Las 6 Mejores Sillas Portabebés Para Bicicletas Para Un Paseo Más Cómodo y Seguro

A todos nos gusta poder viajar en bicicleta, pero también nos encanta poder pasar tiempo con nuestros pequeñines. Para nosotros lo ideal es poder comprar la mejor silla de bicicleta para bebé para que puedan salir de la forma más cómoda y segura posible. Recuerda que, además, estos portabebés de ciclismo son geniales porque mantienen a tu bebé con la mayor seguridad posible.

A su vez, son aparatos que pueden ser reclinables y además, muchos se colocan en la parte delantera de la bicicleta, entre tus brazos y el manubrio de la bici, por lo que podrás tener la vista en el camino y tu pequeñín en todo momento.

Ya sabes, si quieres la mejor del mercado, te invitamos a seguir leyendo este artículo, ya que te hablaremos sobre estos convenientes accesorios para bicicletas para padres y niños más felices.




¿Cuáles son las mejores sillas de bicicleta para bebés?

Sabemos que quieres comprar la mejor para que tú y tu bebé estén tranquilos y felices en todo momento. Es por ello que hemos preparado una lista comparativa completa con los 6 mejores modelos disponibles en la actualidad. Con estos asientos infantiles podrás gozar de la mayor seguridad para tu bebé y la mayor comodidad para ambos.

 

Shimano Ride Along Silla niño para bicicleta

Excelente diseño a buen precio

Se trata de un asiento infantil para bicicleta en color plateado con un excelente diseño y buenas medidas de seguridad para tu pequeñín y buena calidad. Recuerda que es apto para niños de 9 meses a 6 años de edad y hasta 22 kg de peso.

Cuenta con un arnés totalmente acolchado y con 3 puntos de agarre para darte una mayor tranquilidad y evitar cualquier tipo de accidente o caída con tu pequeño.

Tiene una función de inclinación sencilla de hasta 20º que puede ser realizada con una sola mano y ofrece la posibilidad de elegir entre cinco ajustes reclinables diferentes.

Este accesorio para bicicleta se muestra como uno de un uso muy fácil, con un diseño innovador que permite un manejo intuitivo y seguro para que tú y tu hijo estén tranquilos en cualquier camino que tomen.

 

Yepp Mini silla para niños infantil

Más colorida y muy cómoda

Este es un portabebé de ciclismo muy buscado por los usuarios debido a su comodidad, su facilidad de uso y la variedad de opciones que ofrece, ya que está disponible en morado, negro o plateado.

Es una excelente opción para quienes buscan un modelo ligero, cómodo, con respaldo alto, una textura agradable al tacto y suave y diseños intercambiables. También viene con llave antirrobo y un seguro para evitar que la silla se desprenda al andar en bici.

Los usuarios recomiendan más este accesorio para bicicletas de paseo que para montañeras, ya que, por su tamaño y especificaciones, resulta más cómoda para montar en bicis regulares.

Es un excelente modelo que además está hecho de muy buenos materiales y fácil de montar y segura.

 

Wee-Ride 98200

Ampliamente recomendada

Esta increíble silla infantil para bicis es genial, ya que además del respaldo, viene con una barra central patentada que distribuye el peso correctamente a lo largo de todo el sistema.

Es adaptable a cualquier bicicleta o moto, incluso con suspensiones completas de 16 pulgadas. A su vez, te puedes quedar tranquila, porque cuenta con correa de seguridad de 5 puntos y posapiés móviles cerrados.

Es recomendado su uso con niños de 1 a 4 años o incluso a partir de los 6 o 9 meses. Todo depende de que el niño ya tenga bien desarrollados los músculos del cuello y pueda sostenerse por sí solo.

Además, el asiento es fácil de montar y desmontar en tan solo 20 minutos, ofrece vista delantera y le da la mayor comodidad a tu pequeñín con su respaldo y reposacabezas acolchados.

 

Ibert Safe T

Diseño innovador y seguro

Se trata de una de las mejores sillas por buen precio, que además ofrece comodidad, seguridad y un diseño diferente e innovador tanto para toda la familia como para el disfrute de los más pequeños.

Es un modelo delantero de buena calidad que se ajusta entre los brazos del conductor y el manillar de la bici, dando un buen espacio para maniobrar y manteniendo al niño a la vista y alcance del adulto responsable.

A su vez, es una divertida sillita de bici y remolques para niños/niñas que incluye un volante para que jueguen en cualquier momento y se puedan sentir como los verdaderos conductores.

También cuenta con una nueva fijación y sistema de seguridad para ofrecer una mayor estabilidad en todo el sistema mientras se anda en bici con el niño.

 

Thule TH100103

Buena relación precio-valor

Ahora llegamos a un modelo bastante asequible hecho para niños de entre 9 meses y 3 años de edad o de hasta 15 kg de peso, aunque se recomienda que consultes con un pediatra antes de montar niños menores de un año.

Tiene sistema de seguridad universal de fácil uso     que permite que montes y desmontes el sillín de la bicicleta en cualquier momento y en pocos segundos. Incluso viene con indicadores para que sepas cuando el asiento está bien montado en la bici.

Cuenta con posapiés ajustables a mano con una sola pasada y bandas también regulables, para que el sistema se adecúe a tu bebé mientras va creciendo.

Se recomienda que sólo se coloque en manillares normales con diámetro de 20 a 28 mm y con manillares Ahead de 28.6 mm de diámetro. Recuerda que el arnés tiene 5 puntos de ajuste, así que podrán viajar con total confianza.

 

Polisport Boodie

El modelo menos costoso

Este modelo viene disponible en dos presentaciones: azul o negro con rojo y además lo puedes adquirir por un precio bajo, de hecho, el más bajo del mercado, lo cual lo sitúa en nuestra lista como el más económico.

Tiene un diseño muy cómodo, seguro y confiable y sirve para montarlo en la parte trasera de la bici, mas no en la delantera. De todas formas, viene con todas las herramientas necesarias para montarlo fácilmente.

Esta silla infantil para bici es bastante fácil de montar y se puede utilizar en niños de 2 a 4 años sin ningún problema, aunque algunos usuarios lo han usado con niños menores.

Una de las observaciones de los usuarios es su comodidad, ya que, aunque no es acolchada, el niño se puede sentar con tranquilidad y disfrutar de paseos cómodos.




¿Qué considerar al escoger la mejor silla de bicicleta para bebé?

Si eres una persona acostumbrada a la actividad física y a disfrutar de largo paseos en bicicleta, es probable que pienses que la llegada de tu hijo cambie estos hábitos. Y si bien el peso del portabebé de ciclismo y del bebé puede hacer muy diferente tu recorrido habitual, estar atento a estos aspectos que te presentamos a continuación a la hora de hacer la compra de la silla de bicicleta para tu pequeño, te ayudará a optimizar la experiencia:

  • Seguridad: obviamente este es un aspecto importante para cualquier padre. La tranquilidad de tu hijo y tuya durante el viaje son la prioridad. Pero además del uso de casco de ambos durante el recorrido, hay características con las que debe cumplir el asiento del bebé para no poner en riesgo a ninguno de los dos:

Edad del niño: deben ser capaces de apoyarse solos y levantar la cabeza sin ayuda, por lo que la edad recomendada es de 12 meses en adelante. También debes prestar especial atención a la edad y peso límite que estipulan las marcas.

Asiento seguro: el asiento que elijas debe tener tiras ajustables, fáciles de acomodar y asegurar. También se recomienda ampliamente contar con tiras de seguridad para los pies, para que sus piernitas no te golpeen durante el camino.

Equipo: siempre debes vestir a tu bebé con el casco y ropa adecuados, sin piezas o partes sueltas que puedan engancharse con la bici. Te recomendamos que revises las regulaciones y normas para que puedas pedalear con tu pequeño sin problemas.

  • Comodidad: esta característica es muy importante porque permite que también tu bebé pueda disfrutar del viaje. En este sentido, tendrás que asegurarte de que el asiento infantil para bicicleta tenga espacio suficiente como para que tu hijo cuente con un espacio amplio para moverse a gusto dentro de él.

Sin embargo, es importante que tenga un manillar o una barra de sueño. Esto les dará algo de lo cual aferrarse y evitará que se coloquen en una posición insegura durante el recorrido, sobre todo si se quedan dormidos.
A su vez otra cosa que deberías tomar en cuenta es que también cuente con reposacabezas y amortiguadores que serán muy útiles para que el niño esté libre de adoptar posiciones cómodas dentro de la silla infantil. También debería tener correas para los pies, esto ayudará a que sus pies no estén suspendidos en el aire y que ellos se sientan a salvo.

  • Andar con una silla de bicicleta infantil: definitivamente este es un aspecto que debes tomar en cuenta antes de hacer tu compra de la mejor sillita de bici y remolque para niños y niñas. Y es que, definitivamente, la experiencia de manejar bicicleta va a ser completamente diferente con una silla para bebé.

Por ejemplo, la bici se hará más pesada y será propensa a la inclinación, por lo que deberás tener muchísimo cuidado al montarte y bajarte de la bici. Debido al peso extra no sólo de tu bebé sino de la silla, la aceleración y el frenado requerirán más esfuerzo y tiempo. A su vez, tu rango de movimiento será más limitado con un soporte de montaje delantero.

Sabemos que esto suena bastante grave, pero descuida, con mucha práctica podrás sortear estas dificultades con mucha soltura. Así que no tengas miedo.

  • Montaje frontal vs. montaje trasero: en el mercado existen distintos modelos de sillas en los que varía, entre otras cosas, el tipo de montaje de la misma. Esta elección no debe hacerse a la ligera.

Para elegir entre una y otra, deberás tener en cuenta si la bici tiene enganches para accesorios en la parte trasera, ya que son necesarios para colocar estos accesorios para bicicletas. Los puedes encontrar en el triángulo que se forma en la parte trasera de tu bici y, si están, quiere decir que tu bicicleta es compatible con estos sillines.

También debes saber si tu bici tiene frenos de disco para que sea compatible con las sillas para bebés.

  • Tamaño y edad del niño: esto es un aspecto decisivo a la hora de escoger el tipo de montaje de tu silla. Por ejemplo, los asientos de montaje frontal son mucho más pequeños que los traseros. Es por eso que son más adecuados para niños entre 9 meses y 3 años de edad. O, bien, de 15 kg.

Sin embargo, tienes que revisar las leyes de tu país o de tu estado porque en algunas partes es ilegal montar en estas sillas a niños menores a los 12 meses.

Mientras más alto o mayor sea el niño, mayor será el espacio que requiera. En este caso, es recomendable usar un portabebé de ciclismo trasero que pueda soportar más de 21.7 kg. Para este tipo de montaje es necesario tomar en cuenta, con mayor seriedad, aspectos de seguridad como el uso de cascos y cinturones.

  • Diseño de la correa de hombro: la correa de hombro es ideal para mantener al niño en una posición segura y asegurarlo ante movimientos bruscos de la bicicleta. Por esto, es necesario que esta correa permanezca ajustada al niño durante todo el recorrido.

Sin embargo, estas pueden varias mucho en cuanto a diseño y funcionalidad. Por ejemplo, los sistemas de correa sencillos son mucho más fáciles de usar que aquellos que requieren de volver a enhebrar las correas a través de una hebilla deslizante.

Busca que tengan altura ajustable y que se coloquen verticalmente justo debajo del hombro para un ajuste más seguro y confiable.

  • Asientos reclinables: estos son particularmente útiles por el hecho de que los niños suelen dormirse durante el paseo y la función reclinable de los asientos minimiza la incomodidad de que el cuello de su hijo se mueva de un lado al otro. Esto no sólo lo hace cómodo para el bebé sino seguro.

Es bueno tomar en cuenta que los asientos de montaje delantero no se reclinan porque interferiría en la visión y espacio del ciclista. Por eso, si estás interesado en que tu silla cuente con este aspecto, debes considerar uno de montaje trasero y de gama alta.

  • Forma del asiento: la propia forma y diseño de la silla infantil puede hacer la diferencia en cuanto a comodidad y seguridad de tu bebé. Así que no descuides esto al hacer tu compra. Los asientos frontales con espaldar bajo suelen deslizarse fuera de los hombros del niño, lo que evita que el niño sea sostenido correctamente a la hora de dormirse durante el recorrido.

Por otro lado, los asientos de respaldo alto ayudan a mantener las correas de hombro en su lugar, así como a apoyar el cuerpo del niño no importa si está dormido o despierto, si es inquieto o tranquilo.

Busca un modelo con compartimiento para el casco, ya que esta característica permite un espacio bastante cómodo para el bebé, para que el asiento no golpee o moleste su cabecita. A su vez, busca protectores salidos a los lados, para proteger sus deditos contra objetos que puedan hacerles daño.

  • Suspensión: este aspecto ayuda a amortiguar al niño de las irregularidades que pueden presentarse durante el camino, como un movimiento brusco que hagas con la bicicleta. Y las sillitas de bici y remolques para niños y niñas de montaje frontal no cuentan con esto. Sin embargo, algunas de montaje trasero sí lo tienen.

Se trata de barras que sujetan el asiento a la bicicleta para doblarse ante un peso adicional. Estas generalmente flexionan de 2.5 a 7.6 cm para absorber el impacto de la acera, controladores de velocidad, baches y más.

  • Reposapié ajustable: propician un soporte adecuado a los pies y pernas del niño. En el caso de los asientos traseros, estos también ayudan a proteger sus extremidades inferiores del roce con el caucho y en el caso de los delanteros, los protegen del roce con el manubrio que además de afectarlos a ellos, puede inferir en la dirección que tomamos en nuestro recorrido.

Los de buena calidad vienen con ajustes de altura sencillos con hebillas y correas para mayor comodidad y conveniencia.

  • Accesorios para asientos de montaje frontal: estos asientos son muy positivos para el bebé por la relación directa que tendrá contigo durante el recorrido. Esto se debe al hecho de estar más cerca de ti durante el paseo, por lo que es necesario hacer que sea mucho más seguro y cómodo para el bebé. Esto será de tranquilidad para ti y confortable para el bebé.

Los accesorios como barras de control para los niños harán de esta una mejor experiencia porque será más seguro el recorrido mientras tu hijo tenga algo de lo cual aferrarse. Algunos modelos de asiento infantil para bicicleta ofrecen también pequeños parabrisas que ayudan a reducir significativamente la molestia del viento en la cara del niño durante el paseo.




DEJA UNA RESPUESTA