Los 5 Mejores Juegos Cuencos para Mezclar Ingredientes Sólidos y Líquidos




Amo la cocina, así que para mí el mejor juego de cuencos para mezclar es una herramienta de cocina infaltable. Me he dedicado a probar muchos modelos del mercado, variados unos de otros y, entre uno que otro desastre que hay por ahí, me he topado con estas cinco maravillas que os muestro en mi comparativa. Y, además, son económicos. ¡A que he pensado en todo!

 

¿Cuál es el mejor juego cuenco para mezclar?

Esta no es una pregunta difícil de responder si tenéis todas vuestras necesidades claras. Yo soy de las cree que en la variedad está el gusto, por lo que tengo juegos de diversos tamaños y materiales. Pero dependerá de la utilidad que le deis y de la pasta que deseéis invertir en ellos.

Es por eso que no sólo me he dedicado a mostraros modelos diversos entre sí, sino que también he dejado información que seguro os será útil para atinar a la mejor elección para vosotros.

 

1. Juego cuenco para mezclar de Joseph Joseph

En diversos colores

Cada una de las piezas están hechas en acero inoxidable y polipropileno. Tiene utensilios de repostería, medidores integrados que ocupan un espacio reducido en la cocina. Cuentan con base de goma antideslizante. Se puede usar en lavavajillas.

 

2. 5 Boles de cocina de Oak & Steel

Muy completos

Estos cuencos son ideales para ingredientes sólidos y líquidos por igual. Mola mucho el hecho de que son súper duraderos porque son de acero inoxidable de alta densidad. Incluye rejilla de rallar alimentos. Son compactos y se apilan.

 

3. Juego de bowl FBA Duralex

Elegantes

10 recipientes de distintos tamaños, fabricados con vidrio de la más alta calidad. Son ideales para mezclar, batir, marinar y más porque son bastante resistentes y estables. Son transparentes, permiten una mayor visualización de vuestra mezcla. Fáciles de limpiar.

 

4. Set de 3 boles de mezclar KALREDE

Gran funcionalidad

En sus tres tamaños, uno de sus lados es similar a la esquina de la jarra. Ideal para verter mezclas sin desastres o desperdicios. Vienen en diferentes colores y son profundos, geniales para la repostería. Libres de BPA.

 

5. Set Premium de boles 07/543 de VonShef

De alta capacidad

Estos tres boles de mezcla vienen con marcas de medición. Todos de acero inoxidable de alto grado y con boquilla de vertido que os ahorra un par de dolores de cabeza. Son apilables para un fácil guardado.




Tipos de bol para mezclar

Mirad la amplia variedad que podéis conseguir:

 

Plástico

Livianos, casi irrompibles. Pueden ser duros o suaves y suelen ser fáciles de llevar. Sin embargo, suelen absorber olores y aceites, que pueden transferirse a otros alimentos. Es mejor utilizar con ingredientes secos.

 

Metal

Duraderos, fáciles de limpiar y útiles para una variedad de tareas. Soportan frío, calor, lavavajillas y microondas, aunque se suelen rayan fácilmente.

 

Vidrio

Más pesados y frágiles que otros materiales. Ideales para elevar la levadura, otros materiales tienen un efecto adverso sobre el ingrediente activo de la levadura.

 

Cerámica

Recomendadas para servir ensaladas, pastas y más porque pueden tener un diseño único. Son pesadas y estables.

 

Madera

Dan un aire rústico muy guay. Son porosos, por lo que absorberán los aderezos para ensaladas y los aceites, aumentando el sabor. Ideales para ensaladas.

 

Cobre

​​No son nada baratos. Excelentes para batir huevos y servir alimentos refrigerados.

 

Consideraciones

Más que la marca, mirad estos factores antes de comprar:

Uso

Para cocer, quizá os venga mejor el vidrio. Ya os he dado luces de los diferentes materiales y usos. Pero, para guardar comidas o transportarlas, lo mejor es que tenga tapas seguras.



Tamaño

Dependerá de las cantidades de comida que suela manejar. Os sugiero tener un juego de varios tamaños.

 

Durabilidad

¿Esquinas astilladas? ¿Deformación? ¡No queráis ninguno de estos problemas! Mejor aseguraos de tener alta calidad en los materiales que lo componen.

 

A prueba de machas y de olores

¿Batir la mezcla de vuestra tarta en un recipiente que huele a la vinagreta de la ensalada de ayer? ¡Ni pensarlo! Lo mejor es tener uno para cada uso y evitar esos materiales que suelen absorber mucho los aromas y los colores. La limpieza temprana y a profundidad también es clave.

 

Forma

También dependerá de su uso, si es para hornear, de pronto los que tienen formas divertidas y originales os vendrá bien para tener una bonita presentación. Por otro lado, los más profundos hacen que sea más fácil revolver las pastas e hidratar las masas. Velad por vuestra comodidad.

 

Ligera

Mientras más pesados, suelen ser más complicados de usar. Pero también deben ser estables.

 

Endeble

Esto es, sobre todo, importante al hornear. No queráis que se derrita al primer contacto con el calor ni tampoco que se deforme con facilidad. Hay quienes adoran los flexibles de silicona.

 

Usabilidad en el microondas

Quienes vivimos un día a día agitado necesitamos de un envase que pueda sostener nuestra comida y resistir el calor de un microondas porque sí que es cierto que es una de las fuentes más rápidas y sencillas de dar calor a nuestros alimentos. Tomad en cuenta que los de metal no os servirán para tal fin.

 

Facilidad de limpieza

En la cocina es vital la limpieza y no se trata de flojera, sino que un recipiente fácil de limpiar será mucho más conveniente por el hecho de que os ahorrará tiempo y esfuerzo. Además, esto os puede ayudar a evitar la transferencia de olores, sabores y colores.