Los 6 Mejores Kits de Aerógrafo Para Que Completes Tus Proyectos a La Perfección

Si alguna vez te has preguntado cómo comprar un aerógrafo y las cosas que necesitas saber antes de hacerlo, aquí te vamos a ayudar a encontrar el mejor kit de aerógrafo para ti y también te vamos a explicar todo lo que tienes que hacer antes de adquirirlo.

Estos aparatos, que pueden ser eléctricos, a batería o incluso usar varios mecanismos como de succión o a pulmón, por ejemplo. Son ideales para personas que trabajan en proyectos muy detallados y que requieren de una alta fineza como pintar uñas o para profesionales, por eso se les da uso de maquilladores.

No obstante, también pueden ser aprovechados por personas que trabajan con pintura de autos, ya que sirven para coches, techos y trabajos de pintura completos. Siempre vas a poder conseguir un modelo que sea adecúe al tipo de proyecto exacto que necesites hacer.




¿Cuál es el mejor aerógrafo?

Si tienes esta pregunta rondando por tu cabeza, quédate tranquilo, porque ahora te explicaremos cuáles son los mejores modelos del mercado actual y por qué. En la lista comparativa que te ofrecemos a continuación podrás tener una visión más detallada de qué hace especial a cada uno de estos kits de aerógrafo.

Aparte de eso, más adelante aprenderás sobre las cosas que debes considerar antes de comprarlos y cómo saber cuál es el mejor para ti dependiendo del tipo de trabajo que tengas que realizar.

 

Iwata-Medea Studio Series IW200

Los usuarios respaldan este modelo

Estamos hablando del kit de aerógrafo menos asequible de nuestra lista, pero que incluye un compresor de aire inteligente y un DVD instruccional para que comiences a trabajar de manera óptima.

Aparte de eso, la pistola viene equipado con un buen agarre e incluye una plantilla para comenzar a pintar. También trae 10 botellas de pinturas de color y una botella de líquido limpiador.

 

Profi-Airbrush

Uno de los más completos y versátiles

La marca Amur nos ofrece este completo kit con compresor profesional de 150 W para resultados excelentes y una gran cantidad de accesorios como mangueras, soporte, tanque de limpieza y hasta 10 piezas diferentes.

Cuenta con 3 pistolas para darte más versatilidad al trabajar y dos boquillas. El tanque de 3 L de capacidad viene con una reserva de aire que suaviza el flujo del mismo.

 

Kit de aerografía elite pro 043b Master

Excelente precio y calidad

Hablamos de un kit que viene equipado con juegos de boquilla y aguja de 0.2 mm, 0.3 mm y 0.5 mm de doble acción, al igual que un depósito de pintura por gravedad con capacidad para 9 ml.

El tanque de aire soporta 3 litros, tiene filtro de humedad, regulador, medidor de presión, inicio y apagado automático y un muy bajo nivel de ruido.

 

Harder & Steenbeck Airbrush Starter Set

Con un precio muy competitivo

Este modelo hecho en Alemania es perfecto para principiantes y está disponible a un muy buen precio dentro de las opciones que te hemos recomendado.

Viene equipado con varias botellas de colores, cables y otros accesorios para facilitar tu trabajo y hacerlo más óptimo. Es ideal para trabajar en movimiento o áreas pequeñas y tiene un mini compresor, así como un DVD instruccional.

 

Paasche H-202S Series

El precio más increíble

Si buscas ahorrar en tu kit de aerógrafo y quieres adquirir en más económico, no busques más, pues este es el modelo ideal para ti.

Aparte de eso, es ideal para principiantes que quieren trabajar rápido sin demasiadas complicaciones, tiene un mango de aluminio y viene con 3 tamaños de cabezal. También incluye un manual de uso y un libro con lecciones de aerografía.

 

Abest Juego completo professional

Modelo por gravedad de buena calidad

Llegamos a un juego de aerografía completo que incluye dos aerógrafos, uno con boquilla de 0.3 mm y sistema por gravedad, y otro de 0.2 mm.

Es recomendado para principiantes y cuenta con doble acción lateral, así como un compresor de aire. El mismo viene con regulador de presión y medidor y hasta incluye un mini cepillo de limpieza para que cuides el kit.




Toma esto en cuenta antes de comprar uno

Antes de salir a comprar uno de estos aparatos, es importante que consideres unas cuantas cosas para que puedas elegir el modelo más adecuado para ti:

Acción simple vs. doble acción

Esto se refiere a cómo se controlan el flujo de aire y la cantidad de pintura, lo cual se hace con acción simple o doble acción.

En la primera modalidad, el gatillo sólo controla la cantidad de aire, mientras que la cantidad de pintura debe ser manejada de forma separada, modificando la profundidad de la aguja.

Lo malo es que tienes que hacer ese ajuste en medio del trabajo, así que pierdes tiempo en eso pero es bueno para principiantes porque es un tipo de aerógrafo más fácil de utilizar.

Los de acción doble permiten controlar ambos aspectos con el gatillo. Funciona así: mientras más presionas el gatillo, mayor es la cantidad de aire que suelta; y mientras más lo presionas haca atrás, sale más pintura.

Así puedes modificar todo sin dejar de pintar, lo cual te permite abordar otras técnicas y estilos de pintura con aerógrafo. Es recomendado para personas más experimentadas.

 

Alimentación por gravedad o por sifón

Otro aspecto importante que debes considerar es el tipo de alimentación de pintura que posee el modelo, que puede ser por gravedad o sifón. Los de gravedad tienen una especie de almacenamiento en la parte superior o a los lados que hace que la gravedad lleve la pintura hacia la punta del aerógrafo.

No requiere presión adicional pero no puede llevar tanta pintura por vez. Lo bueno es que tienen más precisión para trabajos delicados, como pintar uñas o para uso de maquilladores y estilistas.

Los de sifón sueltan la pintura directamente del sifón, por lo que ofrecen una mayor presión. Por esto es que son más convenientes para trabajos de poco nivel de detalle y mayor tamaño, como para coches, techos y trabajos de pintura completos.

Sus almacenes son de entre 0.9 y 15 ml, siendo los más pequeños los ideales para modelos de gravedad, y los grandes para modelos de sifón.

 

Mezcla interna vs. mezcla externa

La mezcla es el momento en el que el flujo de aire y la pintura se mezclan, lo cual puede ser hecho de forma externa o interna.

En el modo externo, la pintura se mezcla fuera del cuerpo del aerógrafo, combinándose con el aire solo al salir por la boquilla. Es bueno para trabajos de gran envergadura que no requieren un mayor nivel de detalle.

La mezcla interna se da dentro del cuerpo del aparato y, aunque no suele ser tan cuantiosa, sí es más detallada y recomendada para trabajos finos.

Son utilizados por modeladores profesionales y ofrecen unas capacidades artísticas mucho mayores. Compra un modo de mezcla interna para trabajos delicados y uno de mezcla externa para trabajos de mayor tamaño.

 

Entrada de aire

Existen compresores de aire de todos los tamaños que sirven para diferentes proyectos de pintura. En este sentido, los compresores de gran tamaño son perfectos para trabajos más grandes, mientras que los pequeños se recomiendan para trabajos delicados y de gran detalle.

Cuando son de buena calidad, son silenciosos, consistentes y confiables, aunque hay modelos muy ruidosos que dificultan la concentración, mientras que otros atrapan mucha humedad, y otros suelen vibrar mucho. Por eso es que te recomendamos comprar siempre tanques de aire de la mejor posible.

 

Boquillas y agujas

Las boquillas y agujas pueden ser intercambiadas para servir diferentes propósitos y, para tener una línea de pintura fina y delicada, se debe jugar con la relación geométrica entre ambos componentes.

Si la boquilla es fina pero la aguja es afilada y amplia, el resultado será un ángulo más amplio, mientras que con agujas alargadas y cónicas, obtienes ángulos más cerrados.

Recuerda siempre que la pintura saldrá en forma de cono desde la boquilla y que mientras más lejos esté el aerógrafo de tu objetivo, mayor va a ser el ángulo y el tamaño de la línea que rocíes.

Eso sí, si colocas el aparato muy cerca del objetivo, la presión hará que la pintura salpique mucho. Todo se trata de encontrar el balance correcto.

 

Fuentes de aire

Para que el aparato tenga una entrada de aire, necesitas un mecanismo que sirva como fuente, el cual puede ser un compresor o un tanque. Si vas a hacer trabajos detallados, como te comentamos anteriormente, no necesitas mucha presión pero el aire comprimido debe estar seco y a presión y volumen constantes.

Compresor

Son los más populares y vienen en varios tipos:

Uso general: los puedes comprar en cualquier tienda de departamento o ferreterías y pueden ser usados para otras herramientas como pistolas de clavos, por ejemplo. Suelen tener un tanque y un motor para comprimir el aire, el cual se activa para llegar a cierta presión y luego se desactiva al alcanzarla.

El tamaño y la presión que genera no son tan importantes, ya que el componente regula la presión que necesitas para el trabajo con tu aerógrafo. De hecho, un tanque más grande con mayor presión solo significa que el motor no se encenderá tan seguido.

Ten en cuenta que suelen ser ruidosos.

 

De hobby: están diseñados específicamente para usar con aerógrafos y son mucho más silenciosos pero también menos económicos que los de uso general. También tienen menor presión y volumen de aire.
Si vas a adquirir un modelo de precio bajo, ten en cuenta que suelen tener pulsaciones de aire, lo cual puede ser un inconveniente a la hora de usar el producto.

 

Tanque de aire comprimido

Generalmente están compuestos de nitrógeno o dióxido de carbono y tienen la ventaja de ser completamente mudos, ya que lo único que se escucha es el murmullo del gas saliendo por la boquilla.

Con un tanque de unos 9 kg durará por varios meses a cualquier modelador.

 

Tanque de aire comprimido (2da toma)

Estos tanques son los usados generalmente para inflar llantas, se pueden conseguir en la gran mayoría de tiendas por departamento o ferreterías y pueden tener una capacidad entre 19 o 38 litros de aire.

Una vez que la presión baje a un punto en el que no te permite pintar de manera adecuada, puedes llevarlo a una estación de servicio para que lo rellenen.

 

Aire enlatado

Es una de las opciones menos útiles y convenientes pero igual vale la pena mencionarla. Realmente se usan para muchas otras cosas y para pintar con aerógrafos no son tan convenientes porque mientras el gas escapa de la lata, se enfría, lo cual hace que baje la temperatura a la cual pintas.

Cuando la lata se caliente, la presión vuelve a subir, así que te encuentras con un aparato cuya presión cambia constantemente y que no te deja pintar a niveles constantes. Podrías mantener la lata en un envase con agua caliente para evitar este problema, pero sigue siendo poco conveniente y confiable.




DEJA UNA RESPUESTA