Los 5 Mejores Vasos con Boquilla para Alimentar a Tu Bebé en Sus Primeros Meses de Vida




Todos los bebés aman el biberón, lo sabemos! No obstante, los pediatras recomiendan desprender paulatinamente el uso de la botella cuando tu pequeño cumple entre 12 y 18 meses de edad, esta acción es importante para garantizar el buen desarrollo de sus dientes y sus habilidades de expresión.

Los vasos con boquilla son una excelente herramienta para ayudar a tu bebé en la transición que implica dejar atrás el biberón y aprende a tomar en una taza corriente.

Las copas con boquilla te ofrecen grandes beneficios, el más importante de todos es que tu pequeño estará desarrollando sus habilidades psicomotoras y trabajando la coordinación entre ojos, manos y boca. Además, estos adorables y eficientes vasos están provistos de un sistema antigoteo para evitar accidentes y derrames.

Su diseño y modo de funcionamiento asemeja la forma natura del busto femenino, una característica que convierte los vasos con boquilla en la herramienta de transición perfecta, ya que tu bebé podrá familiarizarse rápidamente con ella.

 

¿Cuál es el mejor vaso de boquilla?

Al visitar el mercado encontraremos numerosos vasos con boquilla, elegir el que mejor se adapte a las necesidades de tu bebé se convierte en una tarea complicada cuando te bombardean con información y no conoces mucho acerca del tema.

Es importante que elijas el producto correcto, que sea seguro y eficiente para tu pequeño, nuestra intención es orientarte al momento de comprar y que a través de nuestra ayuda puedas elegir el vaso de boquilla perfecto.

Para lograrlo te invitamos a considerar estos factores, los más relevantes a la hora de elegir una copa de transición:

  • Materiales de fabricación
  • El tipo de boquilla que te ofrece cada modelo
  • El sistema con antigoteo
  • Seguridad
  • Facilidad de limpieza

No estará demás tener cuenta la marca fabricante, el costo y diseño. Hoy traemos para ti una pequeña lista comparativa, la guía de compras definitiva para ayudarte a elegir el mejor producto. ¿Listos? ¡Empecemos!

 

1. Vaso con boquilla Philips Avent SCF551/03

Excelente relación entre calidad y precio

Se trata de un estupendo vaso de boquilla, el modelo más barato de nuestra selección. Provisto de una capacidad de reserva de 200 ml.

Equipado con válvula antiderrame, dos asa laterales y una embocadura de silicona sin BPA, suave al tacto y fácil de usar. Su uso es recomendado para niños mayores a 6 meses.

 

2. Vaso con boquilla Thinkbaby

Un producto libre de tóxicos, sin BPA, plomo, PVC ni PET

Es una linda copa de boquilla que puedes comprar en color rosa y naranja. Tiene una capacidad de 266 ml y su uso es recomendado para niños desde los 9 hasta los 36 meses de edad.

Está provista de manijas laterales para brindarle a tu pequeño un buen agarre y una tapa externa para proteger la boquilla y mantenerla limpia.

 

3. Vaso de transición con boquilla Chicco NaturalFeeling

Provisto de asas ergonómicas y antideslizantes

Es un económico vaso de transición para tu bebé. Este modelo cuenta con una capacidad de reserva de 150 ml y una boquilla súper suave que puede ser usada por niños mayores de 6 meses.

Fácil de limpiar y apto para el lavavajillas. Su diseño en color morado es ideal para niños y niñas. Está provisto con un sistema antiderrame y una tapa externa.

 

4. Paquete de 4 tapas para bebés Tiny Angel

Un kit súper versátil y funcional

Se trata de un conjunto de tapas de boquilla, súper versátil ya que estas tapas son capaces de adaptarse a una amplia variedad de tazas y botellas.

Están fabricadas en silicona sin BPA, son duraderas, fáciles de limpiar, estirar y no gotean. Su uso está indicado para bebés de 9 meses en adelante.

El set incluye 4 tapas en brillantes colores: Rosa, naranja, morado y rojo.

 

5. Vaso 2 en 1 adaptado al crecimiento OXO

Modelo 2 en 1 adaptado al crecimiento

Esta copa nos presenta un diseño innovador ya que viene provista de dos tapas, una con boquilla para ayudar a tu bebé durante el lapso de transición y otra tapa con las aberturas de una taza corriente, para acompañarlo durante su crecimiento.

El vaso tiene una capacidad de 200 ml. Está provisto de dos manijas laterales, extraíbles y  antideslizantes y de un sistema de medición demarcado sobre el recipiente transparente.