Las 10 Mejores Panificadoras para Hacer un Rico Pan en Casa




Te encanta el pan pero resulta muy engorroso para ti estar preparándolo de la forma tradicional? ¿O es un verdadero ataque a tu presupuesto estarlo comprando cada vez? Entonces necesitas una panificadora lo más pronto posible.

Para comprar la mejor panificadora del mercado debes analizar primero lo que deseas de esa máquina, revisar los modelos que hay disponibles en el mercado, hacer comparativas de sus características y, por último, revisarte los bolsillos a ver cuál de todas se acomoda a tu presupuesto.

Ten en cuenta que una panificadora pudiera considerarse, en principio, como un gasto. Pero si te haces con el aparato adecuado, que cumpla tus expectativas y se corresponda con tus posibilidades económicas entonces ya puedes ir calculando el dinero que te ahorrarás, como mínimo en dos años, de no comprar pan de panadería. Finalmente, no es un gasto ¡Es una inversión! Pero para comprar una debes tener muy claras tus motivaciones y prioridades.

 

¿Cuál es la mejor panificadora?

Para comprar la mejor panificadora del mercado, es importante que analices cuáles serán tus prioridades culinarias y te hagas con la que mejor desarrolle esas funciones.

Es necesario que hagas comparativas con los modelos disponibles y tomes una decisión con base a tus necesidades y a tu presupuesto.

Las marcas suelen ser sinónimo de calidad, pero también debes vigilar tu bolsillo. Lo ideal es que adquieras una panificadora de fácil uso, que no te complique la vida, que realice su trabajo a la perfección y que no te golpee la billetera.

Tener una guía nunca está demás, por eso hicimos un pequeño test de las mejores panificadoras que hay actualmente disponibles en el mercado y en nuestra selección quedaron estas seis. Una de ellas, seguro, es la que andas buscando.

 

01 |  Panificadora de pan Moulinex Home Bread Baguette OW610110

Con tres niveles de tostado de corteza

La Home Baguette es, por decir lo menos, una maravilla de gran funcionalidad y, en el camino, te ahorra un montón de dolores de cabeza. Tiene una excelente relación calidad – precio – valor y está disponible en color blanco.

Se trata de un producto de alto rendimiento que funciona con una potencia de energía de 1650 vatios y, en opinión de quienes ya tienen una, es un aparato de buena calidad con bandejas y cubetas resistentes que no se deforman con el uso. Es ideal para preparar cualquier tipo de pan.

Con este modelo puedes preparar gran variedad de pan: baguette, baguette dulce, cocción baguette, pan básico, pan francés, pan completo, pan dulce, pan rápido, sin gluten, sin sal, omega 3, sólo cocción, pastel, mermelada, masa y ¡hasta pastas! El producto viene con 16 tipos de programas diferentes para prepararlos.

Esta panificadora de la marca Moulinex, viene dotada con una función de mantenimiento en caliente que, durante una hora, mantendrá tu pan calientito como si estuviera recién salido del horno.

Su función de tres niveles de tostado de corteza ofrece un horneado parejo que evita las molestas quemaduras de pan y es una cualidad poco habitual en las demás panificadoras. Es un aparato alto y largo para el que debes disponer de un espacio adecuado en tu cocina.

La Home Baguette está dotada, además de dos palas que amasan perfectamente. El horneado es homogéneo y crea panes de miga esponjosa. Es un equipo de gran capacidad en el que puedes hornear panes de distintos tamaños y no únicamente el tradicional pan de molde

Si estás dispuesto a hacer esta inversión a cambio de un gran producto, no esperes más y búscala. Tu compra incluye un libro de recetas y está disponible con un kit pandero.

 

02 |  Panificadora La Panetteria Princess Wake Up

De manejo sencillo y fácil de limpiar

Si estás buscando una panificadora de precio bajo, con las mismas prestaciones de aquellas que ofrecen las marcas más reconocidas, entonces la Panificadora Wake Up puede ser exactamente lo que necesitas.

Este modelo trae 15 programas de cocción preconfigurados, temporizador digital, pantalla LCD para controlar las funciones. Trabaja con una potencia de 600 vatios y voltaje de 230, lo que permite ahorro de energía.

Es una panificadora totalmente automática: mezcla y amasa, hornea el pan y tiene la opción de mantenimiento de calor por 60 minutos. Tiene un manual básico que ofrece las indicaciones de forma sencilla.

La Wake Up trae también recubrimiento antiadherente tapa con ventana de visualización, carcasa de plástico, gancho para amasar, medidor de agua, cuchara, pies anti-deslizantes y es apta para colocarse en el lavavajillas. Según la opinión de quienes ya tienen una, es sencilla de usar y fácil de limpiar.

Con esta máquina para hacer pan puedes preparar, con buen resultado, recetas sin gluten o tradicionales: bizcochos, panes, pizzas; incluso tiene función para preparar mermelada y yogur. Tiene capacidad para horneado de panes de hasta 1 kilogramo.

Se trata de un equipo grande que, sin embargo, tiene dimensiones más pequeñas de las que tradicionalmente tienen las panificadoras. Es la más económica de nuestra selección y está disponible en el mercado en color blanco.

Teniendo en cuenta la relación precio – valor, y la calidad del equipo, es una opción que deberías considerar.

 

03 |  Panificadora BOMANN CB594

Con display digital y señal acústica

REBAJA

Este equipo es una opción de interés para quienes ya están en el mundo de las panificadoras y conocen el funcionamiento de estas máquinas. Tanto el manual de instrucciones como los botones de uso no vienen en español, así que, de entrada debes, como mínimo, conocer las funciones del equipo.

Al igual que otros dispositivos similares, si hacemos comparativas, te encontrarás con que esta panificadora tiene 9 programas de cocción, con 31 posibles combinaciones para preparación de pan, tiene función de cocción rápida, prepara salados, bases, pasteles, sólo masa, y alcanza funciones de sólo cocción, sándwich e incluso un programa para hacer mermelada.

Una de las cualidades más llamativas de esta panificadora es su manejo completamente electrónico con el que se puede regular el nivel de tostado y la cantidad de masa que se usará en el preparado del pan.

La máquina para hacer pan de la marca Bomann tiene función de cocinado rápido y temporizador de 13 horas. Además, cuenta capacidad de tres litros, lo que rinde para un pan de casi kilo y medio. Se consigue en el mercado a precio bajo y en color blanco.

Si te decides a comprar esta, el paquete incluye taza de medición, gancho para pasta, gancho plateado, recipiente para hornear y un manual con recetas, pero, lamentablemente, éstas no están disponibles en español.

 

04 |  Panificadora IMETEC ZERO-GLU

Funcional y diversa

Una de las cualidades más interesantes de la panificadora que sacó la marca Imetec es precisamente su funcionalidad y un diseño que permite hacer variedad de panes en distintas formas y tamaños.

Si hacemos comparativas, es un equipo con características similares a otras máquinas que hay en el mercado, tiene puesta en marcha programable, 20 programas diferentes para la preparación de pan, una pantalla que controla sus funciones e incluso memoria en caso de interrupciones de corriente.

El valor agregado que tiene este equipo es que, además, los programas de preparación de pan vienen clasificados de acuerdo a tus necesidades: 7 recetas son para pan sin gluten, otras 7 para pan tradicional y las 6 restantes para pan dietético.

Otra característica que ha gustado a los usuarios son los tamaños de las cacerolas para panes. Esta panificadora tiene tres formas distintas de prepararlos: panecillos y magdalenas, chapatas y pasteles y, por último, el pan tradicional y agrega los moldes para prepararlos según esos tamaños. Como valor agregado, los moldes son antiadherentes.

Con la compra de este producto, el fabricante te ofrece libro de recetas con 80 recetas de dulce a salado: 40 sin gluten, 20 dietéticas, 20 tradicionales y otros tres libros de recetas, completamente en español.

Si andas buscando un producto diverso, que tenga buen precio y mucha variedad de uso, esta es una opción que deberías analizar con detenimiento.

 

05 |  Panificadora Panasonic SD-ZB2512KXE

Con dispensadores inteligentes de levadura y frutos secos

El modelo de Panasonic también entra en el grupo de las mejores panificadoras del mercado, es inteligente y completamente automático y, en opinión de quienes ya tienen uno, su precio, a la larga, más que un gasto, representa una inversión.

Como suele ocurrir con esta marca, se trata de un producto de muy alta gama, con materiales resistentes al uso, de buena calidad, rango profesional y disponible en plateado, negro y blanco.

Una cualidad interesante que tiene esta máquina es que viene con dispensadores inteligentes de levadura y de frutos secos, los colocas en el dispensador, accionas el programa, y, en el momento adecuado la panificadora los incorporará a la mezcla de pan.

La máquina para hacer pan de Panasonic tiene, además, un total de 33 modos pre programados para que los uses cuando gustes, Incluyendo modos brioche, sin gluten, nuevos programas rústicos de masa madre y levadura tipo “royal” e incluso un modo compota y mermelada.

El equipo consume poca energía, prepara el pan en tres tamaños diferentes e incorpora también tres formas de seleccionar el tostado del tipo de corteza. Tiene temporizador programable hasta para 13 horas y pantalla de funciones.

Ciertamente es un aparato Premium cuyo precio puede hacerte pensarlo dos veces antes de meterte las manos al bolsillo, pero quienes ya lo compraron son de la opinión que vale la pena hasta el último billete.

Si quieres entrar al mundo de las panificadoras por la puerta grande y tu presupuesto te lo permite, entonces esta es una opción que te puede resultar de mucho interés.

 

06 |  Panificadora KG13-Brotilde-NE Klarstein

Una multitareas para preparar diversas recetas

Estarás muy contento por comprar esta panificadora automática y multifuncional con la que podrás hacer panes, tartas, mermeladas, arroces, pizzas y pastas.

La marca incorpora un dispensador de ingredientes extraíbles para enriquecer la preparación durante el proceso seleccionado, entre los 11 programas de trabajo de esta máquina; que se pueden verificar en el panel LCD iluminado, para controlar el tipo de masa que desea preparar y hasta el grado de tostado del pan.

La carcasa con terminaciones de acero inoxidable es resistente y a través de la ventanilla se puede visualizar la preparación. El molde con superficie antiadherente sin teflón se limpia con mucha facilidad, al igual que los ganchos de amasado, que están libres de sustancias químicas nocivas en su composición.

Es apta para celíacos y otras alergias, porque esta máquina permite asumir el control de todos los ingredientes que se incorporan a cualquier receta para evitar los episodios de intolerancia alimentaria.

Es una máquina funcional y muy fácil de usar, limpiar y almacenar; para preparar alimentos más saludables y seguros. Aunque el manual de uso que trae la máquina está en alemán e inglés, se puede descargar una versión bien traducida al español que aparece disponible en la web.

Va muy bien como auto-regalo familiar porque levantarse y desayunar un pan recién horneado con las personas más especiales, es una forma de mostrar amor y comenzar el día con la mejor energía.

 

07 |  Panificadora GZ 635 Guzzanti

15 programas diferentes de preparación

Si estás buscando un auténtico aliado en la cocina, seguramente esta máquina podrá satisfacer cualquier expectativa para servir panes, biscochos, yogures, mermeladas y muchas otras preparaciones sin complicaciones y con resultados perfectos, incomparables.

El molde para hornear es un poco más largo que el de otras panificadoras, para lograr la misma forma del pan de molde que se puede comprar en las tiendas, la gran diferencia es que hacer tu propio pan permite añadir, descartar y controlar la calidad y cantidad de los ingredientes que prefieras en cada receta.

Es muy fácil de limpiar porque el molde está fabricado con materiales especiales para evitar la adherencia de los alimentos durante la preparación, sin contar que su eficiencia energética es de clase A, y se percibe en la cuenta de electricidad.

Aunque no es la más económica del mercado merece la pena pagarla, y se nota apenas la recibes: muy bien embalada y diseñada, viene acompañada por los accesorios necesarios para lograr platillos de antología, sin complicaciones y con la mínima inversión de tiempo, dinero y esfuerzo.

Con el vaso y las cucharillas de medir, el panel de control iluminado y la ventana de visualización podrás cumplir las recetas a rajatabla y establecer alguno de los 15 programas, seguir de cerca el proceso o abandonarlo por completo hasta que el pan alcance el nivel de dorado seleccionado y esté listo para comer.

 

08 |  Panificadora AICOK

Incluye 24 meses de garantía

Los amantes del pan artesanal podrán desayunar una deliciosa versión con canela y pasas, y luego acompañar la cena con ricos panecillos, todos recién horneados y calentitos, gracias a esta fabulosa máquina, que además puede preparar yogur, arroz, estofados y mucho más.

Los 19 programas de trabajo con temporizador de 15H, se puede ajustar para que amase y hornee el pan durante la noche sin hacer ruido, y desayunarlo calentito en la mañana; o esperar un resultado similar en un lapso de dos horas.

Esta máquina de encimera de diseño sobrio y elegante, con carcasa de acero inoxidable es intuitiva para usar y tan barata que merece el mejor lugar de la comparativa de costo-beneficio para estos complementos de cocina.

Con dispensador y bandeja extraíble para ingredientes, soporta 1Kg de peso y su función de conservación de calor por 15 minutos sin consumo de energía, permite seguir el proceso cuando hay algún fallo en el suministro.

La máquina es fácil de usar, el molde extraíble es apto para el lavavajillas y el panel de control es sencillo para programar cada paso del proceso, incluso el color que prefieres en la corteza del pan: claro, mediano, oscuro.

 

09 |  Panificadora MB-4586 Tristar

Temporizador y otras funciones complementarias

Esta máquina también es una excelente opción porque cumple todo lo que promete: amasa y leva los ingredientes de panes dulces, salados, rústicos, de hogaza, biscochos, tartas, rosquillas, bollos, empanadillas y mucho más, que se pueden hornear ahí dentro con el grado de dorado ajustable, o en el horno convencional.

El pan puede crecer hasta su propio límite porque la máquina viene con tapa flexible, que se levanta con facilidad; sin embargo, esta multitarea también puede hacer yogur, natillas, salsas, estofados, sopas, cremas, risottos y mucho más, casi sin esfuerzo. Un auténtico ayudante de cocina.

El molde de aluminio extraíble sin adherencia es súper efectivo para cumplir la función de mezcla, amasado y horneado, y el panel del control permite hacer ajustes del programa con las 19 configuraciones prestablecidas para cumplir multitud de funciones y tareas.

Su programa especial sin gluten la hace especialmente apta para celíacos. Con capacidad para 1Kg de peso, mezcla, amasa, leva y hornea en los tiempos perfectos. Fabricada en Holanda, tiene servicio técnico en España y las instrucciones están en castellano; aunque no trae un recetario, se pueden rescatar viejas fórmulas familiares o buscar opciones en internet.

 

10 |  Panificadora MHP 3000 Orbegozo

Puede mantener el pan caliente hasta 60 minutos

Con capacidad para amasar y hornear hasta 1Kg de ingredientes, la máquina es súper asequible y ofrece 12 programas de funcionamiento para elaborar recetas sin gluten y de panes muy variados que pueden estar listos para comer en un promedio de 3 horas.

Aunque no trae la bandeja que permite agregar ingredientes, el recetario ofrece un montón de alternativas para poner todo lo que llevará la preparación en un mismo momento y olvidar el asunto hasta que el temporizador nos indique que la comida está lista.

La pantalla de control permite hacer la programación, que incluye el amasado, levado y horneado nocturno (hasta 13 horas), para un delicioso desayuno con pan caliente, esponjoso y suave.

La tapa superior tiene una mirilla que permite verificar el estado de cocción y dorado que ha sido programado, aunque la máquina se apagará sola y mantendrá caliente su preparación durante una hora.

El molde tipo cubeta de teflón impide que los alimentos se peguen o se quemen, y se limpia con facilidad. Tiene accesorios para dosificar y medir los ingredientes con precisión para lograr resultados estupendos.

Seguramente sentirás que tienes una mini panadería casera cuando te levantes y sientas el rico aroma del pan por toda la casa, un pan libre de aditivos químicos y grasas hidrogenas, perfecto para hacer un rico y saludable desayuno.




¿Por qué usar una panificadora?

Todo depende de tus preferencias. Sin embargo, las panificadoras domésticas son máquinas que están pensadas para personas a las que les gusta disfrutar del pan casero pero que no tienen ni el tiempo ni la paciencia para gastar unas horas de su día en horneado o amasado.

Mención aparte merecen las madres que trabajan y, además, son amas de casa. Deben atender su empleo, atender a sus hijos, prepararles comida, dulces y postres, muchas veces atender al marido ¡y el día apenas tiene 24 horas para todo eso! Entonces, para ellas, una panificadora que les resuelva unos cuántos problemas sería poco menos que una bendición.

Una máquina para hacer pan también resulta ser un equipo útil para aquellas personas celíacas, con alergia al gluten o que tienen indicaciones especiales en su dieta, ya que muchas de estas máquinas contemplan funciones especialmente pensadas para las necesidades de estas personas.

Así que, si estás en algunos de estos tres renglones de personas, una panificadora no ten vendría nada mal. Sin embargo, hay también otros factores que hacen de estas máquinas unos objetos verdaderamente útiles. Aquí, te mencionamos algunos.

 

Fácil uso, limpieza fácil

Usar una máquina para preparar pan en serio te facilita la vida, su funcionamiento es mucho más que fácil, es práctico y funcional.  La mayoría de las panificadoras trabajan si viertes todos los ingredientes a la vez, ni siquiera tienes necesidad de disolver la levadura. Cierras la tapa manteniendo dentro todos los ingredientes que incorporaste a la mezcla para que empiece la cocción ¡Y listo!

Al finalizar sólo tendrás que limpiar una cacerola y una cuchilla. Y en menos de lo que piensas ya tienes otra vez el equipo completamente limpio. Es una gran ventaja.

 

Menos tiempo de amasado

Mientras que mezclar los ingredientes para amasar un pan que prepararás de la forma tradicional te puede tomar, en el mejor de los casos, unos 20 minutos, y otros tantos si quieres esperar que la masa te crezca; con una panificadora todo lo tienes en cinco minutos porque es una máquina especialmente diseñada para eso.

Además, el pan de panificadora no tiene nada que envidiarle al pan amasado y horneado a la forma tradicional, ambos son de excelente textura, calidad y sabor si colocas los ingredientes adecuados y en las cantidades requeridas.

Así que, si eres de esas personas que tiene poco tiempo para dedicar a las artes culinarias, o tal vez poca paciencia para el arte del amasado y el horneado, lo mejor será que pienses en una buena panificadora para no complicarte la vida.

 

El pan aumenta más y la textura es más fina

Existen algunos prejuicios que los tradicionalistas sostienen acerca de las panificadoras, pero todos son puros mitos. Sabemos que no cambiaremos la manera de pensar de quienes prefieren el camino tradicional, pero lo que sí es cierto es que la panificadora ofrece ventajas que sólo los muy profesionales obtienen con el pan amasado a mano.

Para empezar, las palas de amasado de las máquinas para hacer pan, hacen un trabajo más uniforme del que puedes lograr con tus propias manos así te tardes muchos minutos dominando la masa.

El pan tradicional a mano en ocasiones suele tener una textura más tosca, en cambio la uniformidad de los movimientos de la amasadora que traen incorporadas las máquinas para hacer pan tiende a que la masa aumente un poco más que en el amasado tradicional y la textura de la miga queda más suave y más fina.

 

Mínima atención requerida

Cuando preparas pan de forma tradicional debes estar muy pendiente de lo que haces: mezclar los ingredientes, amasar, conseguir la textura deseada, dejar en reposo hasta que crezca, vigilar que crezca la masa, meter al horno, chequear temperatura y que todo esté en orden. ¡Es un trabajo de detalle! Pues bien, con la panificadora te olvidas de todo eso

No es necesario cambiar las hojas o velocidades de mezcla. No hay necesidad de engrasar un tazón de fuente, de encontrar una cubierta o de buscar un lugar caliente para la etapa de la prueba porque la panificadora cuida de todos esos detalles de manera automática. Un vistazo o dos bajo la tapa alrededor de 5 o 10 minutos en el ciclo de la masa es todo lo que es necesario. Es indudable que la panificadora es una máquina que resulta de gran ayuda en tu cocina.

 

Tienen temporizadores útiles

Otra de las grandes ventajas de las panificadoras es que gran parte de sus funciones pueden controlarse con temporizadores, los cuales resultan sumamente útiles para el buen uso de la máquina.

Programas un tiempo para amasar, otro para preparar el pan e incluso le puedes colocar el temporizador para que trabaje por la noche mientras duermes y en la mañana amaneces con el desayuno calentito y un aroma delicioso por toda la casa, este tipo de programación de tiempo es comúnmente conocido como temporizador de demora.

Así que, con una panificadora, no pasarás horas en casa frente al horno vigilando a que se prepare el pan, como sí ocurre con el preparado tradicional. Podrás irte a trabajar, al cine o de compras al supermercado y programas tu máquina para que quede trabajando y cuando llegues ya tendrás tu pan listo. Algunas incluso tienen otro temporizador para que el pan se mantenga caliente por al menos una hora, una vez hecho.

 

¿Cómo elegir una panificadora?

Para elegir una panificadora, debes tener en cuenta varios factores de interés. En primer lugar, elije la que sea más económica si tienes la certeza de que no le darás mucho uso. Esto te ahorrará dinero, te permitirá conocer el funcionamiento de estas máquinas y determinar si te gustan o no.

Si resulta que no te gustan, no habrás gastado mucho dinero y si finalmente termina gustándote conocerás las características de estas máquinas y, más adelante, si tu presupuesto te lo permite, podrías optar por una más costosa y un poco más especializada con las funciones que tú quieras.

En segundo lugar, debes evitar esas panificadoras que no tienen garantía que cubra, al menos, un año. No son de fiar, porque ni el mismo fabricante confía en la longevidad de sus máquinas.

En tercer lugar, no te dejes llevar por los extras a la hora de elegir una panificadora. Recuerda, las únicas características que una máquina de hacer pan debe tener es una función de pan blanco o ciclo básico, un ciclo manual o de masa y un temporizador. Otros elementos incorporados a la panificadora son sólo un extra.

Es importante también que mires el manual y los tiempos de ciclo. Las panificadoras suelen tener ciclo de precalentamiento. Esto no es malo si se trata de 5 o 10 minutos, pero en algunas máquinas puede tomar hasta 45 minutos o más. También mira los tiempos de la función del pan blanco, éste debe ser un poco más de 3 horas, sino su calidad será cuestionable.

Así como éstos, hay una serie de factores que es importante tener en cuenta; consideramos que los siguientes son los de mayor interés a la hora de comprar la mejor panificadora del mercado.

 

Calidad

Cuando hablamos de calidad no sólo nos referimos a que los productos sean funcionales, estén bien hechos o que sean elaborados con buenos materiales. Aún las mejores marcas, que suelen tener un muy buen control de calidad, pueden sacar al mercado al menos una máquina que no sea tan buena como las demás, entonces aquí convendría preguntarse cuáles son las garantías que están detrás de ese producto.

Al comprar un equipo tan útil e indispensable para tu cocina como una panificadora, que indudablemente te ahorrará tiempo y dinero, es entonces fundamental que tengas en cuenta si el servicio al cliente de ese producto o marca podrá cubrir tus expectativas si surge un problema en el funcionamiento de tu máquina o si simplemente sale defectuosa.

Es necesario que tengas en cuenta también la garantía de la máquina que elijas. Éstas garantías varían normalmente de 3 meses a 2 años, aunque los usuarios han afirmado que las mejores marcas de estos productos duran hasta dos o tres veces más el tiempo de su garantía.

El mejor valor que pueda tener un producto es probablemente tener a la empresa detrás de él, que cree que su máquina es lo suficientemente resistente para durar al menos uno o dos años. En promedio, puedes esperar que tu máquina dure 3 años. Eso a un ritmo de tres panes a la semana durante ese tiempo. Algunas máquinas van mucho más tiempo y fijan un tiempo de vida útil que ronda los cinco años, pero tres de promedio es una buena garantía de calidad.

 

Diseño

Puede sonar irrelevante, pero a la hora de comprar una panificadora es muy importante que te fijes en el diseño de tu máquina, porque esto siempre puede hacer la diferencia.

Un diseño adecuado no es solamente bonito, con buena estética, sino también funcional y cómodo y te permitirá la libertad de hacer casi cualquier tipo de pan.

Así que al elegir tu máquina debes tener en cuenta la forma de los moldes, si lo consigues fácil de manejar, si es sencillo leer el panel de control y si programarla no supone un gran esfuerzo mental. Todos estos pequeños detalles forman parte del diseño y entre más cómodo, sencillo y funcional, todo resulta mejor.

 

Poder

En este caso es importante que tengas en cuenta la facilidad o dificultad con la que tu panificadora trabaja con ciertos productos. A algunas se les hace más difícil de manejar panes de grano entero al 100% porque estos granos hacen más pesada que la harina refinada.

Si esperas hornear principalmente con granos enteros, busca entonces una máquina para hacer pan con mayor potencia para un manejo más fácil de la harina de grano entero más pesada, la cual, además, resulta más saludable.

La mayoría de las panificadoras que son nuevas en el mercado pueden manejar sin mayor esfuerzo pasta pesada. Sin embargo, es una buena idea que siempre estés pendiente de escuchar a tu máquina al momento de amasar la harina de grano más pesado. Si suena como si hiciera un esfuerzo entonces es necesario agregar un poco más de líquido para no forzarla tanto.

Ahora, si la máquina que elijes tiene un ciclo de grano entero o trigo integral, no debería tener problemas con la masa más pesada. Las máquinas de doble paleta, muy comunes en la actualidad, también hacen un trabajo más fácil y con buen tiempo con la masa de grano entero, éstas panificadoras también tienden a hacer un mejor trabajo de amasado para arrancar.

 

Bandejas de Pan

Las cacerolas de pan vienen en muchos diversos tamaños y formas. Las máquinas producen panes oblongos, redondos, rectangulares y cuadrados. Si deseas hacer pan para un uso primario, digamos sándwiches, la forma de la bandeja hará la diferencia.

Asegúrate de que la máquina que elijas produce la forma adecuada para tus necesidades culinarias. Actualmente en el mercado, puedes encontrar sartenes o bandejas de pan de forma horizontal y vertical, aunque ésta última es cada vez un poco más difícil de encontrar.

También varían en su capacidad de 1, 1.5 y 2.5 libras. Las de una y dos libras y media se han vuelto poco habituales y difíciles de encontrar, además, en opinión de los expertos las cacerolas de pan horizontales suelen ser mejor pues hacen un pan mucho más útil.

Si vas a hacer la mayoría de las cosas en el ciclo de la masa, entonces la forma de cacerola no hace mucha diferencia. Si tu plan es hacer pan sin gluten, entonces la mejor opción es una máquina de 1 a 2 libras de forma vertical.

Otra cosa a considerar es de qué está hecha la cacerola. Todas las cacerolas de pan son de aluminio con un revestimiento antiadherente. Sin embargo, algunas son de aluminio fundido grueso, que hará más gruesas y oscuras las cortezas, mientras que algunas son de aluminio delgado, que tienden a hacer cortezas más ligeras y delgadas.

Hay excepciones a esto, pero 9 de cada 10 veces esta regla se cumple. Además, el tipo de pan que haces afectará a la corteza también.

 

Cúpulas o Ventanas

En la actualidad los fabricantes están sacando al mercado máquinas para hacer pan dotadas de ventanas y no de cúpulas. En opinión de sus usuarios más comunes son más cómodas y prácticas las panificadoras con ventana.

Hay unas cuantas máquinas con cúpulas, pero generalmente son viejas y es poco probable que puedas comprarlas nuevas. El problema con ellas es que el vidrio permite una gran cantidad de pérdida de calor. Esto puede hacer que el pan no sea cocido al horno o bronceado en la parte superior.

Si bien es cierto son preferibles las panificadoras con ventana, hay que reconocer que esta característica no es muy útil en algunos puntos. La mayor parte del tiempo deberás utilizar una linterna para ver adentro, por lo que resulta más fácil abrir la tapa y mirar, esto también te da la oportunidad de sentir la masa para asegurarte de que es la consistencia correcta, pero no es recomendable abrir la tapa durante la cocción del ciclo.

 

Temporizadores

Las máquinas para hacer pan tienen diferentes tipos de temporizador, los cuáles funcionan según los criterios de los ingenieros que designa el fabricante para elaborar la máquina. Asegúrate de que el temporizador es fácil de usar. Prueba diferentes modelos y marcas en la tienda.

Evita cualquier temporizador que sea confuso, la mayoría de las máquinas requieren que cuentes el número de horas entre el tiempo que fijas en la máquina y la hora en que deseas que el pan esté hecho. Por lo tanto, si estás configurando la máquina a las 9 de la noche y deseas el pan hecho a las 8 de la mañana, entonces deberás fijar el contador de tiempo por 11 horas.

Algunas de las máquinas te permiten configurar el temporizador como un despertador digital regular. Otras se encienden en el tiempo indicado y el pan se prepara sin problemas.

 

Ciclo

En teoría, los únicos ciclos que una máquina de hacer pan necesita para cumplir su función son dos: un ciclo básico o de pan blanco, y un ciclo manual o de masa.

Todos los panes y productos de masa se pueden hacer utilizando sólo estos dos ciclos. Sin embargo, los ciclos adicionales en algunas máquinas te permiten crear algunas variedades y panes rápidos.

Estos ciclos son convenientes para usos especiales, y, para que hagas una mejor adquisición, es necesario que consideres qué tipos de panes harás cuando selecciones la máquina que quieres comprar. Por ejemplo, si tu familia prefiere panes dulces, tal vez desees elegir una panificadora con un ciclo de pan dulce; esto también aplica para los panes de trigo integral, el pan francés, entre otras variedades.

Una vez que sepas lo que quieres hornear, puedes elegir la máquina con los ciclos que mejor funcionen para ti. Los ciclos disponibles en las máquinas para hacer pan generalmente son:

  • Básico o Blanco. Este es el ciclo de uso múltiple utilizado para la mayoría de los panes. Puedes utilizarlo, adaptándote según el manual de instrucciones, para casi cualquier tipo de horneado.
  • Rápido. Este ciclo reduce el tiempo de cocción en aproximadamente una hora. Algunas máquinas se programan como horneado rápido.  Su ciclo regular es tan corto como de 1 a 2 horas, por lo que todos los panes hechos de esta forma resultan muy rápidos de hornear.
  • Trigo integral o grano entero. Este ciclo proporciona tiempos más largos, que son necesarios para los panes más pesados. Con algunas máquinas, puede que tengas que hacer algunos ajustes si no tiene este ciclo o si no tiene la opción de programar tiempos de amasado y horneado más largos. Puedes detener y reiniciar la panificadora después del primer ciclo de amasado, si es necesario.
  • Pan francés. Disminuye la cantidad de tiempo de amasado y aumenta el tiempo de crecimiento de la masa. Éste es el ideal para preparar recetas con bajo contenido de grasa y azúcar y, además, prepara panes con una corteza crujiente.
  • Pasta o Manual. Utiliza este ciclo para mezclar, amasar y permitir que se eleve la masa. Luego, puedes disfrutar de dar forma a la masa con las manos y preparar tu pan en un horno convencional.
  • Pasas o nueces. Realmente, este temporizador señala cuándo agregar los frutos secos para que no se rompan o sequen antes de que la horneada comience.
  • Sólo hornear. Este ciclo es bueno para hornear masa congelada, aunque la mayor parte de lo que hace un ciclo sólo horneado se puede hacer en un horno convencional.
  • Pan dulce. El azúcar afecta el tiempo de crecimiento y la temperatura de cocción, y este ciclo compensa esa debilidad. Consulta el manual de instrucciones del fabricante de la máquina que selecciones para saber cuándo utilizarlo o para adaptar una máquina sin este ciclo al hacer pan dulce.
  • De masa fermentada. En este ciclo, sólo disponible en unas pocas máquinas, se colocan los ingredientes para el aperitivo de masa fermentada. A continuación, mezcla y fermenta, luego le pide el resto de los ingredientes, finalmente amasa, deja que se levante, y cuece.
  • Mermelada. Te permite hacer tus propias mermeladas y jaleas.
  • Arroz. Esta opción es para que cocines el arroz en tu máquina de pan.
  • Pastel o pan de batido. Es para hacer panes dulces y panes sin levadura como el pan de nuez de banana.
  • Pastas. Amasa la masa y la despliega.
  • Masa para pizza. Hace la masa, la despliegue hacia fuera y hornea una gran pizza casera.
  • Programable. Esto te permite programar en su propio ciclo. Esto te da control sobre el tiempo de amasado, cómo sube y hasta dónde quieres que tu masa se eleve para hornearla

 

Tamaño de las bandejas de pan

El tamaño de las cacerolas de pan varía según la capacidad de la panificadora. Las bandejas de las máquinas tienen medidas que van de 1 a 2.5 libras. Te recomendamos que compres al menos una máquina que esté entre 1 y 1.5 libras.

En teoría un pan de 1 libra hará 8 rebanadas, una barra de 1.5 libras hará 12 rebanadas, una barra de 2 libras hará 16 rebanadas, y una barra de 2.5 libras hará 20 rebanadas.

Sin embargo, este no es siempre el caso. Algunos fabricantes etiquetan sus máquinas como de 2 ó 2.5 libras, pero el tamaño de la cacerola de pan es el mismo que la de una panificadora de 1.5 libras. Debido a esto, es posible que no obtengas el número esperado de rebanadas.

La otra cosa que debes tener presente es en que las máquinas horizontales, con las paletas para doble amasado, no hacen buen trabajo con las recetas de 1 libra. Simplemente no hay suficiente masa para que funcione bien. Si las recetas de 1 libra son lo que quieres, entonces es mejor que te decidas por una máquina vertical de 1.5 libras.

 

Selección del color de la corteza

Esta función te permite controlar el marrón de la corteza. Es importante tener cuidado con a algunas panificadoras, ya que el ajuste más ligero de esta función puede dar lugar a panes que son gomosos en la parte superior, especialmente si se trata de pan dulce.

El control de la corteza es una característica agradable de tener. Generalmente las panificadoras están elaboradas para obtener tres configuraciones de corteza: claras, medias y oscuras. Algunas máquinas tienen un ajuste de sándwich que hace panes con un tono más ligero que las cortezas más claras.

 

Ahorrador de energía

El ahorrador de energía es un dispositivo de memoria que mantiene tu pan en caso de interrupción de la corriente, como por ejemplo un tirón inadvertido de un enchufe o una pérdida temporal de energía. El ahorro de energía en algunas panificadoras te da sólo 10 segundos para restaurar el paso de la electricidad, en otros te da hasta 10 minutos.

Si la energía se restaura dentro del tiempo establecido, el ciclo continuará donde lo dejaste. Si la energía se apaga durante el proceso de horneado, se aconseja desechar el pan y comenzar de nuevo.

Por sus características y las grandes ventajas que aporta una función de esta naturaleza, no estaría demás que la incluyeras como una de las funciones que debería tener la panificadora que vas a comprar.

 

Precio

Hay máquinas para preparar pan con un rango de precio que va desde los 70 euros a más de 200 euros. Pero pagar más no siempre se traduce en una mejor panificadora, todo depende de su funcionalidad, la calidad de sus materiales, el uso que le des, e incluso la calidad de los ingredientes que empleas para preparar tu pan.

La ventaja es que, a la hora de buscar una panificadora competitiva hay variedad de precios y puedes decidirte por la que mejor te convenga y que, además, tenga aquellas funciones que la hacen tu favorita.

Es importante que tengas claro cuánto quieres gastar y qué quieres hacer con tu máquina, así podrás comprar una panificadora que sea menos costosa y que cumpla a cabalidad aquella función para la cual la compraste.

 

Video de Panificadora