Los 10 Mejores Sacapuntas que Afilarán Vuestros Lápices Sin Pérdida




Si tenéis niños sabéis lo fastidioso que puede ser que se rompa la punta de un lápiz de color y no poder detener el llanto de un fanático del azul de 2 años de edad. Por suerte, en mi casa está el mejor sacapuntas de todos: un modelo eléctrico que nunca me falla.

Desde que vi en mi oficina uno de estos aparatos me dio intriga. Y sin duda, una vez probáis afilar con ellos notareis trazos suaves, deslizantes y puntas más duraderas. Por ello no dude en llevar uno a casa.

 

¿Cuál es el mejor sacapuntas?

Sé que aún existen entusiastas de los estilos manuales y clásicos así como aquellos que prefieren una punta firme y fina en segundos con un sacapuntas eléctrico.

Yo soy del segundo grupo, pero tras más de 30 años de oficinista y 10 de mamá creo haber probado cualquier cantidad de sacapuntas.

Por ello, esta guía os incluirá 10 modelos que van desde los tamaños más pequeños y livianos hasta los más robustos y pesados con varios orificios.

 

1. Sacapuntas twist-n-sharp de Bostitch

Tipo de afilado ajustable

No se puede ir mal con un modelo clásico y barato. A pesar de ser un sacapuntas manual que requiere que nosotros le demos giros este es un modelo sólido, con un depósito razonable y ligero.

 

2. Sacapuntas eléctrico X-Acto de de Hunt Manufacturing Company

Cuchillas de acero

Es un estilo clásico entre los automáticos, pero muy confiable. Su gran ventaja es que trabaja de forma rápida, aguanta uso intenso.

 

3. Sacapuntas eléctrico iPoint Evolution Axis de Westcott

Trabajo silencioso

Este producto viene con una función genial que para automáticamente luego de sacar el filo adecuado y retirar el lápiz. De esta forma el motor dura más, no se sobre consumirá el grafito y nuestros lápices durarán mogollón.

 

4. Sacapuntas eléctrico Trim de X-Acto

Patas antideslizantes

Es perfecto para afilar muchos lápices de colores con un acabado simétrico y uniforme. Este aparto tiene un motor potente con vida útil de más de 3 años y un poder de corte que no decepciona.

 

5. Sacapuntas múltiple de Charles Leonard

Hasta 8 orificios

Tener varios tamaños posibles abre la posibilidad de una filado más personalizado y profesional. Su manivela da la sensación de un trabajo clásico y permite una dedicación cuidadosa para colores de dibujantes, tipógrafos y escritores de oficio.

 

6. Sacapuntas de lápiz eléctrico 2 orificios de WILWOLF

6 cuchillas de repuesto

Este combo es tan práctico que puede ser indispensable. Se trata de un sacapuntas que funciona con conexión USB, base antideslizante, capaz de recortar 2 lápices a la vez y con un tope automático de seguridad.

 

7. Sacapuntas Premier de Prismacolor

Tapa de seguridad

Es de lejos el modelo más económico que existe, pero con la garantía de un fabricante especializado en productos de oficina. Afila a la perfección y tiene un depósito pequeño y plástico que hace un buen trabajo.

 

8. Sacapuntas metálico de Staedtler

Contenedor de colores

Era mi modelo preferido cuando iba a la escuela porque nunca quebraba la punta de mis lápices y me alegra que lo sigan fabricando. La única pega es que si se rompe la tapa no es posible volver a poner la pieza de la cuchilla en su lugar.

 

9. Sacapuntas circular de MOBIUS & RUPPERT

Material de latón al plomo

Es tan sencillo como eficaz. Su forma redondeada da una sujeción estable cuando se agarra con dos dedos, su estructura hace que no pese ni se mueva.

 

10. Sacapuntas de Faber-Castell

Súper compacto

Da acabado redondeado o puntiagudo. Es el modelo más confiable de toda la comparativa gracias a su diseño metálico e integrado que nunca se rompe. Lo mejor es que su estructura universal permite encajarlos en varios depósitos.




¿Qué buscar en un buen sacapuntas?

Tamaño

Para que pueda ser un buen afilador de lápiz debe ser del grosor compatible de nuestros lápices. En este sentido existen modelos de 8 milímetros y otros menos comunes de hasta 10,5.

 

Forma

En los estilos estándar de para la oficina o escuela podemos tener paredes de lápices en forma circular pero también triangular y hexagonal.

 

Ángulo de afilado

Cuando hacemos un proyecto de arte podemos necesitar lápices más finos y afilados, con una punta más larga para difuminar. Esto se logra con un ángulo de grado mayor en el sacapunta.

 

Punta principal

Luego de tratarse la punta puede quedar super filosa, perfecta en lápices de escritura, o un poco más despuntada y redondeada, mejor para trabajos menos meticulosos.

 

Dureza o suavidad

Algunos modelos del mercado terminan siendo tan robustos que se traducen en dureza en el trabajo, pudiendo romper la madera y causar abolladuras en la mina de plomo.

 

Limpieza

Si no os gusta las marcas de grafito, es mejor que vayáis por un formato que incluya algún mecanismo fácil de limpiar.

 

Uso que se le dará

Os parecerá obvio que usaréis el sacapunta para los lápices, pero no será igual si lo necesitáis para hacer un dibujo de madera, colorear una tarjeta, anotar una lista de compras o escribir en clases.

 

Tipo de ambiente

Una marca ruidosa os puede traer problemas en una oficina silenciosa, pero os dará rapidez en cada afilado.

 

Usuarios

Tener un sacapuntas en un lugar público hace que las necesidades y tipos de lápices sean muy variados. Para estas ocasiones se pueden comprar modelos multiusos.

 

Baterías vs. Cables

Con los primeros tendréis potabilidad y con los segundos la garantía de funcionamiento continuo siempre.

 

Video de Sacapunta