Los 6 Mejores Calefactores Eléctricos para que Estéis Cómodos y Calentitos Durante el Invierno




Si no os gusta pasar frío y queréis manteneros calentitos en cualquier espacio de vuestros hogares, entonces necesitaréis el mejor calefactor eléctrico. Con él podréis mantener vuestras habitaciones a la temperatura que deseáis, ni más ni menos. A su vez, debe ser muy silencioso para que podáis dormir sin problemas mientras os mantiene cómodos, tranquilos y a la temperatura ideal para que tengáis un sueño reparador.

Estos aparatos son capaces de alcanzar temperaturas deliciosas durante el invierno de forma rápida y eficiente, y además algunos modelos cuentan con geniales funciones para que estéis más cómodos, tranquilos y a gusto en casa o hasta en la oficina.

Si estáis hartos de vuestro viejo radiador que se daña todo el tiempo o que simplemente ya no calienta como antes, entonces dadle un vistazo a este artículo en el que os explicaremos sobre los diferentes tipos, cómo escoger el más adecuado y en el que además os ofreceremos una comparación de los mejores ejemplares disponibles en la actualidad.

 

¿Cuál es el mejor calefactor eléctrico?

Comprar el mejor calefactor eléctrico del mercado puede parecer una tarea un poco complicada porque hay mucha variedad y además hay una gran cantidad de características y funciones que debéis tener en cuenta.

Así que, si no sois muy duchos en todo este tema de los calefactores o de cómo mantener las habitaciones y ambientes en temperaturas adecuadas, es momento de que leáis nuestra lista comparativa y analicéis los 6 modelos que os mostramos en ella. Os aseguramos que, al terminarla, ya habréis encontrado ese modelo ideal para vuestros hogares.

 

1. Calefactor cerámico vertical Klarstein Skyscraper Heat Calefactor

El mejor diseño en forma vertical

Se trata de un calefactor de alta calidad y un diseño bastante elegante que vuestra tu sala de estar. Cuenta con elementos de cerámica que calientan los espacios más rápidamente, así como un nivel de ruido realmente bajo.

A su vez, la temperatura se regula entre 15 y 28º C calienta con gran rapidez. También permite configuraciones de 1600 y 2500 W y tiene oscilación.

 

2. Calefactor de potencia regulable Rowenta Mini Excel Eco SO9265

Disfruta de su calidad, buen precio y ajustes

Este es otro buen modelo de potencia regulable entre 1000 y 1800 W que además incluye termostato para adecuarse a la temperatura deseada por el usuario y con dispositivo anti heladas.

Está disponible a un precio bajo y además tiene un bajo nivel de ruido, es bastante portátil y cuenta con filtro lavable que evita la proliferación del polvo, lo cual os cuida si sois alérgicos.

 

3. Calefactor eléctrico Tristar KA-5039

Los usuarios adoran este excelente modelo

Es un calefactor de ventilador que viene con 3 ajustes y un termostato regulable para daros un mayor control sobre el aparato. Cuenta con una potencia de 2000 W y además cuenta con protección contra sobrecalentamiento.

Todas esas funciones lo han hecho uno de los modelos más buscados y mejor valorados por parte de los usuarios, cuyas opiniones son muy favorables. Además, es muy asequible.

 

4. Calefactor Clatronic HL3378

El más económico del mercado

¿Buscáis un tamaño pequeño y compacto, un peso ligero y conveniente y buena calidad? Entonces este modelo de la marca Clatronic es una excelente opción, ya que solamente pesa 898 gramos, es el menos costoso y está respaldado por sus usuarios.

Es un pequeño calefactor a ventilador con dos ajustes en 1000 y 2000 W de potencia y un sistema de seguridad que os protege contra incendios.

 

5. Orbegozo FH5008

Calefactor a dos niveles y con buena seguridad

Por un buen precio podréis tener este modelo de dos ajustes de potencia: 1000 y 2000 W que también cuenta con protección contra el sobrecalentamiento y una buena facilidad de uso gracias a sus luces indicadoras.

A su vez, cuenta con termostato de ajuste constante y una función anti heladas que activa el aparato si las temperaturas bajan demasiado. Es buena calidad a bajo costo.

 

6. Aigostar Airwin 33IEK

Excelente relación precio-valor

Se trata de uno de los modelos que cuenta con el mayor agrado de los usuarios, pero que al mismo tiempo tiene un costo super bajo. A su vez, cuenta con un termostato regulable para mantener temperaturas constantes y ajustes de 1200 y 2000 W.

Es compacto y conveniente, se apaga automáticamente si llegase a caerse y no permite el recalentamiento. Tiene un lindo y clásico diseño.




¿Podéis reducir vuestras facturas de electricidad con un buen calefactor eléctrico?

Estos pequeños calefactores portátiles os permiten calentar solamente aquellos ambientes específicos que queréis calentar en vez de hacerlo con toda vuestra casa. Por eso es que resultan más económicos, ya que son dedicados, lo cual significa que no necesitan hacer tanto gasto de energía. Por esta razón son muy eficientes y os ayudan a reducir los gastos en el hogar.

A su vez, tienen una gran ventaja, y es que si alguna vez habéis tenido un calefactor central o radiador, entonces sabréis lo molesto que es no poder regular cada habitación o espacio por separado y gastar más energía. En este sentido, uno de estos compactos aparatos puede ser capaz de daros una solución más específica para cada espacio del hogar.

Otro aspecto a considerar es el tamaño de vuestra casa u oficina. Dependiendo del mismo, puede que os resulte más asequible tener un modelo central en temperatura baja en toda la casa y además agregar un modelo portátil en la habitación o sala que escojáis.

Si hacéis esto, vais a tener un espacio de vuestra escogencia más tibio y caliente para sentiros más cómodos durante el invierno, y el resto de la casa se mantendrá a una temperatura más baja. Al mismo tiempo, el modelo central consumirá menos energía y el portátil, que ya de por sí es de bajo consumo, simplemente calentará un espacio determinado.

 

Tipos de calefactores eléctricos

Estos convenientes aparatos que son capaces de reducir facturas de electricidad vienen en varios estilos y modos de funcionamiento. Claro que algunos son más eficientes que otros, así como también pueden ser ideales para ciertos propósitos y no tan ideales para otros. Al conocer los diferentes estilos, tendréis una mejor idea de cuál es el que más os conviene.

Así, podréis encontrar modelos que funcionan con partes calientes y un ventilador que esparce el aire a altas temperaturas, así como otras opciones verticales y casi imperceptibles que son ideales para baño, o aquellos que utilizan aceite son sistemas de convección. A continuación, os los explicamos con mayor detalle:

 

Portátil de ventilador

También se le conoce como termoventilador y se trata del modelo más ligero y portátil que podréis encontrar. Estos compactos aparatos tienen la capacidad para calentar cualquier habitación de forma rápida, ya que se calientan en poco tiempo.

A su vez, son fáciles de usar, ya que no requieren de ninguna configuración o instalación, sino que solamente se deben conectar y utilizar. Sí, parece sorprendente, pero es así. Son simplemente ventiladores que producen aire tibio y caliente. Lo único malo es que pueden llegar a ser bastante ruidosos.

 

Portátil de convección

Este tipo de calefactor portátil es bastante alto, ligero y delgado, por eso es que son fáciles de mover de una habitación a otra. Al igual que los modelos de ventilador, estos también se calientan rápidamente y además tienen la ventaja de ser más silenciosos porque vienen con reducción del nivel de ruido. Todo esto puede ser muy conveniente si planeáis mantenerlo encendido durante las noches.

A su vez, por su misma forma suelen incluir la opción de montarlos en la pared, lo cual los hace muy convenientes y os permite tenerlos ocultos y fuera de vuestro paso.

Si os preocupa su instalación, recordad que generalmente vienen con abrazaderas y monturas para la pared junto con un manual de instrucciones que facilita todo el proceso sin necesidad de contactar a un manitas. De igual manera, no olvidéis que tendréis que taladrar huecos en vuestras paredes.

 

Portátil con aceite

Estos tienen una excelente eficiencia energética, pero cuentan con una gran desventaja, y es que les cuesta un buen tiempo calentarse lo suficiente, así que no son tan buenos para alcanzar rápidamente la temperatura ideal en habitaciones frías.

Otro problema de estos modelos es que pueden ser bastante pesados y difíciles de transportar. Por eso es bueno que compréis uno con ruedas para poder moverlo con mayor comodidad.




Características que debéis buscar al escoger el mejor modelo

Como sucede con todos los productos, algunos modelos pueden venir con una gran variedad de funciones, como pantallas LCD para ver la temperatura actual y otros ajustes, o incluso temporizadores, modos nocturnos para dormir más placenteramente, o hasta un cómodo y conveniente mando a distancia.

Eso sí, recordad que solo los modelos más costosos suelen venir llenos de estas geniales características, mientras que los más económicos son bastante más sencillos. A su vez, están todas las características básicas de cada producto, como su velocidad de calentamiento, la potencia e incluso niveles de enfriamiento.

Dadle un vistazo a los siguientes aspectos para que seáis capaz de encontrar el modelo ideal para vosotros:

 

Poder del calefactor

Esto se mide en kilo vatios (kW) y tiene que ver directamente con la potencia del aparato: mientras más alta es, más capacidad tendrá el producto para calentar habitaciones grandes. Si por el contrario deseáis calentar una habitación pequeña, entonces los modelos más pequeños y de bajo consumo serán ideales. Como aquellos de 2 kW, por ejemplo. Esos os permiten ahorrar bastante dinero en electricidad mientras os mantienen cómodos y tibios.

Sin embargo, no siempre es bueno guiarse únicamente por dicha medida en las especificaciones de un producto, ya que algunos modelos simplemente no están a la par de lo que expresa el fabricante. Por eso es que es bueno que reviséis las opiniones de otros usuarios en línea para que sepáis si el modelo que pensáis adquirir es realmente bueno o si tiene el poder que necesitáis.

 

Interruptor del temporizador del ventilador

Esta es una de esas características especiales que le dan un valor extra a cualquier modelo de calefactor de ventilador. Se trata de una función que os permite configurar el aparato para que se encienda momentos antes de que lleguéis a vuestra casa o ajustar un apagado automático para que deje de funcionar cuando salís a trabajar. Así podréis dejar las preocupaciones y saber que el aparato se apagará al salir de casa.

Inclusive, hay modelos que vienen con una función similar al temporizador, pero que hace que el aparato se encienda automáticamente si las temperaturas ambientales llegan cerca de los 0 grados centígrados. Esto os protege del congelamiento y asegura que la casa esté a temperaturas agradables cuando lleguéis del trabajo o incluso durante las noches.

 

Configuración de aire frío

Al mismo tiempo, algunos aparatos son útiles para el verano, ya que también pueden enfriar las habitaciones. De todas formas, no son tan poderosos como los aires acondicionados como tal, pero sí que son útiles para esos días calurosos en los que una brisa fresca puede haceros sentir una gran comodidad.

Así que, si ya vais a gastar vuestro dinero en un producto, será mejor que os sirva para todo el año y no solamente para los meses fríos.

 

Control de clima del ventilador calefactor

Esta es una función bastante conveniente que permite que el aparato se apague o baje la potencia para mantener una temperatura determinada. Simplemente tendréis que indicarle al aparato a cuántos grados os sentís más cómodos y automáticamente va a mantener dicha temperatura.

Sin embargo, recordad que para contar con esa función necesitaréis un modelo con termostato regulable. Así podréis evitar tener que modificar los ajustes todo el tiempo y hasta podréis dormir más a gusto por las noches.

 

Video de Calefactor Eléctrico