Las 5 Mejores Ollas a Presión Eléctricas que Os Permitirán Preparar Sabrosos Platos en Corto Tiempo




En ocasiones poner la estufa es una actividad placentera pero que os quita tiempo, sin embargo, con el accesorio adecuado pondréis remedio a esta situación.

Preparar deliciosos platos en un dos por tres no debería de pareceros un engorro si tenéis a la mano la mejor olla a presión eléctrica del mercado.

No es sólo preparar por allí algunas recetas, sino es que además seleccionéis un utensilio multifunción, durable, de fácil uso, con menos limpieza requerida y que no necesite que estéis allí, vigilándole todo el día.

Antes de comprar, deberéis tener en cuenta que tipo de olla deseáis, para que hagáis vuestra elección no como un asunto de marca o popularidad, sino según vuestras necesidades y atendiendo a lo que os resulte más conveniente.

Si hacéis una comparativa entre costos de lo que encontréis entre la oferta disponible, seguramente tendréis una idea más clara de lo que estáis buscando.

¿Cuál es la mejor olla a presión eléctrica?

Nosotros hemos hecho un test entre la oferta comercial: modelos, cualidades, costos, sobre el cual hemos elaborado esta lista que os traemos y donde están las que, consideramos, son las cinco mejores, aquí seguro encontraréis lo que estáis necesitando.

 

1. Bosch MUC88B68ES AutoCook

Con regulador automático de presión

Dotada con 50 diferentes programas de cocción, la olla eléctrica de Gourmía es un dispositivo que os permite cocinar varios tipos de alimentos.

Viene con temporizador de 24 horas que reanuda el trabajo cuando la olla pierde la potencia y, además, tiene una regulación automática de presión que la hace más segura y eficiente. Tiene precio bajo y es un dispositivo de muy alto rendimiento.

 

2. Cecotec Modelo G

Programación automática

Con este utensilio podéis utilizar 19 programas automáticos y, entre otras funciones, os da la opción de mantener la temperatura después de 8 horas, lo que os permitirá conservar mejor vuestros alimentos

Con esta olla arrocera, podéis hacer alimentos más saludables, más sabrosos y más rápidos de preparar, sin que os tome mucho tiempo. Es de precio elevado y puede utilizarse para preservar los alimentos.

 

3. Olla a presión Klarstein Fast Flavour

Rápida y multifuncional

Elaborada con material resistente y de buena calidad, esta olla os permite función de cocina múltiple, puede conservar la temperatura y tiene diseño de tapa con cierre de seguridad y válvula de presión que os permitirá cocinar sin temor a accidentes u olvidos peligrosos.

Se trata del modelo menos costoso de la lista que hemos elaborado y trabaja manejando ocho programas en dos funciones diferentes.

 

4. Aicok Olla a Presión Programable

Con temporizador digital

Si queréis cocinar más saludable, más sabroso y más fácil, entonces debéis echarle un vistazo a este producto automático con el que podéis preparar asombrosas comidas en corto tiempo.

Esta olla de cocción lenta, además, conserva cada uno de los nutrientes de los alimentos de vuestro plato.

Es asequible y tiene tamaño estándar. Esta olla ahorra energía y podéis cocinar de forma rápida vuestros alimentos.

 

5. Orbegozo HPE 6075

Sencilla y multitarea

Con una capacidad ideal para 6 litros, esta olla fabricada en acero inoxidable os permitirá elaborar deliciosos platos, conservando su valor nutritivo.

Se trata de un dispositivo programable, con recipiente antiadherente que os permitirá cocer de manera sencilla distintos menús preconfigurados.

Es un modelo económico, y según la opinión de quienes ya la tienen es robusto y resistente. Podéis encontrarlo en color negro con plateado.




Tipos De Ollas De Presión

En el mercado os encontraréis con una enorme variedad de ollas de presión, algunas de ellas con características que han ido mejorando con los años y que os ofrecen una gran cantidad de funciones para que hagáis de vuestro momento en la cocina, una experiencia segura, fácil y rápida. Los tipos de ollas a presión más populares que veréis son:

 

De primera generación

Son los primeros modelos en hacerse de este tipo de ollas. Seguramente os las conoceréis como aquellas que trabajan con una válvula con la que podéis regular la presión. Funcionan liberando presión mientras trabajan como si fueran un motor de vapor. Suelen ser ruidosas.

 

De Segunda Generación

En estas ollas notaréis que la vieja válvula de presión es sustituida por una válvula de resorte.

Podéis ajustar el muelle de forma tal que os permitirá disminuir o aumentar la presión según sean vuestras preferencias. Si habéis usado alguna de estas antes seguramente sabréis que ahorran energía, no producen vapor, son multifunción y suelen ser ligeras y compactas.

 

Tercera generación / ollas de presión eléctricas

Son las más modernas y actualizadas. Si observáis sus cualidades notaréis que están hechas con tecnología de punta que os permitirá monitorear varios aspectos de la cocción.

Estas ollas incluyen una fuente de energía eléctrica que las hace más eficientes e incorporan válvula de resorte. Notaréis que estas ollas suelen ser automáticas, por lo tanto, son de fácil uso y seguras.

 

Estufas de Presión

Suelen ser más modernas que las eléctricas y cuando estéis por usarlas veréis que pueden utilizar una enorme gama de surtido de fuentes: cerámica, inducción, gas, halógenos y electricidad. Son diseñadas para cualquier tipo de alimentos, pero no son tan sofisticadas ni tienen multifunción.




Beneficios del uso de las ollas de presión eléctricas

Las ollas de presión no son un invento, seguramente en casa habéis tenido una o dos, que muchas veces os facilitaban la vida, pues la versión eléctrica es, si se puede, mucho mejor y aquí os explicamos por qué:

 

No usa gasolina

Vienen con un elemento de calefacción que os permitirá eliminar completamente el uso de estufas de gas.

 

Energía eficiente

Os podéis olvidar de ir pagando cuentas enormes por electricidad. Estas ollas están especialmente diseñadas para que su funcionamiento consuma la menor cantidad de energía posible.

 

Control sobre la presión

Estas ollas prácticamente funcionan solas, no tenéis que estar cada dos por tres revisándole la presión porque ella misma la libera, de ser necesario, sin que tengáis que intervenir o que estarla revisando en todo momento.

 

Control sobre el tiempo

Podéis fijar una cantidad de tiempo exacta para que vuestros alimentos se cocinen correctamente. Las ollas convencionales eran un engorro en ese aspecto y era necesario calcular el tiempo. Con estas estaréis seguros de que, en el tiempo que establece el temporizador, vuestros alimentos estarán ricos y cocidos.

 

Uso seguro

Con el objeto de que no os lastiméis, estas ollas vienen con medidas de seguridad que garantizan vuestra protección en caso de exceso de presión dentro de vuestra cocina. Las convencionales son más propensas a causar daños.

 

Fácil de limpiar

Ya no tendréis pesadillas para lavar vuestra olla a presión y su condición de “eléctricas” tampoco os representará una limitación.

Estos utensilios vienen ahora con potes extraíbles que os facilitarán la limpieza. Algunos, además, son antiadherentes y se elaboraron con acero inoxidable lo que os facilitará aún más la limpieza.

 

Cocina rápida

Si no tenéis todo el día para elaborar exquisitos platos, no os preocupéis. Estos utensilios han sido espacialmente diseñados para que vuestra comida está en un corto tiempo, incluso más reducido que las ollas convencionales.

 

Multitarea

Con estos aparatos podréis reemplazar varios utensilios de cocina. Es decir que podéis utilizarlas para diversas funciones: arrocera, cocción lenta, preparación de yogurt, entre otras.

Si no tenéis todos estos utensilios os bastará con la olla eléctrica. Ahorraréis dinero en la compra de otros aparatos que ya no os serán necesarios y tendréis todo en uno, así que almacenarlo tampoco serán una pesadilla.

 

Alimentos nutritivos

Si de algo debéis estar seguros es de que la alimentación que tendréis con el uso de esta olla será de primera.

El tipo de funcionamiento y concepto que usa promueve la alimentación nutritiva ya que el vapor no restará valor nutricional a vuestros alimentos.

 

Supervisión mínima

Una gran ventaja es que casi todo os podéis controlarlo de manera automática. No es necesario que os quedéis de pie frente a la olla a la espera de que trabaje, podéis emplear ese tiempo en otras cosas. Si sois muy ocupados, o despistados, esta es una buena opción.




¿Qué a buscar al elegir la mejor olla de presión eléctrica?

Siempre, al momento de comprar os encontraréis con una serie de factores que influirán en vuestra compra y harán de la olla que escojáis la mejor del mercado. Aquí os explicamos algunos:

 

Materiales

A veces miráis el material y os preguntáis si será mejor el aluminio o el acero inoxidable, no obstante, no hay, en realidad, opción correcta o incorrecta, ambos tienen cualidades específicas que las hacen muy buenas y que podrían servir, o no, a vuestros requerimientos:

  • Aluminio: Es vuestra opción más económica. Las ollas de aluminio son grandes conductoras del calor y muy ligeras. Si vuestro presupuesto es corto esta puede ser la respuesta a vuestras plegarias.
  • Acero inoxidable: Si vuestro presupuesto es limitado, tal vez el acero inoxidable no es la opción que os venga mejor ya que es costoso, no obstante, también es elegante y más duradero. Si no nos importa gastaros unos euros demás entonces el acero inoxidable es definitivamente vuestra opción: es resistente, reacciona menos con vuestros alimentos y es de calidad.

 

Capacidad

Aunque la mayoría de las ollas a presión se venden por el tamaño de su capacidad líquida total, es importante que tengáis en cuenta que su capacidad de uso real es sólo la mitad o dos tercios de su tamaño, dependiendo de los alimentos que se cocinan.

Cuando sea el momento de elegir la que compraréis para vuestra cocina deberéis tener en cuenta la cantidad de miembros en vuestra familia como medida para las raciones de comida necesitaréis cocinar.

Sin embargo, entre los tamaños más populares están los de 4,6, 8 y 10 cuartos de galón en capacidad líquida.

  • Cuatro Cuartos: Ideal para solteros o parejas o para pequeños cursos de cocina.
  • Seis Cuartos: Es el tamaño estándar más popular, ideal para una familia promedio de tres integrantes en adelante.
  • Ocho cuartos: Este tamaño es la mejor opción para las familias grandes.
  • Diez cuartos: Para los profesionales que cocinan para gran cantidad de gente. Si cocinaréis para un grupo realmente grande, estos tamaños son una buena opción.

 

Garantía

Si seleccionáis una buena marca seguramente os vendrá con algún tipo de garantía, esto convierte automáticamente a vuestra olla en una elección inteligente porque estaréis asegurando vuestro dinero.

Las marcas más reconocidas os ofrecen garantías que van desde 01 hasta los 10 años. Si no hacéis una buena elección de modelo es probable que por ahorraros un dinerillo terminéis gastando más euros de lo cuesta el modelo más caro.

Entre más larga es la garantía más posibilidades tenéis de solicitar un cambio por una nueva si os resulta defectuosa. También es útil que el fabricante os ofrezca servicio al cliente y piezas de recambio en caso de que falle algún componente y la garantía se os halla vencido.

 

Mango

Manejaréis mucho mejor la olla si podéis levantarla fácilmente, así que considerar agarraderos con esta cualidad resulta de mucha importancia.

Debéis echar un vistazo a los materiales de la manija, aseguraros de que no conducen calor y, por lo tanto, no os quemaréis las manos.

El mago también debe tener soporte, aguante y resistencia, deberéis recordar que al estar llenas las ollas de presión tienden a ser pesadas así que el modelo que escojáis debe tener asas lo suficientemente robustas para levantar la olla sin causar daño alguno y sin riesgo de caídas o derrames.

 

Sin antiadherente

Seguramente pensáis que como el antiadherente es tan versátil, en una olla de presión resultará poco más que perfecto.

Pues ¡no! Dada la naturaleza de la cocción que efectuáis en este tipo de utensilios, la presión y el calor, el antiadherente tiende a despegarse y, si buen no es muy perjudicial, tampoco querréis que vuestros alimentos se llenen de estas partículas, de manera que lo mejor que podéis hacer es seleccionar una olla sin antiadherente.

 

Indicador de presión

Las ollas a presión más seguras tienen medidores de presión fiables. Para que vuestros alimentos entren en el punto correcto de cocción, deberéis calibrar la presión de forma exacta, es por esto que debéis buscar una olla cuyo indicador de presión sea claro y de lectura sencilla.

Así sabréis no sólo el tiempo que requiere determinado alimento, sino, también, cuando la presión es demasiado alta para que podáis liberarla.

 

Válvula de liberación rápida

Esta característica os permitirá que la presión se libere mientras se mantiene el calor. Con esta opción podéis abrir la tapa reduciendo esta temperatura a un nivel manejable.

 

Programas de cocina

Un programa electrónico os facilitará cualquier trabajo de cocción que queráis hacer en vuestra olla a presión.

Una ventaja de estos utensilios es que es que ahora os ofrece esta posibilidad en la que podéis seleccionar el tipo de alimento y con sólo presionar un botón la olla os lo cocina en el tiempo necesario. Si queréis gozar de estas bondades deberéis considerar los modelos que ofrecen una amplia gama de programas establecidos.

 

Aptas para el lavavajillas

Huelga decir que una olla a presión que podéis meter al lavavajillas es ideal. La limpieza de las ollas a mano puede ser tediosa y, en algunos casos, bastante difícil, dependiendo del modelo. Así que recomendamos que os facilitéis la vida y dejéis en la máquina lavadora de vajillas todos vuestros problemas, incluso la limpieza de vuestra olla eléctrica.

 

Mecanismos de bloqueo de la cubierta

Al cocinar debéis tener en cuenta que la seguridad es muy importante, más si se trata de ollas de presión, éstas deben tener un mecanismo del enclavamiento de la cubierta para controlar con seguridad la presión.

No es más que un sistema de seguridad diseñado para prohibir la presurización hasta que la tapa esté bien cerrada, como seguramente sabréis el vapor presurizado puede ser muy peligroso ya que puede causar quemaduras graves, por lo cual debéis manejarlo correctamente. Si la olla que habéis elegido no trae esta característica debéis devolverla. Las eléctricas desarrollan este mecanismo de forma automática.

 

Ajustes de presión

Debéis mirar con atención esta cualidad antes de comprar. Las ollas de presión suelen diseñarse con un ajuste de 15, y otros os ofrecerán una variedad, incluyendo 5, 10 y 15.

Cuanto mayor es la gama de la presión, más opciones tenéis para preparar diversos tipos de alimentos. Deberéis aseguraros de que la olla que seleccionéis sea capaz de trabajar a 15 libras de presión.

Otros ajustes de presión en la parte superior de este son un bono. Las mejores cocinas a presión os ofrecen una amplia gama de ajustes.

 

Bastidores y cestas

Para que cocinéis diversos alimentos a la vez os convendría un modelo con bastidores y cestas que os permita separar diferentes alimentos en la misma olla a presión. Ahorraréis mogollón de tiempo.

 

Video de Olla a Presión Eléctrica