Los 5 Mejores Purificadores de Aire para Que Tengáis Espacios Limpios y Libres de Contaminantes

Mantener los lugares limpios a veces va más allá de lavar los pisos, retirar el pelo de las mascotas y aspirar todo cuánto os consigáis en el camino.

En ocasiones, un ambiente saludable debe empezar por respirar aire fresco y para eso la solución es el mejor purificador de aire que podáis encontrar en el mercado.

Los purificadores de aire son un verdadero aliado tanto para la casa como para la oficina porque ayuda a eliminar sustancias dañinas que están presentes en el aire que respiráis.

Son una verdadera salvación para los alérgicos y para aquellas personas que necesiten constantemente respirar aire sin agentes contaminantes.




¿Cuál es la mejor purificador de aire?

Los purificadores vienen en la actualidad con cualquier cantidad de cualidades. Antes de comprar alguno deberéis saber cuál de ellas os viene mejor y os resulta más económico. Hacer una comparativa de costo y marca siempre os ayuda a elegir mejor.

Nosotros hicimos un test de lo disponible en la oferta comercial y elaboramos esta pequeña guía de sugerencias donde seguro hallaréis justo el adecuado para vosotros:

 

Dyson Pure Hot+Cool Link

Calefactor y purificador

Elaborado con tecnología Air Multiplier capaz de crear potentes e ininterrumpidas corrientes de aire, este aparato purifica, calienta y refresca de forma inteligente.

Podéis ponerlo en modo nocturno con el toque de un botón y ajustarlo a su modo silencioso si estáis durmiendo.

Es lo ideal para eliminar la contaminación del aire ya que purifica automáticamente para eliminar el 99,95% de alérgenos, agentes contaminantes, sustancias tóxicas y malos olores.

Tiene precio elevado, pero en opinión de quienes ya lo tienen es un producto muy eficiente, de excelentes prestaciones. El fabricante os da dos años de garantía.

 

Purificador de aire Philips AC3256/10

Elimina alérgenos

Diseñado con tecnología Vita Shield IPS, es eficaz contra el polen, pelos de mascota, malos olores, partículas contaminantes, virus y bacterias, ácaros y compuestos orgánicos volátiles, sustancias que pueden afectar vuestra salud y respiración.

Viene con filtro HEPA, está certificado con CADR de alérgenos y humos según estándares internacionales y es capaz de purificar habitaciones de hasta 95 metros cuadrados.

Está dotado con una función de modo automático y silencioso para que podáis dormiros con tranquilidad en las noches.  También posee filtro nano protector

No es barato, pero quienes ya lo tienen afirman que es un aparato de gran calidad.

 

Delonghi AC230

De gran capacidad

Se trata de un aparato pequeño, ideado para mantener en los baños y lugares cerrados, donde combate de forma rápida la contaminación del aire para que respiréis un ambiente fresco.

Viene dotado con filtro lavable y un sistema de iluminación que os avisa cuando ya es necesario la limpieza de los filtros o su sustitución.

Es un dispositivo pequeño, compacto y liviano que, según afirman sus usuarios, es extraordinariamente silencioso

Tiene un costo bastante asequible y es muy portable, lo podéis trasladar de un lugar a otro dentro de vuestro hogar o sitio de trabajo, está disponible en color plateado.

 

Rowenta PU4020 Intense Pure Air

Con cuatro niveles de filtración

Con cuatro niveles de filtración, este dispositivo es capaz de captar polvo, pelo humano y de animales, retiene olores, humos, componentes volátilmente orgánicos y actúa como depurador del ambiente contra el polvo y otros agentes contaminantes.

Es silencioso, puede trabajar en modo automático y tiene una pantalla LCD con sistema inteligente que os indica los niveles de contaminación.

Tiene precio bajo y por su buena calidad, está recomendado por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, por la Fundación Europea de Investigación de Alergias y, además, detecta automáticamente la contaminación y velocidad de adaptación.

 

Klarstein Vita Pure 2G

Elegante y silencioso

El modelo de Klarstein es el menos costoso de la selección, elimina humos y polvo, combate los olores de la comida, los residuos del tabaco y tiene un sistema de filtrado quíntuple que acaba con agentes contaminantes, mantiene el aire limpio y os ayuda a respirar fácilmente.

Es un aparato ionizador que garantiza la eliminación de grandes partículas de sustancias tóxicas presentes en el aire.

Tiene filtro HEPA, filtro de carbón activo y lo mejor es que pese a ser iónico no representa peligro alguno porque el carbón activo elimina el ozono y otros gases nocivos para la salud.




Beneficios de un purificador

Que tengáis en casa un purificador de aire siempre os reportará grandes beneficios, sobre todo si sois de esas personas alérgicas a todo. Mantendréis el ambiente limpio y puro y podéis estar en un lugar más fresco, entre otros factores de interés que aquí os explicamos:

  • Elimina compuestos orgánicos volátiles: Los compuestos orgánicos volátiles están en nuestra vida sin que siquiera lo sepamos, muchas veces tienen incidencia en enfermedades como el cáncer y otras enfermedades respiratorias. Son comunes en vuestro ambiente con la alta presión del vapor y pueden ser realmente malos para la salud humana cuando se acumulan. Los purificadores pueden eliminar estos compuestos y mantener vuestra vida más sana y segura.
  • Elimina los contaminantes comunes del aire: En el aire podéis encontrar cualquier cantidad de contaminantes que os afectan la respiración y que enturbian el aire que respiráis: ácaros, alérgenos de mascotas y de polvos, bacterias, hongos, moho, esporas de plantas, polen, entre otros elementos que pueden ser neutralizados y eliminados con los filtros de alta eficiencia en captación de partículas: HEPA (Por sus siglas en inglés), los cuáles son capaces de eliminar hasta el 99,7% de estas partículas microscópicas que os hacen verdadero daño.
  • Elimina los olores: Los filtros de carbón que traen algunos purificadores de aire sirven para eliminar los malos olores. Se usan mucho para las cocinas y en las casas de los fumadores.
  • Mejor circulación de aire: Para aquellos espacios muy cerrados o tal vez muy húmedos donde a menudo se os presenta la sensación de que hay poco aire y está mal distribuido, lo mejor que podéis hacer es tener un purificador que, según su capacidad de suministrar aire, pueda hacerlo circular en la habitación varias veces por hora. Algunos pueden llegar a hacerlo hasta 5 y 6 veces.
  • Iones negativos: Los purificadores de aire iónicos generan los mismos iones negativos que encontráis en la naturaleza y que son capaces de limpiar el aire de contaminantes comunes. También tienen un efecto relajante y crean la sensación de estar en la selva tropical.

 

Tipos de purificadores

Si queréis mejorar el aire que respiráis en vuestras casas, no está demás que ten tengáis un purificador de aire que os reporte muchos beneficios. En el mercado podréis encontrar infinidad de estos equipos, cada uno para diferentes gustos y necesidades. Aquí os explicamos los cinco tipos más populares:

  • Purificador de aire UV: Estos aprovechan la radiación electromagnética para eliminar bacterias en el aire y algunos patógenos que puedan significar un verdadero riesgo para vuestra salud. Son buenos para eliminar en vuestro hogar los problemas que causa el hongo, los mohos o la levadura y hacer frente a alérgenos y polvo, pero no elimina humo de cigarrillo, gases o humos químicos. Antes de comprar debéis aseguraros que el filtro es de alta calidad, algunos de estos modelos más baratos funcionan produciendo ozono que puede traeros, incluso, más problemas que beneficios.
  • Purificador de aire iónico: Se construyen para generar iones de carga negativa que atraen partículas alérgenas y desechos con carga positiva, cuando esto ocurre se modifican las partículas de carga positiva haciéndolas muy pesadas para que sean respiradas y caen al piso que debéis barrer o aspirar luego. Son eficaces, asequibles y se deshacen del humo. Con este también deberéis tener sumo cuidado con la marca porque algunos modelos, al igual que los UV, pueden funcionar produciendo ozono, que es un peligro para inhalar.
  • Filtros de carbono: Necesita poco espacio para trabajar y a menudo os encontráis en forma granular o como un gran bloque de polvo que se convierte en un material muy poroso. Un solo gramo puede llegar a tener una superficie de 500 metros cuadrados o hasta más, esto permite que pueda absorber grandes cantidades de alérgenos y contaminantes. Son muy eficientes en la captura de pelusa, polvo, pelo de mascotas, químicos domésticos, entre otros elementos. Son de gran eficiencia al usarse con filtros HEPA.
  • Purificador de aire de ozono: La forma en que funcionan estos purificadores es esencialmente el bombeo de ozono en el aire de la casa. Cualquiera que sea el ozono, básicamente se oxida. Entonces lo que hace es oxidar los elementos contaminantes y eliminarlos. No obstante, con los años, la ciencia ha detectado algunos problemas relacionados con el ozono, ya que sus capacidades para oxidar cosas pueden resultar un verdadero peligro para animales pequeño e incluso para vuestra salud. Se usan en caso de mucha emergencia, por ejemplo, si se os inunda la casa podéis eliminar todo el moho con un purificador de ozono.
  • Purificador de aire HEPA: Los filtros de alta eficiencia en captación de partículas, conocidos como los High Efficiency Particulate Arresting (HEPA), fueron creados en los años 50 por la Comisión de Energía Atómica de los Estados Unidos con la intención los problemas que pudiesen ocasionar las pequeñas partículas radiactivas. En la actualidad son muy populares y comunes porque utilizan tres componentes para atrapar pequeñas partículas en el aire: el primero intercepta las partículas fuera de la atmósfera; la segunda toma partículas un poco más grandes y las elimina a través de la impacción y el tercer método es la difusión que interrumpe el patrón de vuelo de las partículas, haciéndolas más fáciles para la impacción. Son muy comunes en todas partes y en la actualidad son, por muchas razones, la mejor opción. Se utilizan en hospitales, residencias y hasta en salones de belleza. En la actualidad los fabricantes los comercializan como “True HEPA” para evitar confusiones con tecnologías parecidas que buscan imitarlos. Antes de comprar deberéis investigar muy bien al fabricante para que sepáis exactamente por lo que estáis pagando.

 

Cosas a considerar al elegir el mejor purificador

Antes de que os llevéis a casa alguno de estos aparatos deberéis tener en cuenta una serie de consideraciones que os ayudará a tomar mejor la decisión de cuál es el más adecuado para vuestro caso y cuanto os costará tenerlo en casa. Es necesario que antes de decidiros por alguno, echéis un vistazo a todos estos factores:

 

Costos de operación

Tener un filtro purificador de aire, aunque mejora vuestro ambiente no es precisamente barato. Mantenerlo funcionando operativamente durante el año puede acarrearos costos de € 190 o hasta más, en reemplazo de los filtros y la electricidad que usáis para hacerlo funcionar.

El precio de los filtros puede estar desde € 8 hasta € 90 según su rendimiento y capacidad, incluso algunas unidades usan pre filtros que capturan partículas más grandes antes de que lleguen, por ejemplo, a los filtros HEPA, haciendo que la vida útil de éstos sea más prolongada.

Según el uso que os deis, los filtros pueden ser reemplazados hasta cada tres meses, sobre todo en el caso de los filtros de carbono y el principal tiene reemplazo anual como mínimo. Si queréis reducir costos podéis comprar los modelos calificados como Energy Star lo que significa que son de energía eficiente, en comparación con los modelos estándar. Algunos tienen filtros lavables que podéis reutilizar.

 

Nivel de ruido

Los purificadores de aire no son del todo silenciosos. Si tenéis el purificador, por ejemplo, en vuestra habitación al momento de dormir, el nivel de ruido se convierte en un factor muy importante. Lo mismo ocurre si colocáis este aparato en vuestro sitio de trabajo o en el espacio donde están los niños.

Para evitaros problemas lo que os podemos recomendar es comprar una unidad grande y tenerla en funcionamiento a una velocidad baja, en lugar de poner a funcionar una pequeña.

 

Ventilador

La mayoría de estos aparatos utilizan un ventilador que aspira y filtra el aire. Los que no tienen ventilador corren más tranquilamente y circulan el aire naturalmente por toda la casa, pero su funcionamiento es menos eficiente que el de los que tienen ventilador.

 

Indicador de mantenimiento

Esta función os avisa cuando debéis sacar un filtro y reemplazarlo o limpiarlo. Un filtro obstruido hace ineficiente el funcionamiento del purificador, por eso algunos ofrecen esta función que os notifica de los cambios que debáis hacer en los filtros.

 

Temporizador programable

Permiten configurar vuestro filtro para que se apague automáticamente o para que funcione unas horas previas al momento en que usaréis la habitación.

 

Asa de transporte

Os ayudará a trasladar el purificador de un lado a otro facilitando su movimiento y traslado dentro del lugar donde esté colocado.

 

Número de velocidades

Los filtros suelen tener varias velocidades según el fabricante, el tema aquí es que os puedas ajustar a unas necesidades de limpieza más baja si estáis dormidos o trabajando para que el ruido sea menor, y colocarlo luego en velocidades más altas para que trabaje con mayor eficiencia.

 

Ionizador

Aquí deberéis verificar que vuestro ionizador no produzca ozono ya que es un irritante pulmonar, además de producir daños en vuestros animales pequeños.

 

Control remoto

Esta opción os permitirá hacer todos los ajustes que requiráis sin necesidad de pararse de vuestro mueble o cama.

 

Sensor de suciedad

Una gran ventaja que os ofrecen algunos modelos de estos aparatos que se usan en habitación, es que la unidad ajusta automáticamente la velocidad del ventilador al nivel de suciedad o polvo en el aire para hacer una purificación completa del ambiente que respiráis.

 

Pre-filtro lavable

Estos están fabricados para recoger partículas grandes. Son lavables y os ayudarán a reducir costos generales. Sin embargo, muchos de nuestros modelos no cuentan con esta opción.

 

Capacidades y modos de limpieza

Debéis comprobar cuantos ciclos y filtros de limpieza tiene vuestra máquina porque cuánto más tenga, mayores oportunidades exhibirá de capturar los contaminantes del aire. También es útil que miréis las especificaciones para el CADR porque estos números indican la eficacia que os proporciona esa unidad en limpiar el humo, el polvo y el polen del aire, entre mayor sea la clasificación CADR de una partícula específica, mejor podrá actuar vuestro filtro en la eliminación de ese elemento del aire que respiráis.

Tampoco es mala idea que echéis un vistazo a los cambios de aire por hora, ya que con esto podéis determinar la rapidez con que el purificador es capaz de limpiar el aire de un determinado lugar.

En estos casos también es importante que prestéis atención a los filtros. Ya os explicamos cómo actúan los filtros HEPA, así que, sobre esa base, es útil tenerlos en vuestro filtro o si no, al menos un equivalente. Otros modelos usan grandes filtros de carbono que son un complemento perfecto para los HEPA y otros usan ionizadores o UV. En el caso de los primeros siempre debéis verificar que no produzca ozono, o por lo menos que lo haga en cantidades seguras y certificadas, en todo caso, un modelo donde podáis apagar el ionizador, y con él las emisiones de ozono, también os resolverá muchos problemas.

Fijaros en un purificador que venga con modo de sueño también es una opción porque hacen menos ruido. Algunos incluso tienen ajustes automáticos de calidad para funcionar según la contaminación del aire y ajustar la limpieza en función de eso.

 

Diseño

Debéis prestar atención a las dimensiones del producto. Si lo estaréis moviendo por toda la casa o espacios de trabajo deberéis estar seguros de que es ligero y fácil de transportar.

Debéis también aseguraros de colocarlo en un espacio amplio porque en lugares donde las paredes o muebles no obstruyen su desempeño. Echar un vistazo a otras cualidades de diseño como temporizadores de operación o programación de encendido y apagado, os facilitará mucho las cosas.

 

Energía y certificaciones

Los costos se os reducirán notablemente si entre vuestras elecciones os decidís por un purificador que sea capaz de ahorrar energía a largo plazo.

Debéis buscar uno que no consuma tanta energía y si de verdad queréis reducir costos podéis buscar los certificados por Enregy Star que son 20 o 30 por ciento más eficientes en energía lo que os ahorrará montones de dinero.

También hay certificaciones que muestran que los productos cumplen ciertos estándares de seguridad, como las designaciones UL y CARB. Para ahorro en costos y mejor eficiencia, es útil que al momento de comprar elijáis un purificador que las tenga.



DEJA UNA RESPUESTA