Las 5 Mejores Batidoras de Repostería Que Os Ayudarán a Preparar Las Recetas Más Deliciosas

No importa si sois un repostero o chef profesional o si, por el contrario, simplemente queréis realizar algunas deliciosas recetas para compartir algunos brownies, galletas o cualquier bocadillo con amigos o familiares. Para todo ello, necesitaréis la mejor batidora de repostería del mercado, con la cual podréis preparar todos los ricos bocadillos para daros un buen gustazo.

Las podréis encontrar en dos modelos: de pie o de mano. Uno sirve más para mezclas un poco más gruesas y complicadas, con ingredientes duros o que dejan grumos, mientras que la otra os puede servir para mezclar harinas ligeras, batir huevos, preparar cremas o cosas por el estilo que no requieran de mucha potencia. Y son tan convenientes y versátiles que pueden venir con muchos ajustes de velocidad para que seáis capaces de preparar cualquier receta de la manera adecuada.

Si ya os habéis convencido de comprar una de estas amasadoras domésticas, entonces es momento de que terminéis de disfrutar este artículo para informaros por completo y que escojáis el modelo ideal para vuestra cocina.




¿Cuál es la mejor batidora de repostería?

La mejor batidora de repostería será aquella que tenga las funciones y características necesarias para que hagáis vuestras preparaciones de manera perfecta, sin grumos y con mezclas homogéneas. Sin embargo, al buscar las opciones disponibles en el mercado resulta obvio que hay demasiados modelos diferentes y, por ende, resulta complicado saber cuál será el mejor para nuestras necesidades.

Es por eso que os hemos preparado la siguiente lista comparativa con las 5 mejores batidoras para pastelería de la actualidad, las cuales están disponibles a buen precio, con los materiales de la mejor calidad posible y las funciones más completas para todas vuestras deliciosas recetas.

 

Russell Hobbs 21200-56 Aura

Excelentes funciones y versatilidad

Se trata de un modelo de batidora de base que viene con 5 niveles diferentes de velocidad y un ajuste de función turbo. Esta amasadora incluye un bol de acero inoxidable de unos 3.5 litros de capacidad y sistema de rotación manual para que tengáis el control total de vuestras preparaciones.

Esta batidora usa dos batidores y ya viene con 1 par para batir y otro par de ganchos para amasar. Ambos son de acero inoxidable.

 

Electrolux ESM3310

Potencia, capacidad y calidad

Si existe una marca que realmente destaque en el ámbito de los electrodomésticos, es Electrolux. Con este modelo de base con bol de acero inoxidable de 3.5 L y motor de 450 W tendréis 5 velocidades diferentes y la función turbo para daros esa potencia extra que a veces es necesaria.

Viene con dos ganchos amasadores y dos varillas para batido que se pueden remover fácilmente para lavar en el lavavajillas. La empuñadura es ergonómica.

 

Batidora de repostería Bosch Styline MFQ40302

Las razones sobran para adorar este modelo

Llegamos a los modelos de mano con este producto de Bosch, el cual viene con una sorprendente potencia de 500 W para tratarse de un modelo de mano. A su vez, incluye 5 velocidades diferentes y la conveniente función turbo.

Viene ya con sus varillas y garfios amasadores, un peso ligero para daros un manejo más fácil y cómodo, mango ergonómico y un hermoso diseño bastante clásico y elegante en colores azul menta y gris.

 

Philips HR3740/00

La mejor relación precio-valor

Se trata de una asequible amasadora con 5 velocidades, al igual que la popular función turbo. Tiene una potencia de 450 W y viene con dos varillas de acero inoxidable de estilo tradicional y dos ganchos para la masa.

Con su potencia es capaz de trabajar hasta con las masas más gruesas y difíciles de mezclar, mientras que os ofrece una gran facilidad de uso al incorporar un botón para remover las varillas de forma automática.

 

Aicok Batidora de Varilla

El mejor precio del mercado

Hemos llegado al modelo que ocupa el sitial de honor en nuestra lista como el menos costoso. Cuenta con 6 velocidades, función turbo y una potencia de 300 W para amasar, mezclar y agitar. También ofrece la mejor calidad posible gracias a su fabricación en acero inoxidable.

Viene con dos batidores, dos ganchos para masa, botón de remoción rápida de las varillas, tiene un peso compacto y además es fácil de limpiar en el lavavajillas.





Tipos de batidoras de repostería

Como podréis haber visto en nuestra lista comparativa, no todas las batidoras son iguales, ya que las podréis encontrar en dos tipos diferentes: de las que se usan paradas sobre una base, o de las que usáis directamente con la mano.

Cada uno de estos tipos tiene sus ventajas y sirve para usos específicos. De hecho, incluso los modelos también se diferencian mucho entre sí y pueden tener la capacidad suficiente para hacer masas y mezclas gruesas y pesadas, o simplemente para batir algunas mezclas ligeras.

De todas maneras, aquí os lo vamos a contar todo para que entendáis las diferencias y similitudes con mayor certeza:

 

Sobre una base

Estos modelos son ideales para tareas que exigen un poco más de fuerza, como mezclar masas. De hecho, los cocineros profesionales aseguran que son esenciales para hornear en grandes cantidades o si horneáis regularmente. Por lo general, son batidoras que vienen con 3 accesorios: un batidor para mezclar masas, un gancho para amasar las masas y un batidor de alambre especial para cremas.

A su vez, es posible encontrar otros accesorios como varillas esmaltadas o para hacer pastas. Generalmente, los modelos de alta gama vienen con un solo batidor que va montado sobre un disco que rota sobre un bol estático. La gran ventaja de este sistema con bol es que podréis batir y mezclar todos los ingredientes sin tener que detener el motor para despegar los restos de mezcla que se acumulan a los lados del mismo.

Los modelos más económicos suelen venir con dos batidores fijos, mientas que el bol se mantiene sobre una plataforma giratoria. Para los expertos, este sistema no es muy bueno, pero puede funcionar sin problemas para cocineros amateur o cualquier persona que quiera hacer sus mezclas por diversión o para comidas rápidas.

 

Con la mano

Las batidoras de mano son más recomendadas para tareas más esporádicas o si necesitáis una batidora para recetas más suaves y sencillas, como simplemente batir una crema, mezclar la masa para tortas o batir huevos.

Al igual que los modelos de base, estos también vienen con especies de cestas que se unen a la batidora para guardar los accesorios y hacer todo el producto más compacto y fácil de guardar y mantener en buenas condiciones.

Estas batidoras de mano se pueden usar con cualquier tipo de bol o hasta en sartenes, siendo algunas tan eficientes y de buena calidad que sirven para trabajos más pesados y complicados como amasar y mezclar ingredientes de galletas, por ejemplo, los cuales suelen ser bastante gruesos.

Sin embargo, no debéis tener falsas expectativas y esperar que uno de estos portátiles aparatos tenga la misma fuerza que los de base. De hecho, muchas personas tienen los dos tipos de batidoras para poder adaptarse mejor a cada tarea, ya que no vale la pena sacar y ensuciar vuestra batidora de base para trabajos muy sencillos como hacer una crema o batir huevos.

 

Lo que debéis buscar al comprar la mejor batidora de repostería

Si bien es importante conocer los tipos de batidoras disponibles en el mercado para que decidáis mejor cuál es la que necesitáis, también es necesario que sepáis las características que debe tener una buena batidora de repostería para que estéis seguros de estar comprando la más conveniente, versátil, poderosa y adecuada para las tareas que pensáis realizar.

Lo que sucede es que no siempre vais a necesitar una batidora grande y poderosa, sino que en muchas oportunidades simplemente tendréis que batir unos huevos o hacer una crema, lo cual no requiere mucha potencia. A su vez, a veces necesitaréis realizar varias recetas en la misma sesión de cocina, las cuales requieren de diferentes velocidades o de mayor estabilidad. Por eso es que es bueno que penséis bien en lo que planeáis hacer y toméis en cuenta las siguientes recomendaciones antes de comprar vuestra batidora:

 

  • Velocidades variables: lo común es que cualquier batidora tenga 3 ajustes de velocidad: bajo, medio y alto. Esto, sin importar si es de mano o de base. Sin embargo, la diferencia entre cada uno de estos ajustes suele ser muy alta y muchas veces es necesario tener algunos ajustes más. Algunos modelos pueden venir hasta con la función turbo, que da una velocidad extra por poco tiempo.

De hecho, los cocineros profesionales necesitan una mayor variedad de velocidades para amasar, mezcla o agitación sin problemas adaptándose a cada tipo de preparación.

De esta manera es más sencillo pasar de mezclar una masa gruesa a batir merengues. En este sentido, tened en cuenta que la mayoría de los modelos vienen con 10 a 12 configuraciones de velocidad.

  • Un chasis robusto: las de base son bastante grandes y pesadas, llegando a pesar hasta unos 9 kg. Esto se debe a que tienen mucha fuerza y potencia, así que necesitan tener el peso necesario para no vibrar demasiado o moverse a lo largo de vuestra mesa.

Por el contrario, una batidora de mano para pastelería puede ser más ligera, ya que, de ser muy pesada, sería totalmente incómoda y causaría cansancio al usuario. De todas maneras, es importante que tenga el peso necesario para que sea sencillo mantener el control de la misma durante la mezcla de los ingredientes.

  • Poder suficiente: siempre se recomienda que el motor tenga un alto voltaje para que garantizar que el aparato tenga la potencia necesaria. Sin embargo, la verdad es que el voltaje solo se refiere a la energía que consume el aparato, no a la que es capaz de ofrecer al usuario.

En este sentido, os recomendamos que vuestra batidora tenga la fuerza suficiente para mezclar masas gruesas para pan o galletas sin problemas, dejando la mezcla bien homogénea y uniforme, sin grumos o pedazos enteros.

  • Facilidad de uso: los accesorios removibles deben ser fáciles de quitar y poner. A su vez, os recomendamos que escojáis un modelo con bol provisto de agarradera, ya que os permitirá manejarlo con mayor facilidad que cualquier otro bol liso.

En cuento al lavado, es bueno que el aparato y sus accesorios puedan ser lavados en el lavavajillas, lo cual os ahorrará bastante tiempo y esfuerzo, y que el cuerpo en sí de la batidora sea fácil de limpiar después de cada uso.

Sobre los controles, deben ser intuitivos, fácil de usar y de ver, incluso con una función de poca velocidad justo al arrancar el aparato para que los ingredientes sin mezclar no salgan volando y hagan un desastre en vuestra cocina.

  • Accesorios disponibles: si os decidiréis por los modelos de base, os recomendamos que vengan con al menos un batidor o un set de varillas para batir, así como ganchos para masa.

Algunas marcas vienen ya con una serie de accesorios incluidos y tienen a la venta otros opcionales, los cuales os darán mucha más versatilidad y practicidad a la hora de hacer diferentes preparaciones en la cocina.

Por su parte, los modelos de mano suelen venir solamente con batidores, aunque algunos también incluyen ganchos o batidores alambrados para la masa. Algunos pueden venir con accesorios de almacenamiento que os ayudan a mantener todo bien ordenado.

  • Comodidad: sobre todo los modelos de mano, que suelen ser los portátiles, deben ser fáciles y cómodos de manejar y sostener, con un diseño ergonómico. Por su parte, los de base deben tener el peso adecuado para mantener la estabilidad hasta en la configuración más potente y para que los podáis mover de lugar en la mesa sin problemas.

Sin embargo, si tenéis una mesa de cocina de gran tamaño y no necesitáis mover vuestra batidora de base constantemente para guardarla, no os tendréis que preocupar por el peso de la misma.

  • Tipo de batidores: buscad batidores de alambre sin el poste duro en el centro como los modelos tradicionales. De esta manera tendrás varillas de batido más fáciles de limpiar.
  • Estabilidad: en el caso de los modelos de mano, es necesario que el mismo cuente con una hendidura debajo del motor para que se adapte perfectamente al bol y se pueda mantener de pie sin problemas.

Las batidoras de base deberían tener el peso necesario que asegure su estabilidad sobre la mesa. Recordad que si la usáis en la configuración de velocidad más alta y la batidora vibra demasiado o se mueve, no es el modelo adecuado. Debéis buscar siempre una buena batidora que mantenga su posición estable incluso en los niveles más altos de potencia.




DEJA UNA RESPUESTA