Las 5 Mejores Licuadoras para Preparar Deliciosas Merengadas, Jugos y Batidos




Si sois de esas personas que pasan de un buen plato de frutas, pero disfrutáis de concentrados zumos con bastante pulpa, o sin nada de ella, entonces necesitáis la mejor licuadora que podáis conseguir en el mercado.

En algunos lugares, a estos aparatos también se les conoce como exprimidores, jugueras y entre el público anglo les podéis llamar simplemente juicers; el hecho es que se trata de máquinas sumamente útiles con los que podéis extraer todo el jugo de vuestra fruta favorita y convertirlo en un algo delicioso, nutritivo y refrescante para beber.

Estas licuadoras tienen diversas cualidades que las hacen adaptables a vuestros gustos y necesidades, además, os ofrece una opción saludable a vuestra dieta y os ahorra tiempo.

Antes de comprar lo mejor es que hagáis una comparativa de costo y características para que seleccionéis aquella que mejor se adapte a vuestros requerimientos y cuyo modelo os resulte más económico.

 

¿Cuál es la mejor licuadora?

Al elegir una buena licuadora debéis tener en claro el propósito principal de la máquina, no está demás que os fijéis en la marca, pero esta no es una cualidad obligatoria.

Esperando que os resulte de utilidad, desde acá hemos elaborado una lista de sugerencias donde están las que, consideramos, son las cinco mejores. Nos hemos basado en un test de rendimiento y funcionabilidad y aquí os las presentamos:

 

1. Licuadora Hurom HG-EBE11

Elegante y eficiente

El exprimidor de masticación en frío de Hurom está libre de BPA y realiza 40 rotaciones por minuto de forma silenciosa.

Trabaja con potencia de 150 vatios y funciona bien con gran variedad de frutas, frutos secos y verduras con las que podéis hacer deliciosas papillas

Quienes ya lo tienen afirman que es sólida, bastante eficiente. Está elaborada en plástico resistente, tiene precio alto y viene con kit de limpieza.

 

2. Licuadora Philips HR1916/70

Grande y potente

Con un motor de 900 vatios, esta licuadora, de carácter profesional, os permitirá sacar el jugo a cualquier cosa y sin pulpa.

Es de limpieza fácil y tiene sistema anti goteo y un gran orificio para colocar los elementos a licuar.

No es barato, pero en opinión los usuarios, es un producto bonito, potente y de buena calidad. No es gasto, vale la pena la inversión. Viene con aplicación para recetas.

 

3. Licuadora Aicok DEAFF91781-HMLW

Moderna y funcional

Fabricada con tecnología de prensado en frío, esta máquina para extraer el jugo de frutas y verduras es práctica, muy silenciosa y reduce la oxidación para ofreceros jugos de gran valor nutricional y orgánico.

Es ideal para las frutas y aquellas con altos contenidos de fibra. Tiene precio bajo, es fácil del limpiar, compatible con el lavavajillas y el fabricante os da dos años completos de garantía por su producto.

 

4. Licuadora Moulinex Infiny Juice ZU255B

Estable y silenciosa

Dotada con sistema antideslizante, la licuadora de Moulinex tiene gran estabilidad. Se trata de un producto elaborado en acero inoxidable que trabaja con prensado en frío y os ofrece jugos sanos y muy nutritivos

Es asequible, muy fácil de limpiar y puede, incluso, extraer muy bien el jugo de las frutas con piel. Tiene uso intuitivo y ergonómico y viene con dos jarras para que separéis la pulpa de la fruta.

 

5. Licuadora semiprofesional Clatronic AE 3532

Fácil de instalar y limpiar

La licuadora de Clatronic es el producto menos costoso de esta lista. Es una máquina pequeña, pero con una gran boca de llenado que permite emplear grandes cantidades de frutas os verduras para que os preparéis deliciosos batidos o ricos purés.

Trabaja con dos niveles de velocidad y energía de 230 voltios. Es un aparato liviano, sólido y muy resistente que elabora todo tipo de jugos con un gran valor nutricional.




¿Por qué comprar una Licuadora?

Una licuadora es vuestra opción ideal si sois de los que prefieren un buen zumo a una ensalada de frutas, por ejemplo. También es el complemento ideal si deseáis preparar ricos potajes y cremas de verduras que se trituran fácilmente en estos dispositivos.

Estas máquinas os resultan una gran alternativa para preparar los jugos en casa en vez de comprar las pulpas procesadas que tienen conservantes y son menos sanas. Así que sí queréis tener un buen hábito alimenticio, todo lo que podáis prepararos con esta máquina os vendrá de perlas a vuestra salud.

 

Tipos de Licuadoras

Podéis encontrar en la venta mogollón de licuadoras que extraerán el jugo de vuestra fruta y separarán la pulpa. Sin embargo, algunas tienen diferentes mecanismos de función que pueden adaptarse con facilidad a vuestros gustos y preferencias. Aquí os explicamos de qué va cada una:

  • De centrifugado: Suelen ser menos costosos que otras versiones y funcionan girando una hoja para separar el jugo de la pulpa. El líquido es enviado a un envase y la pulpa a otro. Los expertos han indicado que entre los puntos débiles de este tipo de exprimidores podéis encontrar el hecho de que suelen ser muy ruidosos y, además, el calor que generan suele oxidar las pulpas restándoles nutrientes.
  • De masticación en frío: Suelen ser costosos y el público prefiere llamarlos jugueras de prensa fría. Funcionan cuando echáis los productos crudos y el aparato actúa “masticando” el elemento hasta separar el jugo de la pulpa. En su funcionamiento no interviene calor que oxida la pulpa, por lo tanto, conserva intacto su valor nutritivo. Es muy popular entre los amantes de los jugos verdes y quienes gustan de licuar frutos secos.
  • Trituradora: Estos dispositivos machacan y presionan la fruta o producto mediante el funcionamiento de engranajes gemelos que separan el jugo de la pulpa empleando un movimiento que impide la oxidación del elemento. Suelen ser costosos debido a su avanzada tecnología así que si te decidís por uno de estos deberéis soltar unos cuantos euros, lo bueno es que funcionan muy bien con frutas, verduras, hojas verdes y frutos secos, así que estaréis haciendo una gran inversión.
  • Pulverizadores Hidráulicos: Os proporcionan un jugo realmente sano, apenas comparable con su astronómico precio. Funcionan en dos etapas. Primero os colocáis el producto y la máquina lo tritura, luego esa pulpa es colocada entre dos placas de acero para presionarla y separarla del jugo. Nunca se somete al calor y retiene casi todos los nutrientes de vuestro producto.
  • Manual: Son exprimidores en los que tenéis que emplear vuestra fuerza y energía para separar el jugo de la fruta y preparar vuestra bebida. Son la opción más barata y sencilla de limpiar, pero no os resultan funcionales si queréis exprimir una amplia gama de productos. Son muy populares, sobre todo, para los cítricos y el pasto de trigo.

 

Factores a tener en cuenta al comprar una licuadora

Al momento de elegir una licuadora para vuestro hogar hay una serie de elementos de gran importancia a los que debéis prestar especial atención si queréis realmente un producto de calidad y con buenas prestaciones. Aquí os explicamos cada uno:

  • Facilidad de uso: Aquí debéis observar si el producto es fácil de montar y limpiar. Si queréis ahorraros dolores de cabeza con aparatos muy elaborados, es necesario que evitéis a toda costa las complicaciones que resultarán en una total aversión a los jugos y un aparato olvidado en el rincón más oscuro de la cocina. Lo mejor es que vayáis a por el más sencillo de todas las revisiones.
  • Nivel de ruido: No querréis comprar un armatoste que despierte a toda la familia y ¡hasta los vecinos! Así que si os pensáis que el nivel de ruido es una característica secundaria en estos aparatos es mejor que reconsideréis vuestra apreciación. Los exprimidores de centrifugado suelen ser más ruidosos que los de masticación en frío, así que si no soportáis el exceso de ruido serpa mejor que tengáis muy en cuenta esta cualidad.
  • Tamaño: Es necesario que os elijáis con cuidado en esta categoría. Seguramente no querréis un armatoste que sea demasiado grande para guardarlo, más aún para la encimera. Tampoco podéis elegir un aparato tan pequeño que no quepan vuestras frutas, entonces, antes de comprar deberéis fijaros bien en esta cualidad dependiendo de vuestras necesidades.
  • Poder: Si queréis extraer jugos de frutas y verduras frondosas y fibrosas, tenéis que ir a por un aparato potente. Son necesarios unos 400 vatios, por lo menos, si queréis extraer el jugo con calidad de las verduras más duras y con mayor fibra. Teniendo en cuenta este dato, podéis hacerte una idea de lo que necesitáis para vuestro exprimidor.
  • Garantía: Es necesario que el aparato que escojáis os ofrezca una garantía que cubra los defectos de fábrica. Los modelos más caros os dan una garantía de por vida, algunos os ofrecen un tiempo más limitado que toda una vida, no obstante, debéis tener en cuenta también la opción de atención y servicio al cliente, mantenimiento y su el fabricante os ofrece facilidad para comprar las piezas de recambio en caso de ser necesario.
  • Fácil de limpiar: Cuántas más funciones tenga vuestro exprimidor más partes deberéis limpiar, es necesario que tengáis esto claro al comprar para que no te llevéis decepciones. Lo recomendable es que elijáis las funciones que más os importan y, sobre esta base, hagáis la compra. Si usar el tiempo en limpiarlo no es algo que os importe demasiado entonces deberéis ir a por el más completo que encontréis.
  • Capacidades de producción de jugos: Lo mejor es que escojáis el que os proporcione mayor cantidad de jugo y que no tengáis que picar las frutas en trozos diminutos para poder usarlo. Algunos vienen con grandes tubos de alimentación en los que podéis colocar grandes trozos de producto. También deberéis mirar la velocidad. Los que tienen movimientos lentos producen jugos en mayor cantidad y mejor calidad.
  • Jugos de nueces: Si queréis que vuestro exprimidor haga de todo tenéis que ir a por uno capaz de masticar los frutos secos, no todos pueden, así que lo mejor es que antes de hacerlo echéis un vistazo al manual de instrucciones. La prueba infalible es la leche de almendras, si vuestro exprimidor puede procesarlas, ¡podrá con todo!
  • Diseño: No sólo debe ser bonito e ir a tono con vuestra cocina, el diseño debe aportaros comodidad y estabilidad. Un aparato antideslizante y con cables más largos siempre os resultará como una buena opción a considerar.