Las 6 Mejores Cintas Kinesiológicas para una Recuperación Deportiva de 10




Seguro ya habréis visto a alguno de vuestros atletas favoritos con una banda de estas y por eso ahora la queréis probar. Os entiendo, lo mismo me pasó a mí. Pero tener la mejor cinta kinesiológica es más que una cuestión de moda, se trata de vuestra salud.

Un vendaje kinesiológico es capaz de dar solución a casi cualquier lesión y de soportar los entrenamientos más rudos, mejorando vuestro rendimiento deportivo.

Para mí ha significado la curación de un viejo dolor en el tobillo izquierdo y la vuelta a mis tardes de futbol sin riesgos.

 

¿Cuál es la mejor cinta kinesiológica?

Su uso extendido se debe a su efectividad y alivio en deportistas pero aun si no sois los más atléticos esta banda puede ser un gran apoyo para tareas cotidianas con peso y esfuerzo.

Para poder obtener un rendimiento máximo, debéis optar por un modelo que sea capaz de durar muchos días y no necesitar replicación o ajustes. Esto es sinónimo de resistencia al agua, sudor y ligereza en la piel.

Por eso en esta guía os presento muchos modelos de rollo porque son perfectos para aplicaciones continuas y en caso de una lesión repentina podréis tener un vendaje adoptable.

 

1. Cinta kinesiológica color piel de Rocktape

Rollo grueso

Esta cinta deportiva elástica está diseñada para un rendimiento extremo, tiene excelente retención y gran flexibilidad. Su construcción de algodón  no irrita y dura mogollón. La única pega es que si no sois expertos necesitareis un profesional que diseñe su aplicación.

 

2. Cintas sintéticas para kinesiología Pro Jumbo 150 de KT TAPE

Pre cortado cada 25 cm

Sus tramos de forma lisa se pueden adaptar y combinar para soportar cualquier músculo desde un tobillo hasta para hombro o costado. Tiene fibras micro sintéticas que la hacen ligera y traspirable. Es excelente para descomprimir lesiones.

 

3. Rollo de cinta kinesiológica troquelada de FlexU

Fabricación sintética

Es una de las vendas en esta comparativa con mayor adherencia de todas. Tiene alta calidad de apoyo y su diseño trenzado da un alivio rápido. También se caracteriza por ser delgada y suave así que podréis dejarla por días sin que sea molestia.

 

4. Banda elástica precortada de IronMan

Dura de 5 a 7 días

Es una versión deportiva y de bajo costo de las mejores cintas kinesiológicas. Tiene 20 bandas precortadas que sostienen bien el músculo. Se quita fácilmente y proporciona una ventilación máxima. Eso sí, os advierto que el adhesivo puede causar alergias.

 

5. Cinta kinesiológica Tex Gold de Kinesio

Elasticidad maravillosa

Esta cinta es de las mejores porque es fácil de usar y aplicar. Tiene grandes beneficios como ser resistente al agua, de secado rápido, libre de látex y con canales de aire para mejor circulación.

 

6. Cinta Kinesiológica de Thera-Band

Reduce la hinchazón

Que no os asuste lo barata que puede llegar a ser esta versión. Es una cinta de buena calidad con gran elasticidad y soporte. Su colocación puede adaptarse al músculo y su diseño permite cortes para variar su forma y aplicación.




¿Qué es la cinta kinesiológica?

Pues se trata de un elástico especial capaz de adherirse a la piel y estirarla en una dirección. Esta tracción es capaz de dar estabilidad, descompresión y mejor el alineamiento de músculos y articulaciones debilitados.

Al funcionar como cinta de soporte también mejora los movimientos, relaja los músculos y reduce la inflamación.

 

Beneficios de usar una cinta de kinesiología

Alivio del dolor

Su popularidad en el mercado deportivo viene por esta capacidad. Al estirar y levantar la piel crea un vacío debajo que da un efecto de bloqueo sobre las señales de dolor que emiten las terminaciones nerviosas de los músculos lesionados.

A esto también se le debe su nombre de vendaje neuromuscular.

 

Recuperación de moretones

Su acción de estiramiento de la piel también libera espacio para que la circulación fluya mejor, de esta manera la sangre no se acumula en forma de hematoma y sana más rápido.

 

Reduce la inflamación e hinchazón

Al estimular el drenaje de fluidos no solo alivia dolor y la inflamación sino que puede reducir la hinchazón en los procesos curativos de cirugías o golpes.

 

Recuperación y soporte del músculo

Comprar uno de estos vendajes puede ser similar a tener una armadura que sostiene el músculo y lo ayuda a trabajar. No solo aumenta la movilidad natural sino que brinda apoyo durante los estiramientos forzados.

Pero además es buenísimo para aliviar los dolores musculares evitando la acumulación de ácido láctico, culpable de la rigidez y los dolores después de entrenar.

 

Prevención de espasmos

Con una cinta kinesiológica el oxígeno viaja mejor a través de nuestros músculos entregando los nutrientes y necesarios para prevenir calambres y contracciones.

 

Trabajar a pesar de las lesiones

Por si fuera poco no solo ayuda para rehabilitar lesiones sino que, mientras estas se curan y desaparece el dolor, da estabilidad y relajación para seguir entrenando a pesar de tener una contractura muscular.

 

¿Cómo aplicar una cinta de kinesiología?

Aunque siempre es mejor dejar la aplicación en manos de un profesional de fisioterapia , os quiero explicar las formas comunes  de colocación.

En forma de “Y” dan mucha ayuda para fluir los estímulos musculares. Las que se aplican con una simple “I” se usan en lesiones agudas y dolorosas que requieren corrección de la alineación muscular.

En forma de “X” dan inserción al movimiento del músculo.  Por su parte, la cinta atlética en forma de “Web” es excelente para los edemas.

Y los estilos de dona son geniales para aplicar en rodillas, codos y tobillos aumentando el soporte.




¿Qué buscar en una cinta kinesiológica?

Algodón vs. Sintético

Con algodón son más suaves, siendo mejores en pieles sensibles y dando sostén ligero. Mientras, el acabado sintético es más rígido, efectivo y  resistente al agua.

 

Duración

Una vez puesta la cinta puede durar varios días pero esta resistencia dependerá de la calidad y aplicación de cada marca. Si se realizará un esfuerzo físico continuo es mejor ir por unas de alta duración.

 

Facilidad de aplicado

La mayoría necesitan que estéis secos y afeitados en el área de colocación. Algunos adhesivos requieren frotamiento o calor para poderse pegar.

 

Pre cortado o roll-on

Los rollos gruesos son útiles si necesitamos aplicación en varias áreas o queremos guardar material para futuras aplicaciones. En cambio, si tenemos una necesidad puntual podremos ir por un vendaje específico para una zona del cuerpo.

 

Soporte de sudor y agua

Si vais a usar la venda en un triatlón, por ejemplo, necesitaréis un estilo sintético que tenga alta adherencia.

 

Piel sensible

Para evitar irritaciones mejor buscar una fabricación especializada, aunque no sea tan económica.

 

Alergias

Para quienes sufren alergia al látex es importante fijaros en los componentes y mejor ir por un modelo hipoalergénico.

 

Adhesivo

Es lo más importante. Debe poder estirarse, secarse rápido y mantenerse por mucho tiempo.

 

Elasticidad

Determina gran parte del beneficio de compresión. Por ello, las mejores cintas se estiran a 160% y 180% de su tamaño.

 

Diseño

Es lo que determinará la forma de cada músculo y su estabilidad.

 

Calidad de construcción

El núcleo, las fundas y el adhesivo deben ser fabricados de buenos materiales y estar integrados a la perfección

 

Video de Cinta Kinesiológicas