Los 5 Mejores Tocadiscos Modernos para Oír Buena Música Como en Otros Tiempos




Cuando algo ha sido realmente bueno en el pasado, queremos revivirlo ¿Verdad? Por eso más de uno anda buscando el mejor tocadiscos, porque estos aparatos han regresado repotenciados al mercado de los reproductores musicales.

En las décadas de los años 70 y 80, el disco de vinilo era el formato más flipante para escuchar buena música. Pese a la aparición del CD y los formatos digitales, muchos aseguran que el sonido de los ahora llamados simplemente vinilos, no ha podido superarse.

¿Estaríais de acuerdo con esto? Los pasaditos de 30 o 40 podrían saberlo con más certeza, aunque los más jóvenes, amantes de lo vintage, flipan hoy en día con este tipo de dispositivos nostálgicos pero renovados.

La cuestión es que no todos los compradores actuales de estos equipos podrían saber muy bien cómo escoger. Para los más entraditos en años resultarían una sorpresa las nuevas funciones y características de los tocadiscos modernos. Para los chavales podría también ser una tarea complicada.

 

¿Cuál es el mejor tocadiscos?

Seguro algunos dirían ¡Pues uno clásico claro! La cuestión es que un modelo tradicional y antiguo de segunda mano, aunque esté en muy buen estado, podría necesitar repuestos más adelante. Y ¡Vamos! Que no serían fáciles de conseguir.

Además, los ejemplares nuevos son tan bonitos e incluyen tantas novedades que resultan una tentación para cualquier amante de la música.

Pero ¿Cómo escoger? Ya hace un par de años que están de moda y podría ser fácil dar con la opinión de quienes hayan hecho test con las nuevas versiones. Lo más importante es que logréis hallar un equipo con un precio económico o asequible y, obviamente, que sea de buena calidad. La marca es igualmente un punto que deberéis considerar.

A modo de guía, podéis revisar esta pequeña lista comparativa que contiene los 5 mejores tocadiscos del mercado y que han sido muy bien valorados en Amazon.

Aqui tienes el listado con los mejores tocadiscos:

 

1. Tocadiscos Plato giradiscos Marantz TT15S1/N1M

Elegante y clásico

El diseño de este tocadiscos es limpio y bonito y viene en un agradable color blanco para un aspecto más moderno. Mide aproximadamente 440 x 110 x 350 mm y funciona con alimentación de corriente alterna.

Su chasis está elaborado en resina y su plato está fabricado en cerámica. Para que os sintáis en otras épocas, muy a lo vintage, su funcionamiento es manual. Su potencia de salida de 3 mV / 1 kHz y cubre un rango de frecuencias entre 20 Hz – 20 kHz.

 

2. Tocadiscos de correa AKAI Professional BT500

El de acabados de madera de nogal

De estética vintage pero definitivamente moderno, este modelo evoca en realidad otras épocas de la reproducción musical. La base está elaborada en madera natural de nogal. Los controles son bañados en aluminio y los jacks o enchufes de salida RCA tienen baño de oro. Trae la clásica cubierta antipolvo transparente, pero usarla es opcional.

El brazo es muy ligero y recto. Viene con un software para convertir la información a formato digital, además de un puerto USB para conectarlo con el ordenador. Puede conectarse a través de Bluetooth.

 

3. Tocadiscos Pioneer PLX 500

Con brazo en forma de S

Esta versión tiene igualmente una bonita estética vintage, pero más del estilo DJ. Tiene un motor de tracción directa y salida USB para convertir la música analógica en archivos digitales, con ayuda de un software que viene incorporado. No necesita un amplificador externo y puede conectarse directamente a unos altavoces. Es compatible con PC y Mac. Da muy buen sonido y se consiguen buenas mezclas.

La tapa o cubierta antipolvo sirve como soporte para la portada del vinilo que estéis escuchando.

 

4. Tocadiscos Audio-Technica AT-LP3B

Para varios tamaños de vinilo

Su diseño es sobrio y en un color negro que combina perfectamente en cualquier habitación donde deseéis ubicarlo. El cartucho de la aguja es de un resaltante color rojo y el brazo es equilibrado y recto.

Este modelo incluye la opción para adaptar el funcionamiento según el tamaño del vinilo que vayáis a escuchar. Es completamente automático, eso quiere decir que posee un  brazo de lectura dinámico que se coloca solo sobre el vinilo para comenzar la reproducción y luego se retira.

 

5. Tocadiscos Sony PSHX500

Convierte fácil a mp3

Su aguja es de diamante y tiene doble velocidad de reproducción. Como la mayoría de los tocadiscos trabaja con un sistema de transmisión por correa.

Trae un software de edición para convertir la música en mp3. Es completamente automático y protege los vinilos de arañazos por la aguja. Su marca es garantía de buena calidad y el precio bastante económico y asequible. Su estilo es elegante y es fácil de utilizar.




¿Qué es un tocadiscos?

Difícilmente no sepáis lo que es, porque no se trata de una máquina reciente. Seguro habréis tenido uno en casa, heredado de vuestros padres o habréis visto alguno en la casa de la abuela.

Desde los años 50, pasando por los años 60, 70 y 80, era el dispositivo más común para reproducir todo tipo de música y hacer mezclas. Su forma de lectura y escritura analógica, a través de una aguja, sobre un disco de vinilo, le daba la mejor calidad de sonido para la época.

La aparición del cassette, el CD y la música en formato digital se convirtieron en su competencia y fue desplazado, pero no para todos y tampoco por mucho tiempo.

Actualmente, muchas personas insisten en que el mejor sonido lo produce un tocadiscos ¿Estáis entre ellas? Si no, podríais atreveros a probar, sobre todo porque estos artefactos han sido mejorados por muchas de las casas fabricantes. Los han adaptado a las nuevas tecnologías, así que satisfacen todos los requerimientos.

Pero, entre gustos y colores no han escrito los autores. Todavía hay quien prefiere la opción totalmente vintage. Quizá sea porque no ha probado las nuevas versiones y su versatilidad.

 

El tocadiscos antiguo vs. el tocadiscos moderno

Un artículo vintage  puede tener un gran valor para los coleccionistas de cosas antiguas, pero quizá no sea funcional para quien desea comprar algo que funcione y cubra las expectativas actuales.

Comprar un tocadiscos de segunda mano con la intensión de oir música con él, podría provocaros dolores de cabeza más temprano que tarde. Aunque la calidad de sonido solía ser prácticamente insuperable, equipo viejo y delicado, podría a la larga tener problemas como un motor dañado, una aguja rota, un plato inestable, etc.

Las ventajas que puede tener un tocadiscos moderno no son solo que sus piezas son nuevas. Muchas empresas especializadas en estos aparatos de reproducción como Sony y Pioneer, se han activado en la fabricación de dispositivos nuevos. Estos suelen ser de gran calidad y además, incluyen muchas funciones que antes ni se veían.

Por ejemplo, ¿Cuándo en 1980 hubierais grabar de vinilo a mp3 o conectar el aparato por bluetooth con un ordenador? ¿Cuándo en los años 70 hubierais sabido el número de canción con una pantalla LCD en un tocadiscos de estilo retro?

Incluso existen modelos que vienen con altavoces incorporados, radio FM con sintonizador sensitive y hasta podría ser inalámbrico.

En conclusión, para una ilusión de un reproductor clásico pero que no pase por alto las nuevas tecnologías, es buena idea haceros con una versión más moderna.

 

Componentes básicos que todo tocadiscos bueno debe tener

A menos que seáis expertos y avanzados usuarios de los tocadiscos, es muy útil que empecéis a documentaros sobre sus partes y funcionamiento. Eso va a contar realmente para que el tocadiscos nuevo trabaje bien y dure por años. Incluso para los discos o vinilos se conserven mejor.

Los más sabios en la materia suelen invertir muchos más euros en un equipo de calidad que ahorrarse unos pocos y os diremos por qué. Si un tocadiscos tiene un brazo inestable con la aguja sin mucha precisión, podríais rayar vuestros vinilos y perderlos para siempre.

En pocas palabras, conoced bien las partes antes de tomar una decisión.

 

La base

Es la estructura de mayor tamaño del reproductor y le da soporte a los demás componentes. Debe ser fuerte, sólida y estable para que el sonido se expanda con mayor calidad y fidelidad.

Casi siempre viene con cuatro patas para mejor posición sobre cualquier superficie y puede estar elaborada con madera natural, metal o plástico. Los que son hechos en madera suelen tener un estilo retro ideal para quienes gustan de estas tendencias.

 

El plato

Es una pieza circular donde se ubica el vinilo y lo hace girar para permitir la lectura y reproducción del sonido. Bajo la base se suele incluir el motor que impulsa los giros del plato, casi siempre con un mecanismo de transmisión de correa. Es vital para que la música salga con buena calidad que el plato sea bastante pesado y no vibre mientras se mueve.

Sobre él va una capa acolchada que sirve para apoyar más suavemente el disco y también para amortiguar más las posibles vibraciones.

Usualmente, tiene opciones de girado lento y rápido y se adapta a los diferentes formatos de reproducción que comúnmente son 33 RPM y  45 RPM. RPM significa Revoluciones Por Minuto.

Los vinilos más antiguos son de 78 RPM, pero para reproducirlos hace falta comprar un plato adicional que se adapte al tocadiscos, en la mayoría de los casos o un equipo totalmente diferente y con lectura para estos formatos.

 

El brazo

Es esa parte larga y delgada que puede ser de funcionamiento manual o automático y que lleva la aguja hasta el vinilo para la lectura de la música. Este, al igual que el plato, debe ser muy estable y preciso. Si vibra o se balancea durante la reproducción puede sonar la música a una velocidad equivocada o incluso dañar el vinilo, rasguñándolo con la aguja.

 

La aguja

Va dentro de un cartucho que la sostiene con presión y seguridad. Es el lector óptico de la información contenida en el vinilo. Cartucho y aguja son piezas fundamentales para que obtengáis un sonido de calidad. A medida que la tecnología ha avanzado, estos dos componentes del reproductor se han ido actualizando para producir música de mejor calidad.

Son fácilmente reemplazables si se quiere comprar un par más actualizado o si se ha dañado alguno de los dos.

 

¿Sabes cómo escoger un buen tocadiscos? ¿No? Sigue estos tips

Para elegir bien uno de los nuevos modelos disponibles en el mercado, no debéis olvidaros de revisar la marca, el precio y si es de buena calidad. Pero adicionalmente, tendréis que tomar en cuenta si posee las siguientes características:

 

Grabación digital

Si el equipo que has seleccionado graba tus álbumes en memoria USB es una gran ventaja frente a otros que no lo hagan. Por lo general, cuando vienen con esta característica, incluyen un software que permite la edición o almacenamiento de la música en formatos digitales como mp3.

Debéis tener en cuenta que el sonido será grabado tal cual es emitido desde el vinilo, incluso si este tiene saltos o silencios eventuales.

Eso sí, fijaos siempre que el tocadiscos no disminuya la calidad y otras prestaciones solo porque incluye la función de grabado digital.

 

Modo manual y automático

Uno es más económico que el otro ¿Adivináis cuál? Así es, el equipo con funcionamiento manual suele ser más económico pero da ventajas a quienes no sufren de pánico al colocar la aguja sobre el vinilo. Para quienes no lo dominan puede ser un momento estresante porque colocarla de manera poco delicada puede dañarla a ella y al disco.

Por eso existen los ejemplares de brazo automático que ubican solitos la aguja sobre el sitio apropiado para comenzar a reproducir la música.

Ambas versiones tienen sus ventajas y desventajas. El inconveniente que podríais encontrar con los automáticos es el precio, pues un brazo bien balanceado que garantice una buena y precisa ubicación de la aguja os costará unos cuantos euros más.

Pero la decisión dependerá de vuestras necesidades.

 

Puerto USB

Para transferir la información analógica hasta el ordenador y tener la música en formato digital es necesario un puerto USB. Hay personas que pueden tener grandes colecciones de discos y que para poder escucharla en el coche necesitan convertirlas a un formato mp3.

Hay ventajas y desventajas en  estos sistemas con conversión digital. Como dijimos ya antes, podrían estarse reduciendo la calidad de sonido, balance del brazo, estabilidad de la base u otras características para equilibrar el costo por la inclusión del puerto y el software.

Pero si transferir vuestra música a mp3 para protegerla o llevarla a todas partes es vuestra prioridad, entonces debéis optar por este tipo de tocadiscos.

 

Actualizable

En cuanto a ahorro razonable, es conveniente un aparato capaz de permitir actualizaciones. Si estáis enamorados del tocadiscos y queréis seguir escuchando música con él, más os vale seleccionar alguno que permita mejoras y cambios.

Existen modelos que aceptan nuevos brazos, el sistema de correa, cartuchos y agujas.

 

Rangos de precios

Imposible olvidar este punto. Se trata de evaluar qué es lo que realmente estaréis invirtiendo y si el modelo en cuestión vale la pena en el costo. Es posible que halléis dispositivos con precios superiores a los €1000 o solo un poco por encima de los €100. No os vayáis solo por el precio. Tratad de equilibrar vuestra selección entre un aparato de calidad y un precio asequible.