Los 5 Mejores Ventiladores de Mesa que Os Mantendrán Frescos Todo el Verano




El calor del verano puede restarle mucha eficiencia en vuestro trabajo o incluso dificultaros el poder conciliar el sueño. No permitáis que esto suceda y adquiere el mejor ventilador de mesa.

Esta es una de las inversiones más inteligentes durante esta estación porque se trata de un artefacto que cuenta con un tamaño o suficientemente compacto y conveniente para ser cómodamente colocado en un escritorio o cualquier otra mesa, pero sin restarle potencia en su funcionamiento.

Un ventilador de mesa puede proporcionar una corriente refrescante de aire en un espacio interior para reducir o eliminar la desagradable sensación de congestión que puede producirse con regularidad. Además de que son muy útiles para asegurar que los hogares y las oficinas puedan mantenerse libre de insectos.

 

¿Cuál es el mejor ventilador de mesa?

Conseguir un buen ventilador de mesa puede ser una gran preocupación, pero también lo es el hecho de conseguirlo a un precio que no golpee los ahorros. Por fortuna no existe sólo uno sino varios tipos de ventiladores de mesa que varían mucho entre las características que pueden ofrecer y entre los que se puede conseguir uno a un precio asequible que cumpla con los requisitos que tenéis.

Para ahorraos la búsqueda de este producto, nos hemos dedicado a buscar y revisar a fondo varios de los modelos que se encuentran a la venta a fin de crear la mejor y más detallada lista comparativa con el top 5 de los mejores modelos de ventiladores a un precio realmente fantástico que os convenga. ¡Echad un vistazo!

 

1. Ventilador calefactor purificador Dyson Pure Hot+Cool Link

Controladlo desde vuestro móvil

Posee un diseño moderno de color blanco. Es un modelo que purifica y refresca el ambiente de forma inteligente gracias a su filtro HEPA Glass 360 que elimina contaminantes potencialmente tóxicos y olores. Cuenta con dos años de garantía y dos aplicaciones para vuestro dispositivo móvil que permite su control a distancia.

 

2. Rowenta Turbo Silence Extreme VU2630

Cinco velocidades para una mayor intensidad

Este ventilador de mesa cuenta con cinco aspas y un asa ergonómica integrada para transportarlo con mayor comodidad. Incluso cuenta con cinco velocidades entre las que podéis elegir para conseguir la intensidad del aire que prefiráis. Incluye posición turbo y posición nocturna silenciosa. Su rejilla reforzada aporta un máximo de seguridad.

 

3. Ventilador de sobremesa Mondial V-64- 6P

Ventilador de altura ajustable

Es un modelo telescópico que, además, utiliza una exclusiva patente de seis aspas para mayor caudal de aire y se posiciona como uno de los modelos más silenciosos que podéis comprar.

A su vez, viene en un sobrio diseño color negro y ofrece tres velocidades entre las que podréis explorar.

 

4. Brandson Ventilador de mesa 30 cm

Hermoso color cobre

Se trata de un modelo con un bello y llamativo color cobre que mide 30 cm. Este modelo garantiza suficiente aire fresco y una ventilación idónea en los días calurosos y es incluso adecuado para un funcionamiento continuo porque no se recalienta.

Tiene un peso conveniente que permite su transportación.

 

5. Klarstein Touchstream WH

Temporizador integrado y panel de mandos táctil

Podéis escoger entre la combinación de blanco con negro y un modelo completamente negro. Cuenta con un panel de mandos táctil y una carcasa con dos niveles de inclinación y oscilación opcional.

Posee temporizador integrado, es silencioso y capaz de mover grandes cantidades de aire en varias direcciones. ¡Incluye control remoto!




Cosas a considerar cuando estáis en busca de un ventilador de mesa

Gracias al afán de los seres humanos por generar brisa fresca o fría a lo largo de los años, hoy podemos gozar de aparatos sofisticados y no tanto que nos alivian el calor del verano. Pero es, específicamente, a los avances agigantados que se han dado en el área de la ingeniería de ventiladores, que es posible que podamos disfrutar de ventiladores casi totalmente silenciosos y ajustables que son perfectos para tener en nuestros escritorios u otros espacios de la oficina o el hogar, para dormir o hacer las tareas propias del día a día.

Además del ahorro de espacio que significa y del bajo nivel de sonido que generan durante el funcionamiento, hay varias otras cosas que son importantes considerar para asegurarse de que vuestro ventilador sea de buena calidad, tenga un funcionamiento óptimo y de que sea lo suficientemente conveniente para vosotros como que posea función oscilación, mando a distancia, temporizador, que sea fácil de limpiar, entre tantas otras cosas que incluso no se relacionan con su funcionamiento pero sí con que la compra sea satisfactoria como el hecho de que tenga un precio bajo, por ejemplo. A continuación, las más importantes de ellas:

 

Diseño del ventilador

Los ventiladores de mesa dan para todos los gustos y opiniones, y precisamente es el diseño que tiene el que muchas veces incide en que unos sean menos costosos que otros. Normalmente os encontráis en tiendas y en la web el modelo más común de estos ventiladores de mesa para casa y oficina que es el de flujo axial. Es el más popular y cuenta con un rayo giratorio con un número de álabes de ventilador que giran en paralelo al rayo y, por tanto, impulsan el flujo de aire. Estos se caracterizan por tener un diseño exterior que puede ser tanto redondo como cuadrado, además de un eje de impulsor en el centro exacto que normalmente sopla aire a través de una rejilla.

Una versión más moderna de estos prácticos ventiladores es el de torre y cada vez gana más terreno en la preferencia de los usuarios porque es muy conveniente en cuanto al ahorro de espacio y tiene un diseño mucho más discreto. Se conoce con este nombre porque presenta una forma vertical alargada y alta, en vez del antiguo diseño circular o cuadrado en forma de cuclillas.

En este caso, el eje del impulsor tiene una orientación vertical y se encuentra en el centro del ventilador. A medida que el eje gira, las cuchillas empujan el aire hacia arriba y hacia abajo (en oposición a la horizontal, como en un ventilador de flujo axial estándar), mientras que el exterior del ventilador contiene salidas cuidadosamente diseñadas para dirigir el flujo de aire.

Por otro lado, existe otro tipo de ventilador al que se le denomina bladeless, es decir, “sin cuchillas”. Es uno de los modelos de última tecnología que pocas marcas han desarrollado y, como su nombre lo indica, prescinde de las cuchillas, por lo que es uno de los más seguros de usar. Funciona mediante la rotación de ventiladores dentro de una base y luego un motor empuja el aire que fluye a través de un anillo expuesto donde el flujo de aire se enfoca en una “brisa” dirigida.

 

Oscilación

Este punto está relacionado con la dirección del flujo de aire que emite el ventilador para “balancearse” de lado a lado. Independientemente de si se trata de un tipo de ventilador de torre o de uno de flujo axial, es importante que sepáis que la capacidad del ventilador para oscilar asegura un volumen aún mayor de circulación de aire en un espacio dado sin tener que aumentar la velocidad a la que las cuchillas del ventilador están girando.

 

Fuente de alimentación

La mayoría de los modelos que podéis encontrar son eléctricos, pero no por esto deja de variar el modo en el que se alimentan de energía para funcionar. Por ejemplo, la mayoría de los modelos y los más comunes requieren de un cable que debe conectarse a un enchufe para funcionar.

Esto significa que mientras más corto sea ese cable, más seca debéis colocarlo del enchufe, lo que puede ser un problema si no tenéis un tomacorriente cerca del lugar en el que lo necesitáis colocar.

Sin embargo, existen otras opciones en el mercado mucho más tecnológicas y prácticas para alimentar los ventiladores que van desde aquellos que incluyen baterías que pueden ser tanto recargables como reemplazable hasta otros que se alimentan de puertos USB.

Ambas opciones son ideales cuando queréis que vuestro ventilador sea portátil. No obstante, un ventilador de escritorio que pueda ser cargado con un puerto USB es un beneficio práctico para aquellos que prefieren no gastar dinero extra en baterías y que, además, planean usarlo cerca de una computadora u otro dispositivo eléctrico que bien pueda funcionar para alimentar dispositivos externos como éste.

 

Temporizadores y Programación

En caso de que estéis pensado en un modelo de ventilador para la habitación, podéis beneficiaros de un modelo que no sólo sea silencioso, sino que os permita programarlo y que cuente con un temporizador.

En temas de seguridad, esta es una característica bastante útil de modo que os asegura que el ventilador dejará de funcionar en un punto determinado de la noche mientras dormís. Esta opción suele estar disponible en modelos que no son tan económicos como los tradicionales que no lo incluyen.