Las 5 Mejores Sartenes Eléctricas para que Preparéis Deliciosos Platillos




Tener en casa la mejor sartén eléctrica del mercado os garantizará cocinar los alimentos de forma diferente a como lo hacéis en la tradicional estufa a gas y, además tendréis una herramienta útil si prepararéis algún plato rápido sin horno o cocina tradicional.

Los sartenes eléctricos se han vuelto cada vez más populares ya que en ellas se cocina de todo, son fáciles de limpiar, prácticos, tienen un mantenimiento sencillo y, lo mejor, no necesitáis un doctorado o algo por el estilo para saber cómo funcionan.

Es esencial que al momento de comprar tengas clara vuestra principal necesidad con este producto ya que del uso tenga podréis buscar las características más apropiadas. Por ejemplo, si prepararéis sopas, una función de control de temperatura os vendrá bien.

Para obtener las características deseadas es indispensable que hagáis comparativas, hacer una revisión entre cualidades y precio siempre os ayudará a decidir.

Al hablar de utensilios de cocina es muy importante conocer la marca, los fabricantes suelen tener reputación de años y entre más conocida sea esta, mayores beneficios suele aportaros el producto que estáis llevando a casa.

Lo ideal es que compréis justo lo que se ajusta a vuestras necesidades y que, además, podáis conseguir por un precio bajo.

 

¿Cuál es la mejor sartén eléctrica?

Si aún no estáis decididos o si seleccionar una sartén para vuestro hogar os resulta un verdadero engorro, entonces deberéis probar haciendo un test entre lo disponible, para que seleccionéis en consecuencia. Una guía no está demás, nosotros hemos hecho la nuestra y aquí os la dejamos esperando que os resulte de utilidad:

 

1. Sartén eléctrica Princess

Potente y antideslizante

Con capacidad para 6 litros, la cazuela eléctrica de Princess viene con cable extraíble y termostato regulable. Trabaja a una temperatura máxima de 215° Celsius que sirve para arroz y otros alimentos de fácil cocción.

Viene con espátula, válvula de salida de vapor, y un recubrimiento antiadherente que evita que se peguen los alimentos y os facilitará más la limpieza. Es de costo elevado, pero quienes ya lo tienen aseguran que es una gran inversión.

 

2. Multicocina eléctrica Taurus Creta Premium

Con regulador de temperatura

Elaborada con un cuerpo de aluminio fundido y recubrimientos que evitan la adhesión de alimentos, este sartén multi cocina eléctrica de Taurus tiene una superficie de cocción de 36 cm de diámetro y 8 cm de profundidad, ideal para una familia numerosa.

Viene con válvula de escape, asas de transporte que bloquean el calor y un regulador que ajusta la temperatura según vuestras necesidades de calor. Es asequible, muy sólido y de excelente rendimiento.

 

3. Sartén eléctrica cerámica Bomann PP 2283

Fácil de limpiar y con termostato ajustable

Fabricado con un recubrimiento de cerámica y tapa de cristal, este sartén es ideal para asar, cocinar, cocer al vapor, descongelar e incluso hacer precalentado. Tiene función de mantener caliente y de calentamiento rápido y largo, gracias a su termostato ajustable.

Es de bajo costo, pero muy potente, tiene conector de energía extraíble y asas con aislamiento de calor para que trasladéis de la cocina a la mesa o la encimera sin riesgo de quemaros.

 

4. Sartén eléctrica Clatronic PP 3401

Antiadherente y funcional

El modelo PP 3401 de Clatronic es el menos costoso de la selección que hemos hecho, sin embargo, según la opinión de quienes ya lo tienen es un producto de grandes prestaciones y de muy buena calidad, si se tiene en cuenta su valor.

Es más bien una cacerola baja eléctrica, de poca profundidad pero que descongela, asa y mantiene el calor constantemente. No se le pegan los alimentos y es ideal como paellera eléctrica.

 

5. Sartén eléctrica Palson Eloise 1800 W

Con válvula de seguridad

Con una capacidad de temperatura que supera los 250° este modelo de sartén tiene función de retención del calor y humedad, salida de vapor y un termostato ajustable con el que podéis poner a cocinar una gran variedad de comidas según vuestras preferencias.

No cuenta con bloqueo de tapa, pero sus usuarios alaban su capacidad para freír con óptimos resultados. Es económico y muy resistente. También es ideal para asar, cocinar paellas, tortillas y pizzas.




¿Qué es una sartén eléctrica?

Se trata de un utensilio de cocina que cumple funciones de cacerola, pero funciona a través de su conexión, mediante un cable de alimentación, a una toma de corriente eléctrica.

Los sartenes eléctricos son esencialmente una combinación de las características principales de la estufa y están conformados por un elemento calefactor que se ubica debajo de la superficie de la cacerola, el cual proporciona el calor que hace falta para que cocinéis vuestros alimentos.

Los sartenes traen ajustes de temperatura que os permitirán, a través del uso de una perilla, controlar la intensidad y duración del calor. Podéis usarlo donde más deseéis, siempre que tengáis cerca un enchufe de corriente eléctrica.

 

Ventajas de usar una sartén eléctrica

Las ventajas de la sartén eléctrica son de múltiples facetas, al igual que su versatilidad, aquí os explicaremos brevemente algunas de ellas:

  • Es cómodo, compacto y fácil de limpiar.
  • Calienta rápido vuestros alimentos, así que no tendréis que esperar horas para serviros comida caliente.
  • Os ahorrará consumo de energía.
  • Si así os preferís, podéis usarlo para calentar y cocinar toda vuestra comida.
  • Es muy portable, podéis usarlo en casa, en viajes o incluso para camping sin contáis en el lugar con una toma de energía eléctrica.
  • Puede cocinar cualquier cosa que necesite horno o estufa, al ser eléctrico no disminuye las posibilidades de lo que podéis prepararos en él.
  • Es adecuado para guisos, estofados, patatas fritas y alimentos salteados.
  • Es lavable y rápido de calentar.

 

Diferentes tipos de sartenes eléctricos

Los podéis encontrar en diversas formas, tamaños y materiales. Los hallaréis, por ejemplo, ovales, cuadrados y rectangulares, algunos con superficie antiadherente de teflón o de cerámica e incluso con ajustes de temperatura de bajo, medio a alto o temperaturas de cocción específicas y, a veces, alcanzando superficies que superan los 400 grados °F. En cuanto a los materiales también encontraréis diversos tipos, desde las variedades en metal, aluminio, acero inoxidable y hasta recubrimientos de cerámica.

 

Características a considerar al elegir

Al momento de llevaros a casa una sartén eléctrica, es importante que tengáis en cuenta una serie de consideraciones que facilitarán vuestra elección y os proporcionarán el producto adecuado a vuestras necesidades, de manera que, antes de comprar, es importante que echéis un vistazo a estas características:

 

Tamaño y forma

La mayor parte de estos sartenes tienen entre 10 y 16 pulgadas de diámetro. Al elegir deberéis tener en cuenta vuestro grupo familiar y el espacio que tenéis en vuestro mostrador para colocarlo. Debéis recordar que siempre es más fácil cocinar una medida pequeña en un recipiente más grande que tener que cocinar varias medidas en uno pequeño. En cuanto a las formas los podéis encontrar en forma oval, rectangular o cuadrada.

 

Controles de Temperatura

En este caso deberéis tener claro el tipo de comidas que prepararéis en el sartén. Si los usaréis, por ejemplo, para freír, deberéis tomar la previsión de encontrar uno cuya temperatura alcance, por lo menos, los 400 grados. La mayor parte de los sartenes eléctricos vienen con ajustes de temperatura: opciones de calor de alto y bajo o un ajuste caliente. A medida que vayáis cocinando entenderéis cómo funcionan mejor estos controles para cada forma de cocinar los alimentos.

 

Estilo de cocina

Para elegir un sartén apropiado es necesario que tengáis en cuenta el estilo de comida que os gusta cocinar. Por ejemplo, si sois más de sopas y estofados, entonces deberéis elegir una sartén eléctrica con una tapa de cristal lo que os permitirá ver el contenido de la sartén sin que tengáis la necesidad de levantar la tapa. Si vuestro estilo es más de preparar comidas rápidas que no os toman sino unos pocos minutos entonces una tapa sencilla de plástico estaría bien. También están las sartenes de acero inoxidable que son las más fuertes y resistentes de toda la gama de utensilios eléctricos.

 

Método de limpieza

Debéis estudiar bien esta cualidad, por su condición de eléctricos no todos los sartenes pueden colocarse en el lavavajillas, pero la mayoría de ellos tienen métodos de limpieza parecidos a los sartenes tradicionales, desde luego, siguiendo algunos cuidados. Algunos incluso podéis limpiarlos con una solución y un trapo.

 

Tapas de vidrio

Éstas son la última sensación en utensilios de cocina. Son ideales porque os permiten ver la comida a través de la parte superior del sartén sin que tengáis que estar levantando la tapa cada dos por tres. El calor permanece en vuestra comida y el proceso de cocción no se interrumpe.

 

Bocas de drenaje

Esta es una gran opción que os proporcionan los sartenes eléctricos. Ya no tendréis que preocuparos por derramar accidentalmente la comida mientras drenáis la grasa del sartén, ahora estos modernos utensilios traen unas bocas que permiten verter el caldo de grasa de la comida, facilitando el proceso de cocción y haciéndolo más seguro.

 

Tapa de bloqueo

Estas tapas también son una característica que debéis tener en cuenta ya que os facilitará el transporte de vuestros alimentos hacia zonas de la casa como la mesa y la encimera sin correr riesgos de derrames o de peligrosos accidentes donde podéis resultar lastimados. Por esta opción en vuestro sartén siempre vale la pena pagar unos euros de más.

Recubrimiento antiadherente

Esta es una cualidad típica de los sartenes modernos y en los de tipo eléctrico es más común aún. Esta cualidad es imprescindible porque os facilitará la labor de limpieza de vuestro sartén y evitará que las comidas se peguen mientras estáis preparando los alimentos. Lo ideal es que vuestro sartén eléctrico cuente con esta característica tanto en el interior como en el exterior para que así se os facilite el proceso de limpieza.

 

Orificio de vapor ajustable

Algunas comidas necesitan liberar el vapor, en el pasado los cocineros tenían que estar atentos a este detalle y levantar ligeramente la tapa de la sartén para dejar escapar cuánto vapor fuera necesario. Ahora ya no hace esta previsión si os decidís por un modelo con salida de vapor ajustable en la tapa. Este tipo de ventilación os asegurará de que no se derrame ningún líquido y además lo podéis ajustar según las necesidades de cocción de los alimentos. Sin duda, una característica que vale la pena tener.

 

Manijas resistentes al calor

No hay nada más útil en la cocina que tener la posibilidad de levantar un recipiente muy caliente con la tranquilidad de estar usando elementos que aíslan el calor. El agarre es más fuerte y, aunque hay que manejarse con cuidado, la realidad es que todo resulta más sencillo de trasladar, es por eso que resulta realmente de gran utilidad un sartén con mangos que sean resistentes al calor, son seguros y se pueden meter en el horno sin el peligro de que se deshagan por la acción del calor.

 

Almacenamiento

Debéis aseguraros de tener espacio suficiente en vuestro mostrador, pero, si no es el caso, entonces tendréis que buscar un modelo cuyas cualidades os facilite el proceso de almacenamiento dentro de la misma cocina. Hay para todos los gustos, lo importante es que os aseguréis de contar con el espacio que destinaréis para colocar vuestro sartén bien guardadito.

 

Estabilidad

Esta es la cualidad más importante si queréis evitar quemaduras en la cocina. Lo ideal es que el utensilio tenga superficies antideslizantes. Algunas incluso traen patas y hasta bases de plataforma para evitar caídas y derrames, así como peligrosos accidentes con quemaduras. Esta opción es esencial en vuestro sartén y lo recomendable es que, a la hora de la búsqueda, estéis atentos a que vuestro sartén cuenta con la estabilidad suficiente para proporcionaros la mayor seguridad posible.