algún medicamento con regularidad, debes consultar con tu doctor si puedes consumir bicarbonato de sodio, ya que puede interactuar con medicamentos como aspirinas, suplementos de calcio, corticoesteroides, diuréticos, y otros.




Los 31 beneficios del bicarbonato de sodio

Los beneficios del bicarbonato de sodio van desde la neutralización de ácidos, reducción de gripes y resfriados y la lucha contra varias enfermedades, hasta el tratamiento de infecciones urinarias, la reducción de dolor de garganta, gases, dolores musculares y fatiga, y mucho más.

En la siguiente lista te mostraremos los 31 beneficios del bicarbonato de sodio por grupos. Prometemos que te sorprenderán.

 

Para el cuidado personal

  1. Pasta dental y para encías / Refrescador de aliento: el ligero poder abrasivo del bicarbonato de sodio permite remover placa, pulir y limpiar tus dientes y ser un desodorante para tu boca. Incluso mata las bacterias que producen caries. Para refrescar tu aliento debes colocar una cucharada de té en medio vaso de agua, hacer gárgaras y escupir. Eso neutralizará los olores.
  2. Ayuda tu cabello: espolvorea un poco de bicarbonato de sodio en tu mano junto a tu champú favorito y aplícalo como harías normalmente. El bicarbonato removerá los excesos de productos para el cabello que puedan quedar y lo dejará más manejable y saludable.
  3. Como exfoliante facial y corporal: su ligera abrasión permitirá llegar a aquellos poros más complicados y dejará tu cara más limpia y clara. Haz una pasta con 3 partes de bicarbonato de sodio y 1 parte de agua, exfolia de manera circular y enjuaga con agua. 
  4. Enjuague para baño y para pies: una mezcla para baño con bicarbonato de sodio te permite neutralizar ácidos en la piel y ayuda a limpiar aceites y el sudor, logrando que tu piel se sienta muy suave. Para los pies también puedes frotar la mezcla y lograr exfoliación extra.
  5. Reemplaza desodorantes fuertes: coloca bicarbonato de sodio en tus axilas para neutralizar olores.
  6. Reduce irritaciones de la piel: puedes mezclarlo con agua y aplicarlo sobre la piel irritada o afectada, ya que neutraliza toxinas y elementos irritantes que puedan estar en la piel.
  7. Remedio para insolación: sumergirte en una mezcla de agua y bicarbonato de sodio será beneficioso para tu piel frágil insolada. Sólo tienes que aplicar media taza en un baño tibio o mezclarlo con tu loción favorita.
  8. Acidez estomacal, indigestión y dolor de úlceras: es un excelente antiácido natural, ya que neutraliza el ácido estomacal y ayuda a aliviar estas afecciones. Debe ser usado sólo como tratamiento ocasional y se debe tomar ½ cucharada de té disuelta en ½ vaso de agua.
  9. Mejora el rendimiento físico: es capaz de absorber el ácido láctico que se crea al realizar actividad física fuerte, lo cual previene la fatiga. También permite a los nadadores alcanzar mayor velocidad. Muchos atletas lo han usado.

 

Para la limpieza

  1. Remueve aceite y grasa: permite remover pequeñas manchas de aceite o grasa en tu garaje o pórtico. Sólo tienes que esparcir un poco de bicarbonato de sodio y frotar con un cepillo mojado.
  2. Limpiador de pisos: elimina suciedad y mugre sin dejar marcas o rayar superficies en pisos de cerámica sin cera. Para ello, coloca ½ taza de bicarbonato de sodio en una cubeta con agua tibia, restriega con una mopa y enjuaga. Esto dejará tu piso brillante.
  3. Limpiador de alfombras: evita los limpiadores con agentes tóxicos para personas y animales. En cambio, puedes utilizar este elemento natural para una limpieza profunda. Espolvorea un poco en tu alfombra, déjalo reposar por 15-20 minutos y aspira.
  4. Limpiador de baños y cocina: coloca bicarbonato de sodio en las superficies de tu cocina o baño y restriégalas con un paño o esponja. También puedes añadir limón, menta, aceites esenciales o lavanda para tener una rica fragancia.
  5. Detergente para la ropa: mejora tu detergente para ropa añadiendo ½ taza de bicarbonato de sodio. Esto le dará un mejor balance de pH para tener ropa más limpia, fresca y brillante. 
  6. Limpiar juguetes: es una saludable y natural manera de limpiar juguetes sin utilizar químicos tóxicos dañinos para tus pequeñines. Espolvorea un poco de bicarbonato de sodio en los juguetes, déjalo reposar por 15 minutos y luego quítalo con un cepillo.
  7. Limpiar peines y cepillos: es capaz de quitar los restos de aceite, grasa y productos para el cabello de tus cepillos y peines sin usar químicos dañinos. Sólo sumérgelos en agua tibia con bicarbonato de sodio y enjuaga bien.
  8. Ropa de bebés / pañales: es una suave manera para limpiar las delicadas ropas o pañales de tela de tu bebé. Mezcla ½ taza de bicarbonato durante el lavado y dale a tu bebé ropas limpias, sin manchas y sin olores. Para pañales, coloca ½ taza en 2 cuartos de agua y enjuaga los pañales profundamente.
  9. Pulir cubiertos de plata: crea una pasta con 3 partes de bicarbonato de sodio y 1 parte de agua, frota la pasta contra los cubiertos y deja que repose por 15 minutos. Luego enjuaga tus cubiertos y volverán a estar sin manchas y brillantes.

 

Desodorante

  1. Desodoriza la nevera: dejar una caja de bicarbonato de sodio abierta dentro de la nevera permitirá neutralizar los olores que pueda haber.
  2. Desodoriza y limpia el lavaplatos: el bicarbonato de sodio es un excelente desodorante para el lavaplatos antes de comenzar a lavar y lo puedes usar también como un limpiador suave durante el ciclo de lavado.
  3. Basureros: también puede eliminar los olores de tu basurero. Sólo tienes que espolvorear bicarbonato de sodio para que neutralice los olores.
  4. Closets: al igual que con la nevera, puedes dejar una caja abierta dentro de tu closet para neutralizar olores y tener un closet fresco y oliendo a nuevo.
  5. Caja de arena: para la limpieza de la caja de arena, coloca bicarbonato de sodio en la parte inferior, luego aplica la arena y espolvorea un poco más en la parte superior. Esto la mantendrá limpia para tu gato.
  6. Cama para mascotas: para mantenerla limpia y fresca, espolvorea el bicarbonato de sodio libremente, déjalo reposar por 15 minutos (o más para olores más fuertes) y luego quítalo con la aspiradora. Será un excelente desodorante.
  7. Desodoriza la poceta: también absorbe los olores más desagradables. Sólo baja la poceta, coloca una taza de bicarbonato de sodio, cierra la tapa y deja que las burbujas limpien todo. Vuelve en una hora y baja la poceta de nuevo.
  8. Los zapatos de goma: uno de sus mejores desodorantes es el bicarbonato de sodio. Sólo agítalos con un poco de bicarbonato adentro y luego vuelve a agitarlos antes de usarlos.
  9. Desodoriza la aspiradora: regresa al punto número 12. Aspirar una superficie con bicarbonato de sodio es todo lo que debes hacer.

 

Otros usos

  1. Limpiador de frutas y vegetales: es la manera más natural y saludable para quitar el sucio y tierra de las frutas y vegetales frescos. Espolvorea un poco en una esponja limpia, frota y enjuaga.
  2. Aleja a las hormigas: haz una mezcla de azúcar y bicarbonato de sodio. Déjala en puntos donde crees que aparecen hormigas y ellas harán el resto. El azúcar las atrae y el bicarbonato reacciona con un ácido que tienen las hormigas en su cuerpo. Ellas consumirán la mezcla, la llevarán a la colonia y seguramente lograrás matar una gran porción de hormigas.
  3. Extingue el fuego: si hay un pequeño incendio de grasa en tu cocina, el bicarbonato de sodio se puede encargar de él. Sólo coloca un poco sobre el fuego y lo consumirá rápidamente.
  4. Destapa cañerías: con una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre de sidra de manzana puedes destapar cañerías. Deja que la combinación burbujee por unos 15 minutos antes de enjuagar con agua caliente. Es una opción mucho más natural que no necesita de químicos tóxicos y dañinos para la salud.