Los 10 Mejores Cojines de Lactancia para Mamás y Bebés más Cómodos y Felices




Las mamás con experiencia conocen bien tanto las dificultades como los placeres de dar pecho a sus bebitos. Tanto así, que saben que tener el mejor cojín de lactancia para amamantar a sus bebés es la mejor solución para tener sesiones de lactancia más efectivas, tranquilas y amorosas, así como para evitar dolores de espalda, cuello, brazos, muñecas y más.

Estos cojines vienen de diferentes maneras, con formas variadas que se ajustan a diferentes tipos y largos de cuerpo para que cada mamá tenga una opción cómoda y conveniente para ella y su pequeñito. Así, un cojín materno puede ser realmente ajustable y versátil mientras protege tu salud y la de tu bebito.

A su vez, los bebés se sienten realmente tranquilos y seguros con estos suaves cojines, ya que los ubican en la posición correcta y justo a la altura de los pezones de mamá. De esta forma se asegura un mejor agarre y una experiencia mejor para ambos, lo cual ayuda a crear vínculos más poderosos entre madre e hijo.

Sigue leyendo para que te enteres de todo lo que estos convenientes productos para bebés pueden ofrecerte. Te mostraremos los mejores del mercado y además te enseñaremos a escoger el ideal para ti.

 

¿Cuál es el mejor cojin de lactancia?

Todas las madres, ya sean experimentadas o primerizas, tienen mucho cuidado al escoger los productos relacionados con sus bebés. La idea no es sólo que sea conveniente y cómodo para el bebito, sino que también lo sea para mamá.

A su vez, es importante que haga el trabajo de manera eficiente y con seguridad tanto para la madre como para el pequeño.

Por estos motivos, hemos preparado la siguiente lista comparativa con los 6 mejores modelos del mercado para que puedas escoger el que te resulte más conveniente y práctico.

 

Aquí están los mejores cojines de lactancia:

1. Cojín de Lactancia MultiRelax Candide

Compatible con la máquina de lavado

La lactancia materna viene con muchas alegrías pero también con muchos desafíos, para hacer más fácil el arduo trabajo de ser mamá existen productos estupendos en el mercado, entre ellos encontrarás este maravilloso cojín de lactancia.

El diseño ha sido fabricado con un jersey extraíble de algodón natural y se encuentra relleno por micro-esferas de poliestireno, que permiten adaptar la forma del cojín a diferentes posiciones convirtiéndolo en una herramienta versátil, para que tu bebé pueda usarlo mientras duerme, se alimenta y juega.

Además, el modelo cuenta con un arnés central que mantendrá a tu pequeño seguro y bien posicionado sobre el cojín. Puedes elegir el diseño que más te guste entre los 6 colores diferentes que ofrece la marca.

Para limpiarlo solo debes extraer la funda de algodón y lavarla a máquina. Si no cuentas con una secadora, cerciórate de ponerla a secar a la sombra para que el color y la calidad de la tela no se vean afectadas.

 

2. Cojín de Lactancia 17.0590 Nuun Kids Design

Máxima comodidad y versatilidad

 Amamantar a tu bebé es una experiencia única, maravillosa e inigualable… Pero también es cierto que la épicas sesiones de lactancia, tan frecuentes y necesarias para el bebé, resultan agotadoras para muchas madres sino cuentan con el apoyo preciso.

Este cojín de lactancia ayudará a aliviar la tensión de la espalda, el cuello y los brazos mientras mantiene a la pequeña alegría súper cómoda y acurrucada, en la postura adecuada para que pueda prenderse correctamente de la mama.

Ofrece múltiples funciones tanto para la madre como para el bebé. Durante el embarazo puede ser empleado para mejorar las horas de descanso de la futura madre, después del embarazo sus funciones se multiplican: A ratos será un cojín de lactancia, en otros ratos el lugar perfecto para que tu pequeño tome la siesta y cuando comience a crecer, se convertirá en la estación de juegos favorita.

Cuenta con una funda exterior elaborada 100% en algodón, un diseño extraíble, fácil de quitar y poner gracias a su cierre de cremallera. También viene equipado con un arnés central para lo más pequeños.

 

3. Cojín de Lactancia 510110600 Theraline

Diseño extra grande

El tamaño extra grande de Theraline se adaptará perfectamente a las mujeres de cualquier talla. Es un modelo barato pero de estupenda calidad, cuenta con una longitud total de 190 cm, además, posee una estructura flexible y manejable que permite acomodar su forma a una gran variedad de posiciones.

Para los usuarios que buscan una buena relación entre calidad y precio, esta resulta ser una gran alternativa.

El diseño cuenta con una funda exterior extraíble, elaborada en 100% algodón con propiedades hipoalergénicas. En el interior del modelo encontramos un relleno compuesto por micro-perlas de poliestireno que otorgan la consistencia, la comodidad y la estabilidad que necesitan tanto la madre como el bebé.

La comunidad de usuarios coincide en que es un producto muy versátil y de gran durabilidad. La funda exterior cuenta con un sistema de cremalleras que permite quitarla y ponerla de forma fácil y rápida.

 

4. Cojín de Lactancia Boppy  Chicco

Diseño ergonómico y confortable

El cojín Boppy es un diseño premiado y galardonado por la comunidad de usuarios. Si deseas comprar una opción económica y versátil que sea útil para muchas etapas del crecimiento de tu bebé, este modelo seguro te conviene.

Podrás usarlo para sesiones de lactancia, para alimentar a tu pequeño con el biberón o como almohada de apoyo para que tu bebé fortalezca los músculos del cuello y la espalda durante el tiempo que pasa boca abajo o sentado en el cojín.

Las fundas vienen en una gran variedad de colores y estampados, como esta divertida y tierna cubierta de temática animal. Todas son elaboradas en algodón, tanto las fundas como las almohadas pueden lavarse y secarse fácilmente a máquina.

El relleno de Boppy está conformado por una fibra especial que brinda firmeza, suavidad y flexibilidad. Es un diseño aprobado por muchas madres, que encuentran en el cojín el salvavidas perfecto para aliviar las tensiones de la espalda, el cuello y los brazos.

 

5. Cojín de Lactancia Baby Stillkissen & LagerungsKissen Ergobaby

Disponible en 6 colores diferentes

Un modelo súper funcional que hará más confortable el momento de amamantar a tu bebé. Se trata de un cojín de lactancia muy innovador, el modelo cuenta con un diseño curveado relleno de espuma que permite acomodar al bebé en una postura adecuada para favorecer la digestión.

Cuenta con un asa central grande y resistente que permite transportar y manejar el cojín con mayor comodidad. La funda exterior se puede lavar fácilmente a máquina, los fabricantes recomiendan secarla a baja temperatura y no usar lejía.

El usuario podrá elegir su modelo favorito entre seis diseños diferentes. Es un cojín perfecto para bebés de hasta 3 años. Si lo deseas puedes adquirir fundas adicionales, siempre resulta conveniente tener una cubierta extra mientras las otras se lavan.

 

6. Cojin de lactancia Bebe au Lait

Comodidad y versatilidad

Se trata de un cojín para dar pecho en forma de C con dos superficies de lactancia: una suave y una firme para que se pueda adaptar a tu situación al amamantar y las preferencias de tu bebito.

La superficie firme da una plataforma estable para que el pequeñín se sujete correctamente al pezón y le puedas lactar bien, mientras que la suave es ideal para los bebés mientras crecen.

Su diseño está realizado en conjunto con expertos en lactancia materna y cuenta con un cinturón removible y ajustable. Cabe destacar que el lado firme tiene un relleno removible de espuma.

Este modelo es lavable en máquina si le extraes el relleno de espuma y desconectas el cinturón. A su vez, tiene espacio amplio para descansar los brazos.

 

7. Cojin de lactancia Mi Amigo Brest Deluxe

El predilecto de las mamas

Este modelo se enrolla alrededor del cuerpo de mamá para que tanto ella como su pequeñín mantengan la postura adecuada y haya una buena sujeción al pezón.

A su vez, tiene soporte lumbar para mantener una postura correcta durante la lactancia y así evitar dolores de espalda, cuello, hombros, brazos y codos.

Su diseño ergonómico con cojín firme y plano ayuda a que el bebito esté totalmente pegado al cuerpo de su mamá para que no se deslice o ruede por el cojín. Al mismo tiempo, sus hebillas silenciosas y ajustables se pueden colocar y quitar rápidamente sin despertar al bebé.

También cuenta con convenientes bolsillos para guardar botellas de agua, el teléfono inteligente, pañitos de tu bebé y cualquier otro accesorio. Está hecho de algodón y viene a un excelente precio.

 

8. Cojin de lactancia Theraline

No encontrarás un mejor precio

Si buscas un modelo conveniente y cómodo, pero no deseas gastar mucho porque planeas amamantar a tu pequeño por unos pocos meses, necesitas este asequible cojín.

Se trata de un modelo sencillo con un cómodo material para tu bebé que además está libre de químicos contaminantes y evita la aparición de olores o sustancias nocivas.

Además, es realmente portátil, lo cual lo hace bastante práctico para viajar y transportar, así podrás dar pecho en prácticamente cualquier lugar.

Este cojín mide 180 cm, está disponible en diferentes colores: turquesa, marrón, rojo, amarillo con flores, azul, beige y más; incluye funda protectora y además tiene el precio menos costoso de nuestra lista.

 

9. Cojín maternal con funda de tejido elástico Jané

Cómodo y conveniente

Jané es una marca conocida por hacer productos de muy buena calidad para bebés, como este seguro y cómodo cojín maternal con diseño de tipo Ebowl.

Se trata de un modelo con funda extraíble que facilita el cuidado y la limpieza del mismo, así como un arnés que asegura al bebé en posición y facilita la lactancia.

Ese arnés permite que el bebé y la madre puedan adoptar la postura correcta al amamantar para que ambos estén relajados y tranquilos. El bebito podría hasta tomar una siesta luego de alimentarse tan relajadamente.

Está disponible en dos estampados diferentes, está hecho de un material suave y agradable al tacto, pesa tan solo 100 gramos y está disponible a un precio bajo bastante conveniente.

 

10. Cojín de lactancia Dr. Brown’s

Excelente relación precio-valor

Este cojín para la lactancia hecho de algodón viene en forma de medialuna y se ajusta correctamente al cuerpo de mamá para evitar dolores de espalda, cuello, hombros y más.

También le da una postura adecuada al bebé para ayudar a su digestión, ya que lo coloca con la cabeza más inclinada que los pies en dirección al seno para que el proceso sea más cómodo para ambos.

Su material acolchado tiene tratamiento anti bacterias que además repele el agua y los líquidos para que se mantenga limpio por más tiempo.

Su diseño con un extremo grueso y el otro más delgado lo hace más versátil y conveniente para ofrecer posiciones de lactancia casi ilimitadas. Es lavable en máquina y se puede usar con o sin fundas protectoras.




Qué aspectos debes buscar al escoger el mejor cojín de lactancia

Para escoger el modelo más conveniente para mamá y el bebé, esmejor cojin de lactancia importante tener en cuenta varios aspectos como la comodidad y conveniencia del artículo, así como su sujeción, calidad y más.

El cojín que elijas debe ser apropiado para el lugar donde piensas amamantar a tu bebé y tiene que ser cómodo y ajustable. A su vez, es importante que sea lavable en máquina, lo cual lo hace mucho más conveniente. También puedes considerar un modelo orgánico o libre de BPA.

 

Duración esperada de la lactancia

Lo primero que te tienes que preguntar es cuánto tiempo esperas dar pecho a tu bebé. Seguramente esto cambie a medida que a tu pequeñín le crezcan dientes, comience a comer sólidos o tengas que volver al trabajo, pero tener un estimado siempre es ventajoso.

Si piensas lactar por solo 3 meses, la durabilidad no será un gran problema, pero si quieres darle pecho durante todo un año de forma exclusiva, entonces es mejor que inviertas en un modelo más duradero.

 

Ajuste

Es importante que el cojín se ajuste a tu torso y que el bebé quede acostado cómodamente a la altura de tus pezones. Hay modelos más grandes que son ideales para mujeres más altas con torsos más largos, mientras que otros modelos son más pequeños para mujeres menuditas.

 

Formas de cojines de lactancia

Hay cojines en forma de C, de O, o de medialuna. La forma de C se ajusta a casi cualquier tipo de cuerpo y ofrece excelente soporte para brazo sin importar de qué lado se amamante el bebé.La forma de O se enrolla alrededor de todo el cuerpo para dar soporte lumbar, mientras que los modelos de medialuna se ajustan a un lado del cuerpo de mamá, pero no se ajusta muy bien a mujeres pequeñas.

 

Sistemas de sujeción

Hay modelos con cierre de hebilla, otros con sistema de cierre a un lado. Lo malo es que estos modelos no son tan fáciles de poner y quitar, lo que puede ser malo cuando tu bebito tiene hambre y quiere amamantar rápido.

Son más convenientes los modelos con cierre mágico, porque a mamá no se le hace muy cómodo sostener a un bebé hambriento con un brazo mientras intenta asegurar una hebilla con el otro.

 

Lugar de lactancia

Nunca se sabe dónde le dará hambre a tu bebito, así que lo mejor es tener un cojín maternal que te sirva para dar pecho hasta en los sitios más concurridos como la cocina o la sala de tu casa.

También toma en cuenta que a partir de los 4 meses el bebé se distrae más fácilmente, por lo que deberías buscar un lugar más silencioso. El estilo de cojín que elijas depende de si es un sofá, la cama, la mesa o una mecedora.

 

Portabilidad

Busca un modelo que sea fácil de colocar en el carro sin problemas o que se pueda desinflar y doblar para meter en una maleta. Esto hará la diferencia cuando tengas que alimentar a tu bebé fuera de casa.

 

Limpieza

Es muy común que los bebitos babeen y vomiten al alimentarse, así que tendrás que tener paciencia para limpiar el cojín regularmente. Lo más práctico es que busques un modelo lavable en máquina y que cuente con fundas protectoras.

 

Materiales

El material varía mucho entre cada artículo y es muy importante, pues determina la facilidad de limpieza y el grado de soporte que ofrece.

Recuerda que los químicos retardantes de fuego realmente no dan más seguridad a tu bebé, así que es mejor mantenerlo alejado de estos químicos.

Hay modelos orgánicos, libres de BPA y sin químicos que puedan hacer daño a tu bebito. Los cojines con cobertura repelente de líquidos son muy convenientes. A su vez, es importante que consideres bien el material porque tu bebé pasará mucho tiempo en contacto con él. Los hay de algodón, poliéster sintético, espumas y mezclas de algodón orgánico.

 

Dar pecho es un entrenamiento

Las sesiones de lactancia de recién nacidos suelen durar hasta 40 minutos o un par de minutos nada más y, de hecho, el promedio es que todo recién nacido se alimente unas 8 o 12 veces al día en sesiones de entre 20 y 40 minutos. Luego, el bebé toma una siesta y la mamá come algo, y cuando ya pasa una hora, el bebito ya vuelve a amamantarse.

Mientras el niño va creciendo, se va reduciendo un poco la frecuencia y duración de las sesiones hasta que comienza a comer alimentos sólidos. Sin embargo, en este interín, el bebé sigue aumentando de peso y por eso la madre necesita un apoyo ergonómico y cómodo que le permita soportar todo ese estrés físico.

Sin un soporte ajustable, mamá va a sentir cansancio, fatiga y dolores de todo tipo en brazos, hombros, espalda, cuello y muñecas; mientras que el bebé puede tener problemas para sujetarse a los pezones y las sesiones serán malas para ambos. El cojín adecuado evita dolores.

Una vez que veas que vas a amamantar a tu bebé entre 5 y 8 horas diarias, los cojines maternales dejan de ser un lujo y pasan a ser una necesidad, ya que además de toda la comodidad que ofrecen, ayudan a crear vínculos más poderosos y mejores entre madre e hijo.

Lactar no tiene que ser una actividad fatigante y cansona. De hecho, puede ser un hermoso momento de relajación entre ambos.

Por otra parte, es bueno que consideres el periodo prenatal como el precalentamiento a la lactancia materna. Recuerda que aprender a dar pecho adecuadamente puede tomar semanas tanto a mamá como al bebito, lo cual puede ser bastante extenuante.

Con el cojín para lactancia adecuado, mamá podrá colocar su seno de la manera correcta con una mano mientras ayuda al bebé a colocarse de la mejor manera para que se sujete mejor al pezón. A su vez, permite que mamá use sus brazos para acurrucar y mecer al niño y le da más espacio para descansar los brazos y adoptar una postura correcta.