Las 5 Mejores Pistolas de Aire Caliente para Usar en Casa y en el Trabajo

¿Alguna vez te has visto limitado en tus manualidades o arreglos en casa por no tener una herramienta cómoda para aplicar calor? Las llamas abiertas son peligrosas y primitivas, los hornos tardan mucho y son poco convenientes. Aquí es donde entra en juego la mejor pistola de aire caliente, la cual puede producir calor a temperaturas tan bajas o tan altas como desees.

Estas convenientes herramientas eléctricas vienen en diferentes tamaños, con diferentes prestaciones y características y son tan potentes como las desees. Las hay grandes, pequeñas, compactas y con baterías, y cada una es ideal para ciertas tareas. No importa el trabajo que quieras hacer, siempre habrá una totalmente práctica y conveniente esperando por ti.

De hecho, son tan versátiles que se pueden usar para decapar grandes superficies de pintura y hasta para soldar y desoldar las juntas en los componentes electrónicos de un circuito. ¡Son fenomenales!

Las 5 Mejores Pistolas de Aire Caliente

Seguramente ya quieres tener una, así que te lo vamos a facilitar y compartiremos contigo esta lista comparativa con los mejores modelos del mercado.

Se trata de 5 pistolas de aire caliente que destacan por sus diseños ergonómicos, versatilidad, potencia, ajustes de temperatura y más. Claro, siempre es importante la seguridad, así que puedes tener confianza de que estos modelos son seguros y convenientes si se usan de la manera apropiada y para las tareas para las que están hechos.

 

Pistola de air caliente Mannesmann M 49500

La gran favorite

Esta pistola eléctrica de aire caliente sirve para trabajos precisos de decapado para remover pintura con facilidad, quitar adhesivos o modelar tuberías de plástico.

Viene con un kit de boquillas intercambiables que se adaptan a cualquier tipo de trabajo: boquilla de superficie, de deflación, ancha y otra de espátula para decapar la pintura con una sola mano.

Tiene 2000 W de potencia, tiene dos niveles de temperatura: el nivel 1 es de 350 ºC con caudal de aire de 300 l/min, y el nivel 2 es de 550 ºC con caudal de 500 l/min.

Utiliza cable y no baterías, mientras que su peso es manejable, de apenas 526 gramos. Los usuarios la prefieren por su excelente precio y porque es lo suficientemente potente para trabajos de complejidad moderada.

 

Decapador Einhell TH-HA 2000/1

La más económica

Se trata de una pistola eléctrica decapadora de pintura con dos ajustes de potencia, uno de 1000 W y otro de 2000 W. Tiene dos fases de temperatura que llegan a 350 ºC y 550 ºC respectivamente.

Su caudal de aire se puede regular en dos niveles, uno de 300 l/min y otro de 500 l/min. También es segura, ya que cuenta con sistema térmico para apagarse automáticamente si los componentes llegan a temperaturas muy altas que puedan dañarlos.

Es increíblemente cómoda, ya que se puede colocar en posición vertical para calentar tubos a manos libres o esperar que se enfríe de forma segura.

Incluye boquilla de cola de pez, de reflector, de chorro superior y boquilla reductora, al igual que una espátula para decapar la pintura.

A su vez, es la más asequible de nuestra lista.

 

Pistola de aire caliente Skil 8004AA

Versátil y potente

No es la menos costosa de la lista, pero tiene excelentes prestaciones. Se trata de una pistola eléctrica de aire caliente con cable y temperatura regulable variable.

Es realmente versátil para que puedas hacer cualquier tipo de tarea, ya que tiene 6 niveles diferentes de calor que pasan entre los 50 y 650 ºC. También tiene un fino control de flujo de aire.

Controla el calor interno constantemente, tiene lecturas digitales precisas en una pantalla LCD, memoria para recordar el último ajuste utilizado y flujo de aire de 5 niveles entre 250 y 500 l/min.

Es ergonómica, tiene 2000 W de potencia, evita el recalentamiento interno e incluye 4 boquillas intercambiables: de protección de vidrio, plana, de reflector y de reducción. También se puede usar en posición vertical y a manos libres.

 

Bosch PHG 630 DCE Decapador

Calidad, confiabilidad y potencia

Esta pistola de calor profesional es lo mejor de lo mejor de la marca Bosch y está pensada para trabajos de precisión, como soldar pequeños componentes en circuitos electrónicos.

Viene con pantalla LCD para graduar la temperatura entre los 30 y 650 ºC, la cual se mantiene constante gracias a su sistema electrónico de buena calidad.

Tiene 3 niveles de flujo de aire: 150, 300 y 500 l/min para la mayor efectividad y el mejor control en trabajos que requieren fineza y delicadeza.

Sí, es bastante potente, por lo que es perfectamente capaz de decapar la pintura en áreas grandes, también puede emitir aire frío para enfriar superficies, y es realmente ergonómica y cómoda gracias a su buen diseño, agarre firme y empuñadora anti vibraciones Softgrip.

Incluye 2 boquillas: una plana y otra de protección de vidrio.

 

Black & Decker KX2200K-QS

El más versátil y complete

Este modelo Black & Decker está pensado para trabajos largos y pesados. Tiene 2000 W de potencia que generan un calor regulable que llega a los 645 ºC y flujo de aire ajustable a 360 o 720 l/min.

Es ideal para trabajos largos de decapado de pintura y moldeado de tuberías de cobre o cables con material termo contraíble.

Tiene selector de temperatura entre 65 y 645 ºC, sistema de protección contra recalentamiento, 8 accesorios mixtos y un maletín para su transporte.

Se trata de una herramienta eléctrica a excelente precio con 4 boquillas intercambiables y varios tipos de espátulas para remover la pintura.

 

¿Qué son las pistolas de calor?

Las pistolas de calor ofrecen calor instantáneo, controlado y potente que se puede dirigir a un objeto, superficie o área específica. Son más seguras que el fuego abierto y ofrecen una mejor manera para aplicar calor intenso, menos primitiva.

Estas pistolas se construyen de forma similar a los secadores de cabello: usan un ventilador para sacar aire a través de una boquilla pasando primero por un elemento caliente.

Las pistolas estándar se sostienen con una mano mientras se presiona un gatillo para alcanzar temperaturas altísimas de entre 93 y 537 grados Celsius. De hecho, las más poderosas llegan a 760 ºC.

 

Usando una pistola de calor en casa o en el trabajo

Las pistolas de calor se pueden usar para tareas de la casa como también en el trabajo. Desde trabajar la pintura, madera y baldosas, hasta descongelar tuberías, arreglas cables e instalaciones eléctricas y más. Estos son algunas de las formas en que puedes darle uso en casa y el trabajo a tus pistolas de calor:

  • Derretir cera y otros materiales caseros: las pistolas de calor pueden servir para calentar fácil y rápidamente tus materiales de manualidades como la cera. Modelar gomas, creaciones con plástico mágico, adornos termoadhesivos, Incluso se pueden usar para encerar madera y permitir que penetre bien en la misma.
  • Troquelados y relieves: las pistolas de calor también pueden realizar troquelados o estampados en calor con plástico en pequeños objetos y proyectos.
  • Descongelar tuberías congeladas: si vives en zonas frías o es invierno, una pistola de calor te permite calentar esas tuberías de cobre congeladas. También podrás descongelar la cerradura del coche. Solo ten cuidado de no dañarlas.
  • Decapado de pintura: con estas útiles herramientas puedes decapar la pintura sobre tus puertas o paredes de madera. Al aplicarle calor, la pintura crea burbujas y se separa fácilmente de la madera usando una espátula metálica. Se recomienda para grandes superficies de pintura pero no para piezas delicadas o trabajos de ebanistería.
  • Aislamiento o tubería de cables de plástico: aislar cables con tubos termo retráctiles nunca había sido tan fácil. Con una pistola de calor puedes unir y proteger el cableado en casa o tu trabajo.
  • Secado de pintura: si la usas a temperaturas más bajas, estas pistolas pueden secar rápidamente la pintura y otros materiales como barniz, yeso, mortero y escayola.
  • Remoción de baldosas: con el calor se pueden quitar baldosas, azulejos y las losetas vinílicas y moquetas de linóleo sin problemas.
  • Empaques de envoltura retráctil: al usarla en temperaturas bajas puedes encoger envolturas de plástico termo contraíble para embalar productos en el trabajo o para hacer cestas de regalo en casa, por ejemplo.
  • Quitar soldaduras: puedes soldar y desoldar incluso componentes electrónicos de un circuito. Solo necesitas una temperatura baja y cambiar la boquilla original por una especial.
  • Aflojar tornillos oxidados: todos odiamos esas tuercas y tornillos que se oxidan, se aíslan y son imposibles de quitar. Con el calor puedes aflojarlos para desenroscarlos más fácilmente. Solo ten cuidado de no quemarte con el metal caliente.

 

Tipos de pistolas de calor

Todas las pistolas de calor se pueden usar para las mismas tareas básicas, pero hay varios tipos que se pueden escoger dependiendo de cuán potentes son y los beneficios que traen. Aquí te presentamos sus diversos tipos:

  • Eléctricas de aire caliente: son las más típicas. Vienen con un cable para enchufar a la pared o en modo inalámbrico con baterías. Son populares porque logran las temperaturas más bajas y las más altas posibles para tareas del hogar, de trabajo e industriales.

Su tamaño y especificaciones varían entre cada marca, pero las pequeñas son más económicas y diseñadas para manualidades, mientras que las grandes son más complejas, rudas y aptas para trabajos largos y pesados.

  • Con combustible: generalmente usan cartuchos de butano, células de combustible o tanques con ignición eléctrica. La potencia y temperatura lograda depende del tamaño y el modelo, pero suelen ser muy pequeñas, ideales para emergencias o uso limitado.

Para proyectos largos y pesados en zonas con electricidad limitada, como edificios en construcción, estas son una conveniente opción.

  • Infrarrojas: emiten calor infrarrojo y no aire caliente. Su capacidad de calentamiento está entre los 204 y 315 ºC, por lo que no son las más potentes, pero ofrecen lo suficiente para trabajos más sencillos.

Su ventaja es que causan menos gases tóxicos provenientes de materiales que se vuelven peligrosos en altas temperaturas como las pinturas de plomo.

  • Industriales: pueden ser eléctricas o de combustible y son más grandes, robustas y menos económicas. Son hechas con construcciones y materiales pesados para el trabajo fuerte y algunas vienen con microprocesadores para controlar los niveles de calor, se calibran automáticamente y se ajustan a variables en tiempo real. No solo son buenas para fines industriales, sino que les puedes dar muy buen uso en casa o el trabajo si realizas muchas reparaciones y trabajos complicados.

 

Características que debes buscar antes de comprar una pistola de aire

Una vez que hayas decidido qué tipo de pistola de calor quieres, es hora de ver los diferentes modelos y asegurarte de que tengan las características que necesitas.

Nadie quiere comprar una herramienta eléctrica para llegar a casa y darse cuenta de que no logra lo que necesitas o de que no es cómoda.

Si buscas un modelo sencillo y liviano para tareas básicas o manualidades, uno sin demasiadas prestaciones o mucha potencia será ideal. Por el contrario, si vas a hacer tareas largas y pesadas, necesitarás uno completo, robusto y potente.

  • Temperatura dual: ofrecen dos ajustes de calor para mayor conveniencia.
  • Temperatura variable: son pistolas que ofrecen calor ajustable para adaptarse a tus trabajos y necesidades, y también tienen incremento gradual de temperatura.
  • Lecturas digitales: proveen lecturas digitales precisas y en tiempo real sobre el calor expulsado y las variables de programación.
  • Diseño ergonómico: tienen un diseño que ofrece comodidad y un buen agarre para un manejo fácil y mayor seguridad. Recuerda que son herramientas a cientos de grados de calor en tus manos. La ergonomía es primordial.
  • Elemento calentador de cerámica: los elementos calientes hechos de cerámica son de excelente calidad, ya que este material aumenta la durabilidad del aparato y ofrece la mejor calidad.
  • Microprocesador o SmartChip: tienen un procesador interno para programar ajustes avanzados de temperatura y hacer control y evaluación continua del calor.
  • Base para superficies: sirve para colocar la pistola sobre una superficie sin dañarla mientras está caliente. Algunos modelos ofrecen función de manos libres.
  • Apagado térmico: los modelos con esta función se apagan automáticamente si se sobrecalientan o tienen algún desperfecto.
  • Ajuste de flujo de aire: controla el ventilador y la ratio de salida de aire.
  • Ajustes programables: permite que el usuario controle la temperatura y otras variables operativas.
  • Calibración automática: esta función hace que la pistola se ajuste automáticamente dependiendo de la temperatura detectada.
  • Accesorios para la boquilla: las boquillas intercambiables son uno de los mejores accesorios para las pistolas de calor, ya que dirigen el calor en formas específicas:

*De cono: esta forma concentra el calor en un solo punto al reducir el tamaño de la boquilla.

*Cola de pez: disemina el calor para cubrir áreas más anchas.

*Protector de vidrio: previene que las ventanas o superficies de vidrio se recalienten peligrosamente al remover pinturas o adhesivos.

*Espátula incorporada: se ajusta a la pistola para decapar la pintura usando una sola mano.

*Reflector de cuchara: refleja el calor sobre un área pequeña y ayuda a soldar tuberías.

*Plana o de superficie: esta boquilla concentra o disemina el calor con medidas específicas para adaptarse a cada superficie.

Leave a Reply