Las 5 Mejores Ollas de Cocción Lenta para Platos más Deliciosos y Saludables en Casa




Si estáis aquí es porque os ha pasado lo mismo que a mí, ya han pasado por vuestra cocina más de una olla de cocción lenta a la que se le pega todo o en la que los alimentos se cocinan más por un lado que por el otro. Y ni hablar de la pesadilla de que el temporizador se dañe a los pocos días de uso. Yo le he dicho adiós a todos estos problemas y a esos modelos que son difíciles de limpiar o que requieren de un cuidado especial y muy complicado.

Os invito a que hagáis lo mismo, como ama de casa, chef profesional o cocinero, sabéis que cuando se trata de la cocina, cada cosa cuenta y claro que también los implementos que se utilicen tienen que ser de calidad para preparar carnes como más jugosidad y más sabor. Lo mejor es que hay muchas opciones en el mercado muy baratas.

 

¿Cuál es la mejor olla de cocción?

Cuando se trata de estas ollas, es importante considerar el tamaño que necesitáis según las porciones que soléis preparar, las hay de 500 mini litros hasta más de 7 litros de capacidad. Otra cosa que también es significativa es elegir un modelo en el que podáis escoger si queréis pasar de temperatura baja a media o a alta, y controlar el tiempo de cocción.

A su vez, el ahorro de energía es transcendental en estos dispositivos, siempre será mejor para el medio ambiente y vuestra factura de energía. Otra cosa a resaltar es que os aseguréis de que vuestros alimentos no se peguen, así que lo mejor es que sea antiadherente y de calentamiento homogéneo.

Después de mi búsqueda exhaustiva os puedo más de dar estos datos importantísimos, ofreceros la mejor lista comparativa con los cinco productos más económicos que cumplen con todos estos requisitos y listos para comprar ya:

 

1. Crock-Pot Duraceramic Csc026X

Hermoso diseño completamente blanco

La olla de cocción lenta Crock-Pot de 5 litros está completamente revestida en cerámica, lo que la hace más resistente, y con un aspecto exterior muy sobrio gracias a su color blanco que combina en prácticamente cualquier cocina. Este modelo ofrece su famosa función Saute que está ampliamente recomendada para la creación y preparación de recetas para hasta 5 ó 6 comensales para que todos queden totalmente satisfechos.

A su vez, cuenta con un temporizador digital de 20 horas y cuenta atrás con pantalla LED, fácil de usar para programar el tiempo específico que vuestra receta os indique y dos niveles de potencia que van de la alta a la baja, los cuales podéis escoger manualmente.

Otra ventaja que vale la pena destacar es que viene con una función automática que mantiene los alimentos calientes una vez que finaliza el tiempo programado para la receta, así que podréis relajaros un rato sin que se enfríe la comida.

 

2. Olla multifunción Russell Hobbs 23130-56

¡Incluye cestillo para cocinar al vapor!

Es un modelo multifunción confeccionado completamente en acero inoxidable cepillado, con detalles en plástico resistente de color negro. Esto no solo le da un aspecto muy moderno y elegante, sino que significa que es una olla de alta calidad y materiales resistentes.

A su vez, se trata de una cazuela antiadherente con una capacidad de más de 4 litros y con ocho programas prestablecidos que os ayudará a tener platos listos de forma rápida y efectiva. Por supuesto, mucho más deliciosos y bien cocidos.

Tiene un brazo para remover extraíble e incluye, a su vez, un cestillo para cocinar al vapor o para utilizar como escurridera. También cabe destacar que es bastante ligera y fría al tacto para correr menos riesgo de quemaduras.

Por último, podéis hacer en ella múltiples preparaciones con arroz, como risotto o paella y diferentes pastas. Y hasta podéis hervir y saltear pollo, carne o el pescado.

 

3. Klarstein TK16 Bristol 65

Funcionamiento totalmente eléctrico

Se trata de una olla de cocción lenta con temporizador digital que además cuenta con una potencia de 300 W, una amplia capacidad de más de 6 litros y una olla interior de cerámica extraíble que es completamente lavable en el lavavajillas, así que pasaréis menos tiempo en la cocina.

Todo este modelo está dotado de un calentamiento homogéneo, ideal para una cocción pareja de todos los alimentos y con la que será prácticamente imposible que se quemen, no obstante, cuenta con dos niveles temperatura, que os permitiréis seleccionar entre una cocción a fuego lento y una cocción con fuego alto.

No es para nada necesario el fogón con este modelo, gracias a que funciona perfectamente con alimentación eléctrica, por lo que también podéis llevarla de viaje o a cualquier otro lugar fuera de vuestra casa, sólo necesitaréis un tomacorriente cerca y estará lista para vosotros. ¡Y todo esto con menos consumo eléctrico!

 

4. Cecotec Cooker 8 en 1

Vuestro asistente de cocina eléctrico

La particularidad de esta olla es que se siente como si tuvierais un asistente robot de cocina porque podéis explorar sus 8 funciones preestablecidas con las que podréis calentar, hervir, cocinar a cocción lenta, a vapor, saltear, preparar platos a la plancha, rostizar con función horno e incluso freír o hacer fondues.

Y lo mejor de todo es que todo esto se logra sin el menor esfuerzo, porque este producto se encargará prácticamente de todo por vosotros.

A su vez, alcanza hasta 240 ºC de temperatura y vosotros tendréis el control absoluto de la cocción en la cubeta de aluminio fundido que es completamente antiadherente y que viene con 5 litros de capacidad.

También vale destacar su tapa de cristal fundido, la cual no sólo es muy mona, sino que es de alta resistencia contra impactos y muy funcional porque permite echarle un vistazo a los alimentos mientras están en proceso de cocción.

 

5. Electrolux ESC7400

Más sano, más rápido

Si estáis pensando en un producto para preparar los más saludables platos, habéis llegado a la olla ideal pues ésta, con la cocción lenta, retiene las vitaminas y los nutrientes de los ingredientes como verduras, vegetales e inclusive frutas para convertirlos en platos muchos más sanos y mucho más sabrosos para vosotros y vuestra familia, mientras que extrae en forma más concentrado el sabor de los ingredientes, agregando mucho más sabor.

Esto permite usar menos grasa, especias y líquidos en la receta. Además de hacer que cocinar sea una tarea mucho más simple, pues sólo se trata de añadir los ingredientes en la sartén de cerámica y establecer un programa de los preestablecidos, ya sea sopa, baja, media, alta cocción o calentamiento y todo estará listo en pocos minutos.

Tiene bajo consumo de energía y una amplia pantalla digital con opciones de cocción y paneles de configuración, mientras muestra también el tiempo restante de vuestra preparación.




Beneficios de usar una olla de cocción lenta

Ahorro de energía

En promedio, una olla de cocción lenta requiere 250 vatios de energía eléctrica por hora; así, aunque se programen 10 horas de cocción, gastará menos que el horno convencional con 4000 vatios de consumo por hora.

 

Almacenamiento

Tienen su propia tapa de baja presión, y una vez ajustada, será suficiente sacarla de la carcasa eléctrica para almacenar directamente en el refrigerador.

 

Rápido y fácil

La cocina saludable nunca fue tan rápida y práctica. Aunque la cocción tome su tiempo, la preparación se logra en 3 pasos: arreglar los ingredientes, cargar la olla y programar la cocción.

 

Económico

Carnes baratas, aves enteras y legumbres quedan tan tiernos en la olla de cocción lenta, que nos ahorra tiempo, dinero y energía con resultados profesionales.

 

Saludable

Conserva intactos los sabores y nutrientes de los alimentos. El calor suave y prolongado enternece la comida en medio de sus propios jugos, sin añadir aceites.

 

Sabor

La tapa de baja presión impide la fuga de los vapores, así que los alimentos conservan todos sus sabores a medida que se van liberando en el medio.




¿Qué características buscar al elegir una olla de cocción lenta?

Si buscas esta olla es porque amas la comida casera, así que compara las siguientes sugerencias con tus expectativas, para elegir la mejor opción.

 

Diseño

Ovaladas o redondas, elaboradas de cerámica esmaltada o porcelana, con tapas de vidrio o metal que sellan a baja presión, y una carcasa  metálica de calentamiento.

Configuración de calor

Casi todas estas ollas pueden cocinar a temperatura baja, media y alta. Algunas  mantienen cierta temperatura para evitar el enfriamiento de la comida.

 

Seguridad

No implican riesgos porque trabajan con poca energía y son resistentes al calor; pero conviene leer las instrucciones del fabricante y usar el sentido común.

 

Conveniencia

Con temporizadores y controles para programar los tiempos y niveles de cocción y calor. Así puedes cocinar mientras duermes o trabajas, y tener un rico estofado al terminar.

 

Facilidad de uso

Algunas piezas son aptas para lavavajillas, y la posibilidad de programar los tiempos de cocción, facilita el día a día de cualquier amante de la comida casera y sana.

 

Controles digitales vs. Manuales

Algunas tienen controles manuales con opciones para cocción lenta o más lenta, son fáciles de usar y mantener; pero la era digital nos permite programar encendido, apagado, tiempos y niveles de temperatura, con un mantenimiento más complejo.

 

Cápsula extraíble

Suelen estar insertas en una carcasa metálica, con el fin de facilitar su limpieza.

 

Forma

Son más populares y versátiles las ollas ovaladas o redondas; pero también se consiguen oblongas o rectangulares, para piezas alargadas, o formas específicas.

 

Tapa

Aunque existan ollas con tapas metálicas o plásticas, nada mejor que elegir una con tapa de vidrio porque son más eficientes para conservar el calor sin desprender sustancias tóxicas.

 

Tamaño

  • Pequeño: Es el tamaño ideal para la cocina de una o dos personas. Tienen capacidad entre 1,5 a 3 litros.
  • Mediano: Es muy funcional para cocinar los alimentos de tres o cuatro personas, debido a su capacidad de 3 a 5 litros.
  • Grande: Con capacidad de 5 a 8 litros, esta olla permite cocinar para seis u ocho personas en un mismo acto, y es ideal para quienes cocinan y congelan sus preparaciones.

 

Luz indicadora

La luz es un buen indicador visual para saber si la olla está funcionando. Aunque parezca obvio, algunas ollas no tienen luz indicadora.

Cocción automática

Esta opción, más frecuente en las ollas de cocción lenta premium, implica un arranque a alta temperatura para dar un buen golpe de calor, y luego desciende a un nivel bajo según el tiempo de cocción programado.




¿Cómo usar una olla de cocción lenta?

Cada fabricante suele añadir un manual de instrucciones que conviene leer antes de usar la olla, cualquiera será sencilla porque funcionan con el mismo principio.

 

Preparación

Limpia y corta los ingredientes (vegetales o carnes), preferiblemente en trozos pequeños porque ofrecen mejores resultados.

 

Carga

Los tubérculos más duros, requieren más cocción y se pueden acomodar debajo de las carnes. Encima pueden ir las verduras más acuosas, para que ayuden a mantener la humedad.

 

Cocinar

Una vez lograda la composición, sólo se ajusta la temperatura y el tiempo de cocción, para lograr el resultado deseado.

 

Limpieza

Una olla extraíble será más apreciada a la hora de lavarla. Solo habrá que retirarla y aplicar agua y jabón para limpiar y almacenar.

 

Video de Olla de Cocción Lenta