Los 10 Mejores Calienta Biberones para que Alimentes a Tu Bebé con Leche Materna




Ser padres es la experiencia más linda de todas, y también la que transforma tu vida de un día a otro. Tu bebé requiere cuidados especiales, y alimentarlo con la ayuda del mejor calienta biberones te hará disfrutar de momentos de calidad con tu hijo.

Los calienta biberones son aparatos electrónicos que cumplen la función de calentar los alimentos de tu bebé en su etapa temprana.

Con ellos puedes calentar leche materna a la temperatura correcta para que no pierda sus importantes nutrientes, así como papillas y otros alimentos.

Hay equipos de precio bajo en el mercado, y hay otros calienta biberones con características más sofisticadas. Conoce más sobre las funciones y detalles de estos sensacionales “ayudantes de padres”.

 

¿Cuál es el mejor calienta biberon?

Escoger el calienta bibierones que se adapte más a las necesidades nutricionales de tu hijo, es sumamente importante, porque de eso dependerá su estado de slaud y su crecimiento.

Con nuestra lista comparativa te queremos mostrar los productos de buena calidad que podrás encontrar en la web y con los precios más asequibles.

 

1. Kit de iniciación para lactancia 423570 de Tommee Tippee

Todo lo necesario para la alimentación del crío

El kit de la marca Tommee Tippee, es uno de los más completos del mercado. Trae tetina para transición de pecho a botella y una caja para almacenar varias bolsas de leche materna.

 

2. Calienta biberones de Uppel

Temperatura constante durante 24 horas

Dotado con la capacidad de garantizar la temperatura constante de la leche por 24 horas, gracias a su termostato inteligente, este aparato es lo más recomendado para mamás ocupadas. Es un producto multifuncional con un diseño atractivo y control de temperatura.

 

3. Calienta biberones HA06 de Owlpow

Descongela y calienta la leche con rapidez

Usando la técnica de desinfección a vapor, este aparato será un aliado en vuestro hogar ya que puede calentar casi todos los utensilios de los críos.

Tiene una excelente relación calidad – precio y garantía de calidad sin BPA.

 

4. Calienta biberones eléctrico 1165 de Nuvita

Compatible con todos los biberones

Fabricado con tecnología innovadora este equipo es ideal para coche y para el hogar. Funciona con 4 sistemas en uno que os facilitarán mucho el trabajo. Es muy portable, ideal para viajes, gracias a su adaptador para el coche.

 

5. Calienta biberones HA02 de Bable

Con protección contra sobrecalentamiento

El esterilizador de biberón de Bable, calienta uniformemente los alimentos del crío y los mantiene por largo tiempo.

Se trata de un modelo económico, que cuenta con protección de sobrecalentamiento para evitar accidentes. Es de diseño sencillo y libre de BPA.

 

6. Calienta biberones 400773 de Suavinex

Mantiene los nutrientes del alimento

Dotado con función de conservación de calor, este pequeño aparato calienta y descongela todos los alimentos manteniendo sus nutrientes

Es un modelo barato, bastante compacto y de calidad. Si estáis decididos a comprar, este modelo es una opción a considerar.

 

7. Calienta biberón con apagado automático Philips Avent SCF356/00

Calentamiento eficiente

Calienta bebé que se cerciora por mantener los nutrientes y vitaminas de la leche materna. Tiene sistema de apagado automático después de 20 minutos de mantener la leche a temperatura caliente.

Muestra un indicador de progreso en modo descongelado y calentamiento de distintas medidas. Tiene capacidad para calentar cualquier líquido en 9 minutos.

Evita el sobrecalentamiento de la leche, calienta también la comida infantil.

 

8. Calienta biberón SUMGOTT 5-en-1

Alto valor nutricional

Novedoso calienta biberones  3 en 1 que también puede calentar comida y esterilizar. Puedes calentar dos biberones a la vez, así que es la mejor opción para gemelos.

Con este aparato puedes estar segura de que la comida de tu bebé conservará su valor nutricional, muchos más que calentado con microondas.

Tiene sistema de apagado automático para ofrecer una mayor seguridad. Gracias a la tecnología avanzada PTC, calienta con más eficiencia, acelera el proceso de calentamiento ahorrando mucho tiempo.

 

9. Dr. Brown’s 162584.7

Con alarma visual

Un calentador de biberones tamaño estándar, de boca ancha, estrecha o de vidrio. Posee alarma visual y sonora cuando completa el ciclo. Calienta entre 2 a 8 minutos.

Además de biberones, también sirve para esterilizar chupetes y accesorios pequeños.  Asimismo, es de uso universal ya que caben la mayoría de biberones de otras marcas.

Tiene sistema de auto apagado a los 10 minutos. El cable se guarda en la parte inferior.

 

10. Calienta biberón Chicco

Seguro y confiable

Este aparato de la reconocida marca Chicco, es menos costoso que otros modelos, y prevé el calentamiento gradual al ayudar a preservar la calidad de la leche.

Permite elegir entre 12 programas específicos mediante la selección de la temperatura de partida de la comida y el tamaño del biberón.

Descongela con seguridad al seleccionar el ajuste preferencial. Se puede pre-programar. Incluye un soporte conveniente para facilitar el agarre de los biberones y reducir el riesgo de quemaduras.




¿Por qué comprar un calienta biberón?

Si bien un calentador de biberones no es una necesidad, si estás calentando más de uno o dos biberones al día o tu bebé prefiere que la leche sea de la temperatura adecuada, entonces puede resultar conveniente tener uno que esté diseñado de forma segura, fácil y consistente al calentar un tetero.

La conclusión es que un calentador de biberones significa un ahorro de tiempo conveniente, pero no es un producto que obligatoriamente el bebé debe tener.

 

Evita el sobrecalentamiento de la leche materna

La leche materna comienza a degradarse en valor nutricional e inmunológico a 104 F / 40 C, pero el deterioro se acelera cuando las temperaturas suben más de 113F / 45C. Debes apuntar a calentar la leche del bebé a aproximadamente 98.6 F / 37 C, temperatura corporal, o menos.

 

Tres maneras de calentar una botella de bebé

Es la mitad de la noche. El bebé tiene hambre y es tu turno de darle de comer. ¿Sostienes al bebé y luego vas a calentar el biberón o viceversa?

Las buenas opciones para calentar el biberón incluyen:

  • Dejarlas en el fregadero remojando con el agua del grifo caliente (no demasiado caliente)
  • Coloca el biberón en un tazón de agua caliente con chorros intermitentes (de nuevo, no demasiado caliente)
  • Utiliza un calentador de biberones

Las dos primeras opciones requieren atención constante que es pedir mucho cuando estás medio dormido, con un bebé llorando y hambriento. La ventaja de un calentador de biberones es que tus manos son libres y  puedes centrarte en las necesidades adicionales del bebé como un cambio de pañal o un dulce tiempo de abrazo.

¿Vale la pena? Esa es una decisión personal, pero en opinión de padres, lo encuentran muy útil.

 

¿Cómo escoger el mejor calienta biberón?

Aparte de la conveniencia de tener las manos libres, y de ser económico para tu bolsillo, un calentador de biberones grandes debe tener los siguientes cinco factores:

  • Salud y Seguridad: es esencial evitar el riesgo de lesiones por quemaduras y proporcionar leche materna nutricionalmente intacta a una temperatura adecuada para el bebé.
  • Eficiencia: capacidad para calentar leche materna o fórmula rápida y consistentemente.
  • Facilidad de uso: fácil manejo y mantenimiento.
  • Versatilidad: acepta botellas estrechas o de boca ancha de cualquier material.
  • Portabilidad: que es portátil y se puede trasladar por su poco peso.

 

Preservar el valor nutricional completo de la leche materna

La leche materna es “oro líquido” en términos de su valor nutricional para tu bebé. Sin embargo, ese valor nutricional puede degradarse por sobrecalentamiento.

Una vez que la leche materna se calienta a temperaturas superiores a 104 F / 40 C, su valor nutricional e inmunológico comienza a deteriorarse, ambos cruciales para la salud e inmunidad del bebé.

Sin embargo, la degradación no se vuelve severa hasta que las temperaturas suben por encima de 113F / 45C. Por ejemplo, después de 10 minutos a 113 F / 45 C, un estudio realizado por la Universidad de Manchester, Reino Unido revela que la leche materna mostró una pérdida del 10% de las principales enzimas nutricionales activados.

Pero, incluso sólo 1 minuto a 131 F / 55 C resultó en una pérdida del 50% de las enzimas activadas. Sin embargo, ninguna pérdida significativa ocurrió después de 20 minutos a 104 F / 40 C (o temperaturas más bajas).

Ten en cuenta que el objetivo ideal  del calentamiento de la leche materna es alrededor de la temperatura del cuerpo o menos, 98,6 F / 37 C, y menos está bien. Esto no es muy caliente en absoluto, realmente sólo tibia.

 

Opciones y funciones

Los calentadores de biberones vienen en todas las formas y tamaños y usan diferentes métodos para calentar la comida de tu bebé. A continuación se describen las características claves a tener en cuenta al seleccionar un calentador de biberones.

 

Baño de agua contra la tecnología del calor del vapor

Los calienta biberones usan el agua de una forma u otra para calentar la botella. Algunos utilizan un baño de agua caliente, mientras que otros utilizan el calor del vapor.

 

Baño de agua

Durante el uso, el nivel del agua sube hasta la cámara de calentamiento y crea un baño de agua tibia de circulación suave. Después de apagado, el agua se drena de nuevo en el depósito de agua oculto.

Recomendamos un calentador de  biberones que utilice tecnología de baño de agua. Mientras tienden a calentar más lentamente, calientan consistentemente sin las altas temperaturas requeridas para producir vapor.

Un calentador basado en un baño de agua calienta la leche materna o fórmula suavemente por la circulación del agua caliente alrededor de la botella.

Los beneficios aquí son que este calentamiento suave ayuda a la leche materna a retener los nutrientes máximos, los anticuerpos maternos, y probablemente otros factores promotores de la salud.

También lo consideramos más seguro, ya que el agua utilizada es más caliente que el  vapor caliente y potencialmente escaldrante. Como se mencionó, por lo general toman más tiempo para calentar que las versiones de vapor. Pero aquí, la paciencia dará sus frutos.

 

El calor del vapor

El vapor se produce cuando el agua del elemento calefactor alcanza el punto de ebullición. Retira la cesta para acceder fácilmente a la placa caliente para el secado y la limpieza. La descalcificación es necesaria una vez al mes mediante la adición de un remojo de vinagre.

Con el calor de vapor, el agua colocada dentro de un depósito entra en contacto con un elemento de calentamiento interno (como una placa caliente) que produce vapor que a su vez calienta el contenido líquido.

Mientras que el calentamiento con vapor es más rápido que los baños del agua, ambos se levantan hasta temperaturas muy altas.

¿El resultado? El exterior del biberón suele ser muy caliente al terminar un ciclo de calentamiento, por lo general necesitando un enfriamiento antes de ser retenido.

Estas altas temperaturas llevan un riesgo innecesario. Si se producen derrames de contenidos más calientes, existe riesgo de quemaduras. Además, el vapor no siempre se calienta uniformemente.

Lo que significa que pueden existir variaciones de temperatura significativas a lo largo del contenido de un biberón calentado y sin una mezcla y comprobación exhaustivas, los puntos calientes son un riesgo.

 

Versatilidad

Las botellas de bebé pueden ser estrechas o anchas y cortas o altas. Como tal, pueden no necesariamente entrar en el calentador. Además, las limitaciones de material pueden significar que un cierto calentador no es compatible con un biberón en particular.

Además, algunos calentadores de botellas requieren que sean de vidrio o plástico resistentes a romperse.

Debido a que es incierto qué tipo de biberón y tetina prefiera tu bebé, la elección de un calentador de teteros que se adapte a todos los tamaños de botellas y materiales es importante.

 

Función de apagado automático con temporizador

Recomendamos encarecidamente la compra de un calentador de  biberones con una función de apagado automático.

La mayoría de los calentadores se apagan automáticamente basándose en un temporizador o en una lectura de la temperatura. Los apagados automáticos basados ​​en temporizador son fiables y fáciles de usar y leer.

Y, es útil saber cuánto tiempo más tendrás que esperar. Los temporizadores permiten algunos ajustes y una vez que hayas encontrado el ajuste de tiempo que es mejor para tu bebé, es fácil de recordar para su próximo uso.

  • Pitido final audible: un pitido audible en el apagado automático es importante porque es fácil escucharlo y estar alerta. Pero, no te confíes, por lo general la temperatura del contenido de la botella seguirá aumentando si se deja en el calentador después de la desconexión automática. Esto puede significarsobrecalentamiento.
  • Reserva de agua: algunos calentadores requieren que agregues agua cada vez, mientras que otros tienen un depósito incorporado que monitorea el agua, y dura varios ciclos.

 

Eficiencia del Calentamiento

Algunos calentadores son capaces de calentar consistentemente un biberón con cada uso, mientras que otros, varían en sus resultados, a veces dejándonos con una botella demasiado caliente o todavía fría.

 

Facilidad de uso

Antes de que un calentador de teteros pueda encajar perfectamente en tu rutina, tienes que aprender a usarlo. Fuera de la caja, los calentadores incluyen una amplia variedad de “partes”, que van desde una unidad sólida, a una unidad más un montón de piezas adicionales, dejándote con bastante tarea en sus manos.

En la parte superior del ensamblaje, hay especificaciones incluidas en las unidades que utilizan temporizadores para ayudar a determinar la duración de una sesión de calentamiento.

Estos gráficos van desde súper simple hasta complicado. Muchas de las instrucciones dan cuenta de diferentes tipos de biberones y tamaños, así como temperatura ambiente, leche fría o congelada.

Es importante tener en cuenta que inevitablemente pasarás por un ensayo y error antes de alcanzar consistentemente el ajuste perfecto para un biberón en particular y la temperatura inicial de la leche que tu bebé utilizará con más frecuencia.

También querrás pensar en el tipo de biberón que vas a utilizar.

Otra característica práctica es que hay calentadores que incluyen una “cesta” para quitar la botella o frasco de comida en caso de que se vuelve demasiado caliente de manejar.

Por último, debes tener en cuenta que muchos de los calentadores tienen un tiempo de espera recomendado entre los ciclos de calentamiento consecutivos. Ser capaz de iniciar otro ciclo de calentamiento de inmediato sería muy importante si estabas calentando dos o más botellas en una fila, por ejemplo, para los gemelos.

También es útil si el primer ciclo no consigue bastante la leche lo suficientemente caliente y necesitas agregar un poco más de tiempo.

 

Facilidad de limpieza

Esta métrica es bastante auto-explicativa, pero definitivamente algo que querrás considerar. Aunque la limpieza no es siempre un requisito por uso o incluso diario, hay un cierto aspecto involucrado con mantener este tipo de producto en el orden correcto de funcionamiento.

A menos que derrames leche en la unidad, esto realmente se reduce a un mantenimiento adecuado.

Dado que este tipo de producto utiliza agua de alguna forma u otra para calentar el biberón, el problema radica en depósitos minerales que se forman en algún lugar de la unidad, generalmente en la cámara de calentamiento y / o en el elemento de calentamiento.

Cada calentador indica que utilices una solución de vinagre para enjuagar en ocasiones (también llamado descalcificación) para deshacerse de estos depósitos.

También los calentadores que utilizan un sistema de depósito tienen un mayor riesgo de formación de moho. Se recomienda que las unidades se limpien un poco más a menudo para tratar de evitar esta posibilidad.