Las 6 Mejores Cuerdas de Batalla Para Entrenamientos Más Exigentes y Cuerpos Más Fuertes

¿Queréis perder peso, ganar masa muscular, mejorar vuestra estabilidad y lucir un cuerpo fuerte y totalmente saludable? La respuesta para vosotros es la mejor cuerda de batalla. Este exigente y popular equipo de entrenamientos está hecho para que gocéis de un cuerpo poderoso, así como músculos aptos, marcados, de gran fuerza y capacidad y una estabilidad tremenda.

A su vez, estos productos os permitirán mejorar vuestra condición mental, ya que requieren de mucha concentración y determinación. Es que es una forma de entrenamiento tan exigente, que al finalizar cada sesión tendrás músculos más grandes y una mente más fuerte.

Si os gusta el deporte, el fitness, los bootcamps, los entrenamientos duros y esa sensación de realización y superación personal que solo el ejercicio duro puede ofrecer, entonces no esperéis más, aprovechad nuestra ayuda y salid a comprar una de estas geniales cuerdas.




¿Cuál es la mejor cuerda de batalla?

No os dejéis intimidar por todos los modelos que podréis encontrar en el mercado. Siempre es posible encontrar uno que se adapte perfectamente a vuestras necesidades y capacidades. Es por eso que hemos preparado la siguiente lista comparativa con las mejores 6 cuerdas de batalla de la actualidad. En ella podrás encontrar los modelos más comprados por los usuarios, los más asequibles y, por supuesto, los de la mejor calidad.

Solo tenéis que darles un vistazo y escoger el que más os guste.

 

Cuerda de batalla Fitness

La más buscada por los usuarios

Se trata de una cuerda de poliéster y dacron, duradera, resistente al uso y el abuso y con 3 hilos en giro para una construcción más sólida y de la mejor calidad posible. Tiene una longitud de 12 m y casi 4 cm de diámetro.

Cuenta con cómodas agarraderas verdes, tiene alta resistencia a la fricción y viene con buenos tapones en los extremos para evitar rasgaduras o que se deshilache. Es magnifica para el hogar.

 

Cuerda de entrenamiento POWRX

Gran calidad para todo vuestro entrenamiento

Esta cuerda tiene unos 15 m de largo x 5 mm de diámetro, lo cual se traduce en un entrenamiento bastante pesado, incluso para los amantes del gimnasio y el fitness. Con esta cuerda podréis entrenar tanto en interiores como en exteriores.

A su vez, está hecha enteramente de nailon y además incluye par de empuñadoras de plástico termo retráctil unidas firmemente a los extremos de la cuerda. Llega a un peso total de 15 kg.

 

Cuerda de batalla POWER GUIDANCE

De nailon con punto de anclaje incluido

Disponible en 3 modelos de 9, 12 y 15 m de largo, esta cuerda de Dacron con cubierta de nailon ofrece una gran calidad y un buen nivel de entrenamiento con sus 3.8 cm de diámetro. Podréis quemar calorías, ganar musculatura y mucho más simplemente con su uso diario.

Cuenta con agarraderas firmemente unidas a la cuerda a través del tratamiento con calor, diseño de 3 hilos girados y además incluye un punto de anclaje.

 

Cuerda Cross-Training Capital Sports

15 metros de calidad y durabilidad

Se trata de una cuerda de batalla de 15 m de largo que también está disponible en presentaciones de 9 y 12 m. Cuenta con 3.8 cm de diámetro, está hecha de nailon y además incluye agarraderas de plástico termo retráctil para evitar roturas e incomodidades en el uso.

Tiene un peso de 13.8 kg y además tiene un atractivo acabado en color negro con finas fibras doradas que le dan un aspecto muy guay.

 

Cuerda de batalla Femor

Excelente relación precio-valor

Esta opción de precio bajo tiene 9 m de largo y 3.8 cm de diámetro y sirve para entrenamientos un poco más dirigidos a principiantes, aunque los profesionales también se pueden beneficiar con este modelo.

A su vez, está hecha de poliéster de buena calidad con resistencia al desgaste, la tracción y el uso constante. Pesa 7.5 kg y además está disponible en color negro, al igual que las otras presentaciones de 12 y 15 m.

 

Cuerda de batalla Amzdeal

El precio ideal para vuestra cuerda

Para quienes buscan el modelo menos costoso, os tenemos esta excelente cuerda de nailon de 3.8 cm de diámetro está disponible en presentaciones de 9, 12 y 15 m de largo, con pesos de 8, 10 o 12 kg, respectivamente.

Puede que tenga el menor precio de nuestra lista, pero es de gran calidad, con un diseño de 3 fibras de nailon con agarraderas de gomas para evitar roturas o que os queméis vuestras manos.




¿Qué son las cuerdas de batalla?

No solo tienen un nombre que mola mucho, sino que además están en el top de las tendencias actuales entre los amantes del llamado functional fitness. Este incremento en su popularidad es reciente, porque debemos recordar que hace algunos años prácticamente nadie sabía de ellas.

De hecho, hoy en día podréis ver que casi todos los gimnasios las incorporan entre sus equipos de entrenamiento y hasta las marcas más importantes de equipos deportivos también las fabrican y comercializan.

Eso sí, aunque el nombre suene demasiado guay, tendréis que tener en cuenta que son solo eso: cuerdas. Así que no esperéis un lujoso o llamativo equipo.

Se trata de cuerdas que pueden tener entre 9 y 15 m de largo, con una circunferencia de 2.5 a 5 cm y con un peso de entre 7.5 y 20 kg. Luego, tendréis que atar un extremo de la cuerda a un punto fijo y resistente y ya. Eso es todo lo que necesitaréis para hacer diferentes ejercicios de alta exigencia.

Por más sencillo o poco innovador que parezca, lo cierto es que este tipo de entrenamiento ofrece grandiosos beneficios a vuestros músculos centrales y para el entrenamiento de todo el cuerpo.

Si buscáis hacer dura rutinas de resistencia y entrenamientos exigentes, entonces la cuerda de batalla será ideal para vosotros.

 

Los asombrosos beneficios de entrenar con cuerdas de batalla

Los beneficios de las cuerdas son sorprendentes y podemos identificar al menos 5 de ellos. Estos van desde la ganancia de masa muscular hasta mejorar la estabilidad, pasando por la recuperación más rápida de lesiones e incluso la prevención de las mismas.

Sin dudas, este entrenamiento al mejor estilo crossfit es ideal para un sinfín de cosas y aquí os las contaremos a profundidad:

 

Efecto dinámico de fuerza doble que mejora la respuesta fisiológica

Con estas cuerdas podréis disfrutar de un entrenamiento que hace uso de la fuerza doble de forma dinámica. Es decir, emplea las fuerzas de la gravedad y la que es creada por las ondas de la cuerda al usarla. De este modo, se pueden mejorar casi todas las respuestas fisiológicas del cuerpo humano de forma rápida y eficaz.

Lo que sucede es que la mayoría de los implementos de gimnasio que se utilizan hoy en día generan un incremento en los efectos de la gravedad sobre el cuerpo humano, lo cual permite crear respuestas fisiológicas.

En caso de que una persona quiera mejorar su musculatura, tendrá que crear una carga sobre la misma, al mismo tiempo que lo hace sobre sus sistemas respiratorio, cardiovascular y nervioso. Todo esto, haciendo uso de equipos de entrenamiento basados en la gravedad, es decir, pesas, barras, flexiones y más.

Si se trata de un corredor que busca aumentar su resistencia y capacidad para correr, lo que hará será correr todos los días durante meses para que sus diferentes sistemas se adapten y así mejorar su capacidad y resistencia aeróbica.

La diferencia con las cuerdas de batalla es que se puede aumentar la carga en dos direcciones haciendo uso de la gravedad y de la fuerza de las ondas generadas por la cuerda. De esta manera se puede ampliar la capacidad de respuesta de nuestro cuerpo.

 

Disminuid las lesiones y obtened mejores resultados

El efecto de fuerza dual, unido al movimiento colateral puede acelerar enormemente la adaptación del cuerpo, lo cual puede ayudar enormemente a reducir las lesiones en cualquier atleta.

Para verlo más claramente, podréis ver al entrenamiento con cuerdas de batalla como un simple ejercicio de salto. Si no tenéis la fuerza suficiente para saltar o no tenéis bien desarrollado vuestro sistema nervioso para coordinar los músculos en el momento exacto, entonces será más fácil lesionarse.

Con estas maravillosas cuerdas podréis disfrutar de entrenamientos que os permiten mejorar la fuerza y el sistema nervioso, pero que también pueden ser tan dinámicos y exigentes como el usuario lo requiera, ya que dependen de su fuerza y capacidad para ganar más resistencia, fuerza, poder y habilidades físicas sin tener una limitación importante.

Otra ventaja es que con las cuerdas no tendréis que comprar una nueva cada vez que subáis un poco de nivel y necesitéis más peso para entrenar, a diferencia de las pesas o barras. Esto se debe a lo que ya os explicamos, que las cuerdas se adaptan instantáneamente a vuestra fuerza.

 

Fortaleced las partes debiles de vuestro cuerpo

Cuando hacéis este tipo de ejercicios de alta exigencia, hasta los músculos más débiles se ven beneficiados por el mecanismo de fuerza dual. Así, hasta lumbares, dorsales, hombros y brazos se ven beneficiados, al igual que los músculos de la parte baja del cuerpo como los glúteos, cuádriceps, isquiotibiales y gemelos.

El agarre con las manos también mejorará enormemente, ya que, a medida que vuestra fuerza aumenta, la fuerza de las ondas generadas por la cuerda será mayor, lo cual requerirá un agarre más firme y de hierro para que la cuerda no se zafe.

Para gozar de todos los beneficios en la parte superior del cuerpo, tendréis que colocar los hombros erguidos, con los codos más bajos que los hombros y pegados al cuerpo. A su vez, la columna debe estar derecha y los hombros hacia atrás, como si sacaseis el pecho. De esta forma se pueden prevenir lesiones y mejorar tanto la fuerza como la estabilidad de los hombros, e incluso se pueden hacer terapias de rehabilitación.

El torso también se mueve, se estabiliza y se refuerza a través de las repeticiones con cuerdas de batalla gracias a la rotación y antirotación que ofrecen. Esto es básicamente un movimiento contralateral como el que realizáis cada vez que camináis, trotáis, nadáis o andáis en bici, con la diferencia de que se añade la fuerza de las ondas y no solo la gravitacional.

De esta manera también se fortalecen las caderas, que pueden beneficiarse de otros tipos de movimientos, así como los pies, tobillos y rodillas, ya que deben mantener el equilibrio y soportar la fuerza gravitacional.

Cada onda que se produce con la parte superior del cuerpo genera un choque que se devuelve al usuario y le permite emplear hasta los músculos más débiles y fortalecerlos. Así gozaréis de una mente y cuerpo sanos.

 

Ganad movilidad

Lo primero que debéis lograr en el fitness es una buena movilidad. Después de allí, os podréis mover hacia la estabilidad, resistencia y más adelante la fuerza. Todo debe ser hecho pensando primero en las partes más débiles y una vez que se logra mejorarlas, será cuando el atleta comience a ver verdaderos cambios y mejoras en su desempeño general.

Primero, tendréis que comenzar con ejercicios de movilidad dinámica y terminar la sesión con más ejercicios de ese estilo o de estabilidad dinámica.

 

Mejorad vuestra estabilidad

La estabilidad se genera en cualquier tipo de entrenamiento con cuerdas de batalla, bien sea a través de las ondas, halando las cuerdas o levantándolas. Recordad por un momento al encargado de controlar las cuerdas en un barco. Ninguna persona sin un buen balance y estabilidad podría manejar ese tipo de trabajo.

Gracias a este tipo de trabajo repetitivo, el marinero se convierte en un tipo muy estable y fuerte tanto en la parte superior del cuerpo como en la inferior. Si hacemos este ejercicio en todo nuestro cuerpo, podremos gozar de la misma estabilidad y fuerza para rendir más y ser más saludables.

 

Tipos de cuerdas de batalla

Ahora que sabéis cuáles son los principales beneficios de estos geniales productos, es momento de que sepáis las variedades que os podréis encontrar en el mercado. Dichas cuerdas varían dependiendo de los materiales de los que están hechas, con lo cual os encontraréis con 3 tipos diferentes de cuerdas de batalla:

  • De poliéster y polipropileno: es el material ideal tanto para entrenamientos bajo techo, como al aire libre. Buscad siempre modelos con una mezcla de 80% polipropileno y 20% poliéster, ya que son las más duraderas y resistentes.

Si tenéis mayor cantidad de polipropileno, la cuerda será demasiado plástica, mientras que si es de mucho poliéster, será demasiado frágil y se romperá con facilidad. Debe estar bien enhebrada y firme.

También es ideal para gimnasios, escuelas y entrenamiento en general.

  • Manila: si vais a entrenar al aire libre, en un sótano o en áreas donde podéis moveros con facilidad, entonces las de manila son las mejores. Es más económica que las de poli, pero os recomendamos no usarla bajo techo o tenerla guardada en vuestros hogares, ya que deja un olor fuerte como a petróleo, porque es tratada con este componente.
  • Cubierta en nailon: es la que se ve más guay y está disponible en color negro. Tiene un tacto muy bueno y además hace un sonido de deslizamiento muy genial cuando la utilizáis. Es resistente al agua y además la podréis limpiar fácilmente con un trapo húmedo. Os recomendamos usarla solamente bajo techo y donde haya pisos bastante suaves o no abrasivos.

Una de sus mayores ventajas es que suelen venir con correas y ganchos seguros para amarrarlas al punto de anclaje sin tener que enrollarla, así que es más sencilla de ajustar.

 

Lo que debéis buscar en la mejor cuerda de batalla

Bien sea que queráis usar la cuerda para MMA, boxeo, fitness y entrenamiento en el gimnasio, hay una serie de aspectos que debéis tener en cuenta al momento de comprar el modelo ideal para vosotros.

Las siguientes son recomendaciones de lo que debe tener una buena cuerda de batalla para merecer vuestro dinero y un digno lugar entre vuestros implementos de ejercicios y entrenamiento:

  • Punto de anclaje: esto será, por lo general, vuestra responsabilidad, ya que no siempre viene incluido con la cuerda. Sin embargo, algunos pueden venir con una montura de hierro para ajustarla como punto de anclaje. Ahora bien, si escogéis un modelo que incluya esta montura, tendréis que aseguraros de que sea resistente y de que no se vaya a soltar. También debe ser lisa y suave.
  • Agarraderas: los extremos de la cuerda deben estar bien acabados, sin hilos sueltos o trozos sueltos que se rompan o se deshilachen fácilmente con el primer uso.

Si podéis gastar un poco más, os recomendamos escoger algún modelo con agarraderas de buena calidad que además de evitar este inconveniente, sean cómodas y ergonómicas para facilitar el agarre y prevenir cualquier quemadura o callosidad por fricción.

  • Materiales: lo ideal es tener una cuerda bien enhebrada con materiales resistentes y duros en su mayor parte, así como telas artificiales, ya que las naturales tienden a partirse y dañarse demasiado rápido.

Recordad que lo peor es que la cuerda se rompa en vuestras manos o incluso que se rompa en los puntos más delicados como la unión con el punto de anclaje. Buscad siempre las recomendaciones y opiniones de otros usuarios en línea para saber cuál tiene la mejor calidad.

  • Construcción: los mejores modelos son los de 3 hilos con diseño girado, ya que ofrece la mayor durabilidad, siempre guardando relación con el grosor del modelo.
  • Diámetro: si escogéis una cuerda con un gran diámetro, quiere decir que tendréis que hacer más esfuerzo para condicionamiento o cualquier otro beneficio que queráis lograr. Esto lo notaréis mayormente en vuestros antebrazos, puesto que necesitaréis aplicar un agarre más fuerte y firme.
  • Longitud: las cuerdas vienen en diferentes tamaños, de los cuales depende directamente la cantidad de fuerza que requerís y la intensidad del entrenamiento. Si queréis lo más exigente, entonces necesitáis una cuerda larga.
  • Guía de entrenamiento: algunos productos incluyen una guía de entrenamiento escrita o en video, la cual contiene diferentes ejercicios para que ampliéis vuestro repertorio y la técnica y manera correctas para ejecutarlos.




DEJA UNA RESPUESTA