Los 5 Mejores Hornos Holandeses con los que Prepararéis Deliciosos Platillos

Mi abuela Pilar ha anunciado que viene a verme para dentro de tres fines de semana, he recordado las deliciosas hogazas de pan que me daba con chocolate caliente y quiero repetir la experiencia, para eso necesito el mejor horno holandés de la oferta disponible.

Ya me hace ilusión compartir el tiempo con ella y recordar aquellos años en que era una cría y mi abue colocaba la masa del pan en el pequeño recipiente y al fuego ¡es el pan más tierno, suave y delicioso que he probado en mi vida!

Pero los hornos holandeses no sólo sirven para hacer deliciosos panes, en realidad son recipientes multiuso en los que podéis preparar desde asados hasta postres, así que uno en vuestra cocina será, definitivamente un punto a favor.

En la oferta hay gran variedad en cuanto a capacidad, materiales y calidad, así que si estáis decididos a comprar os vendría bien un modelo económico que se ajuste a vuestras necesidades.




¿Cuál es el mejor horno holandés?

Para seleccionar uno bueno es importante que tengáis en cuenta vuestras prioridades, necesidades e incluso capacidades culinarias.

En la oferta encontraréis de todo, desde el modelo más barato hasta ese que cuesta un pastón, aquí lo importante es la calidad de los materiales y si hace el trabajo para el cual lo estáis necesitando.

Una buena forma de llevaros a casa el producto correcto es que hagáis una comparativa de modelos: capacidad, costo, calidad, materiales, durabilidad, esto os dará una idea de la inversión que deberéis hacer y cual de todos os vendrá mejor.

Si aún no estáis seguros de decidiros por alguno en particular, acá os dejamos esta lista que hemos hecho para vosotros, donde seguramente encontraréis lo que estáis buscando:

 

Cocotte redonda Le Creuset Evolution

Colorida y multiuso

Fabricado en hierro colado, este recipiente es resistente al desgaste, muy fácil de limpiar y tiene un esmalte interior que evitará que vuestros alimentos se peguen.

Es un utensilio para todo uso, el estofado y otros platos como pescados, verduras guisos, cereales y cremas os quedarán de rechupete ¡hasta sirve para preparar pan y postres!

Su gran ventaja es que os resultará adecuado para cualquier fuente de calor incluyendo placas de inducción, horno, brasas y vitrocerámica.

 

Horno holandés de hierro fundido Marquette

De agarre sencillo

Preparar un sabroso asado o cualquier plato especial será pan comido en este recipiente de hierro fundido cuya versatilidad os hará parecer verdaderos expertos en la cocina.

Viene con asas grandes para facilitar su agarre, es esmaltado y soporta altas temperaturas, hasta 500 grados Farenheit en el horno y tiene base inferior plana que le da mayor estabilidad y facilidad de uso.

El fabricante confía tanto en su producto que os da garantía de por vida.

 

Cocotte redonda 1102485 Staub

Para toda fuente de calor

Inundar vuestra casa de deliciosos aromas y sabores no será difícil con esta cazuela con la que podéis cocinar mogollón de platos y saltear verduras para comer de forma saludable.

Hecha en hierro colado, esta olla os permitirá un horneado delicioso y una fritura a punto y en grandes cantidades, incluso, con ella podéis dominar hasta la masa de pan.

Es de fácil limpieza y muy segura. Además, mantiene la temperatura de la comida preparada.

 

Vesuvio 8 Quart antiadherente horno holandés

Robusta y resistente

El producto de la marca Da Terra Cucina es uno de los más populares y saludables del mercado, es antiadherente, tiene revestimiento cerámico y es no tóxico así que podéis cocinar en él con la tranquilidad de saber que no estaréis dañando vuestra salud.

Tiene un diseño ligero y muy estético, el fabricante os da garantía de un año a cambio de un producto de gran rendimiento, robusto y resistente al calor. Es apto para lavavajillas.

 

Red Dutch Oven EC7D43 Lodge

No apto para microondas

Cocinar arroces, carnes, pescados o cualquier platillo horneado es una pasada con esta olla de hierro, esmaltada con porcelana interior y exterior.

Tiene pomo de acero inoxidable y es de gran tamaño, tiene capacidad para 6 cuartos. Por su tamaño es un producto pesado, pero de gran rendimiento y muy robusto.

No es un recipiente apto para usarlo en el microondas y tampoco está recomendado para llamas en áreas abiertas como parrillas al aire libre.




Factores a considerar al elegir horno un holandés

Hay una serie de elementos que es necesario que tengáis en cuenta al momento de seleccionar para vosotros un buen horno holandés, acá podéis revisar algunos:

 

Qué tan bien prepara la carne

Trabajan lo suficientemente bien como para proporcionar a la carne apetitosos bordes dorados y proporciona a las frutas y verduras un delicioso pardo uniforme.

 

Qué fácil es agitar los alimentos

Según su tamaño, el proceso de remover los alimentos en cocción se hace más sencillo, evitando que se adhieran a las esquinas, esto también dependerá de los lados del recipiente, los de lados rectos os ofrecen menor acceso para agitar los alimentos que los que tienen lados inclinados hacia afuera.

 

Cómo se sienten y funcionan las manijas

Estos utensilios suelen ser de mangos variados, lo mejor es que os busquéis uno con manija grande, de buen agarre y fácil de maniobrar, ya sea en la estufa como dentro del horno.

 

Cómo se siente y funciona la tapa

Una tapa pesada puede llegar a significar un verdadero engorro, así que lo mejor es que os decidáis por alguna que no os canse al cargarla en las manos, que tenga un buen como para que facilitéis el agarre y, lo ideal sería también que no se caliente tanto para que podáis manipularla con mayor facilidad.

 

Cómo trabajan con las carnes

Aquí es importante verificar qué tan tierna queda la carne al preparar estofados. Según la retención de humedad de este utensilio y su nivel de condensación podréis haceros una idea del nivel de suavidad que tendrá la carne que preparéis.

 

Cuán fácil es limpiarlo luego

Al momento de seleccionar, debéis aseguraros de que la elegida tenga materiales que permitan un mínimo de adherencias y quemaduras, de manera que os resulte más sencillo de limpiar. Estos recipientes suelen acumular restos de quemado y guisado en el fondo, es normal y hace parte de su trabajo, aquí lo necesario es que se remueva de manera sencilla y sin mucho esfuerzo.

 

Materiales

Los hornos holandeses son muy populares entre los amantes de la gastronomía y en especial en diversas culturas debido a su versatilidad, son utensilios capaces de preparar casi todo, y popularmente se comercializan en tres tipos de materiales:

 

  • Aluminio y acero inoxidable: estos dos, casi siempre vienen juntos, los fabricantes han aprovechado las bondades de este par de materiales, haciendo utensilios resistentes, estéticamente muy elegantes, buen conductor del calor y una tapa ajustada que le dan el toque ideal, haciéndolo un potente recipiente para la cocina.

 

  • Hierro fundido: Los que están hechos de este material son notablemente más sofisticados y tradicionales ajustados al estilo de los primeros hornos holandeses. Suele tener acabados con esmaltes antiadherentes para facilitar su limpieza, no obstante, es un equipo muy proclive al calentamiento extremo y considerablemente pesado. El proceso de fabricación se hace con diversas combinaciones de metales que se vierten sobre moldes de arcilla, adoptando la forma del recipiente.

 

Tamaño

Estos utensilios se miden de acuerdo a sus capacidades, en el mercado encontraréis desde uno pequeño con capacidad para contener dos litros y uno realmente grande que pudiera llegar a contener hasta 12 cuartos de litro. Lo que os recomendamos es que os llevéis a casa uno grande, que no gigante, siempre podéis preparar poca comida en una grande que poneros a cocinar varias veces si tenéis el piso lleno de invitados.

 

Forma

Usualmente este equipo es de formas ovaladas y también lo conseguiréis de forma redonda, para guisados, sopas y platos parecidos los hornos redondos son los más populares. En el caso de los ovalados, son comúnmente usados para preparar costillas, pescados, aves de corral y otros alimentos.

 

Tapa y asas

Estas características son de gran interés porque, bien colocados, evitarán que los alimentos se sequen en la cocción. Debéis aseguraros de que la tapa ajuste bien y las asas queden bien remachadas. Lo ideal es que el mango esté hecho de silicona y un metal capaz de soportar altas temperaturas. Aseguraos de que tenga mangos fuertes y asas laterales.

 

Pies

Esta cualidad es de gran importancia porque os permite colocar de manera estable el horno holandés en la fuente de calor. Ya sea en el horno, sobre las brasas o en la estufa una buena base hará que os lo sintáis plano.




DEJA UNA RESPUESTA