Los 5 Mejores Lavavajillas para Mantener los Platos y Cubiertos con una Limpieza Insuperable




¿Cansada de acumular los cacharros y no contar con el tiempo suficiente (ni las ganas) para lavarlos? Podéis estar tranquilas y relajadas, pues traemos hoy el mejor lavavajillas con el que tendréis el control en la limpieza de vuestros platos, cubiertos y utensilios de cocina en pocos minutos.

Y es que para nadie es un secreto que el fregar se torna un tanto tedioso, sobre todo después de haber disfrutado de una rica comida. La pesadez se apodera de vuestro cuerpo, y ni siquiera la frase: “el que cocina no lava”, sirve para evadir las responsabilidades del caso. Pero gracias al ingenio de los fabricantes se cuenta con estos aliados de cocina, que vienen a reducir las labores, y por ende, el estrés.

Conoceréis las principales propuestas del mercado actual, que han avanzado significativamente en cuanto a funciones y diseño, que seguro cambiarán la manera que ejecutáis esta actividad diaria.

 

¿Cuál es el mejor lavavajillas?

Aunque para muchos esta sea una invención novedosa, hemos de recordar que sus orígenes se remontan al siglo XIX. La patente original corresponde según registros históricos a Joel Houghton, pero su implementación real se adjudica a Josephine Cochrane, nieta del reconocido inventor del barco a vapor. Esta millonaria, preocupada porque sus sirvientas no dañaran su valiosa vajilla de porcelana china, creó un dispositivo de lavado automático, artefacto que dio vida al lavavajillas moderno tras sus constantes evoluciones.

Ha adquirido diversas transformaciones, adaptándose a los adelantos y  necesidades actuales. Por ello, es necesario reconocer los tipos de lavavajillas y sus características antes de adquirir algún modelo existente:

  • Integrados: ajustado directamente en el mobiliario de la cocina.
  • Parcialmente integrados: con panel de operaciones descubierto.
  • Independiente: Ubicable en cualquier lugar, cercano a una toma de agua.
  • Tamaño y capacidad: grande, estrecho o compacto, con capacidad para 6, 11 y 16 cubiertos (o servicios).

 

1. Lavavajillas Klarstein DSM-Amazonia-8-S

Para necesidades menores

Con un hermoso diseño nos llega este lavavajillas, que tiene una calificación de eficiencia energética A+. Sus dimensiones le hacen de fácil ubicación en la cocina, al medir 55 cm de ancho, recomendado para personas que viven solas o estudiantes.

Dispone de espacio suficiente para albergar hasta 8 servicios, los cuales limpiará en 60 minutos o con la alternativa de emplear sus seis programas de lavado. Está fabricada en acero inoxidable para mayor durabilidad. Viene con dos cestos, embudo para la sal y una función Aquastop para minimizar daños en caso de averías. No es barato pero vale la pena.

 

2. Lavavajillas Bosch Serie 4 SMS46MI08E

Limpieza delicada y efectiva

La incorporación de un sistema para el lavado de artículos de fragilidad considerable, como las copas de cristal, es la carta de presentación de este electrodoméstico. Esta función, conocida como programa Copas 40 °C, baja la temperatura durante la aplicación del abrillantador así como la presión del agua, evitando daños.

Tiene la facultad de administrar la velocidad y consumo de agua dependiendo del grado de suciedad presente, ahorrando tiempo y recursos. Posee capacidad de lavar/secar platos en 14 servicios distribuidos internamente. Los pequeños utensilios pueden lavarse en su bandeja VarioDrawer. Su eficiencia energética es A++. Mide 60 cm de ancho.

 

3. Daewoo DDW-MJ1411W

Reducción considerable de recursos

Una opción considerable es este económico lavavajillas que cuenta una capacidad apropiada para atender hasta 14 servicios. La bondad presentada por esta marca es el ahorro, ya que permite elegir cuál de los dos niveles se empleará, porque estos pueden funcionar independientemente o en conjunto.

Con 8 programas de lavado diferentes para elegir, asegura el trabajo de remoción de suciedad y desperdicios dependiendo directamente de la apreciación del usuario. De clase energética A++ y un ancho de 60 cm, cuenta con pantalla incorporada y botones de uso básico y sin complicaciones. Es asequible, siendo el menos costoso de la comparativa.

 

4. Lavavajillas con 4 programas Beko DFC04210W

Control del consumo de energía

Un lavavajillas independiente, con calificación energética A+. Cuenta con 4 planes de enjuague, identificados como el Intensivo 70 °C, el Eco 50 °C, Diario 65 °C  y Mini 30 °C, ajustables según las necesidades del usuario. Con Capacidad para 12 cubiertos.

Su pantalla indicará el nivel de sal y las lecturas del proceso. El sistema le permite controlar la energía con opciones tales como el “modo de espera” que minimizan los gastos. Contribuye a disminuir el consumo anual de agua. Posibilita el uso con media carga. Elaborado en materiales de acero inoxidable y base de plástico. Anchura de 60 cm.

 

5. Balay 3VS502IP

Motor de operación silenciosa

Su moderno y elegante diseño le hace muy llamativo e ideal para complementar la decoración en la cocina. Posee capacidad para lavar hasta 12 cubiertos en su interior, contando con 5 planes para ejecutar su función principal, apoyándose en diferentes escalas de temperaturas, arrancando la suciedad de las vajillas y utensilios. Su capacidad energética es catalogada como A+.

Puede detectar automáticamente la presencia del detergente, indicando mediante su pantalla digital la carencia de sal y abrillantador para su reposición. Cuenta con el sistema antifugas Aquasafe. Su operación es silenciosa. La altura es regulable y su ancho es de 60 cm.

 

Independientemente que hemos considerado el ahorro del tiempo como unos de los factores claves en la selección de un lavavajillas, también debemos apreciar cómo su implementación contribuye positivamente a la disminución en el consumo energético y el agua.

A pesar de no lo notéis directamente, al lavar a mano perdéis una cantidad incluso mayor de agua que haciéndolo con un lavavajillas.

Estos dispositivos administran exactamente la cantidad de agua requerida para cubrir un ciclo, en cambio, cuando lo hacemos por nuestra cuenta solemos invertir mayor tiempo entre cada plato, manteniendo el grifo abierto, lo que resulta en el malgasto del vital líquido. Lo mismo ocurre con la energía, al hacerlo sin conciencia del gasto generamos mayor consumo y un incremento en la factura al final de mes.

Con estos factores en mente, concluiréis que comprar un lavavajillas es la inversión más inteligente que podréis hacer.