Los 6 Mejores Cojines de Meditación para Hacer Yoga




Si eres de esas personas que disfrutan de la meditación, de rituales de relajación y a menudo andas buscando el equilibrio y la alineación corporal adecuada, entonces es muy útil que te compres la mejor almohadilla para meditación que hay en el mercado.

A la hora de elegir un cojín para meditar es importante que hagas comparativas de los modelos que puedes conseguir y escojas el que mejor se adapte ti bolsillo, necesidades y requerimientos. Hay una serie de factores que también debes considerar para que hagas una compra informada y escojas exactamente lo que necesitas.

 

¿Cuál es la mejor almohadilla de meditación?

Antes de hacerte con una de estas, es importante que determines cuál es tu verdadera necesidad y puedas adquirir la más adecuada para ti.

Contar con una pequeña guía que te ayude a seleccionar, siempre es una buena opción, por eso hicimos un test y evaluamos los diferentes cojines disponibles y aquí te dejamos una breve selección.

 

1. Almohadilla de meditación Yoga Calming Breath

Confort y estabilidad

Disponible en más de 10 colores diferentes, esta almohadilla tipo zafu es recomendable para todas las posturas de piernas cruzadas.  Es el zafu clásico por excelencia, ideal tanto para clases como para usarlo en retiros o en la propia casa.

Se trata de un cojín relleno con cascos de alforfón, con funda algodón lavable, perfecto para personas con estatura hasta de 1.90 metros y tiene para transportarlo facilmente.

Es un producto cómodo que ofrece mayor estabilidad si combinas su uso con un zabuton también de CalmingBreath. Es asequible y el fabricante confía tanto en su resistencia que te da garantía de por vida.

 

2. Cojín de Meditación Lotuscrafts

100% ecológico

Este modelo es un zafu de uso universal, con dimensiones de 31 por 15 cm, ideal para diversos usos relacionados con la meditación.

La almohadilla de la marca Lotuscraft es completamente ecológica hecha con una funda de algodón cuya coloración es respetuosa con el medio ambiente y está rellena de cáscaras de trigo espelta, lo que garantiza firmeza, estabilidad y comodidad.

Tiene buen precio y está hecho con materiales resistentes. Es una opción que no debes dejar de analizar.

 

3. Cojín de meditación Zafu Comfort

Combina Zafu y Zabuton

Se trata del modelo más lujoso de nuestra selección y sólo está disponible en rojo, azul y beige. Si el dinero no es un problema para ti resulta una buena inversión porque es un cojín de elevado costo, pero de buena calidad.

El modelo de Comfort tiene dimensiones 64 X 24 cm, es apropiado para principiantes y especialmente indicado para personas con flexibilidad limitada o problemas en las articulaciones.

También provee comodidad a quienes tienen molestias en las rodillas. Viene con funda suave y lavable y trae unas prácticas azas para transportarlo a donde vayas.

 

4. Cojín de meditación Om Vita

Con mandala diseñada a mano

De los cojines para meditar, este modelo de Om Vita es uno de los más recomendados de nuestra selección por su calidad y precio bajo.

Se trata de un zafu clásico, disponible en el mercado en tres diferentes colores y con un simpático diseño de mandala hecho a mano, que viene pintado o bordado, según el caso.

Este producto tiene funda de algodón lavable y está relleno con cascos de alforfón que proporcionan firmeza, flexibilidad y un balance óptimo.

La almohadilla de On Vita tiene dimensiones de 35 X15 cm, su diseño alivia el estrés de las articulaciones y la compresión espinal. Viene con azas para transportarlo fácilmente.

 

5. Cojín de apoyo para yoga Handelsturm

Estable y duradero

La almohadilla de Handelsturm resulta una aliada maravillosa para tu ritual de meditación. Es, además, la más económica de nuestra selección.

En opinión de quienes ya tienen uno, se trata de un cojín resistente, estable, cuya firmeza se debe a su relleno de fibra de kapok. Tiene un bonito diseño y está disponible en más de 15 colores diferentes.

Es un producto completamente hecho a mano, reforzado con doble costura, completamente higiénico e hipoalergénico. Los principiantes lo consiguen algo duro, aunque los expertos afirman que es cómodo y firme.

 

6. Cojín redondo para yoga Brahman #DoYourYoga

Ergonómico y duradero

Este cojín no es sólo ideal para meditación, sino que también es un objeto decorativo de interés por sus llamativos estampados indios. Lo mejor es que es uno de los menos costosos de nuestra lista.

Se trata de un zafu clásico con forma de media luna que se adapta a tu posición y con el que podrás tener la alineación correcta que te permitirá llevar el flujo sanguíneo adecuado a las piernas y los pies. Su diseño es completamente ergonómico.

El producto tiene funda de poliéster y algodón y está relleno con trigo de espelta biológica que lo hacen firme y confortable. Si ya te decidiste a comprar esta es una opción que no puedes dejar pasar.




¿Por qué necesitas una almohadilla de meditación?

El cuerpo humano no es ni plano ni previsiblemente curvo. Sin el apoyo adecuado, sucumbirá a la forma de la superficie sobre la que descansa. Esto generalmente hace que las piernas, caderas, columna vertebral, hombros y la cabeza se desalineen, lo que puede resultar en molestias. Las almohadillas y otros apoyos pueden mejorar tu postura y nivel de la comodidad durante la meditación, por eso es necesario que te compres una si es que te dedicas con frecuencia a meditar.

 

Postura de meditación

Comúnmente, las posturas de meditación incluyen el tradicional loto completo, medio loto (piernas cruzadas), arrodillarse (seiza), sentarse en una silla y la postura del muerto (shavasana). Puedes usar más de una, no obstante, la capacidad de meditar en cualquiera de ellas se determina en gran medida por la flexibilidad de tus tobillos, rodillas y caderas. En la mayoría de los casos se necesita algún tipo de apoyo para mantener la alineación y comodidad durante la meditación.

 

Alineación adecuada

Durante la meditación es esencial mantener no sólo la postura, sino la alineación adecuada para que tu cuerpo no sufra y puedas alcanzar el máximo de concentración que requiere el Yoga. Cada postura tiene su propia alineación y requiere apoyos y soportes distintos. A veces, esto crea tensiones y molestias que son disipadas por las almohadillas apropiadas para cada postura y también para el tamaño de la persona.

Por ejemplo, durante una meditación sentada en la postura de loto completo o medio, una base firme es crucial. Aquí, la alineación de tu cuerpo lo apoya naturalmente, permite el mayor confort y reduce el estrés en los componentes espinales. En esta postura los cojines tradicionales de la meditación de Zafu y de Zabuton trabajan bien.

Asimismo, un cojín de meditación rectangular se puede utilizar con el zafu para aumentar la elevación y permitir la colocación de los cojines para producir una alineación adecuada. Aquí, también puede ser útil una silla para apoyar la espalda.

El cojín de meditación Zabuton proporciona amortiguación para las articulaciones durante la meditación sentada. Este cojín se coloca debajo del zafu. La alineación adecuada del cuerpo en la postura sentada puede crear cierta presión adicional sobre rodillas y los tobillos, y el zabuton ayuda a amortiguar estas áreas de presión.

Por otro lado, la postura de meditación Seiza puede ser apoyada por un Zafu, un Banco de Meditación, un Cojín de Meditación Rectangular o un Sostén de Yoga. En la postura acostada una estera de yoga de algodón o masaje de Shiatsu puede proporcionar la base básica para la comodidad.

 

Comodidad

No importa qué postura se asume durante la meditación; una base firme, la alineación adecuada para apoyar el cuerpo y la respiración, así como la comodidad son factores importantes. Meditación y cojines de apoyo son fundamentales para lograr la comodidad de modo que puedas centrarte en la mente y que no te distraiga alguna molestia física. Cuando inicias una práctica de meditación, es útil que te enfoques en el cuerpo por un corto tiempo para tomar nota de cualquier área del cuerpo que necesite apoyo o ajuste adicional.

 

Cojines

Hay muchos cojines disponibles para la meditación. Vienen en una variedad de formas, tamaños y colores y están hechos con muchos materiales diferentes. Es importante tomarse el tiempo para pensar en cada uno de los diseños y cómo pueden adaptarse mejor a tus necesidades personales. Considera la altura de los cojines, si la tela es durable pero suave, y cómo el relleno apoyará tu cuerpo. El color del cojín no puede ser demasiado importante, aunque la mayoría de la gente busca un color que se ajuste con el esquema de color de su espacio de meditación.

 

Tipos de cojines de meditación

Para meditar existen variados tipos de almohadillas, no obstante, entre las que ofrecen mejores resultados de relajación y concentración están:

  • Zafus: El tradicional cojín redondo plisado, su principal función es que eleva las caderas y la parte superior del cuerpo para que las piernas puedan descansar cómodamente. Esta variedad de almohadillas tiene diseño ergonómico y te proporcionan mayor comodidad a la hora de sentarte en la postura adecuada, permite una mejor alineación de la columna y estabiliza tu espalda, si lo usas de la forma correcta lograrás que la columna asuma su curvatura natural. Existe varios tipos de zafus: el redondo, apropiado para cualquier técnica de meditación; el zafu en forma de corazón para los menos flexibles o los principiantes y el zafu luna para las prácticas largas de meditación. Esta almohadilla suele colocarse sobre el zabuton y usualmente los venden en paquetes.
  • Zabutons: Se utilizan como base para el zafus o algún otro cojín y proporciona amortiguación para las rodillas y los tobillos durante la meditación. Son cojines planos, cuadrados o rectangulares, son delgados y funcionan muy bien para reducir el estrés en las articulaciones al arrodillarse o para amortiguar extra cuando te sientas cruzado de piernas o en posición de loto. Son almohadillas de soporte para sentarte sobre suelo rígido y, al igual que los zafus, están hechos de diversos materiales

 

Eligiendo una almohadilla de meditación, silla o banco

La primera decisión que debes tomar a la hora de meditar es la postura que te gusta y la que mejor favorece a tu concentración y relajación. Aquí te dejamos las posturas principales, de la más difícil a la más fácil, y los asientos de meditación respectivos.

 

Postura de Yoga

Si te sientas en el suelo en una postura de Yoga (medio-loto, siddhasana, pose fácil, o cualquier otra), todo lo que necesitas es un cojín fino. En este caso, el cojín no tiene que ser alto, de lo contrario se dobla hacia adelante.

 

Birmano / Balinés

En esta postura, te sientas con las piernas cruzadas y con el empeine del pie tocando el suelo. Aquí usarás típicamente un Zafu. También puedes utilizar un bloque de yoga.

 

De Rodillas / Seiza

Esta es ideal para aquellos que encuentran difícil sentarse con las piernas cruzadas, si eres de ese grupo, puedes sentarte en la posición conocida como seiza. Para eso, usarías un banco de la meditación o también puedes voltear de lado un zafu y montarlo a horcajadas. Usar un zafu para este propósito suele ser mejor para quienes no son muy flexibles, ya que eleva las caderas y es más cómodo en las rodillas.

 

Silla

Si tus rodillas no soportan cualquiera de las posiciones anteriores, o si necesitas un asiento secundario para sesiones de meditación más largas, puede usar una silla. Aquí es posible que necesites un cojín delgado, ya sea para obtener la altura correcta, o para apoyar la espalda baja.

 

Alturas y relleno de los cojines

La altura y el tipo de relleno de una almohadilla pueden hacer de tu experiencia de meditación algo diferente. Las alturas varían de 5 a 23 cm (2 a 9 pulgadas). Si consideras que tu cojín no está cumpliendo su función, el problema es probablemente la altura, tal vez sea demasiado alto o demasiado corto para tu cuerpo. Cada cuerpo es diferente, por lo que necesitas probar diferentes alturas de almohadillas. El otro factor es el relleno, de acuerdo al material con que esté relleno tu cojín será la comodidad que te proporcione. Los más usuales son:

  • Cascos de Alforfón: Los cascos del alforfón son la cáscara externa del grano del trigo sarraceno, éstas son demasiado duras para ingerirlas, razón por la cual son usadas, a menudo, como relleno. Este es un relleno suave y es el más popular entre los practicantes modernos porque se siente como si te sentaras en la arena. Al sentarte el relleno se desplaza de acuerdo con la forma de tu cuerpo.
  • Fibra de Kapok: El kapok es una fibra natural, resistente al moho, suave e hipoalergénica, procedente de la semilla del árbol Kapok que se encuentra en los bosques lluviosos de todo el mundo. Los cojines llenos fibra de kapok son más firmes que los llenos de cascos de alforfón y sostienen la forma de tu cuerpo de manera más constante. Aquellas personas que meditan por largos períodos, así como aquellos que necesitan un soporte más alto, tienden a preferir cojines de kapok.
  • Lana: La lana no comprime, es ligera y duradera. Las almohadillas de lana tienden a ser muy cómodas, y permiten más flujo de sangre. Según los expertos, la lana es un buen aislante de energía y un relleno recomendado. Su desventaja es que no es tan firme.
  • Otros materiales: También encontrarás almohadillas llenas de frijoles o granos, poliéster que es una fibra costosa, y algodón que es un relleno más barato, pero nada ecológico, aunque si se embalan utilizando métodos tradicionales, pueden ser extremadamente firmes. También puedes encontrar algunas almohadillas inflables, no recomendadas para meditación.