Los 5 Mejores Irrigadores Dentales




Para preservar la buena salud de dientes y encías, hay que tener correctos hábitos de limpieza. El uso de hilo dental luego del cepillado es muy importante pero a veces puede olvidarse. Si se cuenta con el mejor irrigador dental, la labor se hace más sencilla y difícilmente se pasa por alto.

Este artefacto sirve de apoyo para lograr una buena higiene, sobre todo a quienes sufren de sensibilidad dental. También son perfectos para aquellos que poseen tratamientos de ortodoncia. Los llamados aparatos o braces suelen hacer más engorrosa la tarea de cepillarse y los irrigadores la facilitan.

Hay muchas opciones de buena calidad en el mercado. También en cuanto a marca se refiere, hay gran diversidad para escoger. Revisando alguna comparativa, es más fácil llegar a alguno de estos equipos que tenga un precio bajo o al menos asequible. La idea es comprar aquel que pueda ser más económico, pero que la vez se obtengan con él  óptimos resultados.

 

¿Cuál es el mejor irrigador dental?

Si andáis en la búsqueda de irrigadores dentales, tal vez pueda orientaros esta breve lista con los mejor valorados hoy en día. Usuarios que han hecho test de cada uno los recomiendan y si consultáis con vuestro dentista, seguro os dará el visto bueno.

 

1. Waterpik Ultra WP100

Compacto y silencioso

Se presenta como diseñado para usuarios con coronas e implantes. Es una ducha dental de encimera o de mesa. Su uso se recomienda para después del cepillado normal. Incluye dos boquillas irrigadoras, una con cabezal de cepillo de dientes; una Plaque Seeker o buscadora de placa bacteriana, una de limpieza lingual o para la lengua y una especial para quienes tienen tratamientos de ortodoncia.

Es bastante compacto y práctico. El cable del agua mide un poco más de medio metro. Es fácil conseguir sus recambios y es poco ruidoso. Representa un buen limpiador bucal casero.

 

2. Oral-B Braun Waterjet

Masajea y estimula

Es un dental water jet que no solo se ocupa de la limpieza. También proporciona un masaje y estimulación de las encías, para que estén más saludables. Esto es porque incluye dos tipos de irrigación: el monochorro, para eliminar los excesos de comida y el multichorro para masajear y estimular. Posee cuatro cabezales de recambio y cinco niveles de presión del agua.

El depósito es bastante grande. Puede llenarse con agua tibia para las personas con encías sensibles. También se trata de un irrigador de mesa.

 

3. Panasonic EW1211W845 irrigador bucal

Portátil y lavable

Este modelo es perfectamente portátil y funciona a pilas (2AA). Incluye un práctico cargador de sobremesa, que adicionalmente trae un soporte para las boquillas intercambiables. El cargador permite montaje en la pared para ahorrar espacio. Las boquillas son giratorias para cambiar la dirección en que brota el agua y el depósito de 130ml resiste unos 35 segundos de limpieza continua.

El diseño es resistente al agua por lo que es completamente lavable. El depósito también se puede extraer para meterlo en el lavavajillas.

 

4. Hangsun HOC680

Elimina placa y bacterias

Es un potente limpiador con 12 niveles de presión de agua que garantiza la eliminación de 99.9% de la placa bacteriana, desechos y bacterias alojadas entre los dientes. Tiene 7 boquillas intercambiables con cajas de almacenamiento independientes. El depósito alberga 700ml de agua, ideal para quienes disfrutan de una larga sesión de limpieza. Es un equipo de sobremesa y usuarios que han hecho test con él recomiendan utilizarlo en un lavabo grande.

 

5. H2ofloss HF-8Whisper

A prueba de agua

Es el menos costoso de las opciones que encontraréis aquí. Es bastante silencioso y el fabricante asegura que es 100% a prueba de agua. No hay que preocuparse por despertar a alguien de la familia cuando se hace la limpieza muy temprano por la mañana o tarde en la noche. Sus usos son variados porque sirve para hacer una limpieza regular, para los que poseen tratamientos de ortodoncia, periodoncia e irrigación nasal.

Incluye 12 puntas intercambiables y ofrece una cantidad de 1200 pulsos por minuto. Para transportarlo fuera de Europa es necesario un transformador de voltaje.




¿Qué es un irrigador dental?

Si os interesa vuestra salud bucal, seguro querréis conocer un poco más acerca de este dispositivo. Es un aparato eléctrico, muy práctico, que irriga agua bajo distintos niveles de presión. Su propósito es dar una limpieza más efectiva a los dientes y las encías, en la comodidad del hogar. Hay modelos inalámbricos y también de encimera, con cable para enchufar. Escoger entre uno y otro depende de la preferencia del usuario.

La manera en que trabaja es con la irrigación de agua que se apunta directamente a los espacios entre los dientes. La presión ejercida por el chorro elimina los residuos de alimentos y bacterias que puedan quedar luego de las comidas. Así es más cómodo y sencillo prevenir las caries y la placa. Usarlo hasta podría significar menos visitas a vuestro dentista ¡Una pasada!

Otro detalle relevante que debéis saber es que, el chorro viene acompañado de pulsaciones. Estas incrementan la acción del aparato para derribar cualquier resto de placa o comidas. El usuario debe ajustar el nivel de presión y pulsaciones de acuerdo con la tolerancia de sus dientes y encías. Esto es porque un chorro con demasiada fuerza podría causar sangrado y ese no es el fin de usar el irrigador.

 

¿Por qué es necesario usar un irrigador dental?

Como os explicábamos antes, este dispositivo que también puede ser llamado ducha dental, es un limpiador específico de los espacios entre los dientes y las encías. Cuando una persona se hace su higiene bucal normalmente, no suele alcanzar con su cepillo las zonas más difíciles. Solo la cara más visible de los dientes es la que queda limpia y por eso es necesario el hilo dental.

El problema con el hilo es que a veces puede ser incómodo usarlo. Si no se usa con la suavidad necesaria o si hay muy poco espacio para introducirlo entre las piezas, puede lastimar las encías. Eso en el más sencillo de los casos. Las personas con implantes dentales, puentes u otros tratamientos de ortodoncia, encuentran más complicado el uso del hilo para limpiarse.

Es allí donde cualquiera podría ver los beneficios de usar irrigador dental.  Este tipo de cepillo eléctrico es más eficaz y seguro de utilizar. Los dientes quedan mucho más limpios al igual que las encías, que además se mantienen sanas. Conservando todo más aseado y saludable ¡Vaya! Que se os reducen seguro en cantidad las visitas al dentista.

 

Tipos de irrigadores dentales

Existen tres clases de cepillos eléctricos con ducha dental. Aquí os describimos sus diferencias para ayudaros a seleccionar el que os sea más conveniente:

 

De encimera

Casi siempre son los más completos. Poseen más opciones de ajuste por lo que el usuario tiene oportunidad de adaptarlo a sus necesidades. Hay más control sobre la presión que se ejerce con el agua, lo cual es conveniente para no lastimar las encías. Se suelen encontrar entre 6 y 10 posiciones diferentes

Por otro lado, se pueden comprar equipos de diferentes tamaños. Mientras más grandes son los irrigadores, de mayor tamaño es su depósito de agua. Eso significa que se pueden utilizar durante más tiempo, de manera continua en una sola cepillada.

Por lo general incluyen controles en el mango que permiten además encender o apagar el limpiador y hacer pausas para ahorrar agua.

 

Inalámbricos

La portabilidad es un tema importante para aquellos que salen de viaje con frecuencia. Si es vuestro caso, un irrigador dental inalámbrico es la opción más idónea. Aunque los no viajeros también pudieran preferirlo.

Los inalámbricos son de menor tamaño así que van bien con un cuarto de baño pequeño y no hay grandes complicaciones a la hora de almacenarlos.  Claro que todo tiene su pro y su contra. Al ser más reducidos, su depósito de agua tiene menor capacidad. Eso obliga al usuario a llenar el tanque con más frecuencia. También su presión podría ser menos intensa que la de los irrigadores de encimera.

Pero el plus es definitivamente es el hecho de que sean más livianos y fáciles de trasportar y guardar.

 

Combinados

Estos son bastante completos. No solo sirven para reemplazar el hilo dental sino para hacer la limpieza oral en su totalidad. Son cepillos de dientes eléctricos que a la vez irrigan agua para llegar a las zonas difíciles. Otra ventaja de ser dos en uno es que se puede ahorrar espacio en la encimera ya que no se necesita un cepillo eléctrico y un irrigador por separado. Tendréis ambos en uno solo.

 

Consejos para comprar el mejor irrigador dental

El water floss, como también se le conoce, posee varias características que deben ser tomadas en cuenta al momento de escoger uno en particular. No compréis una ducha dental sin antes verificar lo siguiente:

 

Tamaño del tanque

De vital importancia es saber cuánta agua contiene, porque de eso depende el tiempo de irrigación continua. Podréis limpiar por un período más largo si es de mayor capacidad el tanque. Además, lo recargaréis con menos frecuencia, lo cual es un ahorro de agua, tiempo y dinero.

Claro que eso varía con los modelos. Como os hemos comentado ya, los de encimera son más grandes que los inalámbricos, pero vuestra escogencia va a depender de vuestras necesidades. Para tenerlo en casa, quizá sea más conveniente el de encimera.

Podréis hallar tanques de 1000ml, 800ml, 700ml, etc, entre los water pick (otro nombre que reciben los water floss) de encimera y cerca de los 130ml en los inalámbricos.

Es muy buena la opción de un irrigador bucal adaptable al grifo para llenarlo más fácilmente.

 

Número de pulsos

Poner atención en esto también es necesario porque la salud de vuestras encías está en juego. No necesariamente una irrigación de alta potencia llevará a una limpieza más adecuada. Las personas con sensibilidad dental o las que sufren, por ejemplo, de periodontitis requieren que la fuerza en el chorro sea un tanto más suave. Además, los pulsos se miden por minuto y dado que en menos de un minuto ya podéis tener vuestros dientes limpios, no hay gran diferencia entre los que tienen 1200 o 1600 pulsos/minuto.

Hay revisar muy bien las comparativas, las opiniones de otros usuarios, sobre todo si se va a comprar en línea. Así será más fácil determinar cuál es el más adecuado según cada caso.

 

Nivel de presión del agua

Si es vuestra primera vez usando uno de estos, lo más razonable es hacerse con un modelo que ofrezca un amplio rango de presión. El chorro muy fuerte puede tener un impacto negativo en quienes no están habituados a usar este tipo de dispositivos. Hay que ir graduándolos poco a poco para que dientes y encías se acostumbren con el tiempo.

 

Usuarios múltiples

¡No os asustéis! Las puntas de los dental water jet (sí, ya habéis visto, tienen varios nombres), son removibles. Todos los miembros de la familia pueden usar el aparato pues basta solo intercambiar el cepillo. Cada quien puede tener uno para colocarlo al momento de la limpieza oral.

 

Voltage

No olvidéis revisar si los enchufes corresponden al sistema eléctrico europeo o si es necesario comprar a parte un transformador de energía. Para viajar también es importante tener esto en cuenta. No es agradable hacer la compra y percatarse luego de que no os servirá al momento de usarlo.