Los 5 Mejores Fulares Portabebés para Bebés y Padres más Felices




Los fulares son una de las mochilas portabebés que más adeptos tienen en la actualidad. Es que el mejor fular portabebés permite a los padres tener las manos libres para hacer las miles de tareas que tienen que hacer día a día mientras cuidan a sus bebés, sin dejar de hacer un vínculo estrecho entre ambos.

Estas cómodas prendas no sólo son prácticas y convenientes, sino que resultan cómodas tanto para los padres como para el bebé, ya que son ergonómicas y, dependiendo del modelo, se pueden usar a la cadera o incluso a la espalda.

Son prendas casi mágicas que se pueden usar con bebés recién nacidos y hasta para dar pecho. De hecho, los pediatras los recomiendan porque son excelentes para el desarrollo del bebé. Esto se debe a que la postura permite que el infante esté pegado a los padres para que sienta sus olores y sonidos y creen vínculos poderosos mientras evitan los cólicos y el estrés. A su vez, los padres rápidamente se dan cuenta de que son fáciles de usar y de mantener.

Si ya has tenido bebés y sabes lo complicado que puede ser cuidarlo mientras te encargas de todo lo demás, sabes que estas prendas son increíblemente convenientes. Y, en caso de que no tengas y ya este sea el primero, sigue leyendo porque más adelante te contaremos sus beneficios y qué comodidades te deben ofrecer.

 

¿Cuál es el mejor fular portabebés?

Si ya te decidiste por comprar uno para garantizar tu comodidad y la de tu bebé y para crear cercanía y vínculos fuertes, nosotros te traemos una lista comparativa con los mejores fulares portabebés del mercado para que puedas elegir el que más te guste.

Hay varios estilos que varían dependiendo del material y la elasticidad que ofrecen. Unos son más rígidos que otros, mientras que algunos son realmente elásticos y ergonómicos. Depende de ti y de tu bebé escoger el más cómodo para ambos.

También hay modelos que permiten tener a tu hijo o hija en múltiples posiciones y otros te permiten colocarlo de espaldas por periodos cortos. Lo importante es que todos son fáciles de usar y son realmente convenientes.

 

1. Fular portabebés elastico Mipies

El fular favorito de padres y bebés

Se trata de un fular portabebés práctico, seguro, cómodo y elástico que resulta muy fácil de usar para la madre y para el bebé. De hecho, viene con instrucciones para su uso.

Es apto para niños recién nacidos y bebés prematuros hasta aproximadamente los 2 o 3 años, ya que su capacidad máxima es de 15 kg. Y distribuye el peso del bebé entre la espalda, los hombros y la cadera, por lo que protege también a la madre o padre.

Su tejido elástico y suave de algodón orgánico puede ser lavado sin problemas, por lo que es fácil de mantener y también es transpirable para poder usarlo en el verano o zonas cálidas y húmedas.

Incluye una bolsa transportable para poder guardarlo sin problemas.

 

2. Boba Wrap Fular portabebés

De talla única y gran comodidad

Este fular es una mochila portabebés ergonómica disponible en varios colores para los gustos de cada madre y su bebé. Además, es preanudado y realmente fácil de usar.

Sus dimensiones son de 15.2 x 15.2 x 29.2 cm, pesa 798 gramos, por lo que ofrece gran resistencia y capacidad para hasta 15.9 kg de peso. Está hecho con tejidos muy suaves para la mayor comodidad del bebé y su madre o padre.

Es un producto que puede ser utilizado en múltiples posiciones: adelante, a la espalda y a la cadera, por lo que es realmente versátil y conveniente. Además, su ajuste es totalmente seguro.

Es talla única y contiene 95% algodón y 5% spandex, por lo que también es elástico.

 

3. CuddleBug Portador de Bebé

El más económico

Es un fular portabebés ideal para llevar recién nacidos y bebés de hasta 15.9 kg, es decir, hasta aproximadamente los 2 o 3 años. Y es totalmente seguro, ya que sus medidas de 450 x 50 cm y su peso de 581 lo hacen bastante resistente.

A su vez, está hecho de una combinación de licra y algodón, por lo que es cómodo, resistente, elástico, suave y sin hebillas o materiales plásticos y metálicos que puedan lastimar al niño.

Incluye una garantía de por vida y 30 días para devolverlo por si lo pruebas y no satisface tus necesidades.

También viene con un manual sobre cómo anudarlo dependiendo del peso de tu bebé, está disponible en diferentes colores y en talla única. A su vez, es el modelo menos costoso de nuestra lista.

 

4. Mochila fular ergonómica Close Parent Caboo

El más ergonómico y conveniente

Puede que se trate del modelo menos asequible, pero sin dudas es uno de los más ergonómicos y con el diseño más conveniente y versátil. También es segura para la madre porque reparte el peso correctamente.

Está disponible en varios colores para combinar con tu atuendo y el de tu bebé y es de múltiples posiciones. De hecho, tiene 5 posiciones diferentes, incluyendo 2 para la lactancia materna conveniente.

Sus materiales son algodón orgánico suave y un poco elástico para gran comodidad, suavidad y seguridad. Soporta bebés de hasta 14.5 kg y es realmente fácil de usar, ya que sólo se coloca como una camiseta, sin cierres o nudos.

Pero lo más importante es que es segura y cómoda para tu bebé, ya que recoge correctamente el peso de la cabeza, cuello, espina dorsal y caderas.

 

5. InnooBaby Fular Portabebé

Cómodo y resistente

Se trata de uno de los fulares portabebés más cálidos y fáciles de usar, ya que es un producto diseñado para usar en invierno o climas templados y viene con un DVD de instrucciones. Resiste pesos de hasta 16 kg.

Está hecho de 95% de algodón y 5% de spandex, por lo que tiene toda la suavidad y comodidad necesarias para cuidar a tu bebé, pero también es elástico y resistente.

Sirve para llevar al bebé por delante y en dos posiciones: de frente o de espaldas al padre o madre. Además, su diseño es seguro para los padres porque reparte bien el peso entre los hombros, la columna y la cadera.

Este fantástico modelo te permite tener las manos libres para hacer otras tareas y fortalecer los vínculos con el bebé.




Beneficios de los fulares portabebés

Tal vez te preguntes qué cosas concretas ofrecen los fulares portabebés. Cuáles son exactamente esos beneficios y cómo los logran. La verdad es que son muchos y tienen que ver no solo con el bienestar de tu bebé sino con el tuyo también. ¿Sabías que te permiten tener las manos libres para hacer las tareas del hogar sin dejar de atender a tu hijo y fortalecer los vínculos entre ambos?

Los beneficios de las mochilas portabebés abundan y en esta parte te los explicamos todos:

  • Funcionan como un vientre: por si no lo sabías, los bebés humanos son los primates más inmaduros neurológicamente hablando. Nacen con tan solo 25% del volumen cerebral, comparado con el 60 o 90% de los demás mamíferos.A su vez, los primeros 3 meses de un niño requieren muchos cuidados, se lo tiene que amamantar constantemente y se les debe dar mucho cariño y sostenerlos todo el tiempo. Los fulares logran esto, ya que son como una extensión del vientre de la madre después del embarazo.

Los fulares portabebés son buenos para el desarrollo del infante. De hecho, un estudio demostró que estas mochilas portabebés ayudan a que los niños de crecimiento más lento y de menor madurez física y mental crezcan más rápido.

  • Calma y relaja: llevar a los bebés reduce el llanto. El movimiento suave, la cercanía con la madre y la postura erguida calman y relajan naturalmente.

Los niños con cólicos y reflujo se benefician de la postura y el movimiento, mientras que suelen dormir más tiempo porque el movimiento asemeja a una mecedora y los prepara para el próximo ciclo de sueño. Son perfectos para mantener al bebé calmado.

  • Crea vínculos: los fulares son perfectos para crear vínculos fuertes por la cercanía constante que ofrecen. Son ideales para recuperarse de la depresión postparto, para superar planes fallidos de amamantamiento o para madres adoptivas que quieran fortalecer los vínculos con su bebé.Las mamás de bebés prematuros los pueden llevar en modo canguro, el cual permite que ambos se ajusten al término abrupto del embarazo mientras el niño se siente seguro por el calor, la cercanía y el olor y voz de su madre. También permite que la madre acaricie y le de afecto a su bebé de diversas formas y hasta sin darse cuenta, mientras el infante la observa, la huele, escucha y siente sus latidos y respiración.
  • Saludable para la madre y el bebé: hay una posición de piernas ideal para el desarrollo adecuado de las caderas del infante y se conoce como posición M, de rana o de sentadilla abierta. En ella, los niños suben las piernas por encima de sus traseritos y las separan de forma automática, esperando ser cargados y colocados contra el pecho de la madre.

Un buen producto de base ancha y estructura suave o de envolturas tejidas y elásticas permitirá esta posición ideal mientras soporta el cuerpo de la madre o el padre que lleva al bebé. Por eso debes evitar los portabebés con base estrecha.

  • Impulsa el amamantamiento: el contacto piel a piel entre madre e hijo aumenta la producción de oxitocina y prolactina, dos hormonas esenciales para garantizar la lactancia materna conveniente. A su vez, el contacto te permite captar sus señas más rápido para el amamantamiento más eficiente y oportuno.

También se ha comprobado que las madres que transportan a sus infantes amamantan más seguido, lo que logra un crecimiento y desarrollo más rápidos.

 

Lo que tienes que considerar al escoger un fular portabebés

Las mochilas portabebés vienen en varios estilos y es importante que los conozcas antes de escoger el ideal para ti y tu bebé. Pueden ser elásticas, tejidas, con anillas, de estructura suave y más:

  • Envolturas elásticas: están diseñadas para acurrucar a tu niño contra tu cuerpo y, aunque sí se pueden ver complicadas, la verdad es que son bastantes fáciles de usar y la técnica es bien sencilla. A su vez, ten en cuenta que son ideales para bebés de 3-8 kg y no se pueden usar a la espalda.

Algunos productos están hechos de algodón orgánico y natural entrelazado o de mezclilla bi-elástica y algodón orgánico. De cualquier manera, ofrecen una buena combinación de suavidad y comodidad con resistencia y seguridad.

  • Envolturas tejidas: vienen en gran variedad de colores y combinaciones de fibras naturales como algodón, lino, bambú, lana, seda o cáñamo. Se pueden usar con recién nacidos o infantes y se colocan a la espalda o al frente con técnicas simples o un poco más complejas. Sin embargo, cualquier técnica se vuelve mucho más sencilla al aprenderla.
  • Portadores de estructura suave: están diseñadas para padres modernos y tienen bases anchas para que el bebé se apoye en la posición M, asegurando que sus caderas y piernitas se desarrollen perfectamente. Se puede usar con recién nacidos e infantes y además suelen venir con correas ajustables para asegurar la comodidad de ambos.
  • Ve hacia adelante: algunos padres prefieren los portabebés en los que el bebé ve hacia adelante, de espaldas al progenitor. Sin embargo, los expertos recomiendan que el infante esté en esa posición por periodos cortos de tiempo, ya que los bebés -sobre todo los recién nacidos- se puede sobre estimular fácilmente y, al no poder hacer contacto visual con el padre, suponen un problema.

Se deberían usar sólo con bebés de 5 a 6 meses en adelante y mientras estén despiertos. También debe hacerse por cortos periodos de tiempo porque a la larga puede no ser tan cómodo para el niño.

  • SIEMPRE pruébalo antes de comprarlo: recuerda que hay diferentes medidas y hasta tallas únicas, así que es preferible ir a grupos de padres que usen fulares portabebés para que te permitan probar diferentes opciones con tu bebé y puedas saber cuál les queda mejor a ambos. También les puedes preguntar qué les gusta de cada producto para que te den consejos y recomendaciones.