Las 6 Mejores Neveras Rígidas con Ruedas para Que Mantengáis Frescos Alimentos y Bebidas

Al iros de viaje, excursiones o de camping siempre debéis tener en cuenta un mínimo de organización e inversión. Si sois de los que prefieren llevar ya comprada toda la comida y bebida, mantenerla fresca puede resultaros un reto fácilmente salvable con la mejor nevera con ruedas que podáis encontrar en el mercado.

Pero tener una en casa también resulta de gran utilidad porque os facilita la vida. Es la salvación en eventos deportivos y simplemente hará la diferencia en las fiestas que hagáis en vuestro patio trasero.

Antes de comprar, eso sí, deberéis saber qué es exactamente lo que esperáis de este equipo porque según esas cualidades debéis seleccionar el modelo que más se ajuste a vuestras necesidades y que, además, tenga precio bajo.

Lo ideal es que establezcáis alguna comparativa entre los modelos disponibles, verifiquéis sus características, incluyendo la marca y la opinión de quienes tienen modelos similares y, sobre esa premisa podáis hacer una selección informada.




¿Cuál es la mejor nevera rígida con ruedas?

Entre tanta variedad, seguramente significará un dolor de cabeza hacer una selección sencilla. Para ayudaros hemos hecho nuestra propia lista, elaborada después de un test aplicado a los principales modelos entre la oferta comercial, el resultado seguramente os dará claridad al momento de elegir.

 

Nevera con ruedas Relaxdays Rolling Cooler

Ideal para viajes

Con tres diferentes tamaños, este set resolverá vuestros problemas de distintas formas. Podéis guardar bebidas, alimentos e incluso medicación que mantendréis frescos si arrojáis dentro una cantidad sustancial de hielo.

Son prácticas, resistentes, de fácil transportabilidad con su asa de traslado, además es de mantenimiento sencillo.

Es muy asequible, si tenéis en cuenta que se trata de un juego de tres neveras, cuyo uso podéis alternar según vuestras necesidades y naturaleza de las actividades que desarrolléis.

 

Coleman 60 Qt

Práctica y eficiente

La principal cualidad de este equipo es que es capaz de mantener fresco lo que guardéis dentro hasta por cuatro días si colocáis hielo.

Se trata de un utensilio robusto, resistente, hecho con materiales de buena calidad, de ruedas grandes, y fácil de llevar gracias a su cómoda asa ajustable de transporte

No es barato, pero es una buena inversión si consideráis que es ideal para el exterior e incluso para llevar a la playa.

 

Neveras rígida con ruedas iGloo

Fácil de transportar

Dotada con asa telescópica de bloqueo que os facilitará el traslado y casi no sentiréis el peso, esta nevera es una gran opción si queréis ir de picnic o navegación.

Estáis frente a un producto sólido, estable, con grandes ruedas, placas posavasos, espacio para dispositivos inteligentes y alto rendimiento en refrigeración. Sus materiales son de muy alta gama.

Tiene precio alto, es grande y os ofrece comodidad y sencillez. La encontráis en negro con blanco.

 

Habitex 572Y45

Con cierre de seguridad

Elaborada con estructura sencilla de polipropileno, la nevera del fabricante Habitex tiene capacidad de 45 cuartos de galón, adecuada para que se mantenga la comida fresca y, si además lo deseáis, las bebidas también, si colocáis suficiente hielo.

Viene dotada con cierre de seguridad y asa de transporte, aunque tiene ruedas pequeñas lo que debéis analizar si vais a estar en terreno áspero.

Es un producto económico y puede resolveros el problema para viajes cortos.

 

Enfriador con ruedas Titan

Con protección anti microbiana

La cava de Titán es ideal para que coloquéis vuestros alimentos y bebidas porque con ella podéis lograr que se mantengan las bebidas calientes y frías ya que os proporciona un aislante térmico que conserva la temperatura, ya sea alta o baja.

Su diseño, es uno de los más llamativos de la lista, dotado de varios compartimientos para que coloquéis diversos tipos de alimentos y bebidas.

Tiene costo razonable, manija ajustable y ruedas de transporte.

 

Bolsa nevera Toolland

Con bolsa isotérmica

Fabricado con poliéster de alta gama, este juego de cavas es el menos costoso de la selección que hemos hecho.

Se trata de una bolsa isotérmica portátil para colocar bebidas y una nevera con asa ajustable y ruedas de transporte que os ayudarán a soportar mejor el peso.

Toleran la colocación de bebidas y alimentos y tienen cierres de cremallera. La durabilidad de este producto dependerá del uso, cuidado y buen trato que les brindéis.




Qué buscar al elegir el mejor refrigerador con ruedas

Obviamente, lo que debáis buscar en una buena nevera rígida con ruedas, dependerá exclusivamente de vuestros gustos y necesidades. No obstante, hay puntos en común a los que todos deberéis prestar especial atención, entre esos, os podemos mencionar:

  • Altura del mango: Tal vez penséis que esto no es importante, pero, si sois de elevada estatura, un agarradero pequeño resultaría muy incómodo teneros que agachar para llevarla, de manera que una nevera que tenga mango ajustable a la estatura tal vez puede ser lo ideal para cada caso y tamaño.
  • Tamaño de la rueda: El tamaño de la rueda es fundamental porque de este dependerá exclusivamente una movilidad eficiente. Una rueda pequeña no funciona bien en terrenos accidentados de manera que si vuestra nevera será destinada a usos en terrenos difíciles deberéis considerar, en serio, un equipo que tenga las ruedas realmente grandes.
  • Tamaño del transporte: Debéis tener en cuenta las dimensiones de vuestra nevera y cómo encaja con las ruedas y el mango ya que en esa perspectiva veréis que tanto pueden estos elementos facilitaros el traslado o dificultar su colocación en los troncos y los asientos traseros de los coches o camionetas. Lo mismo aplica si viajaréis en avión caso en el cual deberéis tener, incluso mayor cuidado en vuestra selección.
  • Rendimiento del aislamiento: Este factor es fundamental. Si necesitáis una nevera rígida, lo esencial es que podáis sentiros seguros de que mantendréis refrigerado lo que guardéis en ella por un tiempo más o menos considerable, de manera que conocer el rendimiento del aislamiento térmico os dará una pista clara de cual nevera es la que se ajusta a vuestras necesidades. En promedio, si las recargáis constantemente de hielo nuevo, estas neveras mantienen la temperatura por 2 o 3 días a una temperatura exterior inferior a 40 °F, no obstante, los modelos de alta gama extienden este tiempo un poco más; los más exigentes son capaces de mantener la temperatura hasta por 5 e incluso 6 días. Si no queréis gastar mucho en hielo, pero si mantener las temperaturas por más cantidad de días sin tanta recarga o si queréis mantener carnes y ese tipo de alimentos, entonces el uso de hielo seco bien puede facilitaros la labor. Si sois de los que viajan en fines de semana, un modelo de gama media puede satisfacer vuestras necesidades, si sois viajeros más frecuentes tal vez podáis resolver con un modelo de gama alta. Si analizáis las posibilidades detenidamente, según vuestras necesidades, puede ser una inversión que valga la pena.
  • Durabilidad: Para considerar este elemento la elección de vuestra nevera debe centrarse en cuánta rosca os daréis al equipo. Si sois viajeros frecuentes, una nevera de alta gama suele ser más robusta y sólida con materiales más estables y duraderos, así, por ejemplo, los encontraréis construidos con bisagras de estilo pin, tapas y paredes que son increíblemente rígidos, robustos mecanismos de enganche externos, asas grandes, tornillos en los tapones de drenaje con juntas tóricas de goma y plástico resistente a los rayos UV. En cambio, los modelos tradicionales, si bien son buenos y cubren determinadas necesidades también son menos rígidos o con materiales menos resistentes, por consiguiente, son menos duraderos. La forma de almacenamiento también incide en su durabilidad si vuestra nevera sirve de sostén de otros cacharros en la cocina, de mesa o de asiento en la cochera, obviamente será también menos duradero.
  • Capacidad de almacenamiento: El tamaño de vuestra nevera se mide en cuartos de galón, la medida promedio es de 25 cuartos de galón, esos y los más pequeños son convenientes para guardar y mantener refrigeradas las bebidas o la comida para una sola persona en excursiones nocturnas. Las que están con medidas en un rango de 40 cuartos de galón sirve para guardar comida y bebida para una sola persona por varias noches o para una pareja un fin de semana. Los que midan 70 cuartos de galón pueden ser útiles si estáis planeando algún viaje familiar corto, una ida a camping o viajes largos para pocas personas. También los hay más grandes, pero debido a sus dimensiones son poco o nada portables y muy difíciles de mover, en algunos casos para facilitaros la labor, aparte manijas altas para rodar, estos dispositivos tienen otros tipos de mangos para facilitar el agarre y traslado, a veces incluso, entre más de una persona, para llevarlo y colocarlo en determinado lugar.
  • Tamaño externo: Aparte de lo que sea capaz de guardar la nevera que seleccionéis, también convendría prestar atención al tamaño externo para que estéis seguros de que el modelo os irá bien en la cajuela de vuestro coche o camioneta y ocupará un espacio reducido de almacenamiento en vuestra cocina o cochera. También es conveniente saberlo según el lugar que visitéis, pues, algunos parques tienen espacios especiales para la colocación de estos equipos, pero resultan pequeños si tenéis un modelo de grandes dimensiones.
  • Portabilidad: No tengáis duda que, de todos los elementos de vuestro viaje, cargar la nevera será el trabajo más pesado, de modo que la portabilidad es un elemento determinante que tendréis que considerar al momento de hacer vuestra compra. Es muy obvio que si seleccionáis uno pequeño será más fácil de arrastrar que cualquier otro, no obstante, no siempre el más pequeño es el que se adaptará mejor a vuestras necesidades de capacidad y almacenamiento, así que aquí deberéis ser sagaz a la hora de elegir un equipo que cubra vuestras necesidades de almacenamiento pero que, al mismo tiempo, no constituya un verdadero engorro para moverlo de un lugar a otro.

Si definitivamente necesitaréis un modelo grande, de mínimo 70 cuartos de galón, aquí deberéis analizar lo fácil que es resultará llevarlo, en estos casos verificar el mango y el agarre con juegos de asas extras puede ser vuestra salvación.

También deberéis mirar las ruedas, si son ajustables y cómo se deslizan en las superficies, ya sea las planas o las que tienen un camino más accidentado. Ahora, si queréis evitaros dolores de cabeza, la otra opción es cargar con la nevera vacía y colocarla en un único sitio al llegar, cargar con lo que se desea enfriar que se consumirá en el viaje y, al finalizar la travesía deberéis vaciar lo que queda y llevarla nuevamente vacía a la cajuela del coche o camioneta. Es poco ortodoxo, pero podría funcionaros bien en última instancia.

  • Comodidad de drenaje: Cuanto más eficiente uy cómodo sea el drenaje de vuestro equipo, menos esfuerzo tendréis que hacer para sacarle el agua del hielo que se vaya derritiendo. Encontraréis modelos con orificios de drenaje inferiores y canales empotrados que conducen al drenaje, los cuales son muy populares sobre los drenajes más altos que requieren más esfuerzo manual. También veréis en el mercado los modelos de nevera con orificios de drenaje más grandes que hacen que el drenaje sea más rápido, pero pueden causar problemas en algún momento tal vez atorarse con un cubito de hielo o de plano podéis mojaros con agua helada.
  • Facilidad de acceso / apertura de la tapa: Para saber cómo se comportará este factor en vuestro equipo deberéis mirar el diseño del pestillo, porque esto determinará la facilidad con la que abriréis la tapa. Muchas cavas enfriadoras usan mecanismo de enclavamiento interno, pero no es un tipo de cierre que os resulte cómodo. Los modelos de gama alta llevan tipos de cerrojos externos y los cierres vienen en diseños que varían según el fabricante. Esto es intuitivo debéis revisar el que os resulte más fiable, cómodo y resistente.




DEJA UNA RESPUESTA