Los 10 Mejores Termos para Comida que Mantendrán Caliente Cualquier Manjar




Una de mis pesadillas del trabajo era destapar el tupper de la comida y encontrarme con todo mi almuerzo sudado, aplastado o frío. Como lo odiaba. Por suerte, hace unos meses descubrí que la solución es tener el mejor termo para comida y conservar todo sin necesidad de recalentado.

Con estos frascos no solo se les dice adiós a las pérdidas de sabor o al olor de comida en toda mi bolsa de oficina sino que ya no tengo que esperar por un turno en el micro y así ahorro tiempo al preparar y comer.

 

¿Cuál es el mejor termo para comida?

Dependiendo del uso encontraremos distintas capacidades, tamaños, modelos y accesorios. El secreto está en saber qué tipo de comidas vamos a introducir (líquidas o sólidas, de una o más variedades simultaneas, para niños o para varios adultos) y sobre eso elegir.

En esta lista que resume los mejores estilos que tengo en casa y que he visto en mis colegas del trabajo encontrareis una variedad con garantía que mantendrá todo a su temperatura y sentiréis que estáis comiendo algo recién cocinado ¿qué más se puede pedir para tener una rutina feliz?

 

1. Termo para Comida Frasco de acero inoxidable 470 ml Thermos

Boca ancha y cuchara plegable

Es el modelo más chico de la empresa líder en aislamiento térmico. Es ideal para llevar meriendas al viajar, hacer una excursión o en el día a día. Su tapa se convierte en un pequeño plato y logra conservar las temperaturas hasta por 9 horas.

 

2. Termo para Comida “WunderJar” 650 ml 720°DGRE

De 9 a 16 horas de conservación

No deja de ser un frasco pequeño pero con capacidad par una comida completa. Al ser de acero inoxidable es sin BPA por lo que puede guardarse comida para niños. Además, trae una cuerda para engancharlo en mochila de senderismo o trasportarlo fácilmente.

 

3. Termo para sólidos 700 ml Valira

Espacioso y portátil

REBAJA

Los alimentos mantienen su temperatura desde que se cocina en la mañana hasta la hora de la comida sin problema. Lo mejor es que incluye dos contenedores internos para introducir más de un estilo de platos y aprovechar su espacio. Incluye cómoda cuerda de transporte.

 

4. Recipiente isotérmico Foogo 300 ml Thermos

Tapa con agarre de goma

Con un diseño ergonómico tanto en estructura como ene el sellado es una genial opción infantil para que los críos coman solos sus platos favoritos como si estuviesen recién hechos. Estos frascos térmicos para comida son seguros, bonitos y fáciles de usar por varios años.

 

5. Contenedor térmico de 355 ml LunchBots

A prueba de fugas

Una alternativa genial para mantener las comidas cálidas. Su ventaja es que es compacto y muy liviano. Está hecho 100 % con acero hasta en la tapa, de forma que no habrá plástico en contacto con vuestros alimentos. Sirve como tarro de sopa o para aperitivos.

 

6. Termo de sólidos y líquidos TRSL 1400 ml Orbegozo

Gran capacidad

Es la estructura más barata de la comparativa. Se trata de un termo de acero con tapa de rosca que tiene manija para llevar y un escape especial para el vapor y para que no suden los alimentos. Interiormente tiene un compartimento superior que permite llevar sólidos aparte.

 

7. Termo para Comida Mr. Bento Zojirushi

Incluye bolsa portable

Con cuatro contenedores internos es realmente un frasco multiuso para llevar alimentos a todas partes. El gran recipiente sirve como transporte para sus pequeños recipientes y al tener doble protección la comida no se enfría tan rápido. Muy útil para excursiones o comidas para más de uno.

 

8. Termo classic verde 500 ml Stanley

Conservación de 10

Su capacidad de retener calor es alucinante y no os arrepentiréis de comprarlo porque también es una opción económica. La pega de este modelo es que es más profundo que ancho así que no se puede comer directamente con facilidad, pero la tapa externa sirve como plato.

 

9. Termo para alimentos y bebidas 355 ml Hydro Flask

Mantiene bebidas hasta 24 horas

Con recubrimiento antipolvo y boquilla ancha es un recipiente fácil de usar y lavar. Sirve muy bien para alimentos sólidos o líquidos y su diseño es tan mono como ergonómico. Nada gotea, aunque de vueltas en la mochila. Compra útil y divertida, ideal para regalos.

 

10. Termo aislado al vacío Klean Kanteen

Rediseño con tapa hermética

Es de mis favoritos porque logra conservar bien los sabores y olores. Sirve para llevar snack o conservar comidas durante 4 horas intactas. Recomiendo tener cuidado con las bebidas muy calientes para no crear un sellado difícil de abrir, por lo demás es liviano y cómodo.




¿Qué son los termos de comida?

Es un recipiente térmico que permite aislar los alimentos para conservar su temperatura a lo largo del día. Se trata de una forma portátil de mantener calientes o muy frías cualquier comida echa en casa y que requiera ser ingerida luego.

Son una excelente solución para la escuela, picnic, aire libre, acampadas, trabajo o playa (school, picnic, outdoors, camping, work, beach). Cualquier actividad que requiera llevar los alimentos y mantener su composición, vista apetitosa y textura de forma saludable.

También son ideales para evitar las alergias en personas con intolerancias alimenticia, enfermedades en niños o infecciones estomacales.

 

¿Cómo funciona un termo para comidas?

Estos frascos logran mantener las temperaturas gracias a que constante de dos contenedores concéntricos. Esa doble pared forma un aislamiento interior gracias a que queda un vacío en la botella.

Cuando el frío o el calor intentan impactar en los alimentos, es justo este vacío entre las paredes lo que logra que no se escape la temperatura propia de la comida. En general, funcionan como  termo para sólido y líquido por igual.

 

¿Cómo elegir el mejor termo de alimentos?

Para comprar el mejor producto de preservación de alimentos no basta solo con buscar la marca de más prestigio, sino que se debe observar los detalles en la fabricación, en especial porque se trata de un recipiente en contacto directo con lo comemos y justo el encargado de preservar sus propiedades.

Para hacer esta elección de manera correcta hay que distinguir entre los elementos claves a tener en cuenta y no solo quedarnos en la típica pregunta de ¿cuánto tiempo se mantendrá mi comida caliente?

 

Material

Lo primero que debéis pensar es en la seguridad y durabilidad del material. Un termo acero inoxidable, por ejemplo, os dará bastante confianza y podrá funcionar muchos años.

 

Sellado

La tapa tiene un papel importante en permitir que no haya fugas ni goteos internos y en preservar realmente la integridad de la comida, es tan importante como las paredes y por eso debe ser gruesa y preferiblemente de rosca.

 

Capacidad

El volumen de comida permitido es importante. No es lo mismo comprar un termo para guardar la papilla de un bebé que tener un gran contenedor donde quepa la sopa y ensaladas de un adulto.

 

Contenedores internos

Contar con más de un compartimiento os permitirá versatilidad y variedad, pues de esta forma podréis guardar más de un tipo de alimento. Desde granos, ensaladas, cremas o proteínas picadas pueden entrar en un termo para sólidos.

 

Accesorios

En especial para el momento de transportar el tarro es muy útil contar con una bolsa individual, una cuerda en la tapa o unos cubiertos integrados.

Todo esto favorece el fácil uso y ligereza marcando la diferencia en el mercado.

 

Limpieza

La mayoría son muy fáciles de lavar. Yo os aconsejo buscar una opción barata pero que sea aptas para el lavavajillas y que no se decolore con el agua a presión.

 

Diseño atractivo

No está de más buscar un color bonito o un diseño compacto que entre en nuestra bolsa de la oficina. Con estos termos que nos acompañarán todo el día se vale también pensar en su estética.