Los 5 Mejores Switches de Red Más Sorprendentes para Optimizar Tus Redes




Para aquellas personas que quieren optimizar sus redes y mejorar la velocidad de las mismas, contar con el mejor switch de red es una obligación. Estos dispositivos te permiten tener redes Wi-Fi mejor organizadas, rápidas y eficientes que puedan manejar muchos usuarios al mismo tiempo gracias a su buen manejo de los datos, tiempos de respuesta veloces y geniales funciones como muchos puertos o seguridad mejorada.

Con estos aparatos puedes olvidarte de tener redes muy lentas sin ninguna explicación y podrás sacarle el jugo a las conexiones en todos tus dispositivos, desde teléfonos inteligentes hasta laptops y electrodomésticos conectados a la red. Solo tienes que colocar los cables de red, configurar el conmutador, bien sea compacto o modular y ¡voilà!, tendrás redes que funcionen muchísimo mejor.

 

¿Cuál es el mejor switch de red?

Sabemos que cada vez que vas a comprar algo te encuentras con esta gran pregunta. Es por eso que en este artículo planeamos sacarte de todas tus dudas y ayudarte a conseguir el mejor modelo del mercado, ese que mejor se adapta a ti y tus requerimientos y que realmente logrará que notes las mejoras deseadas en tu red.

Para ello hemos preparado la siguiente lista comparativa con los mejores concentradores de red disponibles actualmente. Solo tienes que darle un vistazo y elegir el más idóneo para ti.

Más adelante podrás enterarte de las características generales de estos dispositivos y qué debes esperar y buscar en cada uno de ellos.

 

1. TP-LINK TL-SG1005D – Switch de red con 5 puertos

No gestionado y realmente popular

Se trata, sin lugar a dudas, de uno de los modelos con el diseño más atractivo y alejado de la típica caja gris o negra totalmente rectangular y muy poco llamativa. Este modelo Gigabit Ethernet no gestionado realmente cala y es el más asequible de la lista.

Cuenta con 5 puertos para cable de red y velocidades de 10/100/1000 Mbps, detección automática de la velocidad de la red, soporte automático para MDI / MDIX y una garantía de 3 años. También puedes adquirirlo en su versión de 8 entradas.

También incluye el control de flujo de estándar IEEE 802.3x para transmisión confiable de datos y modalidad plug and play que no requiere de ninguna configuración o proceso previo para conectarlo a tu red.

A su vez, cuenta con ahorro de energía para Ethernet que reduce el consumo en un 70% y una carcasa de plástico con el diseño ideal para usar como un aparato de sobremesa o para montar en la pared.

 

2. Netgear GS205-100PES

Uno de los menos costosos

Otro modelo no gestionado, pero esta vez de otra excelente marca como Netgear. Se trata de un equipo con 5 puertos gigabit de 10/100/1000 Mbps tipo RJ45 UTP y que cumple con las normativas IEEE 802.3u y IEEE 802.3.

Este conmutador funciona con modem ADSL y Router, cuenta con una buena memoria buffer de 0.75 MB y cuenta con ahorro energético en sus entradas para reducir el consumo de energía.

Su modo de conexión es realmente fácil y rápido para hogares y entornos pequeños, ya que se conecta automáticamente y sin configuraciones por su modalidad plug and play. También es de los más económicos de la lista.

Está disponible en color blanco, cuenta con LEDs para comprobar el estado de cada puerto, se apaga automáticamente al no recibir señal para ahorrar energía y está disponible en varias presentaciones de 5 a 48 entradas y hasta con funcionalidad PoE.

 

3. Cisco SG110D-08

Gran calidad, buen precio

Ahora les presentamos otro puerto no gestionado con modalidad Gigabit Ethernet de alta velocidad, ya que maneja velocidades de 10/100/1000 Mbps, y de gran versatilidad por sus 8 puertos.

Por otro lado, cuenta con varios estándares de red IEEE: 802.1p, 802.3, 802.3ab, 802.3az, 802.3u y 802.3x. Además, viene con 128 MB de memoria flash y 128 MB más de memoria interna.

Es compatible con soporte automático para MDI/MDIX, cuenta con función QoS, tiene capacidad de conmutación de 16 Gbit/s y, aunque tiene soporte de control de flujo, no cuenta con funcionalidad PoE.

Por último, es un modelo bastante ligero de 430 gramos, pequeño y compacto, con un rendimiento de 11.9 Mpps y un buen precio para la calidad y características que ofrece.

 

4. Linksys SE4008-EJ

Gestionado y económico

Como se trata de una de las marcas más populares en soluciones para redes y Wi-Fi, este switch de red gestionado es bastante bueno y conveniente, ya que cuenta con 8 puertos Ethernet Gigabit de alta velocidad y más.

Viene con función QoS para mejorar las transmisiones de streaming o de videojuegos en línea en tiempo real e incluye detección automática de la velocidad para maximizar el flujo de datos en 10/100/1000 Mbps.

A su vez, el modo de ahorro de energía avanzado detecta cuáles de las entradas no están en uso y evita gastos innecesarios, por lo que también te ahorra un buen dinero.

Cumple con los estándares IEEE 802.3, 802.3u, 802.3x, 802.3ab y 802.3az y además de su buen precio, cuenta con un diseño robusto que inspira confianza y que te hace sentir que compraste un equipo de buena calidad para muchos años.

 

5. Zyxel GS1900-8

Uno de los más versátiles

Si no te importa gastar un poco más y adquirir el modelo más costoso de nuestra lista comparativa, este switch de 8 puertos Gigabit Ethernet de 10/100/1000 Mbps con tipo de conmutación RJ45 es ideal para ti.

Este aparato es compatible con MDI/MDIX automático, funciona con full dúplex y además soporta tecnología QoS para dividir correctamente el uso de tu internet y lograr experiencias de streaming o juegos en vivo más satisfactorias.

Al mismo tiempo, cumple con varios estándares IEEE como 802.1Q, 802.1x, 802.3at, 802.3az, 802.3u, 802.3x y otros. Aunque no cuenta con compatibilidad PoE, sí tiene soporte para VLAN y control de flujo.

Por último, el equipo está disponible en color negro, goza de un diseño bastante limpio y pesa apenas unos 650 gramos. Logra mejorar la velocidad de tu Wi-Fi y no se recalienta.




¿Por qué comprar un switch de Ethernet?

Estos aparatos se han vuelto una de las herramientas más buscadas de los usuarios de internet de alta velocidad que quieren tener redes más versátiles y mejor equipadas para manejar cantidades grandes de usuarios y poder disfrutar sin problemas de buenas experiencias de streaming y de videojuegos en línea.

Los conmutadores Ethernet actúan como concentradores que conectan segmentos de red específicos y dispositivos entre sí mientras conserva la capacidad de enviar los datos hacia donde tiene que ser.

Antes de comprar estos switches de red, es importante que conozcas la terminología de los mismos. Por ejemplo, para medir la velocidad, se usa una unidad llamada velocidad de envío de paquetes, siendo el paquete una unidad de datos que se envía desde el lugar de origen a otro punto de la internet.

A su vez, existen los switches gestionados y los no gestionados. Los primeros pueden ser programados y ajustados, mientras que los segundos no.

Estos dispositivos pueden venir con una cantidad de puertos Ethernet para conectar cables de red. Recuerda que el número que necesites va a depender de lo que pretendas hacer con el aparato. Los modelos grandes, conocidos como modulares, sirven para uso en ambientes corporativos de gran tamaño.

Por su parte, los compactos tienen unas 48 entradas y se usan mayormente en casas o ambientes de menor tamaño. La mayoría de los switches de red tienen entre 5 y 48 puertos.

 

Switches de Ethernet: lo que debes buscar

Si compras el modelo adecuado para tus necesidades, ten por seguro que las velocidades de tu red van a mejorar muchísimo. Para ello, primero te recomendamos tener en cuenta el número de redes que van a usar el aparato antes de comprarlo, así podrás decidir la cantidad de puertos que necesitas.

A continuación, es importante que también tomes muy en cuenta los siguientes antes de comprar un modelo específico:

  • Velocidad del internet: cada modelo tiene capacidades de velocidad diferentes, por eso algunos modelos manejan velocidades de 10 Mbps y otros hasta 100 Mbps. De todas formas, para que puedas notar cambios reales en la velocidad de tus redes Wi-Fi, lo que necesitas es un conmutador Gigabit Ethernet, los cuales pueden manejar 1000 o hasta 2000 Mbps y te darán la mejor rapidez.
  • Modo store-and-forward: la manera de reenviar los paquetes también es relevante, siendo la de almacenamiento y retransmisión la más común y efectiva. Con este método, el switch puede buscar errores, filtrar los paquetes y enviarlos a donde deben ir con el menor retraso posible.

Este modo también te permite convertir velocidades LAN, así que busca un modelo con estas capacidades si quieres algo rápido, versátil y confiable.

La alternativa son los modelos cut-through, pero estos no chequean el paquete completo en busca de errores y no ofrecen la mejor velocidad.

  • Velocidad de red: siempre es importante lograr la mayor velocidad de envío de paquetes. Recuerda que, mientras más rápido sea el conmutador, más rápido podrá enviar y recibir paquetes. Esto se mide en millones de paquetes por segundo.

También es importante que prestes atención a los backplanes por segundo, es decir, la velocidad de manejo de paquetes entre los módulos de un switch. Esto es relevante para tener una buena capacidad de trabajo en tu red.

  • Densidad: si buscas muchos puertos para migrar a sistema VoIP, vas a necesitarlos con alta densidad con bajo consumo de energía. Además, cada día hay más dispositivos inalámbricos conectados al Wi-Fi como teléfonos inteligentes y el internet de las cosas, por lo que hacen falta redes WLAN de alta velocidad y alta densidad de puntos de acceso.

Y recuerda que, con más puntos de acceso, harán falta más entradas para manejar los incrementos de velocidad en las redes de forma adecuada, así como el aumento de dispositivos conectados, desde maquinas expendedoras conectadas a la internet, hasta microondas y neveras.

  • Energía a través del Ethernet: también conocido como PoE, es una característica necesaria en los switches modernos de buena calidad. De hecho, se busca el tipo PoE+, por su mayor uso de energía por cada dispositivo conectado. Esta función consiste en que el equipo pueda recibir alimentación directamente del cable de red, eliminando la necesidad de enchufes y cables de corriente.
    Ahora bien, como los conmutadores con esta característica pueden consumir entre 5 y 20 veces más al servir a dispositivos compatibles, hay que tener mucho cuidado con el consumo de energía y el sobrecalentamiento del sistema.
  • SDN: estas siglas representan las redes definidas por software y se puede tratar del sistema limpio y sencillo con controles centrales manejando redes de punta a punta usando OpenFlow como su lingua franca.

También podría tratarse de un SDN moderno, que soporte redes virtuales, reconfiguración y aprovisionamiento enfocado en los servicios sin pasar por el OpenFlow.

Para los más avanzados, te recomendamos buscar modelos compatibles con SDN, OpenFlow v1.3 o superior, VXLAN y NVGRE para virtualización de red sin OpenFlow y NetConf.

  • OpFlex: este es un protocolo introducido por la marca Cisco que admite automatización de dispositivos de red tradicionales, aquellos con sus controles dedicados.
    Al contar con este protocolo, puedes tener un switch que mantiene tus opciones abiertas, pero no es realmente necesario.
  • Campus fabric: el objetivo del SDN es que las redes funcionen como telas de centros de datos en términos de aprovisionamiento y reconfiguración. Busca un switch que soporte la red sin tener que pasar a controladores, OpenFlow y cosas por el estilo.
  • Gestionado o no gestionado: algunos conmutadores gigabit son no gestionados, cuyas ventajas radican en que son menos costosos y no requieren configuración alguna. La desventaja es que no permiten ver el estado o realizar cambios si hay algún problema en la red que deba ser solucionado.

Por lo general, es recomendable buscar switches gestionados que sí permitan realizar cambios y solucionar problemas, ya que son más versátiles y podrás sacarles mayor provecho si sabes un poco más que el promedio de los usuarios.

  • Cables y conectores: es importante tomar en cuenta la calidad, cantidad y largo de los cables y conectores antes de armar la red, ya que es mucho más complicado solucionar cualquier error después de que el sistema ya está en funcionamiento.
  • Redundancia: algunos de estos concentradores vienen con funciones que permiten hacer que partes de la ared sean redundantes, como protocolos que dejan conectar switches con caminos de datos duales o en aro; entradas de energía redundantes por si una falla; y copias de seguridad y restauración automáticas de la configuración para reducir el tiempo sin conexión.
  • Seguridad: la recomendación es que busques un modelo que te permita diseñar tu infraestructura de red con seguridad añadida desde un comienzo usando conmutadores de distribución de capa 3 y activando funciones clave de seguridad.