Los 10 Mejores Detectores de Metales

Seguramente habéis visto alguna vez en las películas o la televisión estos dispositivos que detectan oro o cualquier tesoro en la playa, está de más deciros que estos pueden ser no solo muy divertidos, sino también bastante útiles, ya que pueden ayudaros a buscar objetos en lugares amplios.

Personalmente, tengo en casa el mejor detector de metales que cubre todas mis necesidades que, siendo ideal para principiantes, me ha brindado grandes horas de diversión en mis salidas a la arena.

Detectores de metales hay un montón en el mercado, desde modelos más grandes que son utilizados para profesionales, hasta otros que serán más compactos para usarlo como pasatiempo, para encontrar reliquias, monedas u objetos perdidos.

Al elegir uno de estos equipos es importante tomar en cuenta cuál es el uso que se le va a dar, además de otros factores como su rango de detección, los diferentes modos de búsqueda que posee, si puede ser detectar objetos a gran profundidad e incluso si se trata de un detector acuático que puede ser utilizado bajo el agua.

1. Detector de metales Minelab

Comenzando la comparativa, os encontraréis con esta opción de la marca Minelab que si bien no es el detector de metales más económico, su gran calidad hace que la inversión valga, sobre todo si lo usaréis para trabajos o cualquier función más allá de un pasatiempo.

Funciona a altas frecuencias para encontrar los objetos más pequeños, con diferentes modos que servirán para el parque, campo y más.

2. Detector de metales GARRETT

Otra opción de detector de metales de gran calidad y una alta potencia es este modelo totalmente resistente al agua, que podréis utilizar a 3 metros de profundidad para encontrar objetos en el mar.

Este detector es perfecto para usarlo como pasatiempo, como también para un uso profesional, contando con diferentes modos predeterminados que podéis personalizar.

3. Detector de metales WHITE'S

Si sois unos aventureros que necesitan de un detector de metales para todo tipo de terreno, esta opción resistente, de calidad e impermeable será excelente para vosotros, pudiendo ser sumergido hasta a tres metros de profundidad.

Es un equipo diseñado para recuperar gran cantidad de metales, incluyendo plata joyas y muchos más, esto gracias a su tecnología avanzada de detección que es sumamente potente.

4. Detector de metales FISHER LABS

Se trata de un artefacto con características inigualables, ya que posee una excelente relación calidad-precio que lo convierten en uno de los mejores detectores de metales.

Cuenta con una pantalla que se ilumina, para poder observarla incluso en condiciones de poca luz, con 5 modos de operación y un peso muy liviano, será excelente para cualquier aventura.

5. Detector de metales URCERI 1028

Otra de las opciones de la lista es este detector de metales de fácil uso y que brinda una localización precisa de diferentes objetos, brindando un modo de sonido que os ayudará a detectar con mayor facilidad.

Cuenta con 2 modos de operación, además de 7 niveles de profundidad y una sensibilidad excelente, siendo un detector robusto y totalmente a prueba de agua.

6. Detector de metales HUKOER

Para acompañaros en vuestras aventuras y consigáis diferentes objetos en la arena, este detector de metales liviano y de alta sensibilidad será excelente, tanto para un principiante, como para profesionales.

Está hecho con materiales resistentes al agua que les permiten explorar aguas poco profundas, contando con una pantalla grande y muy brillante, además de ser muy preciso.

7. Detector de metales FLOUREON

Con una alta sensibilidad y siendo resistente al agua, este detector de metales multifrecuencia de gran precisión será ideal para encontrar diferentes objetos, sean tan pequeños como una moneda o cualquier joya.

Cuenta con un conector para auriculares que permite ajustar el volumen y adaptarlos a diferentes entornos, además de un vástago que puede ajustarse a niños y adultos, siendo un detector muy versátil.

8. Detector de metales Meterk

Si buscáis un detector de metales que sirva tanto para interior como para exterior, este modelo de alta sensibilidad será excelente, ya que tiene un tamaño adecuado para usarlo a donde vayáis.

Este detector posee una función especial que permite localizar y eliminar objetos no deseados, para que tengáis una lectura más precisa en su pantalla LCD, pudiendo ser utilizado por niños y adultos ya que es muy fácil de usar.

9. Detector de metales HUIZZ

Para los que quieren comenzar en el mundo de los detectores de metales, pero no quieren gastar tanta pasta en un modelo muy avanzado, este de tamaño pequeño y sumamente portátil será de lo más recomendado, siendo también más barato que los anteriores.

Posee un cinturón para que no se pierda y con la capacidad de sumergirse hasta a 10 metros de profundidad gracias a su impermeabilización.

10. Detector de metales Deus

Si buscáis un detector que utilicen los profesionales o para vuestro trabajo, este modelo de Deus será el más indicado, ya que es de los más potentes y con una capacidad de rastreo sumamente precisa.

Posee un plato de 28 cm para un mayor rango de detección, con audífonos y otros 9 accesorios por lo que es un modelo bastante completo, ideal para utilizarlo al aire libre y siendo totalmente inalámbrico.

Guía de Compra de detector de metales

¿Para qué son utilizados los detectores de metales?

Estos detectores pueden ser utilizados de diferentes maneras, sea para un uso de pasatiempo o por profesionales, encontraréis que son equipos capaces de:

Búsqueda de monedas

Una de las principales actividades de los detectores de metales es la búsqueda de monedas, ya que es un pasatiempo divertido que puede dejaros con objetos muy valiosos.

Búsqueda de reliquias

Otra de las funciones de los detectores de metales es la de buscar reliquias o algún tesoro que se encuentre bajo la tierra, ya que podréis encontraros con objetos que tengan valor histórico.

Búsqueda de oro

Muchas personas empiezan a utilizar detectores de metales con la idea de conseguir cantidades de oro y esto es algo completamente posible, si buscáis en el lugar adecuado.

Existen detectores que están diseñados exclusivamente para la búsqueda de este elemento precioso.

Búsquedas en la playa y bajo el agua

Muchos de estos detectores cuentan con la función de búsqueda bajo el agua, esto al contar con impermeabilización.

¿Cómo se usa un detector de metal?

Usar un detector de metales es bastante simple, una vez que aprendéis a utilizarlo. Lo primero es encenderlo, aunque suene obvio, muchos pueden olvidar de este paso al emocionarse por usar el equipo por primera vez.

Si el detector no funciona, puede tratarse de la batería, así que aseguraos siempre de que esté bien cargado.

Si está cargado, pues es momento de comenzar, moviendo el plato del equipo de un lado a otro al frente de vuestros pies por diferentes superficies, sean de tierra o de arena.

Lo mejor serán los pasos lentos y recordad que la práctica hará al maestro, ya que con el tiempo estaréis familiarizados con el sonido y el funcionamiento del detector.

¿Qué debe tener un detector de metales?

Cuando llega el momento de elegir, podéis reducir las opciones a las más indicadas si tomáis en cuenta las características de todo detector:

Tamaño de la bobina

Si sois principiantes, el tamaño de la bobina puede no ser tan importante, pero debéis saber que estas pueden venir en diferentes pulgadas:

  • Pequeñas: Van de las 6 a las 8 pulgadas, son ideales para señalar objetos en la tierra y pueden diferenciar entre distintos metales.
  • Medianos: La mayoría de los detectores de metales pueden tener bobinas medianas, siendo ideales para cualquier principiante.
  • Grandes: Estas son indicadas para profesionales, ayudando a encontrar objetos que se encuentren enterrados a bajas profundidades, aunque suelen ser detectores más pesados.

Balance del suelo

El balance del suelo está conectado a la sensibilidad, ya que, sin él, la tarea de encontrar objetos será más complicada.

Los detectores de metales más sensibles serán ideales para encontrar todo tipo de material magnético.

Discriminación

El término discriminación en materia de detectores de metales hace referencia a los distintos modos de búsqueda que tiene el aparato, pudiendo elegir y clasificar un metal de otro.

Frecuencia

La frecuencia de estos equipos es medida en kilohertz, tratándose del número de ondas que un detector es capaz de enviar a las diferentes superficies.

Profundidad del sensor

La profundidad a la que es capaz de llegar uno de estos detectores dependerá de diferentes factores, como el suelo, el tiempo, el tamaño y su forma, pudiendo variar un modelo de otro.

Indicador de profundidad

Un indicador en vuestro detector mostrará qué tan abajo o profundo se encuentra el objetivo a recuperar, usualmente indicado a través de números en la pantalla. Los detectores pueden explorar hasta 5 metros de profundidad o incluso más, dependiendo del modelo.

Calibración

Al usar el detector sobre superficies que se encuentren llenas de minerales, es necesario que el equipo cuente con un calibrador que permita encontrar diferentes tipos de metales y que resulte fácil diferenciarlos unos de otros. La calibración puede ser:

  • Preconfigurada: Esta viene con el equipo y está configurada en un nivel particular que no cambiará.
  • Calibración automática: Esta se ajustará de forma automática una vez que los sensores encuentren minerales en el suelo.
  • Calibración manual: Con este tipo de calibración, el usuario deje ajustar el detector al tipo de suelo elegido.

Modo preciso

Esta es una opción que puede encontrarse en diferentes detectores de metales, que ayuda a encontrar con mayor precisión un objeto, ya que brinda su ubicación exacta.

Tipo radar

La mayoría de los detectores de metal cuentan con una función de radar que permite penetrar diferentes superficies para encontrar objetos, pero es algo que depende de su nivel de calidad.

La calidad del radar os brindará una mayor precisión, existiendo detectores de alta tecnología que podrán hasta medir la densidad y tamaño del objeto enterrado.

Medidor de sensibilidad

Este tipo de medidor es usado de dos maneras: para encontrar objetos de diferentes tamaños y para encontrar objetos a diferentes profundidades, por lo que es ideal un modelo con una alta sensibilidad que sea además ajustable.

Peso

No olvidéis tomar en cuenta el peso del equipo, ya que, si este es demasiado grande, poder maniobrar con él resultará bastante complicado, razón por la cual, sobre todo para un principiante, un modelo que sea ligero será más adecuado.

Garantía

Los mejores equipos contarán con una garantía que permite cambiar el detector en el caso de fallas de fábrica, además de atención en el caso de dudas sobre su funcionamiento.

Otros accesorios que pueden usarse con detectores de metal

Lo mejor de los detectores de metales es que estos pueden contar con diferentes accesorios que hagan la experiencia más completa, que pueden contar con linterna LED o algún otro equipo, como lo son:

Pala

Una vez que encontráis ese objeto perdido, necesitaréis de una buena pala para poder llegar a él, por lo que es una pala puede ser sumamente útil.

Pala de arena

Este es el tipo de pala que podréis utilizar en la playa o en cualquier superficie donde tengáis que apartar arena para llegar a vuestro objetivo.

Auriculares

Los detectores de metales suelen contar con un par de audífonos que reducen el ruido de afuera, causado por viento, olas y el tráfico, lo que permite encontrar mejor los objetos.

Un arnés

Un accesorio que será sumamente útil es un arnés o cinturón que permita llevar el detector con comodidad, ya que quitará peso de vuestros hombros.

Bolsa de tesoros

Para que no tengáis que cargar con un montón de monedas u objetos encontrados encima, podéis tener con vosotros una bolsa donde guardar todo lo que detectéis con vuestro equipo, que sea segura y con una buena cremallera que mantenga todo adentro.

¿Dónde utilizar un detector de metales?

Los detectores son herramientas muy versátiles que pueden ser utilizados en diferentes terrenos o superficies, como lo son:

Jardín trasero y delantero

Podéis tener años viviendo en un mismo lugar, pero, es posible que en vuestro jardín se encuentren tesoros que no conocíais, donde un detector será una herramienta increíble para divertiros en familia.

En la playa

Este es uno de los usos más frecuentes, que seguramente habréis visto en la tele o en cualquier película, siendo las playas un lugar donde muchas personas pueden olvidar objetos, incluso prendas o monedas de gran valor.

Parques

Los parques, al ser una zona pública, son frecuentados por muchas personas, razón por la cual es posible encontrar una gran variedad de objetos con un detector de metales.

Campos

La mayoría de los tesoros y objetos de valor han sido encontrados en campos amplios, por lo que, utilizar un detector de metales en granjas o espacios abiertos será toda una aventura.

Bosques y senderos

Los senderos y bosques son lugares frecuentados por excursionistas e incluso por jinetes en el pasado, razón por la cual muchos objetos pueden haber caído en estas zonas, siendo un perfecto mapa del tesoro para los amantes de la aventura.

Ciudades fantasmas

Las ciudades o lugares abandonados como rieles de trenes, fábricas o minas son lugares perfectos para explorar, siempre que no exista una restricción de paso a los mismos.

Estadios

Los eventos deportivos son momentos en los que, por la euforia y emoción, muchas personas pueden dejar caer joyas, monedas u objetos de valor, por lo que, para un aficionado de los detectores, puede ser un lugar perfecto para visitar.

Campos de batalla

Sitios históricos donde se hayan celebrado diferentes batallas también pueden ser lugares potenciales para encontrar objetos muy interesantes.

Video de detector de metales

© Copyright 2019